sábado, 17 de marzo de 2007

Negro y rojo

Pocas cosas más tristes que el casino del Parque Hotel de mañana. Cuando voy a sacar plata al cajero automático que está en su lobby, el único cerca de casa que funciona todos los días, veo a los empleados y las empleadas -todos asombrosamente gordos, ninguno joven- barriendo el piso y bostezando en sus taburetes, y siempre, no importa que temprano sea, un grupo de personas jugando en las máquinas. Afuera el sol hace hervir el asfalto que se aferra de los tacos de las damas, adentro hay aire acondicionado. Y aire limpio: los casinos están bajo las leyes anti-tabaco promulgadas por Tabaré Vázquez y los jugadores tabacómanos (o simples fumadores ocasionales) tienen que salir hasta la entrada para fumar sentados en los muros que bordean la escalera del casino.

Hay una paradoja en estos fumadores y posibles ludópatas; la disposición que los obliga a fumar afuera les otorga en cierta forma una interrupción semi-obligatoria del frenesí en el que suelen caer los jugadores compulsivos. Un cigarrillo dura varios minutos, minutos en los cuales uno puede reflexionar un poco acerca de la conveniencia o no de volver a ingresar a la sala. Me imagino que la mayoría vuelve a entrar y a jugarse lo que tienen y lo que no tienen, pero estoy seguro de que un puñado de esos fumadores encontraron en esos minutos de humo un extraño respiro, el tiempo mental necesario para reflexionar e irse a sus casas antes de jugarse la ropa nueva de sus hijos o algo así. Para esta gente el fumar es la cosa más saludable que hicieron ese día.

Hay una hipocresía fundamental en el amparo estatal al juego -y al alcohol, gracias a ANCAP- en oposición a la feroz campaña anti-tabaco. La gran maldición de los vendedores de cigarrillos y los fumadores no es que se haya elegido un presidente oncólogo e hipocondríaco social, la gran maldición es que el Estado no tenga plantaciones de tabaco propias.

***

Frente al casino hay un busto -bah, más bien una cabeza- de Perón. Creo que debe ser el único en todo Montevideo. Es apenas la cabeza y los chorros se llevaron -como en casi todos los monumentos del Parque Rodó- las letras que indicaban quién era. Aunque la escultura es más bien impresionista el perfil es inconfundible. Es raro encontrar un reconocimiento a Perón en Montevideo, el gran bastión de lo que los peronistas llaman "gorilas" y aquí llamamos "colorados", pero supongo que debe haber sido colocada en los tiempos de Carlos Menem y de la creación del ahora agónico Mercosur. Al fin y al cabo la supuesta sede del mismo es el antiguo Parque Hotel, debajo del cual subsiste como un forúnculo el casino.

La única referencia que pude encontrar en la web sobre las estatuas del Parque Rodó -una cita de Alejandro Michelena- menciona que la estatua de Confucio, inaugurada en los años setenta fue el último monumento inaugurado en el parque, pero tal vez el texto no esté actualizado. Es decir; es totalmente imposible que se colocara un busto a Perón durante la primera presidencia de éste, un tiempo de odio entre ambos países, y poco probable que eso hubiera sucedido durante la segunda presidencia, cuando los militares ya habían dado el golpe en Uruguay. Descontando las presidencias radicales y los gobiernos militares argentinos, la única administración peronista que se llevó bien con Uruguay fue la del canalla de La Rioja. Así que esto, sumado al modernismo de la pieza y al tipo de mármol de su pedestal, me hace jugar mis fichas a que fue inaugurada en algún ataque de emoción en los noventa. Si no es así, desasnenme.

Me gusta vivir cerca de un busto de Perón, más allá de una mórbida fascinación que tengo desde hace tiempo con respecto al peronismo histórico, tengo un vicio -que comparto con el Sueco Leiva- de citar a Perón de vez en cuando. No me incomoda en absoluto; también cito a veces a Mao, a Goebbels, a Millán-Astray, a Calvino (el suizo, no Italo) y al israelita que escribió el Salmo 137, todas fuentes al lado de la cual Perón es apenas un Viejo Vizcacha.

***

La puerta de vidrio de la avícola de Frugoni y G.Ramírez está cerrada con llave, pero la empleada está adentro y todavía no es la hora de cierre. Viene a abrirme y me explica que esa misma tarde la asaltó uno de los malandras que pululan entre la playa y la zona norte de Palermo, y que rastrillan el barrio en forma periódica. Me dice que le puso un cuchillo en el cuello y que estaba tan sacado que, aunque ya la habían asaltado muchas veces antes, esta vez se asustó de verdad.

Las avícolas de Calpryca se han convertido en una de las presas favoritas de los ladrones de poca monta. El motivo es sencillísimo: son negocios de recaudación diaria constante, que no tienen vigilancia propia y, sobre todo, que están atendidos exclusivamente por mujeres. El índice de robos en estas avícolas es increíble, inversamente proporcional al tiempo que sus empleadas soportan trabajando allí.

Compro el pollo y me voy, bastante irritado. No sólo por el ladrón despreciable que le puso un cuchillo en el cuello a una mina trabajadora e indefensa para ir a fumarse una pipa -ladrón al que no me importaría si le cortan dos o tres dedos y lo obligan a fumárselos- sino por otra violencia menos evidente: la ejercida contra una mina que, después de haber sido asaltada brutalmente, se tiene que quedar en el negocio un par de horas para completar el turno.

***

Más aún que la cabeza de bronce de Perón me gusta la estatua de Confucio, una de las estatuas más simpáticas de todo Montevideo. Siempre pienso -sin nunca cumplirlo- en ir a leer las Analectas al pie de la misma. Especialmente la última reflexión que el maestro chino incluyó en las mismas: "Quién no entiende el destino es incapaz de comportarse como un caballero. Quién no entiende los ritos es incapaz de establecerse. Quien no entiende las palabras es incapaz de entender a nadie".

***

Conozco historias feas sobre casinos, historias de adultos que se mean sentados en sus taburetes porque no quieren -no pueden- cambiar de máquina o de mesa ya que están en una racha de suerte. O en una de mala suerte que esperan revertir con obsesión. Historias sobre niños que duermen en autos esperando a sus padres mientras estos intentan embocarle a un número o encontrar una carta. Historias de gente que se juega y pierde los sueños de otra gente.

De todos los vicios, o actividades compulsivas, es el que me resulta menos familiar; conozco el pico de adrenalina que se siente cuando estás jugando a las cartas y hay un gran pozo delante tuyo, pero jamás me pareció lo bastante intenso como para arriesgar grandes cantidades de dinero por él. Y el premio al final no es más que más dinero. No voy a hacerme el mano santa espiritual, pero no lo entiendo. Prefiero las intoxicaciones que modifican la percepción de la realidad y nos aproximan a conocimientos inmateriales, no las que profundizan el sistema de valores y necesidades vigente.

Pero respeto el deseo de autodestrucción y el llamado de Tánatos, es una de nuestras características más intrínsecamente humanas, y me parece que todo el mundo tiene derecho de hacerse daño a sí mismo en forma parcial o total, sea metiéndose tóxicos en el cuerpo o regalándo en un juego de azar los bienes materiales que facilitan la vida. No entiendo en cambio por qué el Estado debería ampararlo y fomentarlo. Quiero decir; sí en el caso de que las ganancias se redistribuyeran en la sociedad de alguna forma, pero una curiosa combinación de pésima administración, demagogia y pura corrupción hizo que los casinos estatales de Montevideo fueran los únicos dándo pérdida en el mundo entero. Lo cual implica que no sólo no se obtienen de ellos ganancias a redistribuir entre los más necesitados, sino que incluso se toma dinero de las arcas municipales para regalárselo por una parte a amigos de la burocracia que los administra y en otra parte a un personal que no aceptó un recorte de ganancias proporcional a la disminución de ingresos y que cobran un fijo ficto de propinas, atiendan como atiendan al cliente. Existan las propinas que existan.

Pero ninguno de estos abusos me impresiona tanto como el exquisito sadismo de quién colocó al único cajero automático del Banco República que hay en el barrio en el lobby del casino. Una licorería en la puerta de Alcohólicos Anónimos sería mucho menos grosera y cruel. Hay que tener muchos años de sucio hijo de puta para imaginar algo así.

49 comentarios:

doble clic dijo...

En Inglaterra tienen instaurado el Lottery Fund, con el cual financian generalmente obras de beneficiencia u obras culturales de (si se me diculpa) envergadura. Por ejemplo, hace unos años uno de los proyectos finalistas para conseguir fondos era el de la construcción de una Ópera en Cardiff. En este momento mucha de esa guita del Lottery Fund se la están llevando los billonarios reacondicionamientos necesarios para los Juegos Olímpicos.

Que aquí la guitarra (la minúscula guitarra en comparación, pero guita al fin) continúen llevándosela los amigos de los burócratas y el personal es algo que no se puede creer. Y que se forjen pactos entre distintos grupos del gobierno para no armar demasiado quilombo con el tema, no llegar al final, no meter a alguien en cana y no reformar radicalmente el sistema es penoso.

gabriel dijo...

A veces la carga negativa de las cosas que leo, y leía antes en la otra bitácora (blog te gusta más) me dan ganas de... bueno, otras cosas negativas.
Y a veces la gran lucidez que leo aquí me dan ganas de tramitar una pensión graciable para que te dediques sólo a escribir estas cosas.

Tu observación de la vendedora de Calpryca es conmovedora.

saludos

Lolag dijo...

Completamente de acuerdo con Gabriel, se enojará Escanlar si lo proponemos?.
Tu capacidad para ver y hacernos ver más alla de las pauperrimas situaciones puntuales es un regalo.

juan dijo...

tambien solìa vivir cerca de la cabeza de peròn y reposar en al pasto circundante mientras mi perro rastrillaba la zona.
no recuerdo el año en que fue inaugurado dicho homenaje, pero fue durante un mandato de menem.
si no recuerdo mal fue inaugurada con la presencia de carlos y nuestro mandatario de turno (lacalle)
saludos

Robertö dijo...

Benito, me hiciste saltar hasta el techo con el razonamiento del último párrafo, porque alguna semana atrás pensé lo mismo sobre una mente, tanto o más sádica. La que puso un cajero automático en la entrada de la Sociedad Española.

Lo que más me calienta es que me vi necesitado de usarlo. Pero más me calienta ver como tratan a los viejos, que en la etapa de la vida que menos ingresos tienen les cobran más tickets y sobreprecios, y encima he sido testigo de lo mal que los tratan, como si les fuera más redituable que revienten (que penosamente lo es) antes que concurran a sobrellevar sus enfermedades. Las sociedades mutualistas que conozco son un antro de negratividad no muy diferente de los casinos. Y todos tenemos una idea clara de quienes y como regentean este tipo de lugares.

Me gustó mucho el post. También me impresionó como a Gabriel lo que contás de la pollería. Es como si de algún modo nos hubieramos acostumbrado a ser rapiñados desde todos los niveles, y a veces, incluso, uno pudiera esperar mayor misericordia del que te pone un cuchillo en la garganta que del que te contrata a prueba por tres meses o te hace trabajar doce horas por día por unos miserables monedas.

Salud. Sobre la alternativa manejada prefiero mejor que escribas un libro con todas estas cosas y que vendas más ejemplares que Dan Brown.

Marujita dijo...

El monumento a Confucio mirando la Playa Ramirez es impresionante. A vos te gusta ver a Perón, pero a para mi fue una especie de intromisión en el camino, por eso me acuerdo que fue en algún momento de la década del 90, aunque no recordaba la fecha con exacta. No pude resistir la tentación de buscarla.

Históricamente era imposible que fuera antes. Perón murió en 1974 y el primer gobierno peronista luego de su muerte es el de Menem en 1989. Resumiendo, el único lugar donde pude encontrar una referencia fue acá:
http://www.agendaestrategica.com.ar/Fotos/Revolucion_politica.txt

Fue en 1996 con Sanguinetti y asistió Menem.

Es lamentable que la Intendencia ni siquiera ofrezca información en internet sobre los monumentos de la ciudad.

D.I.T dijo...

Comento rapidito y sin mucha substancia, pero dos cosas:

1. Amo el monumento a Confucio. Me gusta más que el que encontré de Artigas atrás de la Casa Blanca. No me preguntés por qué, porque no tengo idea.

2. Estoy de acuerdo con todos los que comentaron sobre la empleada de Calpryca.

Perdón pero me tengo que ir ya. Saludos.

Lantos dijo...

un casino que da pérdidas es un despropósito tan grande como un busto a perón en montevideo.

el-warren dijo...

Lo encuentro de vuelta por la interné. Me alegro.
Leí varios posts y me gustóa mucho el de Darnauchans.
En los demás saludables disensos y coincidencias.
Ojo con Confucio que es más peligroo que Bush. Me quedo cno Lao Tsé.
Salute

pRimOr dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Clementina dijo...

Benito, supongo que el casino también es una intoxicación que modifica la percepción de la realidad. Pensé que con la prohibición de fumar el aire iba a cambiar adentro del casino (ojo que fumo desde hace mucho tiempo, demasiado para lo que me dicen mis pulmones) pero no. Comprobé que el aire viciado dentro del casino no era potestad del humo. Debe ser una mezcla de transpiración (adrenalínica y de la otra) respiraciones y miradas atentas que se empujan. “la sinceridad, enemiga del ganador, dilata al pasado y al porvenir”.
Saludos benito.

Naazgul dijo...

Linda la estatua de Confucio. Personalmente la encuentro tranquilizadora. Será porque no alude a ninguna batalla, mártir ni (pseudo)procer.
En cuanto al sadismo... la imaginación de un sádico es prácticamente inagotable.

benito dijo...

el-warren: Confucio era un hombre de su época, para nuestros cánones un poco jodido -como Maquiavelo- pero en la suya indudablemente un hombre del progreso bien entendido. Por otra parte recordemos que el confucianismo es la tercera pata que junto al taoísmo y el budismo conforman esa cosa tan bonita que es el zen.

clementina: me imagino la cantidad de olores que se deben abrazar en un casino (sudor de entrepierna, orina, perfume de gato barato) y creo que el fuerte y cobertor olor a pucho debía ser una bendición para los asistentes. No tengo ni idea, la verdad, hace como quince años que no piso el interior de un casino.

ELencargadodelimpiezadelcasino dijo...

en realidad los casinos no huelen tan mal últimamente...

fer dijo...

¿Se acuerdan del grupito escultórico en bronce que incluía un cangrejo, un pez globo y algún bicho más, que estaba en la fuente frente al castillo?

Era tan mágica que, entre mis amistades, ninguno de sus admiradores la recordamos con exactitud, pese a que la escrutábamos desde niños.

En diciembre, cuando descubrí su ausencia, les pregunté a los del Depto. de Cultura de la IMM si sabían algo de su paradero (si estaba en restauración o si iba a ser reemplazada o si la habían robado). Me respondió un funcionario anónimo a quien cito textualmente: No me habia olvidado de su pedido, intente conseguir la informacion
pero no la obtuve, lamento no poder ayudarla.


Una funcionaria de la biblioteca del castillo me dijo que había escuchado (sic) que la habían robado.

A esta altura pienso que capaz que nadie ni siquiera hizo una denuncia, una estatua menos, qué importa, ¿no?

Ayer estuve unas horas en la web sin suerte, ahora voy a bibliotecas de verdad, a ver si por lo menos averiguo quién fue el escultor. En una de esas ahora está siendo rematada en Sotheby's... A la vuelta les cuento.

lamaga dijo...

Es interesante cómo el monumento a Confucio tiene adeptos. Yo nunca supe porqué pero siempre me gustó, siempre supe que se trataba de Confucio y sé que mucha gente también. ¿Alguna teoría de porqué será?
Ya me había olvidado del fenómeno de los robos a los locales de Capryca, la distancia hace esas cosas.

mvc dijo...

Muy bueno lo que escribiste del momento de fumarse un cigarro como momento de reflexión saludable. Yo no fumo tabaco, pero siempre he dicho algo parecido mismo del momento del día en que uno se toma el tiempo de fumarse un porro en una plaza, es un tiempo de pausa y de reflexión, algo muy necesario y SALUDABLE en estos tiempos de multiempleos y multiactividades.
Todo esto es ignorado por los guardianes de la salud, que con sus estadisticas y estudios suelen olvidar que sentir placer es algo saludable.
Como dice un cantante italiano en una canción: "el placer de fumar un cigarro a la salida del trabajo no hace mal".

benito dijo...

mvc: no hace falta ni aclarar que el concepto de "salud" que manejan los mediocres que se encargan de vigilarla es tan pobre como su concepto de "calidad de vida".


fer: cómo me voy a olvidar del pez globo sobre el cangrejo. Ocurrió lo siguiente, por lo que he deducido/visto: los planchas se robaron la estatua entera -lo mismo que se robaron la bomba de agua de la fuente, motivo por el que la misma estuvo sin funcionar casi todo el año pasado-, misteriosamente la IMM la reemplazó relativamente rápido, por una copia bastante tosca, realizada en un material mucho menos noble que el original. Asombrosamente la copia también fue afanada y desapareció, dejando una manguerita colgando.

No es de extrañarse, esa fuente fue cooptada como baño y lavadero propio por un grupo de muchachos y hombres que viven en la plaza, que suelen lavar sus calzones cagados en la misma fuente y de vez en cuando patotear a algún pendejo como mi sobrino, al que le afanaron una gorra y una mochila. Pero, son pobres, viste, uno se queja porque es rico.

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

El cajero automático en el casino me recuerda a esa excelente película castellanizada "el hombre del bosque", en que Kevin Bacon, pedófilo que intenta reintegrarse a la sociedad, es reubicado luego de cumplir su condena, en un edificio cuya ventana da a un colegio.

fer dijo...

Sigo con la estatua, estuve tratando de averiguar nombre, autor, origen, lo que sea, por ahora sin suerte, pero perseveraré.

En el fondo, tengo la esperanza de que haya sido robada por encargo de un rico y pueda seguirse la pista y recuperarla. Cuando tenía diez años, el padre de mi íntima amiga nos estuvo tratando de explicar cómo, en los aspectos éticos, los lumpen coincidían con los más ricos (creo que él lo llamaba "la rosa de los vientos"). La vida me lo ha ido confirmando.

De hecho, hace unos años se robaban piedras del basamento del monumento a La Carreta para decorar jardines puntaesteños.

Los hijos de puta lo son independientemente de su clase social.

Ama-gi dijo...

Che, que bueno está este blog. Dediqué un rato a leerlo todo y me encantó. No estoy de acuerdo con todo pero la verdad que es un placer leer algo tan bien escrito.

Marujita, ¿Como andás?

BODRIO dijo...

De las mejores cosas que pude leer en blog alguno.
Jamas tendría un blog proque no podría tener uno como este.

Saludos.

cacho_vela_crush dijo...

bueno como siempre muy bien escritito:P y bueno creo que teniendo alguna diferencia esta muy sensible todo, pero como a vos te gusta que te digan:P es de zurdo resentido eso de quejarse por el tema de que haya un cajero automatico en la puerta de un casino, es mas me pareceria estúpido que no hubiera uno o varios en la puerta, porque bueno como bien decis el casino deberia ser un lugar donde la plata recaudada vuelva a la población y vaya a saber a donde y a quienes con nombre y apellido va.(va con onda eeee yo soy los vestigios de la derecha pero en el encuentro de ideas esta el gusto dijo un trolo, y tambien esta bueno desmistificar eso de que hay que llegar a un acuerdo en fin todo paja)
El tema de los monumentos y/o estuatuas, es muy loco, no hay informacion de nada, de eso hablaba casualmente hoy con una vecina asombrada y indignada como una, es que el rulo no sabe nada de los monumento no me le sabe, pero el tema venía a que me comentaba que una de sus hijas , dio la prueba de admisión de primera instancia para entrar en la intendencia de montevideo, y en dicha prueba se realizaban preguntas de "cultura general", seria glorioso encontrar esa prueba en algun lado y sacarle el jugo a la pelotudez de la mente brillante que la confecciono. Dos perlitas de lo que debe saber un funcionario para entrar en la intendencia.. si si miles y miles de uruguayos que aspiran a aburguesarse y achatarse en un trabajo sin aspiraciones y que perfecciona la mediocridá... bue algo hay que comer dijo la moji pero bua, ahi va...
1) A quien homenajea el monumento que esta enfrente a la fac de arquitectura?
2) COmo se llama el teatro de verano?
3) En que año llego el hombre a la luna?

-Señorita disculpeme, en que ventanilla inscribo este formulario?
- En la 5
- Ahh y otra pregunta... en que año llego el hombre a la luna?
- 1969 creo señora pero saque numero alli que le averiguo bien.
-gracias

mas alla de mi sesuda parodia carnavalera, triste uruguayos triste.

reverb dijo...

...muy bien escrito...
en cuanto a los fumadores, el problema es que se pasaron de raya con respesto a los que no fumamos

el pez globo era lindísimo

benito dijo...

Poner un cajero automático (el único además de Parque Rodó) en el lobby de un casino es una hijadeputez soberana, peor que un vendedor de pasta base en la puerta del centro Izcalí. Mal encajo en la figura de zurdo resentido, pero alguna idea tengo sobre las compulsiones y si bien, como digo en el post, tengo el mayor de los respetos hacia las tendencias autolesivas, pero que el Estado le tienda zancadillas a los timberos es de puro sádico. Es eliminar hasta el menor tiempo de respiro, de claridad mental. Es como si repartieran llaves de auto (y los autos correspondientes) a la salida de un bar de borrachos.

LOIS dijo...

Estimado Benito: Simplemente quería acotar que en el casino del Radisson Victoria Plaza siempre hubo cajero automático. Tengo un amigo al que le afectaba a la inversa el asunto: solía ir al cajero automático porque le quedaba cerca y se tentaba en el casino. Una noche nos dijo "ya vengo, voy a buscar plata al cajero" y supimos de él recién a la tarde del día siguiente, porque "vio luz y entró" y se jugó la vida sin darse cuenta. No sé qué fue primero, si el cajero o el casino ahí en el Radisson, pero lo seguro es que el del Parque Hotel no fue el primer caso de cajero dentro de casino. Y conste que no tomo en cuenta el casino de Montevideo Shopping, que está rodeado de cajeros por todos lados, de todos los bancos, dentro y fuera del shopping, porque entonces nos vamos al infierno.
Sobre las pollerías Calpryca, quizás los malandrines que suelen asaltarlas siguen aferrados al viejo slogan "su pollería de confianza", y actúan en consecuencia. El otro día vi en tevé al dueño del bar de Colonia y Andes, al que asaltaron como 10 veces en una semana. El tipo contaba resignado que dos de esas veces ocurrieron mientras iba a hacer la denuncia de los robos. O sea: te roban, te hacen un agujero y se llevan todo, vas a denunciarlo y en ese lapso los ladrones (los mismos o nuevos) aprovechan el hueco para entrar nuevamente y llevarse lo que queda. Me pongo en el lugar del tipo y es desesperante. Casualmente ese bar queda a media cuadra del casino y cajero del Radisson. Las vueltas de la vida.

Selektor dijo...

al ludópata le chupa un huevo si hay o no hay un cajero en la puerta, el tipo tiene que jugar y va a jugar igual, esté o no esté el cajero en la puerta.
es compulsivo. igual camina 20 cuadras para ir a buscar la guita.
ojalá sirviera para algo que no hubiera cajeros en los casinos, a mi entender no cambia nada.
tampoco creo que ese "tiempo de reflexión" que mencionás, le sirva para algo, el que padece esa enfermedad necesita mucho más que un "tiempo de reflexión" para no jugar.
no creo que a ningún jugador crónico le cambie algo y mucho menos que se cure porque no haya un cajero en el casino.

el ejemplo extremo que ponés de repartir llaves de autos a los borrachos no tiene ningún asidero.
hay borrachos que no saben manejar, hay borrachos que saben manejar y cuando están borrachos no quieren manejar y el borracho que maneja tiene su propio auto.

coincido con lois y lo de los cajeros en los shoppings, hay gente que es compradora compulsiva y también es una enfermedad, entonces, tampoco debería haber cajeros en los shoppings?

las adicciones no son todas iguales ni se tratan todas de la misma manera, lo que funciona para algunas no funciona para otras.

por otro lado, hay cosas muchísimo más graves que los cajeros en los casinos.
por ejemplo, la publicidad dirigida a los niños, eso sí que es salado, perverso, nocivo y deformante.

Néstor dijo...

Leo tu blog como un conjunto de magníficos reportajes. Mandarse en la lectura es como conversar con un amigo de esos que uno tiene, propensos al monólogo. Está muy bueno de verdad. Me gustó mucho eso de cortarle los dedos al pastabasero y hacércelos fumar. Habría que elevárselo como propuesta al licenciado Romani, de la Junta Nacional de Drogas. Chau.

benito dijo...

Yo escribo sobre el Parque Rodó, nunca dije que el casino del mismo fuera el único ni el primero en poner en su lobby un cajero automático, de hecho me extrañaría que hubiera un casino sin uno. Pero me impresiona un poco que sea un casino estatal y un banco estatal, ambos de un estado que predica la moderación.

Ahora, de adicciones alguna idea tengo, haganme el favor de no explicarme la capacidad de vencer obstáculos que tiene un compulsivo a la hora de satisfaccer su necesidad. De hecho y como justamente creo que todas las personas son distintas y que todas tienen distintas adicciones, ¿es tan difícil imaginarse a un tipo que no había pensado en jugarse la hipoteca de la casa pero que, con un par de tragos encima, se tienta al encontrarse con el cajero en la puerta? ¿suena como una situación tan imposible? Si es algo tan extraordinariamente ilógico y si los ludópatas igual van a cruzar a nado el lago del parque para sacar dinero, ¿por qué no poner el cajero del Parque Rodó en una zona más concurrida y cómoda para sus vecinos? Porque no les importa, lo único que les importa es que ludópatas o no, gasten todo la guita posible en un juego de azar y que esto sea facilitado en todas las formas posibles.

De hecho, si hubiera una cierta coherencia en la prédica estatal, tampoco debería poder venderse alcohol dentro de un casino.

Y que hay cosas peores que un cajero malintencionao, desde la publicidad orientada a niños hasta el agujero de ozono, no me cabe la menor duda. ¿Y qué?

cacho_vela_crush dijo...

a ver, lo de zurdo resentido iba solo porque no tiene sentido lo que decis, aver voy a tratar de ser serio...

Tu analogia es la falascia mas grande del mundo dado que vender droga es una actividad ilegal y la ubicación de un cajero no. Si me pongo en bobo podria decir que es una tipica falascia de izquierda contra el capitalismo apelando a un sentimentalismo carente de sentido y demostrando resentimiento a través de una preocupación cierta. Pero dejemos mi propio resentimiento de lado, sigamos en el asunto.
Separemos, por un lado...
Casino... debe dar ganancia, porque sino perdemos todos, es lógico que haya un cajero, no creo que nadie vaya a jugar un solo peso menos por la ubicación del cajero, asi como estoy en desacuerdo con eso de que salir a fumar un cigarro te haga jugar menos, creo que la adicción es un tema muchisimo mas complejo que esas dos boludeces, supe ser no me gusta decir adicto sino asiduo concurrente al radisson y el casino como todo vicio tiene sus particularidades, el ambiente como bien apuntabas creo que es una cosa muy particular, la soledad que tienen la mayoria de los adictos, la compañía que encuentran en otros adictos, el desahogo que sienten contando sus miserias con los concurrentes, los rostros vencidos y no por perder 10.000 pesos, la alegria de perder 2000 pesos menos que el día anterior o ser saludado con respeto por una moza o un crupier, en el casino los miserables a veces se sienten personas y no digo miserables de espiritu necesariamente sino desdichados, no digo que eso este bien, yo creo que mas que nada fui adicto al escape del casino al ambiente, el juego siempre me parecio estupido y una perdida de tiempo como dice dolina.
A ver, entiendo tu argumento, pero no creo que nadie haya puesto por otros motivos que no sean los lógicos un cajero en la puerta del casino, cual es el motivo lógico para que la gente tenga plata para jugar, me parece paranoico pensar que alguien hizo eso para perjudicar a un adicto, solo eso, eso si de seguro no ayuda a ningun adicto ese cajero ahí, como tampoco lo ayuda este país de mierda en el que vivimos.
Yo creo que se tendría que encontrar alguna vuelta para que la gente tenga un límite de plata a perder en el casino, entra con el tema de las libertades, o bien podriá haber una asistente social que ofrezca ayuda a adictos dentro del casino, no se digo ideas imbéciles propias de mi condición, pero si en mi pais hay casinos estatales que en teoría ayudan a mejorar la economía de mi pais quiero que que en la puerta haya todo tipo de cajeros y prestamistas que hagan funcionar el negocio.

saludos

benito dijo...

Lo de "zurdo resentido" es tan inadecuado como si yo a priori te dijera que todas tus opiniones son de un "facho mantenido". Si es tu forma normal de referirte respecto a las personas con las que no estás de acuerdo supongo que habrás ido a la misma escuela de léxico que De Posadas.

"Resentimiento" es un término mágico para algunas formas de pensar; cuando no se puede explicar algo o molesta alguna crítica se usa la palabra y toda la discusión desaparece. Sería un exceso de argumentación explicarte lo absurdo que es utilizarlo en referencia a mí, pero además pensar que el desagrado moral que me produce un cajero automático en la puerta de un casino tiene que ver con algún condicionamiento de izquierda es casi para cagarse de la risa: los casinos y sus contenidos están bajo la (desastrosa) administración de la izquierda desde hace casi 20 años. De hecho el principio moral que rige la existencia de casinos estatales y que los promueve es totalmente propio de la izquierda: dejemos que los ricos tiren a la marchanta sus excesivos dineros voluntariamente y re-distribuyámolos entre los pobres que no hacen otra cosa que trabajar y desconocen el azar.

Sigamos a un nivel escolar: esto es un blog, no un formulario de solicitudes ciudadanas. Alguien que coloca un cajero automático -del BROU, además, banco preferido de las clases medias no las realmente adineradas- en la puerta de un casino es para mí un hijo de tres mil camiones llenos de putas. Tiene todos los derechos legales del mundo del mundo y sigue siendo un hijo de puta. No está hecho para "perjudicar al adicto al juego", está hecho por el mismo motivo poor el que se hacen la enorme mayoría de las hijadeputeces: para conseguir más dinero. Por el mismo motivo por el cual pagar las facturas atrasadas de UTE es asombrosamente difícil y por el mismo motivo que los inspectores de tráfico de la IMM tratan de esconderse: porque así se gana más dinero. Y es legal por dónde lo mires, pero es de hijo de puta. Por el contrario la mayoría de los dealers de drogas que conozco, actividad ilegal si las hay, me parecen unas excelentísimas personas.

Si a vos no te serviría de un carajo para jugar menos el tener un par de minutos de respiro o que tu sueldo íntegro no estuviera al alcance de tu mano todo el tiempo, es problema tuyo y de los que les pase lo mismo, no lo juzgo EN ABSOLUTO. Yo no puedo fumar dos cigarrillos por día porque si fumo fumo dos cajas, pero no me considero tan central en el universo como para no poder creer que hay gente que fuma dos cigarrillos por día.

Y, si había alguna reflexión socio-política en mi triste post, era la del ridículo de que algo que está montado como una trampa para compulsivos con la excusa moral de conseguir réditos redistribuíbles entregados voluntariamente NO GENERE RÉDITOS EN ABSOLUTO, sino que, por el contrario, genere pérdidas millonarias en dólares. Pero eso sigue siendo otro asunto en el que no me metí.

Void dijo...

Como dijo Podeti, cuando alguien comienza con la frase "a ver..."
te esta subestimando.

Candelaria dijo...

Siempre creí que los cajeros en el Shopping estaban para facilitarnos la vida, lo mismo que el propio Shopping. Como compradora compulsiva doy fe de que son unos maravillosos inventos. No puedo entender que les atribuyan poderes perversos. La compra compulsiva es una actividad gratificante. Y además les voy a contar algo: usamos tarjetas de crédito, así que nos resulta indistinto si está o no el cajero en el medio del Shopping.

hunter dijo...

En mi mirada de turista distraída, siempre pensé que el casino ese estaba cerrado desde hace tiempo. Tiene una fachada de abandono. Lo mismo pasa con la "Sede Administrativa del Mercosur" (¿?), que si no fuera por la "actualización" con la bandera de Venezuela, también tiene pinta de lugar que no se usa nunca.

El otro día hablaba con un jugador que me comentaba que lo del cajero es "práctico", no sólo para sacar dinero sino también para depositar en caso de ganar y no tener que acarrear con el efectivo... Ese es un submundo en donde las cosas se miran de otra manera, y el dinero tiene otro valor.

El monumento a Confucio es lo más pintoresco del Parque Rodó. Me imagino a gente llegando y conociendo nada más que el nombre de Confucio por primera vez enfrente del Río de la Plata. Es encantador.

Muchos militantes peronistas de los años 70 se refugiaban esporádicamente en Uruguay si tenían problemas con la Triple A, los Montoneros o los milicos, según de dónde viniera el batacazo. He escuchado a Cafiero y al mismo Méndez hablar con mucho cariño del país. No sé si esto es malo o bueno.

Selektor dijo...

benito, de acuerdo con la incongruencia casino-cajero del estado y lineamiento moderado del mismo.
sigo en desacuerdo sobre el tema de la ubicación del cajero en relación al jugador crónico.

no creo poder explicarte nada sobre adicciones, como tampoco ninguna otra cosa.

respecto a tu "¿Y qué?", sobre las tantas otras cosas malintencionadas que suceden por todas partes, te digo: y nada.

el parque rodó fue mi jardín durante toda mi infancia, adolescencia y adolescencia tardía.
hoy en día, cada tanto, lo recorro todo y cuando llego al casino y veo al impune cajero automático en la entrada pienso: qué hijo de puta el que lo puso ahí. :)

fer dijo...

1. Adictos (y en particular, ludópatas): estoy 100% de acuerdo con lo expresado por benito sobre el tema.
Para aquellos que piensan que la observación sobre el momento de reflexión del cigarro o la distancia a la que estén los proveedores de dinero es falaz o errónea, los invito a considerar por qué una de las estrategias fundamentales que aplican los casinos es hacer todo lo posible para que los jugadores no se alejen de las mesas, máquinas o edificio: les ofrecen y alcanzan comida, bebida, regalitos, anuncios de sorteos en minutos, invitaciones, etc., etc.
En alguna guía vieja de viajes recomendaban a los mochileros algunos hoteles de Las Vegas que, con tal de tener posibles jugadores cerca, ofrecían una noche de estadía gratis con algunas fichitas de gentileza.

Obviamente, no todas las personas somos iguales, pero me imagino que los empresarios del juego han de saber que con muchos “adictos” funcionan cosas tan sencillas como no tener la botella a la vista para tomar menos o salir en bicicleta por la rambla para no ir al kiosko a buscar cigarrillos, o tomarse una pastilla para dormir de modo de dar por terminado el día que si no se convertiría en una nueva recaída en lo que sea que los tenga atados.

2. Sigo atrás de la estatua, pero todavía no puedo ofrecer un avance de investigación decente. Agradecería cualquier aporte al respecto: ferfrequent@gmail.com

benito dijo...

En el casino de Estambul (y no es una política extraordinaria) los tragos son gratis ya que sus responsables llegaron a la conclusión de que lo que pierden los jugadores borrachos compensa completamente el costo en bebidas.

A no ser que justo caigan dos grupos de viaje de Arquitectura y Economía uruguayos y decidan beber como cosacos hasta ser echados sumariamente del casino.

selektor dijo...

conozco a una ex-fumadora que tienen en su casa y lugar de trabajo una caja de cigarrillos importados cerrada, esas que tienen fotos de enfermos terminales intubados.
mantener la caja cerrada es el trofeo diario por haberle ganado al vicio.
reconozco que esa técnica no funcionaría en cualquiera, lo que quiero señalar es que en algunas personas esas cosas sencillas funcionan, pero al revés.

ví al pez globo en un cumpleaños infantil, le pregunté qué onda, por qué se había ido del parque, me dijo que el parque no daba para más, que le deja más guita laburar de globo en casamientos, cumpleaños de 15 y bar mitzva.
también le pregunté por el cangrejo, me dijo que la última vez que lo vió fue en el mercado del puerto medio escabiado con unos coreanos y que nunca más supo de él.

Maria Auxiliadora dijo...

No se si es algo bueno o algo malo... pero tambien fue mi jardin, Ske. Iba desde La Teja todos los días a buscar libros a la biblioteca del Castillo. Y despues fui al Zorrilla... y abandoné los estudios para casarme con Tab que me rescató de ese antro.

cacho_vela_crush dijo...

bueno, no voy a discutir mas lo de el resentimiento y esa mirada socio política, solo lo quice decir a modo de broma o estupidez pasajera no era el tema de la discusión, y si te molestó te pido disculpas ya que no era mi intención, no sobro a nadie por decir "a ver", escribo igual que hablo por eso escribo como cagando y a veces no se entiende una mierda de lo que quiero decir, en fin cada uno siente lo que siente con ese cajero ahí, de todas maneras habia pasado por alto el hecho que fuera del brou y entiendo mas tu concepto pero mas adelante vuelvo a eso, tengo tan asumido a veces que todo se toma para las ideas poíticas y partidos y derecha-izquierda que me lo tomo para la joda y a veces se entiende mal.
Hay otro tema que quizá me lo puedas aclarar cuando decis que hay un estado que predica la moderación, vamos a entendernos, el estado uruguayo no tiene forma de nada y no pregona nada, que tabarulo haya tirado unas ideas conservadoras inmundas arriba de la mesa es otra cosa, no se si es eso a lo que te referis.
Y ojo que este es un punto que me parece importante, porque la mayoria de la gente no entiende cuando reclama apoyo a la cultura y demás funciones terciarias al estado, como podría serlo la asistencia al jugador ludópata, que el estado uruguayo es incapaz de pagarle sueldos dignos a los empleados de la salud, enseñanza y policia, incapaz de tener macropolítcas a largo plazo, no es mas que un dejarse estar en el tiempo como lo fue siempre, me parece absolutamente hipócrita indignarse por cosas que son terciarias en cualquier estado moderno, ojo no digo que este sea tu caso, ni que no haya que decir lo que esta mal y lo que se puede mejorar, pero hay que ser realista a la hora de las indignaciones.
Bueno esperando este cada uno de los puntos aclarados, maomeno, mando saludos.

Aguante melingo qotsa y la demimurga!

Anónimo dijo...

en este blog
http://www.lacoctelera.com/xabier1964/
hay un artículo sobre los Casinos, allá por la mitad de la página

Marujita dijo...

"tengo tan asumido a veces que todo se toma para las ideas poíticas y partidos y derecha-izquierda que me lo tomo para la joda y a veces se entiende mal."

Estoy tratando de descifrar tu frase Cacho y me cuesta tanto entenderla que me la estoy tomando para la joda. Espero que no se entienda mal.

Cacho, vos terminaste la escuela?

absinthe dijo...

...de muy chico, con mis padres ya separados, mi padre me llevaba los fines de semana a jugar al parque y a sentarnos a conversar frente a la estatua de confucio... con esa frase tan magica que dice algo asi como 'la educacion debe de ser para todos, sin importar la clase social'... la cito de memoria y mal, pero recuerdo a mi padre explicandome un monton de cosas en referencia a ese estatuón...

mas de grande mi madre comenzó a estudiar chino con un señor chino y en un intercambio pelotudo desubrimos que fue él el encargado de emplazar la estatua en el parque, y nos explico la serie de motivos por los cuales confucio mira al mar...

de adolescente cuando los toques en plaza mateo la cerveza frente a confucio era un ritual obligado; y una buena manera de hacer el post-toque, una suerte de chill out barato y en compañia de algun blood brother...

supongo que lo que quiero decir es que todos los que vivimos en el parque rodo en algun momento lo tenemos presentes, y lo recordamos con cariño, especialmente a traves del presente post.





(que caros estan los alquileres en la zona, por cierto!)

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

Con respecto a las pérdidas del estado en los casinos, capaz que podríamos encontrarle una punta para enorgullecerno:
¡¡¡Nuestro país tiene a los mejores jugadores del mundo!!!

pad dijo...

Hoy pasan Whisky en tv abierta. Solo queria saber si alguien sabe en que anda "la barra" de control z. Si pudieron comenzar a re-emprender camino luego del masazo, en algun proyecto o realizacion.

tamoahí dijo...

al pez globo la intendencia, junto con ma. julia, le prohibieron seguir ejerciendo de estatua porque fumaba como un condenado y además de ser un mal ejemplo para los chiquilines iba a reventar y a provocar un accidente.
en solidaridad, después de tantos años juntos, los demás integrantes del combo renunciaron

fer dijo...

Sobre estatuas:

Confucio
Autor: Yi Fan Chen
Inauguración: 28/8/1985
Material: cemento armado sobre basamento de granito.

Juan Domingo Perón
Autor: Bourse Herrera
Inauguración: 7/10/1996
Material: bronce sobre basamento de mármol

Fuente: Torres Corral, Alicia. 2000. "El Paisaje y la mirada". Cal y Canto, Montevideo

fer dijo...

Surtidor del pez globo y el cangrejo

benito: lo que pensabas que era “una copia bastante tosca, realizada en un material mucho menos noble que el original” era, en realidad, el original “camuflado” con pintura para que pareciera de hierro herrumbrado, astucia pergeñada por la Inspección de Fuentes de la IMM en un intento de disuadir a los chorros, que fueron más vivos y no cayeron en la trampa, según me informaron allí mismo.

Es increíble: para "proteger" el ornato público, se lo estropea y afea.

De todos modos, el origen de esos bichejos sigue escapándoseme.

Anónimo dijo...

La primera vez que vi el monumento a Perón en el Parque Rodó,tuve la impresión de estar frente un acto de homenaje no sentido, y sólo tolerado por las circunstancias que a veces tienen las cuestiones diplomáticas. Tampoco pude dejar de pensar lo mismo que he leído acá: que más que un busto es una cabeza.
No sé porqué se me vino a la mente la imagen de una pica de exhibición como se utilizaba con los degollados en el siglo XIX. Y ahí comprendí. No era nada más que una sutil ironía uruguaya. Montevideo tiene la Cabeza de Perón como le hubiera gustado tenerla a Batlle Berres y a su consuegro Lamuraglia cómplices y participantes activos de los bombardeos a Plaza de Mayo de 1955.
Si, esa cabeza no es más que una ironía uruguaya.