sábado, 19 de enero de 2008

The beauty of our weapons

Durante una reciente mudanza de mi madre, aproveché para apoderarme en forma definitiva de un par de objetos del patrimonio familiar -para ser exacto, de mi abuelo- que me fascinaban desde niño y que ahora tengo conmigo. El primero de ellos es una bayoneta alemana de la Primera Guerra Mundial, un objeto largo como un machete, ligeramente arruinado porque en su momento los vendedores decidieron matarle la punta, dejándola roma para venderlo como cuchillo para cortar el pan. Es solucionable, aunque a costa de cortarle un par de centímetros de filo.

El otro objeto es un revólver Smith & Wesson calíbre 38, de cinco tiros, de un modelo de principios del S.XX. No tiene balas y supuestamente no funciona, aunque el percutor parece estar en perfecto estado y el tambor gira alegremente cada vez que se oprime el gatillo. Tiene las cachas de plástico originales, con el bonito logo de Smith & Wesson, cubriendo una culata asombrosamente chica que no llega a ocupar todo el largo de mi mano. Teniendo en cuenta que es un calibre grande, supongo que para poder disparar con una cierta firmeza se debe sujetar la muñeca con la otra mano. No sé, nunca lo vi funcionar; era un objeto que mi abuelo mantenía cuidadosamente escondido de mí y que apenas había visto un par de veces en vida del mismo.

Aunque por supuesto es inofensivo en su estado actual de mal funcionamiento y carencia de balas, causa una sensación extraña el gatillarlo sobre la propia cabeza -o el apuntar y gatillar apuntándole a alguien-, un vértigo parecido a cuando uno se asoma de un balcón muy alto, pero que tiene que ver también con una cierta malignidad inmanente al objeto mismo y que comparte con la bayoneta. Al fin y al cabo y a pesar de ser mucho menos peligrosos que cualquiera de los cuchillos tramontina con los que como, se diferencian de estos objetos en su propósito original, que es simplemente el de matar personas.

La bayoneta es incómoda y excesivamente grande para cortar comida, delatando a cada segundo su único objetivo: el clavarse en el cuerpo de alguien, desde la punta de un mosquetón mauser o desde la mano de un soldado, ya que tiene -a diferencia de las bayonetas más toscas del siglo anterior que consistían apenas en un aro de hierro con un largo pincho- una empuñadura de madera y metal que recuerda a un águila y reboza de la elegancia de todas las armas germanas. El Smith & Wesson por su parte es un modelo orientado al mercado europeo, y como tal tiene líneas más delicadas -sobre todo en el metal que va desde el caño al gatillo- que otros revólveres contemporáneos de la casa.

Ignoro si estos objetos cumplieron alguna vez su propósito de ser; apostaría a que el Smith & Wesson no; ni mi abuelo ni su padre fueron -por lo que sé, porque todo el mundo tiene secretos- personas de armas tomar, y el perfecto estado exterior del mismo indica que rara vez salió de su cajón original. De la bayoneta no puedo aventurar absolutamente nada y su historial de muertes o fracasos es definitivamente secreta.

Es extraño pensar que ambas provienen de un tiempo, principios del S.XX, en el que era raro el hombre que llegaba a la ancianidad sin haberle quitado la vida -en forma justa o injusta- como mínimo a otro hombre en su camino. En términos de especie no ha pasado más que un suspiro desde aquellos días, pero sin embargo son objetos totalmente desnaturalizados para la mayoría de los occidentales, dejando de lado claro está a criminales, agentes de ley y militares. Son objetos a los que les tenemos más miedo que respeto, aún cuando incapaces de funcionar. Pero hay algo adentro nuestro que los reconoce como prolongación y como instrumento democratizador. "Dios creó a los hombres y Colt los hizo iguales" se decía cuando en el S.XIX aparecieron los revolveres Colt. Algo de eso hay, en cierta forma pone las cosas a una misma altura de seriedad.

El cariño por las armas, a pesar de que tal vez fuera el sustento secreto de muchos revolucionarios izquierdistas, es un afecto que pertenece al campo imaginario de la derecha. Debe haber pocas organizaciones más ligadas a la ultraderecha en EE.UU. que la National Rifle Asociation (NRA), conocida por su lucha por el derecho de los ciudadanos a tener y portar armas. Sin embargo y sin ignorar muchos de los intereses que hay detrás de esta organización y de lo repelente que suele ser la ideología de sus adeptos, los dos argumentos sobre los que defienden su derecho a poseer armas de fuego son bastante atendibles. En primer lugar las simple argumentación -indiscutible, por otra parte- de que son los hombres y no las armas los que matan gente, y que un adulto tiene derecho a poseerlas, para su defensa o entretenimiento, sin ser evaluado en relación a los actos de criminales. No es algo tan distinto a las concepciones libertarias sobre el derecho a tomar drogas, o a abortar.

El otro argumento que sostienen es que es peligroso que el estado tenga el monopolio de la tenencia de armas y que los ciudadanos tienen que tener la posibilidad de armarse para resistir a un eventual gobierno tiránico, algo que está escrito en su consititución. Este argumento es muy preocupante dentro del sistema norteamericano, ya que, con algunas excepciones, estos no se han caracterizado por el reprimir o tiranizar a sus gobernados, algo que al parecer prefieren hacer fuera de frontera. Sin embargo esta idea no parecería nada insensata en países como los del Cono Sur, que han sufrido impotentemente la violencia estatal contra su población.

Es por supuesto un tema muy complicado, tanto que incluso Michael Moore en su brulote contra la NRA y la tenencia de armas, Bowling for Columbine, dejaba claro que hay otros países en los que es tan sencillo conseguir armas como en EE.UU., y que sin embargo en ellos no se producían atrocidades domésticas como este. Me gusta pensar que el concepto de Moore -que es un tipo mucho más inteligente de lo que se cree- no es que el tener armas sea necesariamente dañino para los adultos, pero que los estadounidenses no son adultos en relación a las armas.

No es la legislación sobre lo que me interesa hablar -al fin y al cabo creo que estoy de acuerdo con ambas posiciones al respecto, lo que me ahorra de muchos problemas- sino sobre la fascinación, la naturaleza de la fascinación. El recuerdo de la proximidad del bicho territorial, del animal cazador; el paisaje de ese lugar al que queremos ir cuando de niños jugamos a la guerra, y el que nos hipnotiza de grandes en la pantalla cada vez que nos enamoramos, con culpa o sin ella, de la representación visual de la violencia.

Pero no tengo nada que decir al respecto, nada razonable. Solo tratar de describir el peso, cómodo, del metal en la manor, la línea desde el percutor a la mira, el suave sonido metálico al amartillar... algo que se ordena y hace click.

Hace un tiempo escuché un click similar, paseando a tranco lento en un caballo color caramelo, cerca de la rivera del Río Negro, con un rifle a la espalda. Estaba atardeciendo y no pasó absolutamente nada, sólo que todo estaba finalmente ordenado. Como cuando terminás de afinar la primera y pasás la púa sobre las seis cuerdas afinadas. Recuerdo ese momento desde esta silla demasiado cómoda, frente a esta pantalla titilante. Debería haberme sacado una foto para saber cómo me veo cuando me siento así.

75 comentarios:

Walter Hego dijo...

"En primer lugar las simple argumentación -indiscutible, por otra parte- de que son los hombres y no las armas los que matan gente, y que un adulto tiene derecho a poseerlas, para su defensa o entretenimiento, sin ser evaluado en relación a los actos de criminales. No es algo tan distinto a las concepciones libertarias sobre el derecho a tomar drogas, o a abortar."

Sí es bastante diferente, diría yo. Creo firmemente que cualquier adulto tiene todo el derecho del mundo a introducir en su organismo, por la vía que sea, la sustancia que se le cante. Al hacerlo, sólo obra sobre sí mismo.

En cuanto al aborto, además de la mujer que elige practicárselo, hay en juego también otra vida, pero la misma, hasta determinada altura de la gestación, difícilmente pueda ser considerada humana. La mujer que aborta, entonces, obra sobre un sólo ser humano: ella misma.

Con las armas, salvo que uno las use para suicidarse (derecho inalienable de cualquier adulto), se lastima o se mata a otro ser humano.


Radical y esencialmente diferente, repito.

benito dijo...

Es diferente, claro (ya advertí que este es un tema con el que estoy de acuerdo con todas las posiciones), pero el problema está en la falacia de atribuir -en forma indeclinable- intenciones a los objetos.

La gran mayoría de los poseedores de armas de fuego jamás las usaron contra seres vivos. La proporción de los mismos que las han utilizado contra personas es aún más ínfima. Sí, son máquinas de matar, y en los cálculos de sus constructores está el cómo aumentar y perfeccionar dicha capacidad de muerte.

Pero en la práctica los autos son máquinas de matar más perfectas y letales -al menos en Uruguay, en Irak obviamente no- que las armas de fuego, ya que matan más personas por año. Sin embargo no se les atribuye dentro de sus objetivos el matar (aunque el aumento de la capacidad de velocidad de los mismos, más allá de un margen prudente, también podría interpretarse de esa forma).

Recordemos también que la argumentación de los enemigos del aborto es la presencia de "otro ser humano", según ellos condenado a muerte.

Me gustan las armas, discretamente pero me gustan. Lo que creo con respecto a ellas es que -como las drogas, como los autos- no son para todo el mundo e implican un ejercicio muy estricto del valor más perdido en la sociedad contemporánea: la responsabilidad, que no es otra cosa que un auténtico ejercicio de autocrítica.

pum dijo...

Claro que nos fascinan las armas. Es lo que puso a la civilización occidental donde está: en la cima. Pero ya llegará el momento en que la eficiencia para aplicar tecnología a asuntos bélicos no sea el factor predominante. Supongo, bah.

Juan de Austria - Ausburgo dijo...

Me gustan las armas aunque no me gusta para nada la violencia ni la caza por ejemplo.

Me gustan las armas para practicar el tiro deportivo donde no se mata ni se destruye nada. Simplemente se dispara sobre una cartulina y desarrollas tu capacidad de autocontrol, disciplina y concentración sin dañar a nada ni a nadie.

Es un deporte olímpico bellísimo que aporta cosas muy positivas a quien lo practica.

Las armas son para este deporte lo mismo que la raqueta al tenis o el palo al golf: la herramienta necesaria para poder practicar ese deporte noble y antiguo.

No se por qué la izquierda situa el amor por las armas en lo que ellos llaman despectivamente 'la ultraderecha'.

En Europa, los paises mas libres y democráticos enseñan a su juventud desde casi niños en el uso de las armas y en su amor hacia ellas.

Solo hay que conocer un poquito Andorra, Suiza, Luxemburgo, Finlandia y Holanda por poner algunos ejemplos que recuerdo ahora mismo.

En Suiza el tiro deportivo es el deporte nacional (el padre de la patria, Guillermo Tell ya era un tirador), y cuando llega la primavera y el verano es frecuente oir el sonido de los disparos en los campos de tiro improvisados que se montan en la proximidad de todas las ciudades y pueblos. Cada ciudadano de la Confederación Helvética guarda en su casa su fusil de guerra SIG con la munición correspondiente y demás pertrechos bélicos. Nunca ocurre nada. Han sido educados en el buen uso de dichas armas. Ejercen un derecho ciudadano fundamental. La criminalidad en Suiza es un 45% mas baja que en los paises de su alrededor (Francia, Austria, Italia, Alemania) donde las armas estan controladas y restringidas.

Son precisamente los países mas libres y democráticos los que dan armas a sus ciudadanos porque confían en ellos y les educan en su buen uso. Por el contrario, los sistemas dictatoriales y represores son precisamente los que quitan este derecho a sus ciudadanos.

Es lo que esta empezando a ocurrir en España donde bajo un supuesto 'barniz progresista', el Gobierno actual del señor Zapatero, experimenta soluciones de ultra izquierda represoras de la libertad individual en los ciudadanos de esta vieja, sufrida nación.

Fue Hitler quien restringió la libertad de tener armas a los alemanes y austriacos y a continuación siguieron su mal ejemplo Mussolini, Stalin y otros.

Asi que contra lo que hoy muchos piensan, amar las armas es un sentimiento progresista y democrático que solo los ciudadanos libres pueden ejercer. Lo contrario ya saben lo que es: represión y ausencia total de libertad individual como en Cuba por ejemplo.

El excelente cineasta español Luís Buñuel, bastante comprometido toda su vida en la lucha por la libertad, amaba las armas y disfrutaba del deporte del tiro e hizo una gran colección en su casa de Méjico mientras vivía en ese país que le recibió como a un hijo, exiliado de la represión española.

En fin, como dicen en Estados Unidos: si tener armas es malo, peor es 'necesitarlas y no tenerlas'. ...!!!!!

evaesf dijo...

No entendí lo de Cuba...están prohibidas las armas allí?

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

Entiendo perfectamente lo que decís sobre el vértigo de dispararse en la cabeza con un arma descargada, o incluso, posiblemente inutilizable. Mi abuela tenía unos revolveres de su padre (es decir, un bisabuelo que nunca conocí), y mis primos y yo teníamos una secreta fascinación por ellos. No estaban a la vista, sabíamos que estaban escondidos en el primer cajón de su mesita de luz. La experiencia de aproximar la sien ante esa boca negra y fría, sentir el látigo seco que vibra en la cabeza, incluso imaginar el culeteo sobre la muñeca, es una sensación de vértigo que describis tal cual, y en ella no importa que el arma no esté cargada (siempre revisabamos con miedo dos o tres veces los tambores), la sensación se mantiene igual.
Tengo entendido que la película "The deerhunter", tontamente traducida "El francotiradot", está basada en casos documentados de personas que no pudieron dejar el hábito traumático de jugar a la ruleta rusa después de 'Nam. Parece algo absurdo ver a Cristopher Walken con el pañuelo rojo atado a su cabeza, pero después repaso esos momentos de dispararme con un revolver vacío y lo extrañamente bien que se sentía, y sólo queda pensar que es una versión a dos escalones más allá de la escalera en que uno se encuentra.

Con respecto a la fascinación por las armas, me pareció que, más allá del sádico hijo de puta que es Lars von Trier (guionista del film), Dear Wendy es una hermosa película que retrata esa fascinación como ninguna otra.
Igual, con el danés la cosa es media complicada, porque más allá de este hermoso retrato de un conjunto de losers que a través del porte de armas viven en su propio mundo perfecto e incorruptible, la película parece adscribir exactamente a lo contrario que habla la NRA, es decir, que las armas, eventualmente, terminan teniendo voluntad por sí mismas

Juan de Austria - Ausburgo dijo...

Aclaración para EVAESF:

En Cuba, como en muchas otras dictaduras, está prohibida la tenencia de armas por parte de los ciudadanos. Unicamente tienen armas los miembros del partido político único (es decir el comunista en el caso cubano) asi como los miembros de las Fuerzas Armadas (policía, ejército, etc.) y también un reducido número de deportistas (generalmente son militares), absolutamente controlados que son el equipo nacional de Cuba de Tiro Olímpico y que participan en eventos internacionales. Los ciudadanos carecen de todo derecho a tener armas.

Creo que deje bastante claro en mi intervención anterior que el derecho a tener armas de fuego por parte de los ciudadanos de un país está mas protegido en las democracias que en las dictaduras.

Cité algunos paises ejemplares en cuanto al respeto de los derechos cívicos y también por su escrupuloso respeto a los derechos humanos (Suiza, Holanda, Luxemburgo, Finlandia, Andorra) donde sus ciudadanos son educados en el buen uso de las armas de fuego y también en el respeto a la vida.

Espero haya quedado claro todo.

Recibe un cordial saludo,

Juan de Austria - Ausburgo

Daniel dijo...

no tiene que ver con el post `pero sí con un comentario de "juan de austria", que dice que "Zapatero experimenta soluciones de ultra izquierda represoras de la libertad individual en los ciudadanos".
¿¿podrías decir a qué te referís??

benito dijo...

Bueno, lo que dice Juan es en cierta forma concordante con lo que sostiene la NRA acerca del derecho del pueblo a estar armado como defensa de eventuales abusos del gobierno, lo cual hace lógico el que su tenencia esté estrictamente controlada en las dictaduras. Claro que la NRA se fue hace tiempo al reverendo carajo y para ellos el derecho es a tener armas de guerra y una desregulación tan absoluta y estúpida que permite que adolescentes tengan acceso a armas de fuego automático.

Pero no solo en las dictaduras se regula estrictamente la tenencia de armas; en Inglaterra, por ejemplo, es muy difícil el acceder a armas de fuego (salvo las escopetas de caza) y ni siquiera se cuenta como motivo válido para tener un revolver en la casa la "defensa personal". En Alemania también las restricciones son muy estrictas. Lo cual no quiere decir nada si no se cumplen; en Brasil supuestamente es sumamente difícil acceder a armas y está muy penado el porte sin permiso de las mismas, pero al mismo tiempo podés ver a un pendejo con una AK47 en cada casa de cada morro.

No sé si la familiaridad con las armas necesariamente disciplina a sus poseedores, creo que tiene más que ver con una cosa cultural. A mí no me extraña que los suizos, armados hasta los dientes, no se caguen a tiros por cualquier boludez. No lo hacen por los mismos motivos por los que hace más de cien años que no se meten en ninguna guerra aunque hayan estado cercados por ellas. En cambio en EE.UU. con una legislación igual a la de Canadá, cada dos meses alguna bestia va y se carga a todos sus compañeros de clase, o de trabajo, con un M-16, mientras que en Canadá no sucede nunca.

Para mí el centro -y es el centro de la gran mayoría de las discusiones contemporáneas- es el concepto de responsabilidad: toda la cultura occidental apunta a la pérdida de este concepto, a la autojustificación de todas las conductas, el acriticismo hacia uno mismo y la pérdida misma de la noción de que uno pude controlarse. Es así que se le atribuyen propiedades animistas a objetos o sustancias inanimadas como las armas o las drogas, como si estuvieran poseídas por espíritus malignos que anulan la voluntad de las personas.

El problema que las personas se han dedicado, en la sociedad de hiperconsumo, a anular su propia voluntad, volviéndose incapaces de regularse o limitarse.

Yo escribí este post sobre mi gusto por las armas, pero sin embargo no me tengo la confianza necesaria como para tener un arma de fuego operativa y cargada en mi casa. Yo bebo, me drogo y suelo tener malas ideas, mejor no tener un objeto recreativo y atractivo tan a mano, conozco casos dolorosamente cercanos de gente que tuvo algún impulso irreparable.

Y es apenas una precaución extra, no soy alguien proclive a la autodestrucción o el descontrol -si fuera así no me intoxicaría jamás-, pero de la misma forma que dejé de manejar, prefiero no tener balas en casa.

Es a partir de esos principios de autocrítica que una sociedad puede manejar sus armas, sus drogas o sus autos. A partir de la consciencia de la responsabilidad -y las consecuencias- de los actos adultos.

Es decir, para mí no es asunto de cómo mantener las armas lejos de los imbéciles, sino de cómo mantener a los imbéciles lejos de cualquier herramienta de poder capaz de dañar a otras personas o animales. O de como enseñar los instrumentos de auto-observación y disciplina que permiten dejar de ser un niño, o dejar de ser imbécil.

t0M dijo...

la culpa no es del chancho sino de quien le rasca el lomo...

dicen... no...

es como yo, no es culpa de internet que yo no esté laburando al 100%... la intención de internet no es hacer que yo deje de laburar pero bueno, heme aquí, de paseo en tu blog...

a mí las armas no me dan miedo... me da miedo la gente con armas... cada vez que frente a un cambio se paran los gendarmes con esas escopetotas y tengo que pasar por ahí, me da un escalofrío... igual paso, enfrento mis temores, pero bueno, paso rapidito y mirando el piso...

se supone que no me van a matar si no intento robarles... y qué hace que ellos sean diferentes al resto de los mortales y puedan portar un arma? el hecho de que supuestamente están entrenados para cumplir una tarea y que se apegarán a ella y no utilizarán las armas con otros fines... el miedo de que los civiles usen las armas se basa en esos otros "fines"...

by the way... sabían que si alguien se mete a su casa con intenciones no buenas, sólo se podrán defender si el intruso irrumpe en su dormitorio y el arma que utilicen no podrá ser de mayor porte que la del atacante... esto es, si el tipo te da con un cuchillo, no podés usar un arma de fuego, sino algo de índole similar.... si te ataca con un arma de fuego, ésta deberá ser de menor calibre que la del atacante?

Ama-gi dijo...

A mi no me gustan nada las armas. Las pocas veces que tuve una cerca tuve una fascinación medio macabra, así que mejor no acercarme a ellas.

Lo que no termino de entender, y vale también para la derecha en el caso del aborto y las drogas, es como la izquierda, tan pragmática para mostrar que estas dos causas que apoya son de facto legales hace rato, piensa que de alguna forma el estado va a poder eliminar la tenencia clandestina de armas.

No entiendo como de ambos lados son tan pragmáticos para ciertas causas, y tan ingenuos para otras.

Nina dijo...

Me acordé de American Dad:

http://www.youtube.com/watch?v=X6bbXgUNOws

"Debería haberme sacado una foto para saber cómo me veo cuando me siento así."

Ay, Benito, tenés un don para los remates que ya quisiera yo :)

Marcelo dijo...

"No me tengo la confianza necesaria como para tener un arma de fuego operativa y cargada en mi casa. Yo bebo, me drogo y suelo tener malas ideas".

Más vale. Fijate si no:
"I got a 48 special up on the shelf / if I start acting stupid I'll shoot myself."
(Warren Zevon - I'll Sleep When I'm Dead)
Aunque en una versión posterior en vivo cantó "and I don't intend to use it on myself."

el fino dijo...

Excelente blog, Benito, he leido varios posts, y recien ahora me resuelvo a comentar algo.

Bueno, el tema:

A mi tambien me gustan las armas, en mis manos y descargadas. Me gusta hasta el sonido de los casquetes vacíos cayendo de la cámara. Pero si me he detenido en detalles tan específicos como ese, espero no tener que apelar a mi autocontrol para no disparar una en contra de nada, me aterroriza pensar que me puede gustar. Mucho.

Cerca de mi casa hay una Petrobras en la que muy seguido para algún camión blindado, con sus consecuentes guardias armados con escopetas. Jamás logré pasar por delante de ellos, lo más grotesco de una escopeta, es que hay que ser muy malo para errarle al objetivo, y si el tirador es medianamente bueno, en el hospital no se extraerá la bala de la pierna, sino que se amputará la pierna directamente.

"Debería haberme sacado una foto para saber cómo me veo cuando me siento así." Estoy de acuerdo con Nina, excelente remate.

Oldboy dijo...

juan de austria:
creo que no se pude concluir a la ligera que el que cada casa tenga un arma implique directamente una baja tasa de criminalidad, como comenta benito me inclino a pensar que es causa de caracteristicas propias de los suizos.

Tampoco creo que el saber como usar un arma sea una garantia de responsabilidad de la misma manera que saber conducir no implica que conduzcas responsablemente.

..bajo un supuesto 'barniz progresista', el Gobierno actual del señor Zapatero, experimenta soluciones de ultra izquierda represoras de la libertad individual...

A ver hombre, vale que no te guste el control de armas del gobierno español (algo bastante logico creo yo en un pais con terrorismo activo), o que el Zapatero te caiga fatal y que tenga unas medidas de izquierda "politicamente correctas" que son una tonteria, pero de ahi a tipificarlo como medidas de "ultra izquierda represoras de la libertad individual" hay un trecho bastante largo y sobre todo si el tema es el control de armas.

Si en realidad esta haciendo catarsis anti-gobierno y hablamos de todo lo demás - que esta bastante off-topic-, lo mas restrictivo que recuerde que haya aplicado el gobierno español ultimamente es el carnet por puntos y la prohibicion de fumar, cosa que dista bastante de ser una imposición llamemosle de corte dictatorial, sino preguntele a cualquier ciudadano uruguayo, argentino o chileno que tienen la dictadura mas fresca en la mente.
...
Volviendo al tema nunca he comprado un arma pero me fascinaria coleccionar armas de la segunda guerra mundial.

benito dijo...

t0m: ese es un plano -el de las posibilidades de defensa legítima- en el que las legislaciones se han quedado muy atrás en relación a las características de la violencia urbana. Hoy en día, en teoría, tenés que revisarle el arma al tipo que se te metió en tu casa antes de pegarle un tiro, o vas a terminar preso por homicidio. Si ves a un tipo que se mete pija en mano en el cuarto de tu hija no estás autorizado a bajarlo de un balazo.
Hace poco veía en TVR a un veterano, posiblemente abogado y muy facho, que tenía recontraestudiado lo que había que hacer para cagar a tiros a un chorro que se te haya metido en tu casa. Era muy gracioso, recomendaba tomar frula, fingir una crisis nerviosa, vaciarle un cargador encima. Y parecía lógico, se ve que hay gente estudiando esas cosas.

el fino: hay muchas armas muy salvajes, no sólo una escopeta de perdigones, en realidad cualquier calibre grande que te impacte en un miembro tiene grandes posibilidades de que ese miembro tenga que ser amputado, y si no es así es seguro que no va a volver a funcionar igual. Y eso sin hablar de las municiones especiales, las que rebotan en el interior del cuerpo (como las de muchos subfusiles) o las que se abren (cualquier dum-dum, o cualquier bala a la que le limes una cruz en la punta).

Oldboy: en una dimensión paralela y muy feliz en lugar de mi biblioteca tengo un mueble lleno de bellísimas MP 44, Mausers Kar 98 K, PPSH 41, subfusiles BAR, Stens, algún Enfield, una Luger... armas alemanas sobre todo, los mayores estilistas de las armas (y los uniformes) de infantería.

Oldboy dijo...

benito: ahhh una sana envidia me corroe.

Yo también tengo mis preferencias apuntando al bando alemán en cuanto a armas y estética (y a lo mejor tambien porque eran los malos y eso produce cierto morbo).

Tenia un conocido en uruguay que su padre tenia una tienda de antiguedades y cada tanto les llegaba algun arma , casco o bayoneta de la 2 guerra y tener el objeto en las manos era fascinante no solo por el hecho de ser armas sino tambien por la "simbologia historica" (por describirlo de alguna manera aunque creo que era muy parecido a cuando aparecian beavis and butthead diciendo "ohh coool")

Le recomiendo ver todos los documentales "Wings of Luftwaffe" que están buenisimos.

t0M dijo...

ajajaja, me voy a guardar un par d tizas por si mete un chorro a casa!!! capaz en vez d dispararle le convido un par de sakes y se va contento, jojooo! XD

pero bueno, al fin que es como todo: hecha la ley, hecha la trampa... aunque realmente esa ley está pensada para que haya que buscarle la trampa en pro de nuestra integridad... tengo pensado comprarme una cadena re larga y ponerle un candadote que tengo por ahí... ya sabes lo que es vivir en los barrios bajos pegado a una boca de base, ajaja!

después, estaba pensando... si un arma es un objeto de colección, hasta qué punto sigue siendo un arma... fijate que si está descargada y/o no tiene filo, etc... no es la misma impresión ver un arma en la vitrina de un museo que en la de una armería...

luego, pensando en objetos antiguos... cada vez que voy a un museo (además de sentir una inmensa felicidad la mayoría de las veces... soy una ñoña, lo sé), me pongo a pensar en las persona que estuvieron en contacto con ese objeto, ya sea como creador o como simple usuario... todas las historias que se relacionan con algo... los objetos que sobreviven a sus creadores... ciclos y ciclo y ciclos....

Anónimo dijo...

benito: no entendí bien, ¿ténes todas esas armas atrás de tu biblioteca?

benito dijo...

No, ni en pedo, era una expresión de deseo.

Si tuviera un MP 44 en casa (ni hablar de un FG 42), me pasaría todo el día lustrándolo y no tocaría jamás la guitarra.

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

Yo tuve un período de cierta fascinación por las armas, pero estaba más volcado a las espadas que a las armas de fuego. En realidad, era un gusto que venía de la mano de mi fascinación por la Edad Media, Señor de los anillos, juegos de rol, y todo ese pack del que afortunadamente pude salir ileso. También me interesaban las katanas, casi llegándome a comprar una obvia imitación en PP Hammers, hasta que me di cuenta de que le habían sacado el filo.
Lo único realmente mortífero que tengo a mano son un par de shurikens que arrojados a gran velocidad he logrado que se claven en paredes de bloques (aunque los shurikens, más que la función de ataque, se utilizaban principalmente previos al ataque, utilizando su reflejo al sol para encandilar momentáneamente al atacante).

el fino dijo...

Benito, no quiero atentar contra su pericia en armas (que supera ampliamente mi vago conocimiento) pero las Lee-Enfield y Sten son británicas no?

Una que me gustaba mucho disparar (en computadora) era el fusil Bren, con cartucho al revés.

robertö dijo...

Me gustó eso de "es mas inteligente de lo que se cree". Me quedé colgado pensando. Es una forma bellamente sutil de decirle a alguien que no sea pelotudo.

No me gustan mucho las armas, creo que ningún mecanismo construido en serie me produce encanto. De repente sí me puedo abstraer admirando una katana o un arco de madera donde el creador le transfiere al arma mucho de sí mismo.

Ama-gi dijo...

Tal cual dice Roberto. Quien no se encandilaría ante un Hattori Hanzo.

Rod dijo...

Está claro que el ser humano está acá por ser el mono más malo de su época, y el tener un arma a mano es posiblemente el canal más simple para acceder a esa oscura historia.

Recuerdo haberme pasado una tarde entera ajustando una mira teléscopica casi de juguete que el padre de mi ex había comprado en la feria para su rifle 22. La mira era un horror, pero el rifle era un Ruger bastante bueno, y despues de algunas horas de idas y venidas, la deje en condiciones de pegarle a manzanas a unos 50-60 metros.

Hace no demasiado veía Jarhead, una película bastante floja de soldados americanos en la primera Guerra del Golfo, y el principal, entrenando como francotirador, habla de querer el "pink mist" (supuestamente lo que se ve en un "head shot").

Yo nunca disparé un arma contra una persona, y se requeriría una situación bastante extrema para que lo hiciera, pero cuando escuchaba esa expresión recordaba perfectamente la sensación de ver el efecto en las manzanas de ese Ruger. Y como el mono estaba contentísimo ese día.

Puesto a elegir, y con mi reconocida fijación por la tierra del Sol Naciente, me quedo con una katana como el arma perfecta. Pero en armas de fuego me sumo a la admiración por los alemanes, aunque mucho más en el presente con la gente de Heckler&Koch que hace armas brutalmente efectivas y hermosas.

Oldboy dijo...

robertö, hay mecanismos producidos en serie que de todas maneras conservan caracteristicas que hacen que cada mecanismo sean algo unico.

En mi epoca de musico aficionado, llegue a tener un viejo y usado amplificador Fender a válvulas y una fender jaguar y eran objetos de mi devoción.

Con estos objetos sucede que las maderas no son exactamente iguales ni las valvulas se construyen exactamente iguales y por eso cada producto es ligeramente diferente y puede llegar a tener un sonido unico.

De todas formas aunque fueran todos exactamente igual les agarrás cariño.

Roberö dijo...

Bueno si, Old Boy, yo tenía un amigo que le daba besos y abrazos a su fiat uno usado. Hay para todos los gustos
:)

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

oldboy:
Si tuviera en mi haber una fender jaguar y no una yamaha eg303 muy probablemente no sería el músico frustrado que soy hoy en día. Son pequeñas diferencias, pero en lo que responde a motivación, cuenta, y mucho.

robertö:
Lo de la katana contalo a medias. Si bien es de las cosas más filosas que hayan existido sobre la faz de la tierra, es un arma pensada para un sólo movimiento (principalmente al desenvainarla), y que no funciona tan bien en encuentros espada con espada. Además, es muy difícil dar una estocada y no quedarte con el tipo enganchado (por la curvatura de la katana), algo que sería bastante inconveniente en una lucha frente a más de un contrincante.

ace dijo...

Para mí, si se la abstrae de sus cuestiones puntuales y distintivas –que comparto en muchos casos, como las que señala walter ego– el derecho o no a tener armas en una sociedad es como muchas otras cosas una discusión acerca de los cruces entre la libertad individual y el bien común. Y como en la mayoría de esos casos se complica ver donde poner el límite.
En la mayoría de los escenarios estoy en contra de legislar por la patología –como por ejemplo aquellos que dicen que hay que mantener la penalización del aborto para evitar que la gente se haga 15– pero en otros casos –los menos– las circunstancias me hacen dudar.
Porque está todo bien con que tenés derecho a tener armas si te gusta coleccionarlas, cazar o defenderte, etc. Yo lo creo. Pero también creo que si eso supone que un tipo pueda venir y encajarte 2 balazos porque no le gusta tu cara y arruinarte la vida entonces tendría que haber un límite.
También es cierto que con la prohibición no viene la ausencia ni nada parecido y que permitirlas supone controlar a quienes las poseen dentro de la ley y eso ayuda. No lo sé. Lo que decía al principio, es complicado cuando dos derechos como esos se cruzan.

Y una postdata disgregada. Respecto a la referencia de Ama-gi sobre el aborto me parece que hace mucho tiempo que por lo menos en Uruguay dejó de ser una cuestión de izquierda o derecha en la medida en que el primer presidente de izquierda está en contra y con pasión casi enferma. Eso siempre y cuando sigamos no estando dispuestos a asumir que el primer presidente de izquierda de la historia no es tan de izquierda como a muchos les gustaría pensar, por lo menos en la mitad de las cosas.

Seu~ dijo...

Agustín: no conozco a fondo acerca del Ninjutsu, pero lo de shurikens al sol no me cierra mucho. Mi Sifu (que ha practicado Ninjutsu) me había explicado que los shurikens que se usaban eran mas bien cuadrados, y su intención era cortar a los blancos para sugestionarlos de que se trataba de espadas chinas invisibles. Después de que el guardia X fuera cortado 2 o 3 veces, ya muerto de miedo, se hacía el seppuku y ahí quedaba el camino libre.

Benito: genial el post. Se que no te interesaba la parte legislativa del asunto, pero hasta ahora siempre me había cuestionado de que lado estaba en esto sin encontrar una respuesta definitiva. Hace no mucho tiempo a una amiga le tocó defender el derecho a las armas de fuego en clase de Argumentación y se encontró con todo esto.
De todos modos, no creo que actualmente se pueda hacer mucho contra gobiernos tiranos sin un RPG al hombro (la asimetería en la teconlogía es muy grande), y tampoco me gustaría que algo con tanto potencial destructivo estuviera al alcance de un imbécil en una sociedad medianamente pacífica.

A todo esto, ¿Sale una LAN blogger de Call of Duty 2? xD

Juan de Austria - Ausburgo dijo...

Creo que este blog es bastante interesante sobre todo por el nivel de los participantes. Da gusto leer las diferentes opiniones y puntos de vista....!!!! Enhorabuena a todos.

Volviendo a mis comentarios anteriores sobre armas, libertades individuales, suizos y demás....

Cuando pongo el ejemplo de Suiza no estoy queriendo decir que porque a los suizos les vaya bien su sistema, este deba ser copiado por todo el mundo.

Lo único que deseo destacar al decir esto es que la cuestión de las armas en manos de civiles es simplemente una cuestión de educación y civismo. No se pueden poner armas libremente en manos de gente que no tenga un civismo mínimo.

El ejemplo contrario al suizo son algunos países africanos (Liberia por ejemplo) donde el 'Tiro al Blanco' es literalmente eso: disparar a personas de raza blanca o a cualquier cosa que se mueva en el punto de mira de un viejo y oxidado AK-47 pero que a pesar de todo mata o mutila.

Desde luego los liberianos para su desgracia, carecen de la mas elemental instrucción cívica y no deberían tener armas en consecuencia. El resultado salta a la vista.

En el polo opuesto están los suizos altamente civilizados y pacíficos aunque fuertemente armados.

Particularmente creo que las armas deben estar controladas pero una cosa es tener un control sobre las mismas y otra bien distinta imposibilitar el acceso a ellas a través de miles de normas administrativas realmente estúpidas , casi imposibles de cumplir y sin sentido que es lo que el actual gobierno español hace para que los ciudadanos desistamos en nuestro legítimo derecho a poseer armas reguladas y controladas.

El resultado de estas estúpidas leyes es que los delincuentes van armados con armas ilegales por toda España, robando y asesinando impunemente y los ciudadanos honrados somos continuamente fastidiados desde el poder para que desistamos de tener armas aunque sea para la practica del deporte como es mi caso y el de muchos de mis amigos.

A esto me refería al decir de las leyes ultra izquierdistas de Zapatero en España en relación con este tema.

Yo no creo que estas leyes restrictivas sean únicamente el resultado de que haya terrorismo en España. Hay una corriente falsamente pacifista en el gobierno de España, en la prensa, TV, etc. que para nada se corresponde después con la realidad de la calle donde cada día hay varios asesinatos por armas de fuego, armas blancas, violencia de sexo, bandas juveniles, terrorismo, etc. etc. Toda esta gente, carece de cualquier clase de permiso o licencia y le importa un carajo las estúpidas leyes del gobierno sobre las armas.

Sinceramente creo que si el terrorismo vasco se mantiene activo después de mas de 40 años es porque hay muchos funcionarios, fiscales especiales, jueces, agentes de la lucha antiterrorista, militares y policías que perciben altísimos salarios gracias a que existe el terrorismo vasco. Es el único país de Europa que se muestra incapaz de acabar con esta lacra bien sea mediante la utilización de la policía y las leyes o mediante la negociación directa como ha hecho Zapatero sin exito.

Ademas, con Zapatero ha quedado claro hasta la indecencia, que algunos políticos sin escrúpulos utilizan según les conviene a estos terroristas.

En cuanto a las restricciones a tener armas cortas (es decir pistolas y revolveres únicamente, pues en Inglaterra se puede tener en casa un fusil calibre .50 BMG por ejemplo) a los ciudadanos británicos decir que desde que se prohibieron estas armas en manos de civiles, lo que ha pasado en Inglaterra es que la tasa de criminalidad por armas de fuego aumento un 150% ya que los delincuentes no necesitan permisos para tenerlas. Esta ley ha demostrado ser un fracaso que tímidamente empiezan a reconocer algunos políticos británicos que claman por devolver licencias de armas cortas a sus ciudadanos. Veremos que pasa en los próximos años....

Mientras tanto, el equipo de tiro olímpico inglés, debe entrenarse en Suiza. Fantastico no????

Referente a las armas históricas: decir a los que interesan estas armas que poseo un Mauser KA-98 plenamente operativo. En sí mismo este fusil es todo un libro de historia si se saben interpretar los cuños que tiene grabados en sus diferentes partes. Este fusil que fue fabricado por prisioneros de guerra en un campo de reclusión en Austria bajo supervisión de la casa de armas austriaca Steyr en 1941. Pueden verse los cuños del ejercito alemán con el águila y la esvástica entre las patas. Al lado de los mismos también están grabados los cuños del ejército soviético probablemente porque el soldado alemán portador de este arma cayo muerto, herido o prisionero en alguna parte del 'Frente Oriental'

Pero..... por si todo esto fuera poco, a la derecha de los cuños soviéticos puede verse una estrella de Judá.

En los inicios de la fundación del estado de Israel, el origen del actual ejército israelita fue una especie de milicia civil armada.

Esta milicia obtuvo sus primeras armas en el mercado negro europeo.

Rusia, a través de sus satélites, se deshacía de los inmensos arsenales de armas alemanas que habían caído en su poder durante la guerra mundial vendiéndolas a estos grupúsculos.

Los israelitas que conocían la extraordinaria calidad de los fusiles Mauser, compraron varios miles de estos fusiles y grabaron la estrella de Judá sobre el cañón después de haberlos recalibrado en las fábricas de Ceska-Brno en Checoslovaquia. Estos fusiles originalmente eran del calibre 8x57mm y pasaron a ser del novedoso calibre 7.62mm ó .308 NATO. Mi Mauser está recalibrado de esta forma.

En fin, como decía al principio: mas que fusil es un libro de historia este arma.

Rusia también vendió cientos de miles de fusiles Mauser alemanes al Vietcom sobre todo cuando comenzó la guerra contra Francia (entonces llamada Guerra de Indochina, mas tarde con los americanos Guerra de Vietnám).

Muchos de estos Mauser fueron luego a parar a las armerías norte americanas tras su captura al Vietcom.

Saludos cordiales para todos,

Juan de Austria

robertö dijo...

Agustín: a lo que yo me refería con la admiración no es por la eficiencia en el combate de la katana, que en definitiva va a depender de la pericia del guerrero. No es por ejemplo como una recortada que se la podés dar a un guardia de soto-segur que gana 15 pesos la hora y esperar de ella un nivel razonable de eficiencia. De hecho en artes marciales como el aikido se utilizan palos de madera con movimientos estudiados para eliminar a un guerrero que porta un sable (los campesinos les tenían que ganar a los samurais con palos, tenían prohibidas las armas convencionales).

A lo que yo refería, que me produce cierto estado de contemplación es saber que cada katana era un elemento personalizado que no podía usar otro guerrero porque se sostenía que portaba el espíritu de quien la utilizó. Además el proceso de fabricación era muy trabajoso y artesanal y en el lento proceso de laminación el guerrero le iba transfiriendo su espíritu. A un samurai no le podías tocar la katana porque te cortaba al medio!

Supongo que en algún modo cualquier indígena de por acá iría haciendo algo parecido mientras con una piedra le iba dando forma a un palo para hacer su arco y flechas personales.

Con las armas de fuego es diferente.Tal vez fuera de tema, hace poco me comentaban de que el viejo Batlle jamás pudo soportar haber matado a un tipo más joven en un duelo y este hecho provocó su lento declive en su vida. Se mata fácil y rápido.

Reconozco que en un mundo un poco más violento uno se vería ante la disyuntiva de comprar un bufo. Al menos hasta que se inventen los sables laser.

Rod dijo...

Ya que estamos de armas y legislación, alguien en la vuelta tiene presente exactamente que es legal en Uruguay para tenencia ?

En armas cortas creo que básicamente no hay limites en la actualidad (hace unos años por algún motivo .357 era legal y 9mm no), pero la verdad que no tengo muy claro el tema en cuanto a armas largas (aunque pienso que se mantiene la prohibición de cualquier tipo de fusil automático para civiles).

Walter Hego dijo...

Este asunto y algunas de las cosas que se han dicho acá al respecto me hicieron acordar de Saturday night special, la canción de Lynyrd Skynyrd:


Two feet they come a creeping
Like a black cat do
And two bodies are laying naked
Creeper think he got nothing to lose

So he creeps into this house, yeah
And unlocks the door
And as a man's reaching for his trousers
shoots him full of thirty eight holes

Mister Saturday night special
Got a barrel that's blue and cold
Ain't good for nothin
But put a man six feet in a hole

Big Jim's been drinking whiskey
And playing poker on a losing night
And pretty soon old Jim starts a thinking
Somebody been cheating and lying

So big Jim commence to fighting
I wouldn't tell you no lie
Big Jim done pulled his pistol
Shot his friend right between the eyes

Mister Saturday night special
Got a barrel that's blue and cold
Ain't good for nothin
But put a man six feet in a hole

Hand guns are made for killing
They ain't no good for nothing else
And if you like to drink your whiskey
You might even shoot yourself

So why don't we dump them people
To the bottom of the sea
Before some old fool come around here
Wanna shoot either you or me

Mister Saturday night special
Got a barrel that's blue and cold
Ain't good for nothin
But put a man six feet in a hole

Mister Saturday night special
Got a barrel that's blue and cold
Ain't good for nothin
But put a man six feet in a hole



Y también de esto.

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

seu:
Esa historia no la conocía.
La persona que me regaló los shuriken (que tampoco son nada del otro mundo, aunque arrojados con fuerza y destreza se pueden clavar en muchas superficies) me dijo que el formato cuadrado fue recien en los comienzos. Sin embargo, luego se optó por los senban shuriken (los que tienen cuatro o más puntas) y desde ahí son los que más se han usado. Tampoco soy una autoridad en el asunto, pero por muchos lados escuché lo del shuriken como elemento para encandilar momentáneamente al enemigo

robertö:
En eso estamos de acuerdo. En términos de la belleza e importancia del arma en sí, nada iguala a la katana

fer dijo...

Cada vez que veo un guardia de seguridad armado me pregunto: ¿cómo es posible que un tipo como ESE pueda estar armado en el supermercado y yo ni siquiera sé tirar?
Quiero una 1911 YA!

Por otra parte me sorprende que el desprecio por las armas se acompañe de una absoluta ignorancia acerca de ellas, incluso por parte de gente muy inteligente. Algo parecido con lo que ocurre con las investigaciones acerca de los militares y la dictadura militar: salvo algunas cronologías son escasos los trabajos académicos que se ocupen de los milicos, de su formación, de su discurso, de su "política", etc.

Por otro lado, ya que me metí, tengo que referir al artículo de Susan Sontag "Fascinating Fascism", que anda por ahí en la web.

benito dijo...

el fino: no soy un gran conocedor de armas, pero durante mi infancia -y buena parte de mi adolescencia- fui lo que los yanquis llaman un "war buff", uno de esos fanáticos de la historia bélica y sus artefactos. De esa época me quedó un cierto afecto por las armas y un buen conocimiento residual de campañas, modelos y uniformes (puedo diferenciar en una foto borrosa un Tiger I de un Tiger II, reconocer los parches de cuello -de rango y división- de cualquier fotografía de la Waffen SS, descubrir anacronías en el armamento de las películas, recordar los años y campañas en los que se utilizaron los diversos tanques ingleses, etc.). Efectivamente el Lee-Enfield y el Sten son ingleses, pero yo no había hecho una breve lista de armas de fuego alemanas, sino de armas de fuego que me gustan, de hecho el BAR es yanqui y el PPSH 41 ruso.

ace: es siempre lamentable legislar (en relación a leyes restrictivas de conductas) tomando como modelo los eslabones más débiles o imbéciles de la cadena. Hoy, por ejemplo, me entero que la policía prohibió el uso de bombas de agua porque algunos desquiciados lumpen habían el año pasado metido piedras en las mismas, o las habían rellenado de meo. No podés bajar a ese nivel (dicho sea de paso, la tolerancia de los uruguayos ante las restricciones de sus libertades es, como mínimo, vergonzosa). Por otra parte algo que repiten los defensores de la tenencia de armas y su liberalización -y que recuerda por ahí Juan en su comment- es que las restricciones afectan solamente a la gente de bien, que hace las cosas de forma en que puedan ser evaluadas y rastreadas, y mientras tanto los delincuentes y los psicópatas andan con las armas que se les canta. El mayor ejemplo, que ya cité, es el de Brasil, país muy restrictivo y en el que al mismo tiempo hasta los niños de las favelas tienen rifles automáticos.

seu: en realidad el argumento del ciudadano que se defiende del gobierno es, como vos señalás, anacrónico por la desigualdad tecnológica entre un aparato militar estatal y uno ciudadano. Sin embargo el argumento de las armas como instrumento de defensa civil doméstico es atendible. Yo al menos lo comparto.

juan: el mosquetón kar 98 k no sólo es -según dicen- el mejor rifle de cerrojo de todos los tiempos, pero sin dudas es el más bello.

robertö: no sé el viejo Batlle, yo estoy convencido -y no creo ser un psicópata- que bien motivado, con causa y con un horizonte de consecuencias controlable, no tendría problemas en matar a alguien. Me parece que las consecuencias psicológicas de este acto han sido magnificadas en la cultura occidental para mantenerla encauzada y que la gente hace mucha transferencia de su propio horror a la muerte. Se me ocurren decenas de nombres de personas a las que le pegaría un tiro en la frente y después dormiría como un bebé. Sin embargo no podría hacer eso nunca con un caballo, un perro o un oso (a menos que el oso me estuviera corriendo para desayunar).

walter hego: qué rostro el de los Lynyrd; si tuviera que jugármela a ver qué banda tenía la sala de ensayo llena de bufos, justo después de Niggers With Attitude nombraba a esos sureños atorrantes.

fer: el ensayo de Sontag es como uno de esos temas de los Beatles que uno escucha una y otra vez. Igual siempre me pareció un poco paranoico y con mucho paraguas abierto. Yo creo que la izquierda se comporta con respecto al fascismo de la misma forma que los conservadores se comportan frente a las drogas, es decir, no sólo negándole virtudes (lo cual es maniqueo pero admisible) sino también negándole capacidad de atracción, magnetismo estético o capacidad de grandeza. Eso, por supuesto, hace imposible su comprensión mínima y, en caso que se haya decidido, su enfrentamiento desde parámetros justos.

Oldboy dijo...

Juan de Austria:

El problema Juan es que no veo ninguna manera práctica de medir el grado de civismo o educación de una sociedad, lo más pragmatico que se me ocurre es liberar la tenencia y ver que pasa.

En cuanto a las leyes de control de armas vigentes en España he de decirte que no las conozco en profundidad y no se si tienen clausulas que para alguien que entienda de armas pueden ser tontas o no tener sentido.

En cualquier caso discrepo en que el resultado directo del control de armas sea que los delincuentes vayan mas armados con control que sin control.

Tengo posturas encontradas sobre el tema del control de armas
, por un lado supongo que un criminal siempre va a tratar de conseguir un arma de manera ilegal
y que si hay más armas circulando va a ser mas facil que criminal la consiga, por otro lado - aunque es algo que habria que analizar a fondo como a los Suecos, o el caso que citas de Inglaterra - quizás sea un elemento disuasorio el que los ladrones sepan que sus posibles victimas puedan estan armadas.
Pero esto último es una impresión mia que habría que contrastar, porque tambien es cierto que hay determinados criminales que no les importa nada de nada.

...
bueno y sigo despues que ya me tengo que ir.

Daniel dijo...

una vez en la playa buceo, de noche, nos confundieron con dealers y nos hicieron una redada que terminó en los baños de la rambla y, conmigo y mis amigos rodeados de policías apuntándonos a la cabeza. no recuerdo una sensación similar en mis jovencísimos 35 años a aquella que sentí al ver de frente el caño de una pistola. de un segundo a otro la percepción del mundo cambia completamente. la adrenalina deberían venderla en cápsulas.

todavía me estoy recuperando de las lesiones abdominales que me produjo el ataque de risa que me vino al leer que zapatero aplica políticas ultra izquierdistas. madre mía, sí que está devaluada la idea de izquierda.
en esta legislatura que acaba de terminar en españa no se aprobó ni una sola ley que suponga una restricción adicional a la preexistente sobre la tenencia de armas. no solo nunca fue un tema debatido en el congreso, sino que no ocupó ni una sola sola línea en ningún periódico medianamente serio.

y si la política antiterrorista de zapatero a juan le parece indecente ¿qué adjetivo le pondría a la dirigencia del pp que fue capaz de mentir descaradamente buscando réditos electorales con 192 cadáveres calentitos? ¿a qué malabar retórico recurrir para describir a un partido que utiliza los sentimientos y el dolor que produce el terrorismo para desgastar a un gobierno?
si zapatero es indecente, españa es el país más podrido del mundo.

"el resultado de estas estúpidas leyes es que los delincuentes van armados con armas ilegales por toda españa, robando y asesinando impunemente…" esta frase de juan de austria-ausburgo podría haber sido dicha por cualquier personaje de los entrevistados por michael moore en bowling for columbine.
con todos mis respetos, juan, sos de los que meten miedo.

Eu dijo...

A mí las armas me la traen floja. No me gusta su finalidad ni me gusta su mística (sea de origen oriental o nazi) que innegablmente existe y evidentemente fascina a muchos de los comentators de este blog. La caza me parece un deporte (¿?) de mierda que debería estar totalmente prohibida porque para que sea viable debería haber unos controles imposibles de implementar. En cuanto al derecho a tenencia de armas de fuego, yo lo limitaría todo lo que fuera posible. Y no creo que sea legislar por la patología, es que se trata de artefactos inventados y diseñados para matar (sea en defensa propia, cazando o como sea, lo son), por lo que yo deduzco linealmente que el que qiuere tener una es porque maneja la posibilidad de matar a alguien.
Nunca tuve un arma de fuego entre mis manos, pero me imagino ese vértigo que dice Benito y no me parece una sensación que me den ganas de sentir (es tal cual como el vértigo de asomarte a una ventana muy alta y sentir ese impulso que te empuja a tirarte).
Lo más mortífero que tengo son mis manos ("Mis dos puños cuidan de mí", como decía el pelao Javier Martínez). Con eso y la famosa bolsa de frula le planto cara a cualquiera.

Lo que me parece muy interesante (que no tiene nada que ver con el tema del post) es lo que anotaba Robertö sobre la posibilidad (o no) de fascinar que tienen los objetos producidos en serie (y pensados para serlo). Desde la silla Thonet hasta el desarrollo de técnicas para poder crear obras de arte seriables (como la serigrafía desde la edad media, y por supuesto el arte digital en elsiglo XX) y el diseño industrial, hay todo un mundo para explorar que va de la mano con la posibilidad / necesidad del artista de que su obra llegue masivamente al público, desde los distintos grados de incidencia del diseño en la producción hasta la propia definición de arte.

Walter Hego dijo...

Benito: Quizá. Y a mí, basado sólo en el hecho de que son (y algunos de ellos eran) sureños y dejándome ganar por los prejuicios, tampoco me extrañaría. Pero probablemente vos tengas alguna información de la que carezco, al margen de la procedencia de los tipos, y hayas escrito eso basado en algo más que ideas preconcebidas.

De todos modos, la coherencia entre los actos de los Skynyrd y su discurso me parece algo totalmente secundario. Cité la letra de la canción por lo que dice, exclusivamente, lo cual puede resumirse en tres o cuatro de los versos de la misma, a saber:

Hand guns are made for killing
They ain't no good for nothing else.


y

(...) Ain't good for nothin
But put a man six feet in a hole
.

En cuanto al fascismo, negar su capacidad de atracción es estar bastante ciego ante la evidencia. El magnetismo estético también lo tiene, sin duda, para ciertas cabezas. En cuanto a lo de la "capacidad de grandeza" ... No sé, seguramente tengamos conceptos diametralmente opuestos de "grandeza". Lo mismo en cuanto a las "virtudes" del fascismo. No sé si estarás dispuesto a explayarte sobre el asunto o a dar al menos algún ejemplo, pero sería interesante.

Acerca de las consecuencias psicológicas del matar, y, especialmente, del matar a otro ser humano y la supuesta magnificación, por parte de la cultura occidental, de dichas consecuencias, quizá estés incurriendo en el extremo opuesto, es decir, minimizándolas. Y no tengo por qué dudar cuando decís que se te ocurren decenas de nombres de personas a las que les pegarías un tiro en la frente y después dormirías como un bebé (supongo que te conocés algo mejor que yo), pero suele pasar que una cosa es especular y hacer afirmaciones a priori acerca de situaciones hipotéticas y otra muy diferente es estar efectivamente en esas situaciones.

Aunque a veces ocurre, también, que uno descubre que actúa como suponía que lo haría y las consecuencias son, simplemente, el dormir tan mansamente como un bebé.

P.S.: Acabo de leer el comentario de Eu y lo surcribo hasta la última letra. (Me refiero a lo que dice sobre el asunto de que acabo de hablar, no a la segunda parte; y no porque disienta, sino porque no sé un carajo de arte, por lo que mal podría manifestarme de acuerdo o en desacuerdo.)

robertö dijo...

Daniel me hizo acordar a cuando me estaban apuntando con una 38 al confundirme con unos malandras que habían matado un par de policías. Fue en La Paloma hace unos años. Recuerdo que si bien objetivamente la situación era para cagarse de miedo, ver como temblaba la mano de quien me apuntaba me hizo tener una inmensa preocupación extra de que se le escapara un tiro mientras me interrogaba (los tipos que buscaban estaban armados hasta los dientes). De repente sin solución de continuidad me vi con mi mano lánguida siendo estrechada por el policía deshaciéndose en disculpas (ni siquiera se cual fue mi argumento salvador). Me acuerdo que por la radio del auto, mientras a mi me apuntaban una vieja daba manija en contra de los asesinos casi a los gritos y yo me sonreía de nervios mientras mandaba mentalmente a la señora mi más completo coro de puteadas.

Recomiendo ver este video. A mi me causa un raro placer aunque el cazador pueda ser el mejor de los tipos.
http://www.youtube.com/watch?v=1mXciXKdGCg

Lo del viejo Batlle. El tema fue que se cargó la vida de W.Beltrán por haber titulado una columna "que tupé". Evidentemente no se le ocurrió que si te vas a cagar a balazos con alguien a unos metros de distancia era uno de los finales posibles. Otra época. A lo que voy es que con las armas actuales matás fácil y rápido, no hay mucho tiempo para arrepentirse. Coincido con Benito en que matar a alguien que la está pidiendo a gritos (de la nada te está agrediendo o pone en riesgo tu familia, etc) no debería generar traumas mentales.

Volviendo a Oriente, cuando un samurai desenfundaba era para matar. Los tipos tenían un autocontrol muy contrastante con la histeria moderna.

Sobre los objetos en serie. Eu me hizo acordar a una viñeta de Mafalda donde Manolito le destroza un arco a Felipe y no puede comprender como ofreciendole comprar uno igual para Felipe no sería lo mismo dado que el roto se lo había regalado el padre. Quiero decir, está el objeto y está lo que representa, y esto último es personal.

Rod dijo...

No había leído el ensayo de Sontag y lo encontré moderadamente interesante, pero rescato un par de líneas que me parecieron particularmente bien logradas.

The hard truth is that what may be acceptable in elite culture may not be acceptable in mass culture, that tastes which pose only innocuous ethical issues as the property of a minority become corrupting when they become more established. Taste is context, and the context has changed.

El documento tiene casi exactamente mi edad, y más allá del punto particular que se trata, me encanta encontrar esa soltura para defender el elitismo, tan tristemente avasallado por el zeitgeist políticamente correcto y falsamente igualador de la actualidad.

Walter Hego dijo...

Robertö: Te cito: "Coincido con Benito en que matar a alguien que la está pidiendo a gritos (de la nada te está agrediendo o pone en riesgo tu familia, etc) no debería generar traumas mentales".

Benito dijo que se le ocurrían decenas de nombres de personas a las que les pegaría un tiro, y cétera. Es decir, no supuestos agresores anónimos, sino personas específicas, gente con nombre y apellido. En otras palabras, gente que, por una u otra razón, le cae mal, y no hipotéticos rapiñeros o violadores o similares. Me parece que no hablaba de autodefensa o defensa de sus seres queridos sino simplemente de que él, Benito, agrediría y asesinaría a gente por el mero hecho de sentir aversión por la misma.

Pero claro que él podrá decir si entendí bien lo que escribió o le erré como a las proverbiales peras.

En cuanto a esa tira de Mafalda que mencionás, la tengo muy presente. Pasa que he leído tantas veces cada libro que me los sé prácticamente de memoria.

benito dijo...

Daniel: de acuerdo, considerar a Zapatero -un tipo que me cae razonablemente mejor que los cuadros del PSOE de modelo "Felipillo"- de "ultraizquierda" es medio risible. Ahora, la frase en cuestión -sobre la disponibilidad de armas en el mercado ilegal que no se ve afectada por las restricciones- puede ser suscripta por cualquier facho de la NRA, pero es bastante cierta.

Eu: en ningún lugar de este blog ni del anterior vas a encontrar jamás ninguna justificación ni defensa de la caza, a la que sin embargo le reconozco algunas propiedades atávicas en el caso de que sea con fines alimenticios. No es un deporte es un ejercicio de sadismo legalizado para chupapijas impotentes y cobardes que gozan matando seres que no tienen la menor oportunidad en su contra. De hecho me gustaría -y lo digo con ABSOLUTA sinceridad y sin la menor exageración- salir a cazar cazadores en Semana Santa. Para que vean cómo es.

Walter: No sé; nunca maté a nadie, que yo sepa, pero me conozco y conozco a la gente. Creo que salvo algunos humanistas extremistas, todos tenemos un universo de personas a las que mataríamos como alimañas sin sentir el menor asco ni remordimiento. Puede ser a Nino Gavazzo, al Toto Rossi, a Carlos Bueno, a el ex novio que se cogió a tu mejor amiga, a Heinrich Himmler, a Bill Gates, al vecino hinchahuevos de enfrente... cada uno tiene a alguien. No queda lindo reconocerlo, pero es así. Es la prohibición la que culpabiliza, el tabú, no tanto el hecho, y los tabús son culturales y eventuales. Eric Hobswahn, alguien a quién no se puede considerar un belicista, comentaba que había un consenso entre los psicólogos que la generación que había sobrevivido a la Segunda Guerra Mundial era una de las más sanas en términos de salud psíquica, y obviamente muchos habían matado, pero en un marco de justificación moral y permiso legal. Sin traumas posteriores.

En relación a lo de Lynyrd, no, no tengo datos que confirmen lo insinceridad de esa canción, pero es como si Barry White escribiera un tema sobre la conveniencia de ser casto. Claro que tal vez esa proximidad a una cultura tan armamentista como la sureña fuera la inspiración de la canción citada.

rod: el elitismo es un hermoso refugio de la mediocridad forzada que se trata de imponer como democracia cultural, cuando no hay nada menos democrático que la cultura. El párrafo de Sontag me hace pensar en que una de las virtudes de una cultura razonable es la de poder diferenciar un estímulo artístico de su contexto ideológico, reconocerlo como representación y no hecho, y manejarlo prudentemente sin una necesidad estricta de comprar todas sus connotaciones vitales o ideológicas. Es una cosa que yo me pregunté muchas veces no sólo ante el arte fascista sino también frente a fenómenos como la cumbia villera, el gangsta rap o el rock drogón. Es decir, yo soy un libertario absoluto en cuanto a la expresión, pero a veces, escuchando algunas apologías directas de la violencia, el consumo indiscriminado, la misoginio y otros temas complicados, me he quedado pensando sobre sí hay determinado estímulos expresivos que pueden ser accesibles a todo el mundo, particularmente a quienes por edad o (falta de) cultura no los reconocen como estímulos artísticos y si como arengas a la acción.

Ama-gi dijo...

Cazar especies que son plaga le hace bien al ecosistema.

Revienten cotorras y jabalíes.

daniel dijo...

benito: de la frase de juan que cité lo que más me llamó la atención y a lo que me refería para cometarlo es fundamentalmente lo de "por toda españa, robando y asesinando impunemente…"
primero, y menos importante que lo segundo, es que en españa se vive en un estado de derecho tal, que si vos matás o robás te persiguen,; y si te agarran, te encanan. lo de 'impunemente' me sonó bastante demagógico.
y lo segundo es que la frase completa desprende un tufo terrible al discurso de los medios de comunicación afines al pp que, como
derechistas de pro que son, le dan cobertura completa al miedo. el mismo miedo que tan buenos réditos electorales les da. bowling for columbine.

maxi dijo...

Recuerdo que en Star Wars, se consideraba que un jedi había terminado su entrenamiento cuando podía fabricaba su propio sable láser….recuerdo también a Obi Wan diciendo a Anakin “este sable es tu vida, recuérdalo”…

robertö dijo...

Walter, vos en la última época de Fyt estabas en la lista negra de varios

:)

El tema de estas listas es que uno normalmente no hace lo que dice que va a hacer. Yo escuché o dije el "teviá matá" quince mil veces en mi vida y nunca presencié ni lo cometí . Supongo que un alto porcentaje de seres pensantes tenemos nuestra lista íntima de víctimas y jamás en los hechos lastimamos a nadie. La minoría que lo lleva a la práctica de forma voluntaria son por lo general mafiosos. Que son minoría en el mundo. Aunque contando a los alcahuetes que tienen las cantidades se emparejan.

Lo parió a Quino, yo cada vez que citan una tira también la tengo en la mente.

Walter Hego dijo...

Rober: Estoy de acuerdo. Pero también creo que, si uno tiene un arma en la mano (o más o menos a mano) en el momento de la bronca, las probabilidades de que haya desgracias que lamentar se multiplican considerablemente.

En cuanto a lo demás ... ¡Aaah, la última época de FYT! ¡Qué desorden, Señor, qué desorden!

Y a Quino, la Unesco debería declararlo patrimonio de la humanidad.

Eu dijo...

Está bien que Benito reafirme su repudio a la caza, pero no me deja más remedio que aclarar que yo nunca dije que él la haya defendido, si dedujiste eso de mi comment le erraste, era sólo para dar a mi rechazo a las armas contexto en todos los campos aplicables (me faltó el tiro al blanco, es que estoy laburando y no me puedo exceder en mis ratos de ocio).
Supongo que lo de Ama-gi es un chiste, para empezar el concepto de plaga es apestosamente antropocéntrico (preguntale a las cotorras si se consideran plaga), y además dejar la preservación del ecosistema en manos de los cazadores sería como poner a Moby al frente del INAC.

benito dijo...

daniel: ok, pensé que era la parte referida a que las restricciones sobre la venta de armas alcanzan solo a la venta legal de las mismas, y que los delincuentes rara vez las consiguen por esta vía, por lo que las mismas terminan siendo prohibidas solamente para los que las querrían tener con fines de defensa, tiro al blanco o simple fetichismo. Detesto a la España post-Aznar, pero me imagino sí que es un país de derecho y por lo que sé no uno con índices aterradores de criminalidad (si se deja de lado lo de la violencia doméstica, algo en lo que no tienen que ver ni las armas ni los delincuentes).

robertö: por supuesto que entre la expresión de deseo de muerte y su praxis hay un océano de distancia -y walter tiene razón en el sentido que nada bueno puede haber en el que haya armas a disposición en esos momentos-, pero en cierta forma a lo que yo iba es a la existencia real de un desorden traumático luego de matar a alguien, o si es algo magnificado por las consecuencias de la Guerra de Vietnam, entre otras cosas.

Por los casos que conozco, ese desorden traumático es claro en ocasiones en que alguien mata a alguien por accidente (conduciendo, por ejemplo), una situación que no me cuesta imaginar como psíquicamente devastadora. Pero no sé si es así en los casos en que el matar es deliberado y está en cierta forma amparado en forma social; en todas las comisarías hay por lo menos un policía que se cargó a algún chorro, no creo que ese policía sea necesariamente una persona traumatizada.

He conocido a personas que, en otros tiempos y con justificaciones discutibles, mataron a otras. No es algo de lo que hablen, pero tampoco parece haberse convertido en un inhabilitador social para ellos.

Conocí sí a un tipo que mató a otro, en una riña callejera (provocada por el difunto) en la que su oponente cayó y se desnucó con el cordón de la vereda. Su matador no tenía el menor rastro de remordimiento al respecto, y de hecho lo contaba sin mucho esfuerzo y con algo de orgullo. Era un reverendo imbécil, pero eso no invalida mi punto.

ama-gi: no me refería a los casos de plaga sino a la caza deportiva, pero también creo que el concepto de "plaga" es absolutamente relativo. Para los agricultores, "plaga" es cualquier cosa que amenace sus cosechas o sus animales de granja; así han exterminado con alegría especies raras como los zorros o los gatos monteses. Hace algunos años un montón de mierda agraria de Salto se encargó, él solito con sus hijos, de eliminar definitivamente a una clase de gato montés que se creía extinguida. Había una familia de los mismos viviendo en su campo, y como de vez en cuando le comían una gallina el tipo se sintió facultado para liquidar a todos estos felinos. De hecho lo estaba, porque que yo sepa no tuvo ni que pagar una multa.

Pero estos canarios, a pesar de casos como este, suelen tener una relación mucho más sensata y menos cruel con su medio y los animales que lo pueblan; yo los que odio y que mataría -y las palabras son odio y matar, sin eufemismos-, son los cazadores recreativos, especialmente los de ciudad y los de Semana Santa, a los que he visto arrasar campos enteros , matando todo lo que se mueve, sea plaga o no. A esos los haría correr por el campo, dándoles la ventaja del tiempo que yo demore en poner el cargador en el M1.

robertö dijo...

Yo creo que el trauma está vinculado con la conciencia que se pueda tener de los que se hace.
Imaginate si hicieras una encuesta a un ejército de vikingos que mataban y se cogían a todo lo que encontraban por el camino en cada campaña , seguramente ninguno se cuestionaría ni uno solo de sus crímenes.

Un soldado de vietnam tiene otras inquietudes, tiene familia que lo reclama, sabe que gran parte de la opinión pública cree que no está bien que el tipo pelee esa guerra y el tipo siente que está en un sitio que no debería estar, peleando una guerra que no entiende y segando vidas en un país extraño sin saber por que está ahí. O presenciando delitos civiles horrendos de compañeros retrógrados que luego debe callar por compañerismo o miedo.

El montón de mierda agraria que mencionás es un pobre gaucho que de modo natural mató los depredadores que se comían su forma de subsistir. Yo la mierda la buscaría más arriba, porque esos bichos son de monte, se llaman jaguarundíes, y están siendo expulsados por la destrucción indiscriminada de su hábitat legitimada por políticas diseñadas por personalidades ilustres (que incluso ahora se deben estar tostando en algún lugar paradisíaco).

No hay plaga más molesta y persistente que el hombre.

benito dijo...

podemos estar hablando de distintas cosas (porque hace poco también bajaron a tiros, pero en Cerro Largo, a un felino bastante raro y orejudo), pero el caso de Salto al que yo hacía referencia no era, por lo que yo tenía entendido, "un pobre gaucho", sino un dueño de estancia. Pero si fuera "un pobre gaucho" también me parecería un montón de mierda agraria; es la vieja excusa humanista de oponer pobreza-naturaleza. A mí me chupan un huevo las familias obreras de balleneros noruegos, o los pobres garimpeiros que arrasan la foresta amazónica, prefiero que se mueran ellos y no los cachalotes o las codornices, qué le vamos a hacer, qué feo, ¿no?. Yo coincido contigo con que el ser humano es plaga y de hecho mientras se le privilegie por encima de cualquier consideración ambiental se sigue caminando hacia el fin de todas las especies mamíferas (incluída la del hombre), porque aunque se dejaran de usar todos los combustibles fósiles y se cerraran todas la fábricas contaminantes, ya hay demasiados humanos como para que el planeta pueda sostener su número y el de las plantas y animales necesarios para alimentarlos. Es así de simple.

Ahora, en relación a los jaguarundíes, las políticas del progresista gobierno Lula en relación a la ecología son similares a las de Himmler en relación al judaísmo. ¿La excusa? Los pobres, que siguen igual de pobres, por supuesto.

robertö dijo...

no Benito, así es fácil. Si vos fueras un campesino que no se puede ni comer las pulgas saldrías con un hacha a bajar árboles y desde luego te importaría más tu familia que la supervivencia del caymán negro. Yo no lo dudaría un instante. Primero existo y después admiro los caymanes y los papagayos.

Ahora cuando te chupen un huevo los garimpeiros tené bien claro que te tienen que chupar uno y la mitad del otro los encéfalos que hicieron disparar el precio de la soja con el invento de la política del biodiesel. No van a dejar un árbol en pie para emitir menos dióxido de carbono. Lo cual deja por el camino a gran parte de los organismos que capturan ese mismo carbono atmosférico. O sea que es una solución de mierda. No sé si no es peor el remedio que la enfermedad, porque para peor se sigue insistiendo con monocultivos que llenan de veneno los ríos.

rodri dijo...

el mejor comentario sobre la caza, plagas y afines es esta tira de Calvin & Hobbes del enorme Bill Waterston:

http://img63.imageshack.us/img63/1632/deerhunter5qo.png

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

Concuerdo con robertö, el hombre, por su modus operandi, es la mayor de las plagas.

Otra cosa:
No creo que matar a alguien tenga en todos los casos un efecto de gatillar un tremendo trauma. He conocido a alguna que otra persona que mató a alguien -un ex portero de mi edificio, una persona del Vilardebó, un obrero de una fábrica de ladrillos y un policía- y ninguno reaccionó de la misma manera. A lo que voy -que es algo de perogrullo, pero me gustaría señalar- es que matar a alguien (que debe ser uno de los pasajes al acto por excelencia) hace síntoma de una u otra manera, completamente dependiente de lo que preexistió en la vida de la otra persona. Es decir, no creo que todos reaccionen igual y no me parece imposible que Batlle haya vivido con el fantasma del muerto a sus espaldas por el resto de su vida.
Pero bueno, para confirmar eso, más que psicólogos se necesitan historiadores.

Ama-gi dijo...

El concepto de plaga es relativo, si, pero hasta que deja de serlo. Si me preguntás a mi, yo considero a los manyas una plaga, y el gaucho o el estanciero considerará a los gatos monteses como otra. Pero dejando la joda y las aberraciones de lado, me parece que se puede determinar objetivamente, de manera científica, que pueda haber una especie que no esté en su habitat originario y desequilibre el ecosistema, por ejemplo, por no tener depredadores. Hasta donde yo se, las cotorras y los jabalíes están declarados como plaga por el estado, que supuestamente, si confiamos en el, tiene un equipo de especialistas en biología, zoología o algo de eso que están suficientemente preparados para determinar con objetividad cual especie es plaga y cual no.

Estoy tocando completamente de oído, pero quizás si los pumas no hubieran sido exterminados capáz que los jabalíes, una especie importada, tendrían enemigos naturales y su número estaría controlado. Como ya se hizo la cagada de extinguir a los pumas, y a pesar de que se puede reestablecer su población es políticamente imposible, hay que hacer las veces de depredador y regular que número de jabalíes puede matar cada cazador por temporada. Y de hecho, veo en wikipedia que la especie se introdujo en América justamente para la caza, así que está completamente desubicada en el ecosistema.

La cuestión no estaría en manos de los cazadores, sino en manos de un ente regulador. Por otra parte, todos los que leímos a Asterix, sabemos que se puede comer perfectamente. Creo que habría que reparar errores pasados reventando a unos cuantos, y de paso, capáz tenemos carne más barata. No veo el chiste por ningún lado. Salvo que uno sea, como dice Cartman, un vegano tree hugging hippie crap con buenas intenciones, y tenga esperanzas de que esto que dije sea joda. Como yo no lo soy, y para mi se justifica tirar abajo eucaliptos para hacer libros, y matar vacas y ovejas para comer sin que esto implique la destrucción de Gaia, no se que hay de chistoso.

Eu dijo...

Por supuesto que hay criterios científicos que determinan la clasificación como "plaga" de determinadas especies, pero me parece como mínimo un mal chiste pretender que el control de esas poblaciones quede en manos de cazadores.
Y vuelvo a lo que ya dije: no hay argumento que justifique la caza.
Si hay que controlar especies que por determinadas causas están jodiendo a especies nativas o en peligro (no gallinas o corderos por favor, para eso están los corrales) que lo haga el ministerio de 1/2 ambiente, no un gil con un rifle.
Y no me confundan poblaciones silvestres con animales criados ni vacas con jaguarundíes que no son lo mismo.

petit grignol dijo...

¿A Burroughs no le gustaban las armas tambien?

Si mal no me acuerdo la Rebelion de los Comuneros de Juan de Padilla (la que se enfrentó a Carlos V Habsburgo)
pedía entre sus reclamos el derecho a que los burgueses españoles usaran armas.

fer dijo...

En "Out of Africa" la baronesa Blixen cuenta que, cuando llegó a ese continente, como buena aristócrata europea cazó a cuanto bicho se le cruzó. Después de un tiempo, sin embargo, empezó a encontrar muy desagradable e injustificado el matar animales, algo que hasta entonces no se había puesto a pensar, pese a ser una mujer muy culta e inteligente.
Pero un animal se escapó de esas consideraciones: el león. A esos siguió cazándolos, tanto porque "sus" kikuyus (los negros que tenía trabajando en el cafetal) se lo pedían, dado que los leones arrasaban con su ganado, como por el inmenso placer que le deparaba un enfrentamiento que ella veía como totalmente justo y parejo. En efecto, son muchas las veces en que un león ha matado al cazador.
Creo que con los jabalíes pasa lo mismo, son bichos difíciles de cazar, hay que hacerlo al acecho y se defienden de sus atacantes.
Yo no tengo nada en contra de la caza, es algo acerca de lo que cambié durante mi vida, antes me parecía injustificable, violento, mala onda.
Sigo pensando lo mismo de los que matan liebres "a la encandilada", me parecen unos mongólicos. Pero pasar tres días acechando un jabalí , lograr matarlo y -estrictamente obligatorio- después comerlo, me resulta una acción mucho más noble que comerse un lechón asado en una parrillada.
Cuando pagaban por matar cotorras, muchas familas entregaban la cabeza y las patas, con el resto hacían la famosa "polenta con pajaritos".
Me voy a comer fideos y vuelvo.

Ama-gi dijo...

Realmente no veo la diferencia entre que una especie la controle el estado, a que el mismo estado se lo permita a la gente dentro de ciertos límites. Me parece que la diferencia es la misma que existe entre los barrenderos de la IMM y la vecina.

En realidad no. Es diferente. El estado tiene preocupaciones más urgentes que cazar jabalíes. Mejor que lo haga la gente así no se siguen gastando recursos públicos.

Y de hecho, se podría inventar algún paquete turístico para que los aristócratas europeos vengan a cazar jabalíes. Nos sacamos la plaga, y encima recaudamos.

Y no hay argumento que justifique la casa. Hay argumentos.

benito dijo...

Sin dudas hay un ritual de caza que tiene algo de nobleza, y que implica un cierto riesgo por parte del cazador -lo cual a su vez implica valoración y respeto tanto de la bestia como de las propias limitaciones-, no es ese el problema. El problema es la vulgarización irresponsable de la caza, la pérdida del ritual (al fin y al cabo un ritual es siempre una delimitación) y la ignorancia absoluta de lo cazado.

Por otra parte, mi opinión sobre los aristócratas europeos que vienen a tirarle tiros a los carpinchos es la misma que la que tengo sobre los que vienen a cogerse niños nativos de cinco años. Y me parecen un excelente ejemplo de gente que mataría con menos conflicto que a una araña patuda.

benito dijo...

Sin dudas hay un ritual de caza que tiene algo de nobleza, y que implica un cierto riesgo por parte del cazador -lo cual a su vez implica valoración y respeto tanto de la bestia como de las propias limitaciones-, no es ese el problema. El problema es la vulgarización irresponsable de la caza, la pérdida del ritual (al fin y al cabo un ritual es siempre una delimitación) y la ignorancia absoluta de lo cazado.

Por otra parte, mi opinión sobre los aristócratas europeos que vienen a tirarle tiros a los carpinchos es la misma que la que tengo sobre los que vienen a cogerse niños nativos de cinco años. Y me parecen un excelente ejemplo de gente que mataría con menos conflicto que a una araña patuda.

Anónimo dijo...

Es simple ama-gi, el control de fauna no es un juego ni un deporte, y debe estar en manos de profesionales, o por lo menos diseñado y supervisado por ellos. Si a un cazador le das un arma y le decís: "andá y cazá todos los jabalíes que puedas que nos hacés un favor", de paso te extermina tres especies nativas. Es a lo que me refría al principio con eso de los controles imposibles de implementar. Si sos cazador sos cazador, no estás capacitado para hacer control de poblaciones.
Vos dejá la limpieza de Montevideo en manos de las vecinas y en un mes me contás.

Anónimo dijo...

Aclaro por las deudas que el anónimo anterior era Eu.

Anónimo dijo...

(se ve que algo anda mal en esto de los comments porque la 2ª vez estoy seguro que puse el alias - y esta también, a ver qué pasa).
Eu.

Ama-gi dijo...

Cierto Eu. La cosa hay que monitorearla de cerca. Pero no veo porque no podés hacer un trabajo complementario.

El ejemplo mirá que fue bueno. Yo estoy viviendo en mi ubicación actual hace menos de dos meses, pero en mi barrio anterior, la cuadra se mantenía limpia gracias a los vecinos. Porque barrenderos de la IMM, no pasaron NUNCA EN LA PUTA VIDA. Eso si, la boleta del impuesto de puerta no se atrasaba un día.

amb dijo...

tengo una prima que detesto que trabaja en la patagonia guiando a extranjeros para que cazen bichos autoctonos.

vas el 28 de marzo a bs as?

una madre preocupada dijo...

Los empleados de la intendencia están para la joda. La ciudad es una mugre pero no se si sólo debido a la dejadez y la comodidad de los funcionarios. Yo creo que también hay cierto grado de maldad. En varias plazas montevideanas se pueden encontrar vidrios rotos, jeringas y forros en las zonas de juegos. Y durante días. Lo mismo juegos rotos en los que los nenes se pueden lastimar. Llamé varias veces al centro comunal para avisarles. Todas las veces me contestaron HORRORIZADOS que no lo podían creer, que era un peligro, que lo iban a solucionar inmediatamente. Llamé tres veces y las tres veces se horrorizaron. Pero las cosas siguen como siempre. Hace un mes que veo los mismos vidrios abajo de los toboganes, la misma caca de perro abajo de las hamacas, los mismos juegos rotos. Lo que ya no hay son nenes jugando en las plazas. Claro que en enero los atorrantes irresponsables de la intendencia están de vacaciones. Creo que nunca había visto tanta dejadez.

Javier dijo...

Dijo Mauricio Kartún el otro día en el Solís: "No hay obra de teatro que no contenga violencia. Vilencia de todo. Búsquenla y allí estará. La violencia es inseparable del ser humano, tanto en la vida real como en cualquier representación".

benito dijo...

amb: no voy, me coincide justo con el ÚNICO compromiso ineludible que tengo en el año. Me la quiero cortar.

Eu dijo...

¿Qué pasa el 28 de marzo en Bs Ass?

Eu dijo...

¿¿¿Choklo???

benito dijo...

Toca Shellac, la banda incomensurable de Steve Albini. Tuve la suerte de verla hace diez años y aún no me repongo.