sábado, 7 de abril de 2007

Too old to rock'n'roll, too young to die

(Dedicado al "viejo choto" G. Cerati, cuya música no me gusta y no creo que vaya a gustarme nunca, lo cual es irrelevante)

La reunión de The Police me dejó tan indiferente como puede dejarme el recuerdo de una emoción que no tuve. Siempre me pareció un grupo intrascendente que tuvo la suerte de cosechar lo que otros (The Clash, The Slits, The Pop Group) sembraron y sentar una escuela de guitarras anémicas y pasadas de chorus que arruinó buena parte del sonido de las violas del Río de la Plata durante los años 80. Sí, me gustan tres o cuatro canciones del Synchronicity y un par del primer disco solista de Sting; sí, Copeland es un muy buen baterista, etc. etc. De cualquier forma me parece más que un grupo una injusticia.

Pero lo que me interesa es un detalle etario; las fotos de la reunión muestra a la banda de rubios como lo que siempre fueron: un grupo de músicos adultos y maduros. Sólo que ahora es lisa y llanamente imposible de ocultar, son gente grande, alguno de ellos de la edad de mi madre, la edad de los abuelos. Pero al mundo no le importa, y está bien que sea así. No siempre fue así.

Cuando The Police surgió en 1977 existía en su ámbito una suerte de para-policía etaria evaluando la autoridad de expresión según la edad. Llevando al extremo el eslogan de Mayo del 68 que rezaba "no confíes en nadie de más de treinta", eslogan que invertía la autoridad del discurso tradicionalmente cedida a la experiencia y la edad acumulada, los punks ingleses le restaban incluso una década a aquel precepto, convirtiéndolo en un "no confíes en nadie de más de veinte". El impulsor parece haber sido John Lydon, o en aquel entonces Johnny Rotten, quién había hecho de "boring old fart" (que ha sido traducido adecuadamente en Buenos Aires como "viejo pedorro") su insulto favorito y que respondía "you're too old" cada re-pregunta, convencido de que todo lo que hacía era incomprensible para mayores de su edad. Cuando la periodista Caroline Coon lo entrevistó/promocionó en la Melody Maker, en sus famosas notas de 1976, Lydon/Rotten tenía 20 años. La maravillada Coon tenía 31.

El concepto cundió; Joe Strummer -uno de los rockeros más honestos de la historia- mintió con respecto a su edad durante todo este período, ya que a los 25 años podía considerársele un boring old fart, un veterano generacionalmente más próximo al pub-rock que precedió al punk que a este. Los jovencísimos The Damned ocultaron cuidadosamente la edad de Brian James, que a los 26 era un papelón para sus compañeros de banda, apenas veinteañeros (James era un mal necesario ya que aportó todas las canciones de los dos primeros discos). Los ahora olvidados Eater, prácticamente una banda de adolescentes, se divertían diciendo que el propio Lydon era "too old", pero nadie podía pelar más la partida de nacimiento que Paul Weller, quién a los 19 años se compuso todo el In the City y convirtió a The Jam en la banda más popular surgida del punk. Sólo The Stranglers, la banda más veterana y solitaria de la escena -y en muchos aspectos la mejor y más radical- se pasó por las partes el problema generacional y nunca hicieron el menor esfuerzo por disimular su mayor proximidad con la tercer década que con la adolescencia. Lo cual es comprensible teniendo en cuenta la caripela indisimulablemente adulta de Hugh Cornwell.

Esta carrera hacia atrás en el tiempo en la que la autoridad de la voz era directamente proporcional a la juventud de quién hablaba era, como ya dijimos, un concepto heredado de las luchas generacionales de fines de los 50 y de los 60 en general, sin embargo no era necesariamente un requisito del rock. Bill Haley había hecho al mundo bailar rock'n'roll alrededor del reloj cuando ya había cumplido los 30, más o menos la misma edad de Chuck Berry -quién tenía nada menos que 32 pirulos cuando escribió 'Sweet Little Sixteen'- en su apogeo, y ni hablemos de los patriarcas del rythm & blues. Elvis Presley y los Beatles sí eran muy jóvenes en su período más creativo y glorioso (cuesta creer que George Harrison tenía apenas 27 años cuando los Beatles habían completado su discografía y dejado de existir). Pero en la generación que los sucedió coexistían sin problemas adolescentes como las Runaways y treintañeros como Gary Glitter, aunque el promedio de edad era por lo general más alto que el de los músicos de fines de los 60. Esto cambió con el advenimiento del punk, aunque deberíamos decir que pareció cambiar. De hecho el punk, que discursivamente promovía una cierta caza de brujas que deshechaba propuestas musicales en virtud de la edad de sus intérpretes, era en su origen una de las corrientes musicales más envejecidas de la historia del rock. Varias de las principales figuras del punk neoyorquino, como Patti Smith, los Heartbreakers o Debbie Harry, frisaban los 30 cuando lanzaron sus primeros discos y, aunque Johnny Rotten o Mick Jones fueran apenas veinteañeros, los cerebros ideológicos detrás de los Sex Pistols y The Clash -sus managers Malcom McLaren y Bernard Rhodes- no lo eran. Sólo el hardcore yanqui, con bandas de casi niños como The Adolescents, Redd Kross o Minor Threat, parece ser un género realmente ideado y generado por chicos, pero -qué casualidad- el principal organizador y referente ético, Greg Ginn, el líder de Black Flag y creador de SST, también andaba por los 27 al generar el asunto.

¿Qué quiere decir esto? Nada, hay distintas formas de ver las cosas. Se puede asegurar que para determinados géneros la juventud es la única garantía de originalidad y energía, y la novedad o frescura -uno de los principales activos de la música rock- es algo que en los tiempos recientes se relaciona automáticamente con la extrema juventud. Simultáneamente se pueden leer cosas como esta entrevista cruzada entre Can y Blur y llegar a la simple conclusión de que en términos artísticos la juventud es más que nada un estado de ánimo, o una utilidad extra para los posters y videos. Pero arrancamos hablando de The Police y por algo fue.

La banda de los rubios fue uno de esos proyectos poco espontáneos en los que músicos profesionales se juntan no para ver qué pasa, sino para generar un producto deliberado que apunta específicamente a un mercado potencial. No es algo necesariamente malo, los alemanes de Faust hicieron lo mismo. El primer disco de The Police, Outlandos D'Amour, está cuidadosamente pensado para explotar el fenómeno del punk sin hacerse enemigos, y es tan exitoso en su objetivo -disimulando pero no eliminando las raíces jazzeras de los tres músicos- que sin dudas es una obra admirable. Pero tenía un tema culposo y revelador de que el trío se sentía un poco paranoico: 'Born in the 50'.

Musicalmente es, a pesar de su potente estribillo, el tema más tosco y primario del disco. El estribillo, puño en alto, es más bien un intento de hacerle una guiñada al ala más populista del punk que otra cosa, pero lo que necesita una cara pétrea es lo que dice y connota. Desde el título la canción está planteada como un himno generacional, reforzado en los coros ("¡we were born / born in the fifties!"), alineando a la banda con la franja etaria que componía la mayor parte del público del punk y la new wave y que exigía que sus ídolos fueran sus coetáneos. El problema es que Sting & co. apenas eran "born in the fifties", o no lo eran en absoluto.

Nacidos respectivamente en 1951 y 1952 -es decir con 26 y 25 años en 1977-, Gordon Sumner y Stewart Copeland pertenecían a la franja más adulta de los músicos de la escena new wave o punk, y como si fuera poco tenían un background social y cultural que no podía estar más alejado de los chicos que hacían pogo debajo del escenario. Pero Sting escondía sus acordes de jazz debajo de la síncopa de reggae de 'Roxanne' y cantaba que había nacido en los 50 a un público que suponía que se refería a 1957 o 58, no al borde de la década anterior. Tal vez detrás de semejante paranoia generacional hubiera simplemente una lucha de egos entre sex symbols rubios: casi simultáneamente a la aparición de Outlandos D'Amour se publicaba otro poderoso disco de punk-pop, el primero de Generation X, banda comandada por un Billy Idol que proponía un appeal físico muy similar al de Sting y que parecía obsesionado desde el nombre de la banda hasta la temática de sus canciones ('Youth, Youth, Youth', 'Your Generation', 'Wild Youth') por lo generacional. Generation X también dividiría las generaciones en buenas y malas según su edad ("your generation don't mean a thing to me" le cantaban a un Pete Townshend que en 1977 tenía sólo 32 años y quién aún no había publicado el magnífico Empty Glass). Una década más tarde, Tony James -uno de los líderes de Generation X- seguiría obsesionado por venderse como la quinta generación del rock con Sigue Sigue Sputnik, a pesar de que ya era mayor que el defenestrado Townshend en el momento de 'Your generation'.

Volviendo a The Police y esta canción descarada, la mayor paradoja del 'Born in the 50' de The Police era la de Andy Summers, quién tocaba con entusiasmo el riff del tema habiendo nacido en 1942, es decir, siendo un joven debutante punk a los 35 años. Summers estaba más próximo a ser un "born in the thirties" que a ser un hijo de los 50, pero, bendecido con una cara de niño bastante atemporal, se las arregló para mantener su larga biografía de ignoto músico de jazz-rock (habiendo empezado de adolescente, llevaba más de 20 años tocando cuando entró a The Police). Le salió bien; al público le sigue importando más lo que se expresa que los números en los documentos de los artistas. A las máquinas de promoción no, necesitan renovación para justificarse, y por eso seguirán siendo tapa los últimos discos de Kasabian o My Chemical Romance, mientras el mundo ignora las obras recientes de Richard Thompson o David Thomas.

El problema de la edad es físico y existencial, no artístico. El rock es ya una música vieja cuyos primeros cultores son ahora ancianos que comenzarán a morir de senilidad durante la próxima década. Esto no la invalida, pero sí invalida sus pretensiones de vocera de la juventud eterna. Hoy en día el mundo está lleno de ex punks que a los 50 años todavía tienen una marca de dónde se atravesaron la mejilla con un alfiler de gancho a los 20, ¿deberían considerarse excluídos de la música que ayudaron a generar? ¿deberían renegar de la vida que eligieron en su juventud y adaptarse al rol gris que las sociedades le atribuyen a la gente de su edad? ¿puede ser su derrota tan completa que ni siquiera tengan poder de decisión sobre el pequeño territorio de sus vidas privadas? Bueno, eso el lo que piensa la policía etaria y sus millones de defensores voluntarios que, como las juventudes chinas de la Revolución Cultural, persiguen a la generación anterior sin darse cuenta de que están siendo manipulados por alguien aún más anciano, poderoso y cruel. "You're too old" decía lapidario Johnny Rotten para terminar una discusión. Bueno, ahora John Lydon es un señor realmente mayor, ¿deberíamos suponer que eso lo invalida artística e intelectualmente ante alguno de los Kaiser Chiefs? Yo paso.

El poeta Leonard Cohen publicó su primer disco cuando contaba con 37 años y el mundo de los cantautores no volvió a ser el mismo. La artista plástica Kim Gordon agarraría por primera vez el bajo a los 30 años, en una banda -Sonic Youth- cuyo nombre puede considerarse una refinada ironía y que se revelaría a la postre como la banda de rock más influyente e importante de su tiempo. Pero es la aparición de Robert Pollard -quién editó el Propeller de Guided By Voices a los 35 años- como figura central del indie-rock la que supuestamente debería haber enterrado estas discusiones. Ya pasaron quince años desde el Propeller, yo todavía estoy tratando de asimilar el impacto.

Veo a los Police en la televisión reunidos después de todo ese tiempo y parecen estar pasándola bien. En una de esas todavía tienen algo que decir y algo que tocar, al fin y al cabo se disolvieron en el cenit de su carrera, con su primer disco, Synchronicity, que -en mi opinión- tenía algunos rasgos de grandeza. Es comprensible que quieran retomar ese camino interrumpido después de unos pocos discos y es más que probable que no lo hagan solo por dinero. Y sería interesante que tocaran hoy en día un 'Born in the 50', totalmente re-significada ahora que el haber nacido en dicha década no connota en absoluto una juventud radiante. En todo caso, hagan lo que hagan está todo bien: nunca van a ser peores que el mainstream actual. No hay forma, vienen de un tiempo en el que las exigencias eran considerablemente superiores.

PD: En las antípodas de los problemas de los Police con el calendario estaría el no menos rubio pero canadiense Bryan Adams, cuyo mayor éxito 'Summer of 69' -editado en 1984- lo presentaba como un treintañero nostalgioso de sus romances de adolescencia en el último verano de la década mágica. Sin embargo Adams tenía sólo 10 años en el 69 y apenas 25 cuando editó la canción. Esa extraña decisión en un ámbito regido por la juventud o su ilusión hace que si por alguna de esas casualidades llego a ver en vivo a Ryan Adams (sí, Ryan) alguna vez, voy a ser yo el guaso que le pida 'Summer of 69' y cause su acostumbrado berrinche estelar.

86 comentarios:

pad dijo...

¿Hoy podria un pibe de 20 cargarse al hombro representar una nueva visión del mundo?. O dicho de otra forma, ¿pueden esos pibes nacidos a mediados de los ´80, oficiar como representantes generacionales?.

Eso implica tener "voz", ser capaz de tener algo para decir que se enfrente a lo que existe. Yo naci a comienzos de los ´80 y soy de lo que piensan que mi generacion ya esta metida en la "era del vacio". No tengo ningun puto referente ni en la musica, ni en las letras, ni en el cine.

A nivel internacional, si el viejo de mierda de Jagger es capaz de seguir simulando que esta excitado y que tiene ganas de pasarse una minita, es porque no hay nadie de 20 años que pueda pegarle una patada en el culo y mandarlo a un geriatrico.

tomcruz dijo...

Casi siempre que que hablás de música dejamos de coincidir.
En el arte, (sobre todo en un género tan patinoso como el rock o el pop), todo (o casi) pasa a ser circunstancia. Hay muchas bandas que me gustan y otras tantas que no, y cada vez estoy mas seguro que depende no tanto de afinidad estética o espiritual sinó de otras cosas. Sobre todo hablando de bandas de adolescencia. Y en particular de The Police.
Para mi, el estado y el momento en que te encontrabas cuando escuchaste a tal o cual grupo fueron mas importantes que lo que su música representaba. De ahí el orígen de los "pecados" de juventud. El rock y el pop son arte y además son emblema, tristemente.
Por otra parte, criticar a los Police porque se juntaron exclusivamente para triunfar... a ver cuantas bandas de las que te gustan no se juntaron teniendo en cuenta eso?. Si el rock y el pop y narcisismo son casi lo mismo!. A Cobain, lo quemó esta contradicción, mas que el ser demasiado puro . Que Sting sea un pelotudo (lo cual viene al pelo para desmerecer a Police) no lo invalida como músico. Lo mismo que -salvando las diferencias-a Piazolla.

benito dijo...

Yo supongo que todas las bandas que me gustan se juntaron o rejuntaron para triunfar en algún aspecto, sea económico, artístico o ambos.

No puedo encontrar en el post nada que lo discuta/critique, o que discuta realmente a The Police, banda que no me gusta pero que solo ejemplifica algunos aspectos del post, que me parece no trata en absoluto de la comercialidad o la pelotudez sino del complejo de culpa generado por la edad en relación a algunas expresiones.

Puede ser que me esté expresando mál, o puede ser que las ganas de expresarse de los lectores sean tan urgentes que esto se efectúe antes de siquiera leer el post.

dagnasty dijo...

Bukowski también dijo que no puede confiarse en nadie mayor de 30 porque a esa edad la mayoría se ha vendido (sic Anagrama).
Pero F. S. Fitzgerald decía que todos los escritores que admiraba habían comenzado a escribir a los 40.
El punk con su vive rápido, muere joven y deja un lindo cadaver llevó al extremo la consigna, tal vez con un contenido más claro, el futuro no tenía sentido pues como adulto te esperaba el desempleo y el resto de los mayores eran los responsables de ese estado de cosas, el ninguneo a los adultos era obvio.
No me he puesto a analizar en qué momento exacto el mundo blanco toma la edad como un referente en el rock ya que los negros en el blues y el rithm&blues no hacían diferencias tan radicales, pero coincido con la percepción que se tiene en el mundo rockero con respecto a la edad cuando sus primeros exitosos son señores de 60 actuales y también suelo preguntarme qué se espera de ellos, si toda su vida han sido músicos qué se espera qué hagan a los 50.
Incluso uno mismo, como aficionado a la música, ¿qué debería hacer? ¿olvidarse de todo lo que le gusta y convertirse en lo que establece el modelo bienpensante? Increíblemente a veces leo a gente muy joven que considera que alguien luego de los 30 no debería ni siquiera tener gustos, apetencias; piensan igual que sus padres, después de todo.

La conocida rabieta de Ryan Adams es un buen remate.

pad dijo...

Segun el viejo Hobsbawm la juventud como categoria social y referencia identitaria, nace en los ´50. Supongo que el rock al nacer como manifestacion cultural por esos años, es natural que haya incorporado el corte generacional como un parametro para el sentimiento de pertenencia, mas que el blues o cualquier otro genero.

Lo interesante es ver que pasa cuando el rock se perpetua, va acumulando sucesivas capas genealogicas y ademas va perdiendo su espiritu de movimiento rebelde y anti-establishment. Para esto, vale lo mismo un viejo de 60 agitando la melena que un pendejo de 20, porque despues de todo, si el rock fue alguna vez constituyo algun relato generacional contestatario, ya parece perdido.

satur dijo...

hay de todo... acabo de ver a tom waits que debe andar por los 60, y es difícil evitar que los ojos se pongan vidriosos, oh que bella voz que tiene tom...

pero creo que el problema con las bandas no es tanto la edad de sus integrantes, sino la de la banda misma. es un lugar común, pero no deja de ser verdad, que la mayoría de las grandes bandas (no todas, por suerte) son geniales en sus primeros pasos, pero luego se vuelven "estables", hasta que terminan siendo, frase hecha también "caricaturas de sí mismos"...
y ahí sale lo de "se pusieron viejos", cuando por ahí ya eran viejos de antes o aún mantienen su vitalidad juvenil, pero es un eufemismo para decir que se les acabaron las ideas..

hace bastante tiempo, cuando aún escribía, yo había hecho un articulo un poco en broma, bardeando a los "viejos chotos", porque siempre se leía en comentarios y posteos eso de "donde está la nueva generación" (que también sale en algún comentario arriba).
es mucho más difícil para los que hoy andamos en los veintipico. cuando armás una banda de rock sabés que no hay forma de que te den pelota y que vas a tener que armarte el camino solo, editando tus propios discos y llevandolos en tu mochila, y haciendo ruido para que alguien te escuche, (ni hablo de armar fechas, porque hoy en buenos aires es casi un imposible). porque se sabe que los medios están cooptados por las compañias que solo contratan productos ya probados... pero lo importante es que sí hay cosas nuevas, y que si querés escuchar al que le mueva el piso a los estones vas a tener que salir a buscar vos, la radio ya no te lo lleva a casa

triki67 dijo...

Muy interesante tu teoría en el aspecto musical/comercial pero, o no la entiendo, o no la comparto.

Sobre todo lo de "uno de esos proyectos poco espontáneos en los que músicos profesionales se juntan no para ver qué pasa, sino para generar un producto deliberado que apunta específicamente a un mercado potencial".

Te aseguro que conozco muchísimo del grupo, y tengo cassettes y CDs de sus grabaciones y conciertos anteriores al primer disco, y no termino de entender en dónde estaba el producto deliberado ni los músicos profesionales.

Además si hubiera sido así, entonces por lo menos el primer disco fue un sonoro fracaso comercial, porque tuvo muy poco éxito en Inglaterra.
El primer éxito del grupo, y lo de éxito entre 5 mil comillas, fue en USA, con Roxanne, que no había tenido ningún éxito en su lanzamiento meses antes en Inglaterra. El grupo se formó en Febrero de 1977 (11 de febrero es la fecha oficial) y Roxanne se editó en Abril de 1978 en Inglaterra, como dije antes, sin ningún éxito.

Si además el único con una experiencia “importante” era Andy Summers (que entró al grupo 5 meses después de formado, ya que el primer guitarrista era un corso llamado Henri Padovani, que casi no podía tocar) y no tenían un productor reconocido, sino un flaco llamado Nigel Gray que era dueño del estudio y que se los alquiló barato y "produjo" el disco haciendo además de técnico de grabación, entonces la definición de "producto deliberado" se vuelve mas intrigante.

Lo otro en lo que discrepo es en "El primer disco de The Police, Outlandos D'Amour, está cuidadosamente pensado para explotar el fenómeno del punk sin hacerse enemigos, y es tan exitoso en su objetivo - disimulando pero no eliminando las raíces jazzeras de los tres músicos- que sin dudas es una obra admirable."

En lo de admirable concuerdo, pero solo si le sacamos la connotación de actitud musical hipócrita que la frase parecería sugerir.

El único con antecedentes en jazz era Sting que tocaba el contrabajo primero en una big band de su pueblo
(que llegó a editar un horrible LP, un poco mejor que si la banda sinfónica municipal hiciera un disco de dixieland...algo así) y luego en un combo de fusión llamado Last Exit, época en la que compuso casi todos los temas (letras principalmente) que luego lo harían famoso (hasta en Synchronicity hay letras de temas que cantaba con Last Exit en el 76 y que figuran en los cassettes promocionales del grupo)

Ni Andy Summers ni Copeland tenían ningún antecedente jazzero ni de jazz-rock. Andy Summers era un guitarrista de segunda o tercera línea del r&b inglés (tocó con Eric Burdon) que luego estudió guitarra clásica y tocó con Mike Oldfield en sus giras orquestales.

El grupo se formó con Copeland, Sting y Padovani. Tres perfectos desconocidos, incluyendo a un guitarrista francés que era malo hasta tocando punk. Copeland tocó en un disco de un grupo de rock pseudo-progresivo llamado Curved Air y Sting en grupos amateurs de jazz y fusión. El productor Nigel Gray era un don nadie y el primer LP, ya con Andy Summers en la banda, se editó por el sello A&M porque el manager del grupo Miles Copeland les ofreció que lo editaran sin gastar plata en promoción ni regalías. (lo cual implicó que el grupo con el tiempo recibiera un vagón de guita por ese disco, al contrario de los grupos que tiene contrato con un sello)
No eran músicos profesionales sino que se morían de hambre, y hay varias anécdotas al respecto.
Así que lo de “producto deliberado hecho por músicos profesionales” no tiene en mi humilde opinión demasiado asidero.
Músicos con mas experiencia que los Sex Pistols, claro que sí. Pero profesionales hasta por ahí nomás.
Se puede discutir si a los 36 años Andy Summers podía “hacerse el punk”, pero la verdad es que solo durante unos pocos meses tocó temas punk, que eran composiciones (siendo muy generosos) de Copeland y en algún caso de Sting del período anterior a su ingreso.
Además el disco no suena ni a rock and roll, ni a punk, ni a reggae (sacando un tema) ni a jazz ni a nada demasiado obvio, por mas influencias que tuvieran. Así que sigo desconcertado por lo de “producto deliberado”. Mas bien producto nuevo, de éxito incierto, hecho por desconocido. Que sabían tocar en contraposición a otros por esa época.

Y por último, y sin que esto sea nada que deba preocuparte, considero que en todo tu post solo hay 4 o 5 nombres que merecen ser recordados 30 años después y me temo que no concordaremos en los nombres y mucho menos si los ordenáramos en base a un criterio estrictamente musical (si tal cosa fuese posible) y no por una cuestión de “actitud” y “honestidad”.

Enormes discrepancias biográficas y musicales aparte, en cuanto a lo de las edades, es una reflexión interesante.

(Me hubiera gustado que hubiese seguido analizando el disco, mas allá de las implicancias etarias de Born in the 50´s-Nacidos en los 50s pero por poquito, o que dijeras qué rasgos de grandeza encontraste, finalmente, en el Synchronicity)

Seguro que le perdonamos a Johnny Rotten sus dichos siempre y cuando saque un disco bueno.
Al pobre Strummer (QEPD) no le puedo dar esa chance lamentablemente, pero sospecho que.....
Ah, Strummer murió a los 50 años de edad.

triki67 dijo...

Ah, y debe ser cierto que Cerati es un "viejo choto", pero es un excelente letrista, compositor y guitarrista. Probablemente el mejor compositor de rock de esta parte del mundo de los últimos 20 años.

Y concuerdan con esto tantos letristas, compositores y guitarristas con credenciales que sería demasiado largo nombrarlos.

A propósito, les recomiendo su versión de Bring on the Night, el clásico de Police grabado junto a Andy Summers en guitarra (anémica y pasada de chorus) y Vinnie Colaiuta en batería (Cerati canta en español y toca el bajo)

Quién fue el que dijo que era un viejo choto, causando así la cita entrecomillada??? Luca?? Qué grande el pelado! O algún ricotero?

Bueno, gracias...totales!!!!

dagnasty dijo...

El mejor letrista en los 20 (¿1987-2007?)últimos años en la escena argenta, no tiene trono, o lo comparten varios: El Palo Pandolfo de Don Cornelio y la Zona, Richard Coleman con Fricción, Daniel Melero en Travesti, Ariel Minimal en varios discos de Pez, Adrián Dargelos en Dopadromo y Babasónica, Ricky Espinoza en cuaquier disco de Flema, Nekro en Point of the lovely sun de Fun People, etc., etc., etc. y ultimamente Gabo Ferro en sus dos discos editados.
Cerati nunca me interesó, incluso cuando Luca ya había escrito ese pedazo de canción que es Divididos por la felicidad, Cerati escribía ¡Un misil en mi placard!, asi que la percepción de gran letrista en ese caso pasa más por el gusto individual de cada uno.
Aunque, hay una coherencia, si alguien fue fan de Police en los primeros 80´s obviamente Soda Stereo le encantaría, el problema es si además luego le gustó Maná, ahí ya es grave. :P
Le concedo a Cerati el haber escrito buenas canciones en Canción Animal, pero de ahí a ser el más groso letrista y blablabla, nah, ni en pedo, es un hype de sus amigos y fanáticos que suelen ser bastante cabeza a la hora de apreciar otra cosa que no sea su adorado Soda Stereo.

benito dijo...

Lo de "viejo choto" fue una campaña de stencils que se reprodujeron por todas partes en Buenos Aires y que suscitaron varias discusiones, blogeras o no, al respecto. Sobre la valoración de la obra del tipo me excuso porque comparto en rasgos generales la opinión de dag. De hecho yo soy un poco más radical: para mí como letrista Cerati no vale un pedo en el viento. Hasta Juanse me parece mejor.

En relación a lo de Police me parece que se están tomando como valorativas (es decir, como valoración negativa) cosas que para mí no son buenas ni malas de por sí. Para mí el que un músico de rock tenga raíces jazzeras es, dependiendo un poco de cuales son esas raíces, claro está, el jazz es muy grande, más un plus que una contra. Lo mismo va para el término "punk", me parece medio irrelevante el ponerse a discutir si Outlandos D'Amour es más o menos punk porque 'Peanuts' o 'Next to you' tengan un bpm más o menos o el pedal de overdrive esté en cinco u ocho: todo el disco -desde la foto quemada de la tapa hasta la tipografía- está orientado a esa estética. ¿qué comparado con un disco de Exploited no es punk? Claro que no, pero comparado con cualquier otro producto pop de su época sí lo es.

Por último, no voy a sacar chapa de experto en The Police -banda de la que claramente no soy fan pero tampoco enemigo- ni chequear la wiki para ver si esto está más acá o más allá, pero la idea de la banda como formación proletaria es un poco optimista. Y el background de los tres músicos es definitivamente de perfil sesionista, jazzero y profesional, no punk. Alcanza con escucharlos no sólo a ellos sino a de donde venían: Curved Air es la clásica formación de prog-rock contaminada por el jazz-rock de los 70 y Summer llegó a tocar en Soft Machine (y dio clases de composición y guitarra en la UCLA). Quiero decir, es un background diametralmente opuesto al de cualquier otra formación de la new wave. Lo cual, repito, no es ni bueno ni malo, simplemente es. Vuelvo a repetir el ejemplo de Faust -esta sí una de mis bandas favoritas- que fue formada y dirigida de manera similar.

Ahora, si se prefiere la leyenda de "tres músicos se juntaron en un garage...", bárbaro, pero no deja de ser una leyenda. Y en cuanto al extenderme sobre por qué tal disco o tal otro... no, no era el tema del post explicar que me gusta la síncopa de 'Wrapped around your finger' o los acordes de 'Roxanne'. No cambia nada en relación a lo que yo quería desarrollar.

Y, por último, de acá a 30 años todos podemos llevarnos un montón de sorpresas: si a Reed o a Roky Erickson les hubieran dicho que en los años 2000 se les consideraría clásicos y sus discos se reeditarían constantemente, se hubieran cagado de la risa. Quién te dice que con The Stranglers no pase lo mismo. Ojalá.

pad dijo...

¿Era Luca quien decia que a Cerati le das una guitarra y le decis "pelate un blues, algo que me emocione" y al tipo no le sale nada?. Me cague de risa cuando lei eso. Y siempre lo vi como una frutita almibarada, como Sting.

Cerati siempre me parecio que oficiaba de musico, que si pudiera estar recostado en un lindo jardin ingles, no lo pensaria dos veces.

triki67 dijo...

Definitivamente el perfil de los 3 Police no es un perfil de sesionistas.
Solo Andy Summers hizo algunas sesiones y puede haber sido considerado un músico de alquiler.
Lo cual puede ser algo negativo o positivo, según uno prefiera. O es una prostituta o puede tocar de todo.

Es cierto que tocó en un disco de Soft Machine, pero lo de Soft Machine siempre fue una cosa indefinida, con una gota de jazz, algo psicodélico (empezaron ttocando con Pink Floyd en la Roundhouse) y mucho de no se qué.
No recuerdo haber escuchado el disco de Soft Machine en el cual toca Andy Summers la verdad.
Pero sus antecedentes son mas que nada en el blues eléctrico inglés, y siempre jugó en tercera división. (que en Inglaterra debe ser profesional)

Lo de Curved Air no se parece en nada al jazz rock, y si me apuran ni siquiera debería de ser considerado prog-rock.
Es un divague absoluto que no se podría calificar. Dificilmente pueda decirse que era la típica formación de prog rock.(salvo para alguien que deteste al rock progresivo, en ese caso considera que los discos de Genesis, Yes y Crimson son un divague progresivo)
Por lo menos el disco en el cual toca Copeland, el cual escuché (es un decir, creo que no llegué al final)

De cualquier forma solo eran puntualizaciones biográficas, que apuntaban a contradecir el comentario de "producto deliberado" hecho por músicos profesionales con un fin determinado.
Y nunca dije que Police fueran una banda de garage así que no discutiré ese comentario.

Lamento no haber sido del todo claro con respecto a Cerati.
Yo dije "es un excelente letrista, compositor y guitarrista. Probablemente el mejor compositor de rock de esta parte del mundo de los últimos 20 años"

Ahora dagnasty dice que hay mejores letristas, lo cual debe ser cierto pero no parece contradecir lo que yo dije (o no sé que entendió por lo de compositor)
Tampoco entendí su comentario sobre Luca, diciendo que cuando Luca escribía una canción memorable, Cerati recién empezaba.

Cuando Sting escribía Roxanne, Los Beatles ya habían hecho Sgt. Pepper´s...y?

Bueno, dentro de 30 años veremos si The Stranglers son recordados...(bastante hábil lo de benito pateándola 30 años para adelante...dado que en estos 30 años tod parece indicar que la historia ha acomodado los zapallos en el carro)
Aunque es claro que Lou Reed y cualquiera de los Velvet se tiene que haber sorprendido del éxito que consiguieron. (como engañamos a tanta gente, bo??? Cheers)

S Bambino dijo...

Creo que al considerar el innegable declive en lo que respecta a la calidad y originalidad de la producción proclive a ser incluida dentro del inmenso espectro de musica catalogado como "rock" de los ultimos 10 años, ni la prensa mas especializada en el hypeo profesional se atreve a referirse en términos despectivos a íconos establecidos. Mas bien me parece que a esta altura se tiende a pensar al género como una tradición, con ritos establecidos y donde los ídolos reverenciados son cada vez mas reverenciados. A lo mejor me equivoco, porque no tengo el hábito de ojear con frecuencia las revistas de actualidad del mundillo rock, pero, a miedo de sonar como Don Nadie, no puedo pensar en nadie que plantee alguna propuesta actual como una ruptura. De hecho, toda la escena de "retro rock" y todo el resto del rock que con mas o menos disimulo también es retro, no hacen mas que citar influencias, algunas menos obvias o menos recientes que otras. Los periodistas especializados siguen considerando a Sgt Pepper y Dark Side como las obras magnánimas del género, en tanto la prensa advocada al punk rock, y las bandas advocadas al punk rock, seguirán considerando a Floyd aburridos y reverenciando a los pistols y the clash. O a Flema. O a 2'.
No me parece mal, digo, en mi humilde opinión las bandas mas viejas son mejores que las mas nuevas, y parece que la prensa y las bandas en boga comparten mi opinión. Seria un papelonazo que gente como la garcha de rolando, contando con el cuerpo de obra con el que cuenta, se posicionen por encima de un papelón menor como los caballeros de la quema. O que Franz Ferdinand o Bloc Party hagan lo propio con The Jam o GoF.
Incluso, así las cosas, el name dropping se conviertió también en una costumbre establecida, mucho mas importante ahora que nunca. No por nada Mark E Smith declaró que de poder costear un abogado cobraria un fee a cualquier banda que mensione a The Fall entre sus infulencias.

triki67 dijo...

Veo que la discusión ha degenerado y no creo que benito desee eso.
De cualquier forma y finalizando por mi parte una discusión que no tiene demasiado sentido, sería bueno aclarar que Cerati no debe estar muy preocupado por la opinión que tuviera Luca sobre él.
Y dudo que Luca formase parte de un jurado con potestades para ser convencido de las virtudes musicales de otro músico.
Eso lo podría hacer BB King, pero Luca exigiéndole a alguien que toque algo que a él lo emocione.... imaginate Pad la situación al revés. Dale Luca, canta o tocá algo que me emocione. "Estoy rodeado de viejos vinagres todo alre dedor, yo quiero la mamadera"...y despues entra Pettinatto y hace un solo desafinado de saxo. No!!!!!!!! Están nominados. Bueno, los dejo. Un viejo choto.

(hay un disco pirata de Page&Plant en Buenos Aires 1996, al que titularon OLD CHOTS)

benito dijo...

Esto se parece mucho a un diálogo de sordos: no veo como se puede afirmar que "definitivamente no tienen perfil de sesionistas" acerca de tres músicos de los cuales uno fue un sesionista confirmado y otro comenzó haciendo suplencias en grupos ya viejos. Para mí es lo más cerca a un perfil de sesionista que puede tener un músico joven. Pero tampoco entiendo la ofensa: dos de los cuatro integrantes de una de mis tres o cuatro bandas favoritas -Led Zeppelin- eran directamente los sesionistas más cotizados del swinging London. Pero ok, dejémoslo ahí.

Lo que no te llevo es lo relacionado a Soft Machine (una de mis bandas favoritas, también) y Curved Air: si hay dos bandas de rock progresivo inglés que están super informadas de jazz son esas dos. Claro que no son bandas de jazz puro, no puedo haber estado más lejos de afirmar algo así, pero cualquiera de los discos de Soft Machine posteriores al Third dejan clarísimo para donde estaban apuntando y lo que estaban escuchando. Y Curved Air no es, ni en pedo, lo que yo llamaría un "divague". De hecho me parece una de las bandas más interesantes del rock progresivo -que no es un sinónimo del rock sinfónico o el art-rock- y aunque no escuché tampoco el disco en que toca Copeland, alcanza con escuchar cuatro compases de lo que tocan el batero y el tecladista originales para confirmar que estaban escuchando jazz a full.

Y en verdad por ahí están las pruebas: agarrás una tablatura de cualquier tema de Police y no hay una barra de acordes propios del rock. Escuchás como lleva el Copeland los temas en los platos y te das cuenta de que evidentemente estuvo escuchando mucho jazz.

En mi opinión este costado jazzy (que es un color, The Police está lejísimos de ser una banda de jazz o de pop-jazz) es su lado más atractivo: como power trio tienen muy poco power y como banda de reggae blanco hay varias que le ganan lejos.

tomcruz dijo...

A mi por ejemplo me cuesta encontrarle algo bueno a Lou Reed.
En cuanto a Cerati, coincido con Benito y Dagnasty , me parece un letrista berretón, del tipo decoro la música con palabras bonitas, que acompañen sin molestar demasiado, (lo cual no es una opción tan despreciable, porque puede ser que uno esté dotado mas para la música que para las letras).
A mi muchas veces me basta con esa cojera, porque si bien hay casos, donde tanto letra y música están conseguidos por igual, hay otros, muchos mas, donde las virtudes de una disculpan a la otra.

benito dijo...

En relación a lo que dice el Bambino, bueno no hay nadie que esté más de acuerdo con él que yo (aunque como yo soy más viejo lo mío parece más un prejuicio de carcamán): para mí la decadencia de la música anglosajona en la última década es algo tan innegable como el calentamiento global, y no tiene tanto que ver con un agotamiento del género -que en Japón o los países escandinavos sigue vivito y coleando- sino con una degradación cultural severa que están sufriendo esas sociedades.

Pero no hay que preocuparse; simplemente hay que invertir el viaje, en lugar de preocuparse en ir y confirmar que los Artic Monkeys son una chagar (o en el mejor de los casos una intrascendencia), mejor ir a explorar lo que hicieron los viejos Can, Black Sabbath, Gang of Four, Love o los 13th Floor Elevators, que siguen vivos aunque estén muertos. La música interesante producida en los últimos 40 años es inabarcable en cantidad, ¿para qué molestarse en ir a buscar algo nuevo? mejor que eso nuevo venga a buscarnos mientras revisamos la discografía de Black Oak Arkansas.

(lo cual por supuesto no tiene nada que ver con la pseudo-nostalgia del retrorock)

Y eso es a una de las cosas que apuntaba con el post: me pasé años detestando a The Police y ahora por contexto me doy cuenta de que es una banda y producto mucho más noble que la mayoría de las cosas que están sonando hoy en día.

georgia dijo...

no he escuchado la suficiente música argentina como para decir con toda seguridad quién es el mejor compositor de estos últimos veinte años, pero sí puedo decir que jorge serrano le gana a cerati seguro. incluso sacando los temas de la época de los muertos.
the police me aburre, pero lo que me llama la atención es tanta atención al tema de la edad como factor númerico. sí, claro, todo el mundo cumple años, pero a mí me parece que en este caso la cuestión de juventud o no juventud es más bien una cuestión de actitud. de espíritu si se quiere (no me gusta esa palabra, pero bueno, explica). se puede vivir y morir joven, y se puede ser viejo a los veintidos. y el número que aparece en la cédula no puede cambiar eso.

pad dijo...

Aun teniendo cuenta el contexto, si The Police es considerada "la" banda de la decada por parte del mainstream rockero, esto es una opcion ultrarebajada de las opciones que ofrecia el mainstream en los ´60 y en los ´70: los Beatles, Led Z. o Pink floyd.

¿Cuando empezo el desbarranque?.

Mas alla de las explicaciones holistas (degradacion cultural,etc), siempre me intereso saber que explicaciones estrictamente musicales existen para esto. ¿los musicos son menos inquietos; se forman menos; perdieron sensibilidad; tiene menos control sobre su obra?. Yo no tengo las mas puta idea, mas alla de alguna cosa tentativa. Pero es algo que desconozco.

¿Y porque mierda ocurre en lugares tan disimiles como Inglaterra y Uruguay?

tomcruz dijo...

Jejé, totalmente de acuerdo con lo de ir a buscar para atrás. Lo único que se me ocurrre en ir para adelante a buscar mas de lo mismo es el afán de pertenecer a esta época, que no es poca cosa, pero a mi me la trae floja.
Sebald decía que solo leía a los clásicos.
La revolución de la armonía o del sentido mas "trascendente"de la música ya se fraguó a principios del siglo 20 y ahí quedó muerta de risa.
Claro que los medios para acceder a esos cambios tienen que ver con la circunstancias de cadascual, para mi por ej, fueron algunas bandas que redigerían hacia un plano mas terrenal y cotidiano parte de esos cambios, mezclados con un 95 porciento de romanticismo.
Sobre la baja de calidad, no se si es simplificar demasiado pero ahora es probable que ese mismo grupo de adolescentes que experimentaba horas, no solo con acordes, sino incluso con formas musicales mas complejas, típicas del rock sinfonico (aclaro que no soy un incondicional del género), se pase hoy esas horas, jugando con la play. El hedonismo y la autocomplacencia de estos tiempos imposibilitan cosas que antes eran necesarias.
No es eso de que el tiempo pasado fue mejor, pero está claro que la idea de excelencia en el arte ya no es lo mas importante.

Aparte, leí esto sobre Benny Hill y la estupidéz humana pensé que podía interesar:
http://www.elmundo.es/elmundo/2007/04/08/comunicacion/1176020063.html

benito dijo...

georgia: los comments están moderados así que demoran un poco en aparecer. No te preocupes si no aparecen instantáneamente, a mí me llegan y cuando los leo, los publico.

pad: estoy tentado a elaborar algún bolazo sobre la globalización de la idiotez, pero me parece que es un fenómeno multicausal. Aunque estoy convencido de que tiene que ver con el dichoso mercado como único regulador de la distribución de producción cultural.

Hace poco tuve una charla muy interesante con un periodista uruguayo radicado en España, y él me contaba que se nota en Europa una relación directa entre la decadencia cultural y las políticas educacionales de los gobiernos de las derechas europeas (Aznar, Chirac, Berlusconi...). Me decía que el corte de recursos en las áreas propiamente culturales de la educación fue simultánea a la explosión de la TV basura y que los países que recortaron menos esos presupuestos (Alemania, los países escandinavos) eran los que mantenían un nivel cultural más alto y una producción artística más atractiva. De hecho es algo bastante evidente en casos como el de Italia, donde Berlusconi solito se las arregló para terminar con el otrora glorioso cine italiano.

En el caso uruguayo y específicamente en lo musical han habido varias promociones generacionales cada vez más degradadas, y que se han caracterizado tanto por la adhesión acrítica como requisito indispensable del oyente (que es como pedir la total incapacidad física para practicar un deporte) como por la ignorancia total de los niveles alcanzados en otras generaciones. Tema largo, e imposible de desarrollar en un comment

pad dijo...

Si, a mi me cierra parte de lo que vos decis. Y parece que la cultura puede ser salvada unicamente en contextos donde predominan otras logicas de produccion y consumo no afectas al mercado. El otro dia volvi a ver tras muchisimo tiempo 25 watts, y volvi a pensar en todos esos pibes los cuales los ligaba unicamente el amor por cierta forma de hacer y sentir el cine, y se pusieron a cuestas la tarea de hacer cine de calidad en este desierto, y lo hicieron.

Y pensaba si quizas en esta era absolutamente depredadora que estamos viviendo, donde el mercado se encarga no solo de regular y producir lo que consumimos sino ya transformar lo que queremos y aspiramos consumir, si esas coutas de aire fresco no vendran de pequeñas empresas humanas, de esfuerzos colectivos mas de tipo comunitario pero condenados a su vez a ser marginales y fragmentadas. Que dilema de mierda.

Creo que ahi tiras una idea buena: los recursos e incentivos de las políticas culturales tienen la funcion de ser como cinturones protectores para cierta clase de oferta cultural que el mercado jamas va a regar. Y sino esta protegia esa oferta, se deja al mercado que la destruya, que la mierda te inunde todo. Y me parece que luego que tener una franja de generaciones enchastrada en ese lodo, volver a recrear una oferta inexistente es mucho mas costoso.

Ademas de todo, me parece aun genial poder pensar como todo esto afecta esa ultima cadena: el contacto del artista con la produccion y creacion de arte; cuando se sienta con un papel a pensar una letra, cuando se imagina un arreglo, una melodia, lo que fuera.

martín dijo...

esto último que decís es algo interesante. es asombrosa la desconexión generacional y la ignorancia sobre los niveles anteriores que se da en el rock de acá.
en algunos casos las razones son más evidentes y comprensibles (el agujero casi negro de guitarras eléctricas entre el 73 y el 83) pero en otros las causas son un poco menos forzadas y muchísimo menos excusables.
bah, al menos es lo que a mi me parece. habría que hacer una encuesta en la puerta del estadio charrúa, el velódromo o en las inmediaciones de soriano y florida para ver que le sugieren los nombres opus alfa, cross o chicos eléctricos.
digo, no es ningún pecado no saber, sólo que estaría bueno saber cuánto es y qué es lo que se sabe.

albertinho dijo...

Buenas. Creo que triki67 tiene razón sobre Copeland.
Un músico de sesión es alguien que toca con cualquiera, contratado por un productor, incluso sin ser mencionado en los créditos (y a veces a condición de no ser mencionado).
Como ser precisamente Jimmy Page y John Paul Jones (de Jimmy Page se DICE que hasta es él quien toca la guitarra en "You really got me" con los Kinks y que no puede revelarlo por contrato).
No es el caso de Copeland que me animaría a decir que jamás tocó en ningún disco de nadie a no ser por ese disco de Curved Air.
Sting jamás tocó que yo sepa como músico para otros y además no es un gran bajista del punto de vista técnico ni siquiera al dia de hoy.
No podría ser sesionista ni siquiera hoy.

Con respecto a Cerati, tiendo a estar de acuerdo sobre su capacidad como compositor musical y cantante.
No tanto en el tema de letras. Por lo menos dentro de los grupos mas difundidos, Soda Stereo del 87 al 96 gana por muerte.
No podría decir "de toda la Argentina", ya que siempre que uno discute de música, aparece uno diciendo "le robaron a los Pedorros, un grupo del norte de Neuquén que nunca tuvo la difusión que se merecía".
Si discutimos de rock anglosajón, sería The Farters, aquel grupo que editó un single indie en el 78 en el norte de Birmingham y que fue la semilla para que grupos inferiores tuvieran el éxito bla bla bla. La visión del conocedor underground: Mi tío jugaba mejor que Maradona pero nunca le reconocieron su talento, se los juro.

De cualquier forma, mucho mas importante es la discusión sobre la decadencia cultural y especialmente musical.
Lo llamativo es que esta discusión normalmente significaría que uno es un viejo que añora su adolescencia y se ríe de los adolescentes actuales, pero ya he conocido pendejos de 16 que prefieren a Pink Floyd o los Beatles, y también a The Police, que a los grupos actuales.
Y al mismo tiempo por acá hay una difusión masiva del "rock nacional" como nunca antes. O sea NTVG y La Vela, etc. Así que parece haber una separación en dos extremos entre los teens uruguayos.
Hasta la próxima.
Alberto

PD: No tengo claro qué sería un power trio, pero supongo que está relacionado con el uso de efectos en la guitarra. Porque Police en vivo era un aplanadora. Yo los vi dos veces. Espero verlos de vuelta a principios del 2008 para confirmarlo o calificarlos de viejos chotos :-)

Ah, y no creo que el sonido de Police haya arruinado el sonido de guitarra del rock rioplatense de los 80s.
Si no sabían tocar, ni aprendieron con el paso del tiempo no es culpa de Summers o de sus efectos "anémicos" (no entiendo cuál sería el efecto correcto y en qué proporción, y qué efecto es mejor que otro)

Además qué culpa puede tener Andy que unos "pigmeos" de las pampas (diría Bonaldi) le copiaran?

Esta teoría de Police arruinó la música es reiterada. Lo más gracioso es que hace 2 semanas, en Buenos Aires, un fan del rock sinfónico me comentaba lo mismo: "llegó Police y pudrió todo". Como que quedaron los viejos sinfónicos y rockeros por un lado, los punkies por otro y Police en el medio recibiendo las puteadas. Rarísimo!

benito dijo...

albertinho: No tengo la menor duda de que Summers es técnicamente un buen guitarrista (me di cuenta la primera vez que traté de sacar uno de sus riffs que me parecía elemental y con el que fracasé como un cochino) y de hecho por algo ha hecho discos a medias con uno de mis guitarristas favoritos, el excelso Robert Fripp.

Pero los timbres que usaba en The Police, su elección de sonido, es un pecado: no podés tocar una telecaster (o peor, una gretsh)con esa combinación de chorus abierto y delay, debería ser prohibido. Es el sonido de guitarra más "anémico" (es decir que debilita en lugar de reforzar el sonido del instrumento) y empalagoso de la historia. Y en realidad ni siquiera es culpa de los pedales (un guitarrista supuestamente mucho más limitado y casi contemporáneo como Robert Smith le ha sacado mucho más jugo a esos mismos efectos), porque cuando toca con guitarra pelada o con simple overdrive tampoco tiene fuerza. Supongo que para otros géneros puede ser excelente pero para rocker new wave le faltan vitaminas (pensemos en el glorioso, inigualable, James Honeyman-Scott).

Por desgracia su sonido hizo escuela en el Río de la Plata (¿por qué no habrán llegado discos con Robert Quine en esa época?), tal vez porque daba una falsa sensación de modernidad o porque hacía menos dolorosa la transición a lo eléctrico. El otro día estaba escuchando el primer disco de Fernando Cabrera -posiblemente su mejor disco- y pensaba "puta, cómo estaría este disco si no le hubieran pasado nunca un disco de Police", y hay muchos casos similares.

martín: en verdad no creo que la desconexión entre las generaciones de la música uruguaya sea más profunda en el mainstream actual que en otras épocas. El rock original pre-dictadura coexistía sin problemas con los otros géneros. En cambio el rock posdictadura -si bien sus músicos habían escuchado mucho canto popular- desconocía por completo al rock anterior a él. La (pequeña) generación under de principios de los noventa ya directamente no tenía ningún vínculo con la música uruguaya (o incluso rioplatense) previa o coetánea, y la rechazaba expresamente. La generación del mainstream actual desconoció casi por completo a este under anterior y sus estrictos códigos éticos... etc. Es algo relacionado más bien con los eternos problemas de identidad que han asolado a la música uruguaya a pesar de su excelencia eventual (yo creo, por ejemplo, que en ningún país de Sudamérica -con la excepción de Brasil, claro está- hubo una generación musical tan brillante como la que se conoce como "la del 77").

Es adecuado lo que decís con respecto al "agujero negro de guitarras eléctricas" de los tiempos de la dictadura, pero no hay que confundir esta carencia técnica con una incomunicación con el resto de la música mundial o con un tradicionalismo casi ludita. La leyenda negra del Canto Popular ha hecho creer a mucha gente (preferentemente a los rockeros) que este consistía en bandas de barbudos con quenas y bombos que cantaban zambas dramáticas con berretas metáforas marxistas. En realidad era más bien lo opuesto (aunque sí había una orientación más bien de izquierda) y lo que primaba era la experimentación, muchas veces eléctrica. Pero cada vez que se habla de esa época se pone de ejemplo a Larbanois-Carrero o a los Zucará, y se olvida a Los que iban cantando, Baldío, Darnauchans, Maslíah, Roos etc.

Quese dijo...

Benito no respondio la def. de Power Trio, y es simplemente eso, formación básica de bajo, guitarra y bateria, donde algun miembro hace la parte vocal (en este caso, sting con la voz y bajo).
No puedo aportar mucho al debate, por cuestion generacional, nunca le di pelota a Police ni creo que lo haga. Pero me parece que todo ese debate de sesionista/no-sesionista es al dope. La idea de benito es que simplemente no vienen del mismo ambiente que otras bandas punk/no-wave y listo. Dejen de nerdear.
Yo en este momento estoy en plan medio viejo, escuchando música más vieja que nueva y me di cuenta tambien que el único disco que considere bajar de algo nuevo es de esta banda nueva Butcher Boy, banda de scottish pop donde en realidad son todos veteranos de mas de 30 años, una especie de belle and sebastian oscuro y más crooner. very nice y serio.
Y el efecto del sonido de los discos de Police fue atroz. Bah, y otras bandas, es impresionante cuantas cosas de estas zonas de esa epoca suenan basicamente a The Cure, supongo que en 20 años se notara totalmente la influencia de los Neptunes y otros en casi cualquier cosa que suena ahora.

martín dijo...

benito: no quise decir que la desconexión del mainstream actual fuera mayor que la de otras épocas, sino que, por ejemplo, la de la de principios de los ochenta tenía una excusa bastante más sólida que los empuñadores de guitarras y/o trompetas de hoy.
está claro que el 83 tampoco había muchos jóvenes que conocieran lo que había pasado diez años atrás.
y si, estoy de acuerdo en que hay una confusión bastante importante de lo que pasó en el medio. hablé del agujero negro tratando de trazar una línea imaginaria que uniera al "rock-rock" (por decirlo de alguna manera), pero no desconozco que en plena dictadura sucedían cosas valiosísimas.
no hay dudas que hay más ideas en calquier canción de lazaroff de aquella época o del cabrera temprano y sus amigos que en el catálogo casi completo de bizarro.
tal vez la encuesta debería investigar también si alguien sabe que hacía trochón antes de convertirse en el bob fosse local.

pad dijo...

Lo de Fernando Cabrera es tal cual. Siempre que esos discos de los ochenta serían mucho mas efectivo si se les sacara todo ese sonido edulcorante de The Police.

Pero parece que es un gusto personal de Cabrera ese tipo de sonido; me parecio ver en Bardo alguna remicencia a ello en algunas canciones.

Lo de la generacion del ´77 no es al primer periodista cultural que se lo escucho decir, por lo cual doy absoluta legitimidad a esas palabras. Esas mismas palabras se las he escuchado decir al Guilherme

(A proposito hay una nota excelente de este, donde ensaya algunas explicaciones de porque Uruguay es un caso ejemplo de explosion de musica popular a partir de los ´60)
(www.revistatodavia.com.ar/notas2/Guilherme/frame_guilherme4.htm)

Hay algo que si me parece interesante: estos tipos estan conectados a la estetica rock de los ´60 (Darno, Roos, Galemire,Cabrera); pero quizas salvo Galemire, esta corriente de tipos se desconecta de las corrientes anglofabas de los ´70 y despues de los ´80. Es esa frase repetida por Benito varias veces de que los artistas uruguayos se quedaron en los Beatles. Hasta incluso posturas fundamentalistas como las de Bonaldi, toleran como unico exponente de la musica imperial valido al beat, y en particular, a los beatles.

Quizas eso haya afectado la posibilidad de que estos tipos tuvieran relecturas posteriores y pudieran ser continuados.

dagnasty dijo...

Triki67, cuando Luca escribía Divididos por la felicidad, una de sus primeras canciones hechas en las sierras cordobesas, Cerati escribía zonceras como Un misil en mi placard, Te hacen faltan Vitaminas, etc., etc. No se trata de una cuestión de tiempos, si no de calidades y no, Cerati no es el mejor compositor que ha habido en 20 años ni a palos, compositivamente me quedo con Miguel Abuelo o Federico Moura que supieron hacer el mejor pop que hubo acá, incluso acuerdo con Georgia y Benito, Serrano y Juanse son mejores letristas que Cerati.

Definiciones categóricas de querer poner un fulano con su banda por encima de la obra de docenas de otros músicos destacables sólo pueden sostenerse si corear cuando pase el temblor hizo que no se escucharan Los Pillos, La Sobrecarga, Los Corrosivos, Todos Tus Muertos, Los Encargados, Don Cornelio, Metropoli, El Lado Salvaje, Copiloto Pilato, 13 al Diablo ¡los Bad Brains argentinos!, otra que "Prófugos" y tantas más. Y como guitarrista, me quedo con Gamexane.

Lo que dice S Bambino me pasa todo el tiempo, los mejores discos "nuevos" del 2006 para mi eran de bandas como Scritti Politti y Radio Birdman, en mi caso no puedo evitar expresarme con respecto a algunas bandas actuales a las que veo inconsistentes que hasta So Lonely de The Police es una canción con más brillo que muchas de las actuales, la comparación permite algún análisis sobre lo que pasa como hace K-punk, un blog que se dedica a analizar la cultura pop y sus problemas con el Capitalismo Unico, tiene varias hipótesis sobre el asunto que están muy buenas.

albertinho dijo...

Claro, es como que hay ondas en estilo y sobre todo producción que van y vienen.
Estaría bueno hacerle llegar la crítica a Fernando Cabrera, gran fanático de The Police y fundamentalmente de Sting como compositor (que es algo mas que escribir una letra)
y que llegó a hacer programas especiales en la radio sobre ellos (recuerdo uno sobre el primer disco de Sting en el 85 en CX26)

"Fernando: tus discos de principios de los 80s hubieran estado mas efectivos (?) si no hubieras tenido la influencia de Police"
Y ahí sacarle un foto con el celular captando su reacción y publicarla acá :)

Si no les gusta el sonido de la guitarra, lo lamento. Pero es un comentario de producción que no hace al fondo de la cuestión.
En general los grupos perduran a largo plazo por su calidad musical y no por el efecto de la guitarra.

Hay muchos grupos que han mencionado que tenían un lindo sonido de guitarra pero faltaron al curso y ya fueron. Solo son recordados por los conocedores underground que antes mencioné.

Albertinho

PD: Muy buena letra pero la discusión era sobre composición musical.

Yo siempre ando rompiendo vasos
en los cuartos de otra gente
siempre levantando tumbas de otra gente.
No importa lo que existió hace pocos años,
los días felices se quebraron, pero así es la vida.

Qué buenos tiempos
qué hermosos tiempos
qué buenos tiempos
pero qué soledad.

Si yo tuviera pantalones
caminaría por la calle
y si yo tuviera una "mauser"
mataría a todos los que encuentro.

Qué buenos tiempos
qué hermosos tiempos
qué buenos tiempos
pero qué soledad.

Estoy caminando por una casa rara
y paso dieciocho puertas cerradas
si no entendés el sentido
mirá mis cicatrices.

Qué buenos tiempos
qué hermosos tiempos
qué buenos tiempos
pero qué soledad.

el-warren dijo...

Tomanddo el tema de la edad.
Para mí es similar la que pasa con los músicos a lo que pasa con los que los escuchan.
A Algunos, independientemente de la edad les interesa el tema y no lo relegan al cajón de la mesa de luz (si yo de joven tenía un grupo)
A otros le deja de interesar al irse adulteando (que además en Uruguay es un proceso lento)
En los músics supongo algo similar.
Unos que la buscan, y la buscan, le erran y le aciertan y no se estabilizan ninca.
Otros buscaron una fórmula, la encontraron y la repiten. A veces se separan. Luego vuelven a unirse tocando la vieja fórmula.
Ahí es cuando dan ganas de llorar

benito dijo...

No, la elección del arreglo a partir de los efectos no es un simple problema de producción sino de la identidad pura de la banda o el artista. Pensar en el uso del wah-wah por parte de Hendrix, del reverb por parte Dick Dale o del fuzz por parte de Mark Arm no es en absoluto una cosa superficial, sino que define la identidad del guitarrista tanto como su capacidad de meter notas en un compás. El dominio de la pedalera es parte indisoluble de la habilidad de un guitarrista eléctrico; los pedales son parte -opcional, obviamente- del instrumento "guitarra eléctrica". No es algo que se pueda obviar como una simple coyuntura de producción arreglística. La carrera de muchos guitarristas ha dependido básicamente de la personalidad de un sonido y en buena parte de la música actual la capacidad de generar un timbre propio llega a ser hasta más importante que la ejecución final.

No veo qué habría de sacrílego en remarcar el exceso de influencia de Summers sobre el laburo de los primeros discos de Cabrera. De hecho él debe ser el que más consciente está de ello.

Pero no es un defecto único de él: de hecho toda su generación musical -que he defendido por lo general como muy superior a las que la sucedieron- adolescieron de un serio problema de acceso a la producción musical internacional de su tiempo. Siendo una generación bastante prejuciosa y excesivamente influenciada por los paradigmas del jazz rock, por lo general ignoraron a toda la música de los 80 con la excepción, justamente, de The Police. En ese tiempo parecía que lo único que existía fuera de la música uruguaya eran los indiscutibles Beatles, The Police y Weather Report.

Y ahí empiezan los gustos, pero el que reconozca renuentemente que The Police era una buena banda no quiere decir que no considere muy superiores a otras bandas inglesas de su tiempo como Clash, The Fall, Gang of Four, This Heat, The Stranglers, Pretenders, , Joy Division, Wire o Public Image Limited. Bandas que la generación de Cabrera parece haber desconocido en su momento y que habrían planteado variaciones arreglísticas que evitaran a algunas buenas canciones sonar como G.I.T.

pad dijo...

benito: ¿Galemire no es una excepcion en esa generación?. Alguna vez lo he escuchado hablar del rock escoces y de bandas inglesas de los ´80 de poca difusión en nuestro país.

el-warren dijo...

cortita y acordando con el dragón.
La imposición de su personalidad sobre el instrumento (incluyenddo accesorios) y la generación de un estilo propio, reconocible e intransferible es lo que hace a los grandes instrumentistas en general.
Los ejemplos son buenos.
Puee haber más del lado del jazz, pero no importa

Rod dijo...

Iba a escribir un largo post acerca de como el tema de que la música actual está muerta es un cuento pero prefiero probar con una metáfora y dejar una recomendación.

Imaginen una ciudad donde hay 100 McDonalds y 1 restaurante donde un tano hace la mejor pasta del mundo. Si la mayor parte del público come en McDonalds (por ignorancia, por negligencia o por mal gusto) esto no quiere decir que la pasta del tano no sea un espectáculo, ni que perfectamente la pueda estar cocinando mejor que su viejo que atendía el local antes.

Eso es básicamente lo que le pasa a la música hoy en día, igual que a cualquier otro producto. No es la globalización de la idiotez, sino la masificación de los mercados. Es imposible comprar un producto bueno (de cualquier tipo) si uno solo compra en las tiendas más comunes, si no se toma un tiempo para investigar, y si no se gasta unos mangos (esfuerzo) más.

Yo veo a la música perfectamente saludable y en muchos casos haciendo trizas a los íconos del pasado. Solo que capaz que en lugar de escucharla en AM/FM hay que bajarla de un bittorrent o escucharla en una radio independiente via internet, pero me parece un "trade-off" totalmente favorable, de hecho.

Sobre la recomendación, el otro día compré un CD por primera vez en muchos años. Ocurre que lo tuve que pedir a Japón ("Heavy Starry Heavenly" de Tommy heavenly6) pero más allá de ese pequeño detalle, es el mejor disco de pop-rock que he escuchado en muchísimo tiempo. Y el "Limited Edition" que conseguí está hecho para que cualquier fan *quiera* tenerlo (una edición perfecta, una caja preciosa, un DVD con los videos, etc.) y dándole una clase a la anémica industria americana de cómo se venden discos, no haciendo juicios sino cuidando el producto y contratando buenos artistas y productores (como siempre pasa en Japón, se agotó en 3 días).

maic-di dijo...

de acuerdo con rod: no veo porqué decir que hoy se hace peor música que antes..

es algo medio paradójico (por el lado de mcdonalds puede haber una explicación, por el lado del "too much information" parafraseando a los increibles police, ya que estamos, puede haber otra), pero con Internet y todo aún cuesta conseguir cosas originales y nuevas, pero existen.

Claro, van pasando los años y cada vez hay mas cosas buenas que escuchar de los 50s, de los 60s, de los 70s, delos 80s, de los 90s, y también de ahora (ni hablar de otros géneros que hay tambièn que escuchar). No da el tiempo para un pibe de 15 años!

Ahora: los matices de la guitarra de Andy Summers en mil canciones de police son enormes: cómo se puede catalogar a este tipo? por los imitadores?

y más importante aún: que pasa con el bajo y voz de sting y la bata de copeland, todo junto con la guitarra de summers? bueno, ahi está la cosa, y las maravillas de the police. Creo que éste es el asunto. Qué puta banda suena como Police? no, Soda Stereo no.

Early Cabrera? pienso en el viento en la cara y buzos azules (me importa un carajo que cabrera reniegue de esos discos) y encuentro excelentes canciones, con arreglos de guitarra super diversos. Que "La Bruja" con otro arreglo hubiera sonado mejor? who knows? hay algun cover de esta cancion (pregunto: de verdad me gustaria escucharlo) me encanta como quedó. Más fresca imposible. Es cierto: la escuché a mis trece años en un momento especial, y quedó guardada para siempre.

cirujano por teléfono dijo...

dagnasty: bukowski dijo que no se puede confiar en nadie de menos de treinta, porque a esa altura no se puede saber cuáles van a venderse o y cuáles no.

Prudencia dijo...

Sobran ejemplos de que la juventud no es la única garantía de originalidad y frescura, pero es al cuete discutir eso porque el rock es algo más que un género musical y, como decís, el problema no es artístico sino existencial: ¿cómo “envejecer” sin perder la credibilidad rockera ni quedar como un viejo ridículo? No tengo idea, pero los que para mí lo lograron (Reed, Cohen, Waits, por seguir con los ejemplos citados) parecen haberlo hecho focalizándose en la música y cagándose en esa mística del rock como pretendido vocero de la juventud eterna y la rebeldía adolescente. Abracé esa mística en un tiempo como tanta gente, pero con el correr de los años (digamos, cuando empecé a acercarme peligrosamente a los 30… hasta que los pasé) advertí su lógica perversa: “un rockero mayor de 30 no es creíble”, “un grupo de rock con éxito comercial no puede ser verdaderamente bueno porque se ‘achancha’, su rebeldía pasa a ser impostada…” etc. Hoy me parece una estupidez, incluso una trampa letal para quien se lo tome demasiado en serio. Seguramente lo veo así porque estoy vieja. Pero a riesgo de que mi antigua-yo me escupiera en la cara si se cruzara conmigo por la calle, creo que vale la pena preguntarse si no sería mejor descartar toda esa mística extra-musical trasnochada y aceptar que el rock mantiene su vigencia -en el mejor de los casos- como género musical, pero no como “contracultura” o como quieras llamarle. Si hoy fuera adolescente y quisiera hacerme la rebelde, no escucharía la música con la que crecieron mis abuelos.

martín dijo...

maic-di: la verdad no se si existe un cover de "la bruja", pero de verdad que es una buena canción.
no sabía que cabrera renegaba de esos discos, pero si que lo hacía de "río", aunque no tengo la menor idea porqué.

sobre el sonido de guitarra de cabrera, bueno, creo que a veces si afea un poco algunas bellas canciones. pero no es el único que sufre de ese mal. creo que el asunto de los sonidos y los timbres siempre fue un problema en la música uruguaya. cada vez que escucho sonar el clásico efecto del órgano de H. Fattoruso me vienen ganas correr lejos, lejos. y no estamos hablando de un tipo que toque precisamente mal.
siempre me pregunté porque tantos músicos uruguayos de notoria sensibilidad y buen gusto en lo compositivo patinaban tanto y tan feo en esa área. ¿alguna teoría?

benito dijo...

Me estaba acordando de "La bruja" cuando mencioné a Cabrera, pero el chorus a-la-Summers está presente en muchas otras canciones, así como recursos de ejecución que no pasan solo por la tímbrica de efectos. Incluso en discos eminentemente acústicos como el de "Mateo & Cabrera". En esa época el sonido soñado de una guitarra era la combinación entre una Ovation electro-acústica y un pedal de chorus.

(Hace poco, al escuchar nuevamente, después de mucho tiempo, a "La bruja", me asombró lo poca corrección política del tema. Hoy en día habría más de una gritando "¡misógino!" ante la fóbica generalización sobre las mujeres que hace).

Pero por supuesto no fue sólo Cabrera el que sufrió un exceso de contaminación por The Police. También está presente en el "Mediocampo" de Roos e incluso en algunos trabajos de Galemire. Y no sólo en esa generación musical: Los Tontos y (especialmente) Los Traidores tenían a Summers como norte tímbrico y arreglístico.

¿Cómo explicarlo? Bueno, posiblemente les gustaba y punto, pero también había una falta de conocimiento/acceso a otros estímulos musicales muy preocupante. Mucha gente conocía de memoria la discografía de The Police y sin embargo no habían escuchado un disco de reggae o de dub auténtico. Entonces no es solamente el chorus arpegiado; es también la voz haciendo coros onomotopéyicos, el tambor con eco... es decir, todos los estilemas más reconocibles de The Police. Claro que hay excepciones y que ninguno de estos casos es tan patético como G.I.T. o Maná, pero a veces se anduvo cerca y otras veces fue simplemente un error de elección: el haber escuchado el tratamiento de violas de Jerry Harrison o de Mick Jones tal vez hubiera dado mejores ideas de cómo fusionar una guitarra rítmica eléctrica con un ritmo de origen más latino.

El sonido de sintes de Fattoruso tiene para mí una explicación más sencilla: se trata generalmente de variaciones sobre los presets de "brasses" de los sintetizadores. Es decir, son los timbres con los que los sintetizadores emulan el sonido de los instrumentos de viento. Es un timbre tan artificial y atorrante que los tecladistas del mundo entero suelen esquivarlo como si estuviera apestado, de la misma forma que suelen esquivar a las emulaciones de otros instrumentos más o menos comunes, como los timbres de guitarra.

Fattoruso es un músico -espero que no se me discuta esto- de eminente formación jazzera, género donde a diferencia del rock, reinan los vientos y en particular los saxos. Sin embargo en Uruguay no hay -a diferencia de otros instrumentos- una gran escuela ni tradición en la ejecución de estos instrumentos. No es de extrañarse que Fattoruso, que además es por edad pertenece a la generación de tecladistas que creyeron que el sintetizador era un instrumento omnipotente que permitía reemplazar a cualquier integrante de una formación, se haya tentado a intentar hacerse el saxofonista, o reemplazarlo, mediante la utilización de estos timbres. Para mí es un sonido inescuchable, pero me pasa lo mismo con casi todos los timbres emulados por los sintetizadores.

Por otra parte, el cuidado del sonido y los timbres nunca fue el gran fuerte de las generaciones musicales uruguayas anteriores a los 90. El desprecio de músicos excelentes como Maslíah y otros a todo lo que se entiende como "producción" sonora ha rozado lo criminal (la excepción es, por supuesto, la de Roos, pero que también se ha mandado históricas cagadas como la de usar caja de ritmo en lugar de batería en 7 y 3, otro caso de sobrevaloración tecnológica).

albertinho dijo...

Si alguna banda de por acá sonaba como G.I.T., no le podemos echar la culpa mas que a la falta de cerebro de quienes le hayan copiado.

Ves, en el caso de GIT hay un caso de "músicos profesionales" que se reúnen "con un objetivo determinado":
copiar (un poco tarde) el sonido de un grupo exitoso, pero simplificándolo a un nivel casi infantil.

Recuerdo haberme ido a esconder a un rincón del Franzini en Montevideo Rock II (1988?) para evitar escuchar a GIT, pero me fue imposible.
Oh my amor, no todo lo que brilla es oro, el único oro es tu amor.

Benito: tus opiniones y gustos musicales son tan pero tan tan particulares que leerlos suele resultar un experiencia curiosa.
Leer qué opina alguien con un gusto muy pero muy muy muy muy especial y peculiar. Una curiosidad periodística.
Pero admiro tu sinceridad para decir que preferís a Joy Division, The Stranglers y PIL por sobre The Police.

Dudo que Cabrera, que hoy debe de conocer a Joy Division y PIL, se arrepienta de no haberlos conocido en su momento y de haber usado esa otra influencia para su música. Si algún día hablás con él, preguntale. Si te dice que si, te regalo mi auto (está bastante cascoteado pero anda).
Ah, y no te lo va a confesar pero con Sting en el bajo y Copeland en batería, esos discos de Cabrera sonarían fenómeno (además que Cabrera dista de poseer una voz privilegiada)
Y de acuerdo con Martín sobre el sonido actual de Hugo Fattorusso...suena feísimo. Pero eso no impide que se pueda disfrutar lo que toca (a veces)

benito dijo...

si Cabrera (o cualquier otro músico) dijera "oh, ahora que descubrí a los Blue Magoos -o a lo que sea- me arrepiento de no haberlos usado como influencia en su momento", habría que matarlo y terminar con su sufrimiento. Pero no creo que exista ningún músico tan estúpido como para decir algo así; las influencias -en el caso de los músicos talentosos- se sufren, no se buscan.

A mi esnobismo le gustaría ser realmente tan, tan, tan, tan insular a la hora de evaluar la música de los 80, pero lamento desilusionarte: el consenso crítico -en los países anglosajones de donde provienen al menos- acerca de las superioridad de los 3 primeros discos de P.I.L. o los de Joy Division por encima de Sting y cía, es tan abrumador que da hasta un poquito de rabia coincidir con el mismo. Reconozco que mi pasión por los primeros discos de los Stranglers -primera banda de la new wave/punk que tocó con gente como Fripp- es sí un poco menos popular, pero me parece que eso tiene que ver más con ciertas características poco simpáticas de las letras de los men in black (impresentables en la era de la corrección política) que con sus características musicales.

pad dijo...

Parece dificil que alguien pueda tener un target tan amplio en sus busquedas musicales. Estoy lejos de tener la minima sensibilidad para escribir musica pero supongo que hay influencias grupales, antecedentes de formacion, sensibilidades heredaras que hacen que uno agarre para un lado o para el otro.

¿Era posible en es Montevideo cerrado y hermetico de la dictadura encontrar lo que pasaba del otro lado del atlantico?.

Ineptus dijo...

Retomo la idea de la “decadencia cultural” porque hay algunas cosas que me interesa anotar, si me disculpan la disgresión

El problema de hablar en términos tan generales sobre “decadencia cultural” es que no deja claro con respecto a qué es la decadencia. Un músico “clásico” en los sesentas podía considerar al rock y al pop de esa época “decadencia cultural”. Hoy todos sabemos que esa música se considera excelsa.
Es decir, a grandes rasgos yo pienso que la cultura anglosajona si se ha deteriorado gradualmente en la parte audiovisual y también en la música pop y rock.
Pero yo no se sí esto se puede enmarcar en una “decadencia cultural” vista de forma tan fatalista. No toda la culpa se le puede echar al mercado (por más que me gustaría). Al fin de cuentas nadie le echaba la culpa al mercado cuando las bandas que más vendían discos en todo el mundo eran los Beatles, los Stones y Led Zeppelin.
Pero ante esto yo no creo que algún tipo de “proteccionismo” vaya a ser la respuesta (ni digo que nadie lo esté proponiendo acá). Creo que en estos casos siempre hay un interés por promover cierto concepto de “cultura” como operación de imagen para ministerios, alcaldías, o cualquier tipo de instituciones.
Esto no siempre tiene que ser así, pero en mi experiencia siempre lo es. Con esto se cae en el otro extremo, de la “homogenización” de la cultura por el mercado a la ONGización: el cliché bienpensante, el artista que hace carrera porque sabe en cuáles temas va a encontrar financiamiento, las apelaciones demagógicas a la identidad (palabra comodín hoy en día) etc etc etc
Yo no me imagino al punk o al indie rock de los ochentas, o al kraut o a la mayoría de cosas interesantes que han pasado saliendo de las buenas intenciones de un ministerio de cultura. Pero tal vez esas cosas sucedieron más por “espacios de posibilidad” que se relacionan de forma directa con “políticas” (no necesariamente culturales).
Aquí hablamos de cuestiones estructurales como la capacidad de acceso y consumo de cierta cultura (libros, discos, cine), la existencia de espacios públicos, incluso hasta los precios de los alquileres. Solo basta pensar en cómo la “asistencia social” ha beneficiado a la música británica, las “escuelas de arte” como espacio para jóvenes que no quieren salir inmediatamente a hacer dinero etc. Yo creo que la existencia de “espacios de posibilidad” es lo que determina en gran parte el surgimiento de una cultura interesante. De alguna manera la escasez y la desaparición gradual de esos espacios se relaciona con cierto deterioro actual y sí no deterioro, al menos una disminución de propuestas interesantes.

Y con respecto a la edad, definitivamente me parece curiosa la obsesión del rock con la juventud, más a estas alturas del juego. En la literatura y en el cine las obras cumbres muchas veces se hacen después de los cuarenta. El problema en el rock es que muchas veces la vejez también se vuelve inseparable del conservadurismo formal, pero basta con escuchar el último disco de Scott Walter (63 años) para saber que no siempre es así

benito dijo...

pad: sí era posible, pero no se quería. Esa generación estaba completamente informada de los discos de Return to Forever o de los experimentos jazzrockeros de Joni Mitchell, y era horriblemente prejuiciosa con respecto a cualquier otra cosa. Recuerdo las anécdotas de un amigo bajista con su profesor y sus luchas al pedo para tratar de convencerlo que el bajista de Jane's Addiction (un monstruo de las cuatro cuerdas) tocaba bien y que en una de esas Jaco Pastorius tenía una idea medioc confusa de lo que es realmente tocar el bajo.

Pero no es cuestión de que se consiguieran los discos de This Heat -que hasta para los ingleses eran complicados de conseguir- sino que escucharan con atención los que ya tenían de los Beatles o de los Who. O de Mateo, por que no, al que toda una generación creyó que podía mejorar complicandolo y emprolijandolo un poco.

benito dijo...

Con respecto a lo que dice ineptus, voy a tratar de desarrollar algo que pienso en pocas palabras (y va a quedar inevitablemente incompleto): la generación de espacios de intercambio o de mero ocio es siempre una política cultural. Los ejemplos más atractivos -y positivos- que conozco no son de una tutela creativa, sino de una combinación de apertura de espacios para las propuestas no necesariamente más atractivas en términos de mercado y la generación de espacios libres. Las políticas culturales suecas son un delirio en sociedades empobrecidas como las nuestras, pero no lo serían en Inglaterra o España, y básicamente se podrían resumir en pequeñas ayudas no direcatamente monetarias -créditos blandos para giras y proyectos artísticos, disposición y mantenimiento de salas de ensayo, etc.- y, sobre todo, en no poner palos en la ruedas, como suele suceder con las absurdas políticas impositivas locales en relación a la música.

Pero sobre el tema vuelvo a algo que decía Rod y es la fragmentación del mercado, que él veía como algo positivo y yo no. Yo creo, como Nicholas Blake, que el mejor lugar para esconder una aguja no es un pajar sino una pila de agujas, y creo que la especialización absoluta y fragmentaria, ya sea de la música o de la comida, lo que ha hecho es eliminar su función social y su capacidad de influir sobre las relaciones sociales, algo que ha estado siempre implícito en la música desde que los primeros monos entraron a darle a los troncos.

Las generaciones musicales anteriores tenían que complacer a más gente y eso los hacía abrir sus propuestas y establecer una suerte de tensión dinámica con sus empleadores (las compañías), hoy en día es o la concesión absoluta -y el acceso a los grandes circuitos de distribución- o la especialización total y la circulación dentro de los círculos casi autistas de la especificidad genérica o para-genérica.

Hace poco escuchaba un disco de una banda que me gusta mucho, Guapo, y en algún momento me dije "esto está muy bueno, pero es rock progresivo para gente que escuchó los Melvins". Es decir, de pronto para mí. Pero ni las grandes bandas de rock progresivo ni los Melvins tuvieron un pensamiento tan limitado, tan de predicar para los conversos.

Desgraciadamente las propuestas musicales orientadas hacia el mercado no han olvidado el caracter social de la música y su capacidad para reproducir y difundir formas de pensamiento. Del pensamiento del mercado, lógicamente.

benito dijo...

Todo esto es muy largo de desarrollar, y hay gente que lo ha pensado y expresado mejor que yo.

Por de pronto, voy a molestarme en reproducir el final de un maravilloso texto (que ya he reproducido y traducido en otras ocasiones)de Lester Bangs sobre la muerte de Elvis Presley, en el que -en 1977, aún una época rutilante de la música popular- preveía un poco lo que significa esta fragmentación que es entendida por algunos como la mayor de las libertades y por otros (entre los que me cuento) como la desactivación final de la música.

Muerto Elvis, Lester Bangs escribía: "If love is truly going out of fashion forever, which I do not believe, then along with our nurtured indifference to each other will be an even more contemptuos indifference to each others' objects of reverence. I thought it was Iggy Stooge, you thought it was Joni Mitchell or whoever else seemed to speak for your own private, entirely circumscribed situation's many pains and few ectasies. We will continue to fragment in this manner, because solipsism holds all the cards at present; it is a king whose domain engulfs even Elvis's. But I can guarantee you one thing: we will never again agree on anything as we agreed on Elvis. So I won't bother saying good-bye to his corpse. I will say good-bye to you".

benito dijo...

Me encontré con este fucking test, como justo lo encontré en el board de mensajes de la película My Sweet Satan de Jim Van Beeber y soy muy supersticioso, no tengo más remedio que reproducirlo.

Además estoy un poco bebido y My Sweet Satan es una película a la que le tengo miedo.


your instincts has

its

advantages

all

the

time...

This is freaky as anything...DO NOT

CHEAT

(You'll

will kick yourself later) I was a little

skeptical trying this, but if you follow the

instructions to the "t" you'll be

surprised!!!!



All of my answers were accurate. We'll see

tomorrow if the wish comes true. I'll let

you

know. Take 3 minutes and try this...it will

freak

you out! The person who sent it to me

said

her

wish came true 10 minutes after they read

the

mail. BUT NO CHEATING! This game

has

a

funny/spooky outcome.



Don't read ahead...just do it in order! It

takes

about three minutes...it's worth a try :)



First..get a pen and paper. When you

actually

choose names, make sure it's people you

actually

know and go with your first instinct.



Scroll down one line at a time...and don't

read

ahead or you'll ruin it!



1. First, write the numbers 1 through 11 in

a

column.






























































2. Then, beside numbers 1 and 2, write

down any

two numbers you want.































































3. Beside the 3 and 7, write down the

names

of

members of the opposite sex.

















































































NO LOOKING AHEAD...OR IT

WON"T

TURN OUT RIGHT!









4. Write anyone's name (like friends or

family....) in the 4th, 5th,



and 6th spots.












































































5. Write down four song titles in 8,9,10,

and

11.

































































GO WITH YOUR INSTINCT PEOPLE!!!!









6. Finally, make a wish.
































































































And now the key for the game.....













1. You must tell (the number in space 2)

people

about this game.



























2. The person in space 3 is the one that

you

love.

























3. The person in 7 is one you like but

can't

work

out.

























4. You care most about the person you

put in

4.



























5. The person you name in number 5 is

the


one



who



knows you very well.























6. The person you name in 6 is your lucky



star.






















7. The song in 8 is the song that matches



with



the person in number 3.























8. The title in 9 is the song for the person



in



7.


















9. The tenth space is the song that tells



you



most about YOUR mind.
























10. and 11 is the song telling you how



you





feel



about life









NOW...post this bulletin (dont reply) within



the



hour... IF you do..



your wish will come true...



If you don't it will become the opposite


u must post this in another room in 3 hours!!!! GOOD LUCK

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

Un ejemplo de cuán terrible pueden ser las "buenas intenciones" de un estado al propagar las actividades culturales locales, es el de Chile. Según tengo entendido (quizás me equivoque, pero llegué a esta información por múltiples fuentes), el estado brinda una determinada cantidad de becas a artistas en una especie de concursos dignos del Pepsi-bandplugged (no sé si es tan terrible, pero me han hablado pestes de éstos). Lo que en apariencia podía parecer sencillamente una buena disposición del estado hacia artistas que no tienen medios suficientes para desarrollar sus proyectos se convierte en una despiadada forma de achatar y homogeneizar la propuesta, con artistas apelando a arificialísimos clichés culturales, intentando ante todo simpatizar a un gobierno que premia lo que él cree como arte chileno. Muchos artistas se dedican únicamente a esto, como si se convirtieran en auténticos diseñadores de marketing cultural más que verdaderos exponentes del arte. Creo que en el libro de Enrique Symns "El señor de los venenos" se habla precisamente de esta nefasta política estatal.
Yo personalmente me he cansado de participar en certámenes literarios y ver las preocupantes similitudes de la temática de las obras de quienes ganan. Historias de hombres laburantes, anquilosadamente uruguayos, de tipos que la luchan para descubrir en las últimas carillas que la solución de las cosas estaba mucho más cerca, entre la gente que amaba, entre sus amigos, en un Uruguay del pueblo que se comienza a perfilar como posible. He aquí mi consejo de eterno perdedor de tales concursos como los de la intendencia. Cuando escriban un poema o un cuento, piensen en cómo lo escribiría el enano Teyseira, piensen en qué personajes utilizaría, en cuales dramas valdría la pena ahondar, en fin, repasen canciones como "El viejo" o "José sabía". He aquí un conejo que les puede ser redituable, estamos hablando de 30.000 pesos, aprox.
Yo soy de los que creen que cuando el arte se vuelve oficialista, algo mal huele por ahí. Ese fue un mal sabor de boca que me llevé con las murgas el 2005.
Es una paradoja el hecho de que quizás la gran bendición del rock uruguayo en el pasado fuera que el músico no pudiera vivir de su música. Cuando el arte se convierte en el modus vivendi, hay que pactar, y quizás es ahí donde todo se nos va al carajo. Atenti: No creo tampoco que los músicos locales sólo con su música tengan el privilegio de bañarse en jacuzzis llenos de champagne, por ahí capaz que el gancho es otro, por ahí lo que lleva a uno a pactar es la notoriedad (no creo que los músicos del germinador Pepsi Bandplugged soñaban con putas al por mayor y jets privados), quizás sencillamente todo radica en la falta de convicción, escrúpulos o la falta de ideas.

rizla_ dijo...

q prision!

Rod dijo...

Si bien comparto lo que dice Benito acerca de como la fragmentación "desactiva" (término que se me hizo curioso en la primera lectura, pero que no deja de ser interesante) el poder social de la música (i.e. no va a existir otro Elvis u otro Dylan), explico el motivo por el que no me parece algo malo.

Creo que la humanidad está en un punto donde la "masa" está tan perdida (por una multitud de motivos sobre los que podríamos conversar largamente), que la fragmentación es realmente la única opción para aspirar a un mínimo grado de pureza. Puesto en otros términos, cualquier fenómeno "alternativo" suficientemente masivo sería instantáneamente cooptado, resignificado o aplastado (según lo que fuera más eficiente y expeditivo) por los mecanismos de control activos y pasivos instalados en las diferentes sociedades.

Por otro lado, yo diría que el "motivo" original del arte no es ser un motor de cambio social, sino permitir una conversación emocional entre el artista y el receptor ("alimento para el alma" si se me permite el lugar común). Cuanto menos mediada esté esa conversación, y cuanto más cada uno pueda elegir a que fuente ir a buscar esa cosa "especial", creo que es más posible encontrar algo que realmente nos de lo que estamos buscando.

Concluyendo, el arte/música como influencia social importante (en las sociedades actuales) me parece un mito y desde un punto de vista puramente solipsista, la fragmentación está en mejores condiciones de darme lo que yo quiero/necesito que cualquier movimiento más general/monolítico. Así que me veo obligado a tomar esta opción como la "Cosa Buena" (como diría Masliah en su fantástica versión de La Muralla).

hunter dijo...

Justo este tema y no tengo tiempo de leer ni de comentar!! Ya te voy a agarrar Benito con las polleras bajas!

Candida dijo...

Estás bien ??
Bueno Police tiene temas que me parecen muy buenos como dijiste vos y concuerdo con el desastre que han generado por esta parte del mundo sus admiradores (músicos).
No se salvaron ni los más jóvenes porque los Ibarburu rompieron las pelotas hasta el hartazgo con esa banda.
Los sonidos de sintetizadores de la música (sobre todo popular) uruguaya son horribles y ahí tb llegó hasta generaciones relativamente jóvenes como Montemurro que a mi entender es un desastroso músico. Como los anteriores (talvez Martín zafe un poco) que confunden las cosas y terminan siendo no más que unos buenos instrumentistas sin nada que aportar, intrascendentes desde el plano musical.
Cabrera sufrió a Police para a pesar de ello sus mejores discos son los de la década del ochenta a mi entender, y los sonidos de el papanatas de Charly García con caja de ritmos o el mismísimo Willy Iturri de GIT tocando en alguno de sus discos puaj.
Galemire no se escapó del todo de ésto aunque en un momento amagó con formar parte de una movida un tanto diferente terminó sucumbiendo a los encantos del jazz rock espantoso que se ama por estos lares.
Y si querés que el departamento de cultura te apolle dedicate a esto o al candombe....o ahora tenees un poco más de suerte y podés hacer algo velapuerqueroonotevagustero.
Estamos mal y eso está claro, y para los que quieren músicos jóvenes ahí está intentando sacar su primer disco un botija que vive cerca de casa que le llaman MES y que dice que va a morir a los 25 así que aprovechemos a escucharlo ahora.

gustavo dijo...

yo cuando me pongo apocaliptico con eso de considerar la decadencia musical que vivimos hoy dia, que a veces me parece mucha y otras no tanta, lo pienso en estos terminos: creo que en algun punto de la historia comienza a instalarse en la cabeza de muchos musicos la temible idea de final de recorrido, una suerte de agujero negro irremontable en donde todas las combinaciones melodicas y sonoras ya han sido probadas, toda opcion creativa agotada o consumida, y eso se vive a nivel mental como una paralisis de ideas que tiene como unica salida posible el rendirle pleitesia a los logros de nuestros antecesores y erigir monumentos a los totems del pasado a la hora de hacer musica.

por ahi esto sucede hace siglos pero yo lo noto con mucha mas fuerza desde comienzos de los 90s, donde todos los meses parecian traer un nuevo movimiento revivalista. hasta ese entonces, la mayoria de las bandas solian inspirarse en la generacion que las precedia (tipos 10 años mayores, digamos) y en sus contemporaneos. existian algunas propuestas de contenido netamente retro (se me ocurren ejemplos como los stray cats, los the cult de "electric" o aquellas bandas de nuevo rock americano con bastante fijacion por los sixties tipo long ryders, the del fuegos, green on red, etc) pero en general me parece que la musica se vivia a un nivel de presente mucho mayor, se le podran criticar mil cosas a los 80s pero no me parecen un periodo nostalgioso en absoluto.

lo que arranca con la nueva decada, y el auge del cd propicia al promover el rescate de infinidad de discos perdidos en el tiempo, es una obsesion exagerada por hurgar en los sonidos del ayer, algo que por un lado esta buenisimo (quien no se vuelve loco redescubriendo joyas del año del pedo?) pero que medio paradojicamente termina haciendo mucho daño, porque se le otorga tanto peso especifico al pasado que la idea de tiempo presente parece dejar de existir. como una especie de continuidad historica interrumpida donde las bandas ya no referencian a sus antecesores inmediatos sino que a veces hay saltos en el tiempo de hasta medio siglo, una ilogica total. digo, como es posible que una banda tipo pipettes remita directamente a las ronettes sin que a nadie le parezca una demencia?

yo veo esto como un proceso de deterioro mental muy jodido para cantidad de gente hoy dia, con los musicos del pasado cobrando un peso especifico tan grande que en lugar de actuar a manera de inspiracion terminan resultando inhibidores para la propia creatividad. un poco trayendolo al hemisferio sur, es la historia de toda esa generacion de tangueros posteriores a piazzolla que sintieron imposible el ponerse a su altura, metieron violin en bolsa y hoy sobreviven haciendo recreaciones rancias del cancionero del '30. como que falta algo de sana voluntad de parricidio, ese kill yr idols o corte de mangas con el pasado que en un punto es imprescindible para detonar ideas propias. no se, digo.

Dario dijo...

Con referencia a lo que dice Dag de Fitzgerald, me acuerdo de una entrevista en la que Sebald decía que solo leía a autores viejos porque los jóvenes no tenían experiecia sobre la cual escribir. El mismo Sebald empezó a escribir ya con 40 encima.

Sostengo que la mejor canción sobre el tema y la más anti-rockera desde el punto de vista de el rock como eterna juventud tiene que ser "Dignified and Old" de los Modern Lovers, que el gran Jonathan Richman escribió recién entrado en los 20 pero mirando con esperanzas a su vejez.

DagNasty dijo...

Digamos lo que digamos los "viejos", la sensación de estar anclado en un pantano es, primero que de nadie, propia de esta generación, me remito al primer comment de Pad, quién dice haber nacido a comienzos de los 80´s y no encuentra referentes generacionales que lleven esa "voz" de ruptura con las generaciones pasadas, si es una sensación de la propia generación de jóvenes que están hoy en sus 20s obviamente los más viejos caemos en la tentación de hacer comparaciones del tipo "esto en mi época no pasaba" y cosas así.
Tiene mucho que ver con la capacidad que tuvo la ideología de mercado que rige el mundo actual de asimilar absolutamente todo como entretenimiento, donde hasta el más irreverente y rebelde es apenas espectáculo y ya no escandaliza a nadie porque la irreverencia ha sido aceptada como un condimento del entretenimiento, cosa que le sucede a todo el pop que ya incluso ha sido tomado como un aditamento propio de la publicidad, totalmente concebida con parámetros del pop que en otra época tendían a ser marginales y ahora son normales para todo el mundo.
Lo más triste es el coqueteo que existe con la conformidad de que las cosas sean así, leía en lo de Hunter a alguien diciendo que Oasis había hecho más por el rock que Captain Beefheart por una cuestión de números, de cuánta gente compró el CD, fue a un show, se emocionó con la banda, todos síntomas de la dictadura del entretenimiento soso que hacen comparar peras con manzanas denostando lo que no tuvo una escalada instantánea en los top40, como leí más arriba también, se desprecia lo under por no ser masivo, se miden cuestiones cualitativas y no calidades ni originalidades ni sonidos interesantes de ser atendidos ni discursos que piden un esfuerzo para ser decodificados, se tilda de pretencioso todo aquello que no venga listo para consumir de manera accesible, y las rupturas pasan por ese lado, por crear lenguajes donde nadie entienda nada subvirtiendo los conceptos y los métodos conocidos, donde no sirvan los parámetros ya utilizados hasta el cansancio. Si uno se conforma con lánguidas canciones pop todo esto no tiene que importarle, siempre habrá alguien produciendo eso, pero si además la inquietud personal pasa por buscar la expresión que represente el tiempo presente, se complica. Y tal vez sea así, que el presente como está planteado sólo pueda generar esto que oímos.

PD: una pavada, me quedé con la duda luego de leer el comentario de cirujano por teléfono sobre la frase de Bukowski. La busqué en el relato que la contiene, Ojos como el cielo, y sí, la frase se completa entre lo que recordaba y lo que aportó el cuchillero telefónico, la cita textual dice:

"dicen que no hay que confiar en el que pase de los treinta, y porcentualmente es una buena fórmula: la mayoría de los hombres se han vendido ya por entonces. así que, en realidad, ¿cómo voy a confiar yo en un hombre de menos de treinta? lo más probable es que se venda."

Es similar en sentido a la pesimista idea de George Bernard Shaw de que la juventud es una enfermedad que se cura con el tiempo.

sensei dijo...

off topic total, perdón: murió vonnegut. hoy es el primer día que vengo fumado al laburo, y a las nueve de la mañana y en ambiente oficinezco, la noticia me dejó sensiblón. quería compartirlo. acá no me dieron ni bola.

sensei dijo...

a mi el tema de la edad me trae bastante sin cuidado a la hora de tener en cuenta a alguien o mandarlo al carajo. me bastan las excepciones que suponen los viejos de 20 años y los jóvenes de 80 para no generalizar. esa frase de shaw puede ser igual de ingeniosa y llena de sentido como 'la adultez es una enfermedad que se cura con la vejez' o 'la vejez es una enfermedad que se cura con la muerte'. lo mismo para la de bukowski, que como parte de un texto literario puede ser fenomenal (lo es), pero para reproducirla como parte de una idea de la vida, es bastante tontorrona.

the crack-up dijo...

disculpen la mala noticia sobre un autor al que no lei pero se que a ustedes les va a importar:
http://news.yahoo.com/s/ap/20070412/ap_on_re_us/obit_vonnegut

Ricky dijo...

Concuerdo resignadamente con Rod, la tan mentada fragmentación de la cultura, y sus temidas secuelas (inacción, elitismo, debilidad, hermetismo) parece ser hoy por hoy -en este presente de atrofia y a la vez exceso de información- la única vía de desarrollo de lo heterogéneo. Es muy triste reconocerlo, implica asumir como realpolitik el sospechoso discurso fatalista postmoderno de las diferencias. Lastimosamente, cuando todos son distintos, no existe el diferente.

En cuanto a los mecanismos disponibles para la emergencia de nuevos movimientos culturales, no puedo menos que observar una contradicción algo esquizofrénica entre demandarle al Estado cierto auspicio y al mismo tiempo requerir del artista una obra con pretensiones de ruptura; me parece tan válido el derecho de un músico o cineasta a ser respaldado por beneficios sociales como ingenua la pretensión de que dicho aval sea incondicional y desinteresado de los contenidos. Ojo, muchísimas escenas se han desarrollado a partir de políticas públicas acertadas (por ejemplo, el cine coreano), pero la ausencia de estas últimas nunca puede ser un motivo EXCLUSIVO para el empobrecimiento cultural. Cualquier músico, pintor, escritor y hasta cineasta realmente apasionado, en una sociedad medianamente libre, puede -o debería poder- llegar a producir y difundir su obra, de forma más o menos precaria de acuerdo con los medios que disponga (precariedad que muchas veces condiciona estéticamente con resultados prodigiosos).

Rod dijo...

Cómo va a estar muerta la música ? :)

http://youtube.com/watch?v=hyB4gbsSdYQ

Selektor dijo...

De acuerdo con Rod, cómo va a estar muerta la música?

cheken ésto:

http://youtube.com/watch?v=NecoBo0BhEk

Anónimo dijo...

jajaja skeletor, qué buen video, escuchen el vocoder ese!!!!!

nosoyTosh dijo...

se murió vonnegut, pero supongo que ya lo sabés

el-warren dijo...

Oiga Sr. B Le dedican un post en:
http://finditur.blogspot.com/2007/04/mahavishnu-vivito-y-coleando.html
Seguramente por un tema generacional
suerte

massi dijo...

No quiero interrunpir el tema del debate, pero ¿leyeron esta nota del Perfect Sound Forever Music sobre Carlos Peron?. ¿No es ironico que ese apellido este ligado tambien al punk?

benito dijo...

Qué loco; el jazz-rock debe ser el género que menos me gusta de la música más o menos contemporánea, y el que más daño le ha hecho a los músicos rioplatenses (piensen lo que podría haber sido Seru Giran si no hubieran pirado con Weather Report), pero curiosamente la Mahavishnu me encanta y me parece otra cosa, casi un género en sí misma.

el-warren dijo...

Es que es otra cosa. Es rock.

benito dijo...

Pero eso siempre fue para mí un problema común a todo el jazz-rock: que en realidad se trataba más bien de rock-jazz. Me encanta el jazz, pero siempre me pareció que el virtuosismo (parte esencial del género) tiene un énfasis medio terraja en el jazz-rock, que además me parece un género mucho más encorsetado y duro que el jazz moderno.

De hecho cuando la ecuación se invierte -es decir, cuando el jazz se electrifica sin perder su espíritu (el Bitches Brew, por ejemplo), el resultado me parece mucho más interesante.

Anónimo dijo...

El problema es que por estas tierras los que copiaron el jazz-rock no sabían nada de Jazz.
Y cuando uso la palabra Jazz me refiero por ejemplo a Ellington, Charlie Parker, Monk, Coltrane, y a Davis (hasta el 70 aprox).
Así que copiaban a la Mahavishnu, Weather Report y a Return to Forever (y algo de Santana era Caravanserai).
De cualquier forma en la Banda Oriental hubo poca fusión o jazz-rock o como gusten llamarlo.
Y con alguna excepción, bastante mala.

benito dijo...

mierda, odio los comentarios firmados como "anónimo" y había prometido borrarlos, pero este último es interesante.

Es cierto que muchos adeptos al jazz-rock no han escuchado jazz, sino que llegan directamente del rock progresivo, del que piensan que el jazz-rock es el próximo paso; lo cual es una pena ya que el jazz es una música mucho más libre y rica.

En cierto también que las bandas de jazz-rock en la Banda Oriental no han sido muy notorias ni numerosas (dejando de lado la larga tradición de Fattorusso y Romano), pero en lo arreglístico el género ha hecho estragos y su influencia es muy notoria. En algún momento la escuela de jazz-rock dominó a los profesores de música, pero ese tiempo terminó, creo.

Candida dijo...

Ojalá ese tiempo esté muerto, de todas maneras aquí lo que se apoderó del medio fue una especie de Latin-Jazz a la Paquito D'rivera o peor aún Arturo Sandoval que es lo que encontraron que podían intentar copiar. Irakere o Michel Camilo ya dependen de un pianista con mucha sensibilidad y eso es más complejo de emular.
Entonces ponen a nalguien a puntear la eléctrica y juegan a que es un viento y tá. Porque tampoco tocan la guitarra en plan John Abercrombie, o Mike Stern o Scofield.
Y claro que la Mahavishnu es otra cosa, y McLaughlin un genio.
Y realmente no sé si los conocimientos de rock progresivo que tengan éstos músicos sean muchos, yo tengo un conocido en común con éstos chicos y más que a Fripp y Brufford lo que escuchan es al podrido de Larry Carlton y porquerías similares (George Benson por ejemplo).

Oldboy dijo...

Antes que nada quisiera reivindicar que tengo mas de 30 años y me tiro pedos asi que seguramente puedo adjetivarme como un "viejo pedorro" sin complejos.

Me ha sorprendido lo que comenta benito sobre Jhony Rotten y Strumer, pues siempre asumi que si te puedes cagar en la reina de Inglaterra y decir que eres seguidor de Sandino no deberia importarte mucho la opinion de los demas sobre tu edad o tus flatulencias.

Me sorprende menos el que Police halla tenido apremios para comentar su edad y no me molesta pues al fin y al cabo si eres un grupo musical y consideras que para poder vivir de la musica tienes que decir que tienes 10 años menos no me parece un pecado mortal, peores sacrificios deben haber en la historia del espectaculo.

Tampoco me parece mal que hallan tratado de vender la mayor cantidad de discos posibles en sus primeros discos tratando de no quedar mal con nadie.

¿Acaso han vendido sus principios por haber coqueteado con el punk siendo sus integrantes musicos de sesion o por tener influencias de jazz?
¿Si es asi entonces existe una guia oficial de las profesiones permitidas para tocar musica punk?

En general me parece que se tiende a olvidar el hecho de que un artista no deja de ser una persona normal que quiere trabajar
de lo que le gusta.

Si para cumplir ese objetivo has de fabricar un producto o propuesta con el que te parece que podras vivir de ello ¿es esto algo malo o rebaja el 'producto' artistico que has creado? Yo creo que no, al final yo valoro el resultado final.

En cuanto a su mala influencia en la musica Uruguaya, es claro que Cabrera esta un poco pasado de 'Chours' en sus primeros discos; algo que se va matizando en los ultimos.
Pero tampoco hay que olvidar de que en Uruguay en principio de los 90 era muy dificil sonar bien o de una manera personal, ya sea por
limitaciones en la equipacion, por la ausencia de productores artisticos, o por el pobre nivel de los tecnicos de grabacion que
empezaban su carrera cargando los equipos en los bailes y terminaban grabando jingles publicitarios.
En general se le metia chorus y reverb a todo y dale nomas.

A pesar de todo esto que comento coincido con benito en que el sonido de Fattorusso es imperdonable.

Me tomo el atrevimiento de elaborar mi top 3 de influencias malevolas sobre el rock Uruguayo:

1 - El jazz-rock /rock-jazz/candombe-rock, etc.
2 - Esteban Klisitch, o el profesor de toda una generacion de musicos que apreciaban la musica en funcion de la calidad tecnica o la complejidad armonica de la obra.
3 - Cualquiera de los efectos clasicos (chorus, reverb,flanger ) puestos al mango.

pad dijo...

¿Perdon, quien es Klisitch? ¿Que musicos formo?. ¿Y lo de ponderar la complejidada armónica, esta ligado a la poca influencia que tiene la musica post-punk (alternativa) en la musica uruguaya?.

Walter Hego dijo...

En realidad, Esteban no se apellida "Klisitch" sino "Klisich", pero reconozco que eso no hace demasiado a la esencia de la cuestión, de la cual no tengo ni puta idea porque no sé un carajo de música.

Yo de rompehuevos, nomás.

P.S.: El primer boludo que salte para acusarme por enésima vez de "policía de la lengua" (o cualquier expresión similar) se hará acreedor al premio "El Carlitos del año". ;- )

Oldboy dijo...

mmm... los siento Pad no me lei todos los comentarios y me perdi la parte del post-punk. En este contexto sinceramente no creo que "Klisich" sea tan mal tipo como para provocar un efecto anti-musica alternativa.
Es solamente un exponente de todo un grupo de gente que se quedó en que el rock son solo los Beatles.
Ha tenido muchos alumnos de la época post-canto popular unos cuantos ilustres desconocidos amigos mios que quedaron fascinados con el jazz-candombe-rock y algunas personalidades actuales como los Ibarburus o el productor Juan Campodónico, bueno al fin y al cabo nadie que halla tocado versiones de los Stooges.

basilia dijo...

como me gusta cerati, che!!

Walter Hego dijo...

Mirá lo que son las cosas, che Basi: yo, al Cerati y a Soda Stereo no me los fumo en absoluto; tanto que ni aun como fumador pasivo.

¡Juiiira, bicho!

Juan dijo...

Me quedó rebotando lo del jazz Rock. Creo que el rock es, como pocas músicas, propenso a la incorporación de elementos de otros géneros o nociones musicales diferentes. En este sentido, me parece que más que un género, el rock funciona como un modo de abordar los géneros, como una óptica sobre la cual incorporar. Ahora bien, sin duda que el rock tiene ciertas cualidades que son propias, en relación a la urgencia de la entrega, o a la intensidad de la interpretación. Ahora bien, algunas incorporaciones de elementos extraños al rock parecen haber tenido muy en claro que, aún con cambios, seguía siendo rock. Por ej: Velvet Underground o Sonic Youth con la atonalidad (Black Angel´s Death Song), el cromatismo, y la cacofonía.

Estos elementos no provienen del Rythm and Blues, ni de ninguna tradición de música popular. Sin embargo, las dos bandas citadas son claramente bandas de rock: por fuerza, entrega, espíritu, intensidad. Por cohesión.

En los setenta, muchas bandas parecían ser músicos de rock con ansías de legitimación académica, necesidad de ser considerada "música seria". El colmo de esto, de la incorporación forzada de elementos y de la falta de convicción sobre lo que se toca, es buena parte del rock sinfónico. Con el jazz rock creo que, en muchos casos, sucede lo mismo. Pienso incluso en buena parte de la obra de Spinetta pos invisible, que agrupa acordes de paso al pedo, cuando el núcleo de la canción puede resumirse en tres tonos. Es un barroco forzado, a mi juicio, y en muchos casos, contraproducente.

y en cuanto a la improvisación: en el jazz y en el rock, hablar de improvisación tiene dos marcas muy diferentes. A mi me gustan muchas bandas de rock que improvisan (Can, por ejemplo), pero me gustan porque no pretenden ser un grupo de jazz improvisando. A mi el rock, cuando pretende ser jazz, me parece un híbrido con mucha falta de fuerza.

basilia dijo...

gualter
si claro como te vas a fumar a cerati, si confundís la torre de las telecomunicaciones con una nave espacial...

Walter Hego dijo...

Gracias por haber visitado mi humilde blog, Basi. ;- )

Es verdá lo que decís, soy un despistado de aquéllos. ¿Viste que tuve la misma confusión con el Palacio Salvo?

A propósito, no puedo creer que no se te ocurra nadie que agregar a la lista de pasajeros del próximo despegue del "Torredelasco I". Estoy seguro de que debe haber algún personaje público que te gustaría ver alejarse rumbo al espacio. Espero tu aporte.

altenkimer dijo...

El poste coincide además con la llegada de jethro Tull a Montevideo. Ellos fueron los orginales "too old for rock n roll". El show en 1976 terminaba con unas ambulancias y camilleros llevándose a la banda, que quedaba en coma. También había un guión. El disco iba a ser soundtrack de una opera rock de las que se usaban entonces, sobre una estrella de rock en decadencia que decide suicidarse en un choque en moto, pero fracasa y queda en coma muchos años. Cuando despierta su musica y su aspecto vuelven a estar de moda, y producto de la cirugia se ve veinte años más joven. Jethro Tull fueron los que nunca hicieron ningún esfuerzo por dejar de verse ni un poquito menos veteranos.

albertinho dijo...

bueno, en realidad Ian Anderson si pasó por una cirugía estética para estirarse la cara. Yo lo vi en el 2004 en Buenos Aires y estando en la fila 4 en el Teatro Gran Rex se le notaba. Aunque desde el punto de vista musical nunca han estado muy a la moda (a no ser por algun flirteo techno-pop allá por el 82-84)

Tull dijo...

Asì de veteranos como son Ian Anderson y MArtin Barre les dan vuelta y media a The Police, Sting, Cerati, los Beattles y aol qeu quieras.
Toda es musica carece de elaboracion y sinfonia. es toda comercial.
te propongo tocar algunos temas de jethro. si bien se puede no son nada faciles, y una vez que lo logres quizas te llegue a gustar.

Saludos

t0M dijo...

bueno, tarde, lo se... pero recien hoy vuelvo a la red... hay q aprovechar...
considero que no existen los abismos generacionales, sino los abismos entre mentalidades... la edad es solo un numero y, aunque esto suene a publicidad de crema anti-age, lo digo xq a mis largos 21 me siguen pidiendo la cedula (soy un infeliz, pero dentro de 10 años tal vez empiece a disfrutarlo, je). tb lo digo x tener amigos de mas de 30 y mas de 40... algunos con una mentalidad y aspecto juvenil, otros solo con la mentalidad...
a todo esto, tal vez me haya desviado del tema "la edad en el rock/pop", pero bueno... pongamos unos ejemplos practicos... miremos a los afamados EOY y/o BBKid, ambos treinta/cuarentañeros que son voceros de los sentimientos/ideas/whatever de gente de alrededor de los 15 años... o mas...
supongo que el clasificar a las personas segun rango etario existe... espero que no en todos los casos...

Anónimo dijo...

I found this site using [url=http://google.com]google.com[/url] And i want to thank you for your work. You have done really very good site. Great work, great site! Thank you!

Sorry for offtopic