viernes, 12 de junio de 2009

El hombre es como el oso

Pasé final y tardíamente por la Plaza Independencia para ver los famosos osos "compañeros" que habitan allí desde hace un mes, más o menos. Como se sabe, se trata de 140 esculturas de osos llamados Buddy Bears, que fueron creados a partir del oso símbolo de la ciudad de Berlín, para que artistas de diversos países pintaran sobre los mismos lo que consideraran representativo de su tierra, y luego los mismos son expuestos en espacios públicos, simbolizando la unión de las distintas idiosincrasias nacionales, siendo luego vendidos y utilizando el producto de dichas ventas en obras de caridad. Una de esas ideas tontas, inofensivas y notorias que no sirven para gran cosa, pero que tienen una cierta simpatía y, especialmente para los niños, pueden ser una excusa para descubrir algún país o alguna característica de dicho país que se ignoraba.

Entre las hileras de osos hay una brecha notoria, en el grupo de osos provenientes de países cuyo nombre comienza con "A". El oso ausente es el del país más cercano culturalmente y más parecido a Uruguay, Argentina, que tuvo que ser retirado luego de que fuera saboteado un par de veces. ¿Por qué hubo uruguayos que atacaron a lo que está propuesto como un símbolo de concordia mundial? ¿por qué realizar una acción de significado tan groseramente intolerante?

Bueno, el artista argentino decidió, en mi opinión con mucha sensibilidad en relación a la tradición pictórica del país vecina hacer un "filete", ese estilo encantador, y muy kitsch, tan profundamente porteño y al que hasta el ciego Jorge Luis Borges le ha dedicado unas hermosas páginas. El fileteado, como algunos -evidentemente no todos- saben, surgió como una forma de adorno de los carros comerciales a tracción animal, que eran ilustrados con figuras populares, frases de sabiduría popular (algunas compadritas como "Yo maté al Mar Muerto", o "al final, primero yo"), adornadas con marcos próximos al barroco y colores chillones. El fileteado fue definido por uno de sus maestros como "un pensamiento alegre que se pinta", lo cual es una paráfrasis de la conocida definición de Discépolo del tango: un pensamiento triste que se baila.

Y no es casual la referencia, ya que el fileteado está -como el graffiti (con el cual tiene algún parentesco precursor) y el hip-hop- inseparablemente ligado al tango, del cual es casi, como sabe cualquiera que haya visitado La Boca, su equivalente plástico. No es de extrañarse entonces que muchos de los filetes estén dedicados a grandes figuras del tango y, junto a la Virgen del Luján -señora y patrona de Argentina y protectora de los caminos- el personaje que más se repite en este arte popular es, lógicamente, Carlos Gardel. Y el oso argentino estaba ilustrado, justamente, por una imagen del Zorzal Criollo. Una ofensa terrible al parecer.

De todas las controversias que han existido entre las dos partes de esa misma nación que son Uruguay y Argentina, tal vez no haya ninguna más imbécil que la de la nacionalidad de Carlos Gardel. A mí me resulta imposible discernir si el tipo nació en Tacuarembó o en Marsella, aunque la teoría "uruguayista" siempre me pareció mucho más traída de los pelos y susceptible a falsificaciones que la "francesista", pero no puede importarme menos: para los que les interesen tanto las nacionalidades (no es mi caso) es totalmente innegable que Gardel no es ni uruguayo ni francés, sino que es evidentemente argentino, y porteño para ser más exacto. Gardel llegó a Buenos Aires -desde Francia o desde Uruguay, es irrelevante- a los dos años y medio, es decir, antes de tener una consciencia clara de nada, creció en el Abasto y se nacionalizó argentino apenas pudo. Desarrolló su carrera en ese país, hizo del mismo su residencia, vino a alentar a la selección argentina en el Mundial del 30 y le dedicó a su capital una de sus canciones más conocidas -"Mi Buenos Aires querido"-, sin que exista ni un tema de su autoría referido a Tacuarembó o a Marsella. Y, como es lógico, está enterrado en el cementerio de La Chacarita.

Hay artistas y personas totalmente ligados con la nación en la que nacieron, y hay muchos de doble nacionalidad. Yo, por ejemplo, defiendo mucho la cualidad uruguaya de Isidore Ducasse, el Conde de Lautréamont, quién no sólo vivió en Montevideo hasta los trece años, sino que volvió a esta ciudad en un viaje misterioso cuando ya era adulto y en el que se puede rastrear referencias a la misma en toda su obra e incluso en su seudónimo. Lo cual no impide que esencialmente es un poeta francés. Ese no es el caso de Gardel, quién visitó mucho a Uruguay -que era su segundo mercado- y, con mucha viveza, solía asumirse como uruguayo ante la prensa local. Pero Gardel no era China Zorrilla, era un porteño, y además la principal figura histórica de un género cultivado en Uruguay pero esencialmente argentino: el tango.

Pero para algunos uruguayos ignorantes que los únicos filetes que conocen son los que se sacan de la cara cuando se afeitan borrachos, el que el oso argentino ostentara la figura del "uruguayo" Carlos Gardel, era una afrenta más de esa ciudad de malvados que quiere apoderarse de todo lo bueno del Río de la Plata, que por supuesto es todo proveniente de Uruguay, un país culto a diferencia de aquella bosta. Y para demostrar lo cultos que somos primero se garabateó al bello fileteado del oso argentino y luego, aunque supuestamente estaba bajo vigilancia, lo rayaron con algún objeto metálico. Como resultado el oso fue retirado y el orgullo oriental quedó en alto. No, si se iban a quedar con Gardel de prepo estos porteños arrogantes... Uruguay nomá.

El oso estaba localizado, como ya dijimos, en la Plaza Independencia, el mismo lugar donde hace dos años unas mujeres entrerrianas que habían llegado a repartir folletos contra la instalación de Botnia fueron agredidas a huevazos por un centenar de machos montevideanos. Sí, señor, para que aprendan lo que quiere decir en la República Ponsonby el significado de la palabra "independencia".

Ricardo Gómez, el pintor del oso porteño -un viejito de 82 años que es considerado el mayor maestro actual del arte del fileteado-, no se ofendió. Dijo que en todos los países hay inadaptados y que él en realidad consideraba a Gardel como un rioplatense, gentileza que los vándalos no se merecen y que la historia desmiente.

***

En los mismos días en que se retiraba el oso compañero argentino hostilizado por los defensores de la cultura local, otro entredicho volvió a cruzar a algunos portavoces de ambas orillas del Plata. El precandidato blanco a la presidencia Jorge Larrañaga utilizó, para criticar la actitud de Tabaré Vázquez hacia las críticas de la Federación Agraria, el término "kirchnerista", convirtiéndolo, claramente, en un neologismo denigratorio en un país en el que Néstor Kirchner pasó a ser -a partir del conflicto por Botnia- sinónimo de todo lo abominable del ser argentino.

El embajador argentino Hernán Patiño Meyer protestó mediante una carta pública, en la que sensatamente recordaba que no está bien que un actor político de importancia como Larrañaga, y un presidente potencial si gana las internas, utilice el nombre del presidente de una nación vecina y asociada como un insulto, y que pase lo que pase ese apellido va a seguir gobernando Argentina durante los dos próximos años, en los cuales Larrañaga -antiguo intendente de una ciudad limítrofe como es Paysandú, tradicionalmente con enormes lazos con la cercana ciudad de Colón-, en caso de ser elegido presidente de Uruguay, va a tener que tratar y negociar con alguien que lleva el apellido Kirchner, con quién -en lugar de hacerle agresiones gratuitas-, podría aprovechar el cambio institucional para recomponer las muy dañadas relaciones entre los gobiernos de ambas razones, una oportunidad que Cristina Kirchner desperdició en forma increíblemente idiota al recriminarle a Tabaré Vázquez su política sobre el Río Uruguay en el mismo acto de asunción a su cargo.

Patiño Meyer cometió un error de forma, que le fue recriminado correctamente por el canciller uruguayo Gonzalo Fernández, y que fue el de realizar esta protesta mediante una carta abierta cuando lo protocolar era elevar una queja al Ministerio de Relaciones Exteriores, pero su protesta era válida, y su queja era tan comprensible como sensata su advertencia. Pero a Larrañaga no le dicen El Guapo por nada, y para demostrar que debe tener como tres huevos y 35 centímetros de pija, no sólo no dio ni la menor disculpa sino que mandó al embajador argentino a meterse en sus asuntos. El Guapo recordó cómo Kirchner -en este momento un ex presidente, no un futuro candidato-, se había metido en asuntos internos de Uruguay, diciéndole a Patiño Meyer: "le solicito que se calle y no se entrometa en los asuntos internos de la vida política uruguaya. No tiene ni derecho ni credenciales para ello." Tomá, porteño puto.

Pero eso no quedó allí, ya que convencido que era la hora de revolear pijas, el precandidato colorado Pedro Bordaberry -a quién una de sus canciones de campaña definía como El Jefe-, se refirió a Patiño Meyer diciéndole "A los Sarratea de estos tiempos les decimos que no se equivoquen"-, recordando al diplomático argentino Manuel de Sarratea, sobre quién pesa la acusación histórica de haber traicionado al padre (renuente) de la patria José Gervasio Artigas en 1812, algo que los uruguayos patriotas no olvidamos tan facilmente, porteños putos. El Jefe, que tiene tan buena memoria para la historia lejana, suele no saber nada de historia reciente cuando le preguntan por su padre -el ex dictador Juan María Bordaberry-, que tuvo una excelente relación con Argentina durante su presidencia, aunque por desgracia para ayudar a instrumentar la Plan Cóndor y para organizar asesinatos de políticos uruguayos residentes en Buenos Aires, como Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz. Al parecer eran épocas de buenos argentinos aquellas, nada de Sarrateas ni nada por el estilo, sino patriotas rioplatenses dispuestos a colaborar en la patriótica tarea de matar hombres de paz indefensos.

El último lustro ha sido un tiempo de permanente hostilidad entre estos dos países indistinguibles para cualquiera que no sea de la región, una hostilidad alimentada por políticos miserables de ambos países a la pesca del fácil aplauso nacionalista. Pero lo que, en su aplicada competencia de pijas gigantescas, El Guapo y El Jefe no entienden es algo que hasta el Pepe Mujica -no precisamente la estrella más brillante del firmamento intelectual-político- tiene claro: Uruguay no va a mudar de residencia y que su mayor socio comercial sigue siendo Argentina, país que cuando se resfría nos hace estornudar. Argentina depende poco y nada de su relación comercial con Uruguay, al contrario, la estructura bancaria de nuestro país ha sido un magnífico puente de evasiones de los grandes capitales argentinos, pero para Uruguay esta relación es esencial. Uno puede entender -y apoyar si se está de acuerdo- que las relaciones se vuelvan rísipidas o tensas cuando hay intereses enfrentados pero, ¿qué sentido puede tener el ofender gratuitamente a gobernantes tan irritables y caprichosos como los Kirchner, solo para hacerse los machos ante los correlegionarios? Si el día de mañana Larrañaga asume como presidente y a Cristina se le ocurre saludar la asunción de quien usa su apellido de casada como un insulto prohibiendo, con alguna excusa ridícula, las importaciones a la Argentina de carne uruguaya. ¿Va El Guapo a contratar a los miles de desocupados que eso produciría inmediatamente? Si decide que ante la crisis energética no se le va a vender más energía al país vecino, algo que nos salvó del colapso lumínico un par de veces en los últimos años. ¿Nos prestará El Guapo el generador de su estancia? Es facilísimo hacerse el macho con el riesgo ajeno. Es facilísimo hacerse el macho, algo que parece ser el punto esencial de estas precandidaturas de personas mediocres que no entienden la diferencia entre un estadista y un hincha de fútbol.

***

Volvamos a los osos; el oso argentino que tanto molestó a los uruguayos era, por otra parte, uno de los más bonitos, de los mejor decorados. Algo difícil de decir del de Uruguay. Su autor, el sanducero Hiram Cohen, declaró haberse inspirado en su diseño de chorretes de pintura más o menos azarosos en el significado de la palabra "Uruguay"según el poeta Juan Zorrilla de San Martín, es decir, "río de los pájaros pintados". Hay que tener una imaginación muy libre para asociar el diseño de ese oso con pájaros multicolores, en realidad se parece más a la interpretación de un amigo mío, para quién el diseño le hacía pensar que el artista, luego de hacer sus necesidades fisiológicas y haber usado sus manos como papel higiénico, se hubiera limpiado las mismas en el desgraciado oso.

Literalmente el diseño uruguayo era el peor de los 140 osos exhibidos en la plaza. Entre otras cosas por su arrogancia arty: la idea de los osos pintados no era, claramente, la de hacer un ejercicio de abstracción desafiante, sino algo más bien relacionado con la simple artesanía. Algo que tratara, con buen gusto y humor, de informar algo sobre la nación que reprsentaba. Lo que el oso uruguayo informaba era solamente lo que ocurre con la concepción plástica de un país en el que desde hace una década el conceptualismo extento de la menor autocrítica -y financiado por los premios intercambiados por un círculo endogámico de artistas, jurados y curadores-, reina por encima de las más elementales consideraciones estéticas. El oso uruguayo no sólo es feo, es un oso perezoso, un oso haragán en su ejecución y arrogante en su selección. Una porquería de oso, la verdad.

Eso fue notado por muchos transeúntes, que comenzaron a hacer sentir sus voces de protesta recriminando la representación de semejante mamarracho, y tantas fueron las protestas que la Intendencia Municipal de Montevideo -la misma que demoró diez años en comenzar a proteger los monumentos nacionales de los parques de los ataques de los lateros, la misma que no parece ofenderse porque todas las paredes de los espacios públicos estén cubiertos de repugnantes pintadas políticas o incluso religiosas- decidió tomar parte en el asunto y, como suele suceder, el remedio fue peor que la enfermedad.

La solución no fue la de investigar la concepción estética detrás de la adjudicación del encargo a Cohen, o la de promover un debate público acerca de representación plástica oficial o arte en general (algo realmente necesario en estos tiempos en los que existen importantes sumas de dinero estatal dedicadas a la cultura y otorgadas bajo parámetros muy discutibles), sino encargar un nuevo oso uruguayo que nos representara mejor. Paradójicamente (o con sutil ironía), el mismo fue donado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y se le encargó al que aparentemente es el pintor oficial de la patria en estos días, Carlos Páez Vilaró. ¿Qué hizo Páez Vilaró, en su trabajo de carnero artístico? Maximizar la tendencia nacionalista chota de muchos de los osos y hacer un auténtico muestrario de todos los lugares comunes de lo que se considera "nacional". Vilaró incluyó un jugador de fútbol, un mate, una bandera, un músico de comparsa, un gaucho con guitarra, la torre del Estadio Centenario, la fragata Capitán Miranda, mucho celeste y una galera de los parodistas los Zíngaros, quienes lo homenajearon con una de sus "parodias" recientemente, lo que para Vilaró los convirtió instantáneamente en un símbolo nacional al parecer, lo cual no es de extrañarse ya que también está presente en el oso su propia casa, la irónicamente llamada "Casa Pueblo". In extremis, y luego de que lo había presentado a los fotógrafos de El País, le agregó -seguramente recriminado por la ausencia de "alta cultura" en su oso- un libro de Onetti, uno de Benedetti y uno de Galeano. Y en un acto de sublime chiquitaje, incluyó la imagen de Carlos Gardel en un homóplato del oso. Tomen, porteños putos.

El oso de Vilaró también es feo, pero es más coherente con el resto de la muestra y tiene al menos el grado mínimo de artesanía y técnica que exige esta idea más orientada a los niños que al público de las galerías. Pero el problema no son los osos sino más bien el hecho de que el ambiente artístico local guardó un patético silencio sobre el público y tremendo insulto que se le hizo a un colega; uno puede discutir la validez del más bien horrendo oso de Cohen, pero ese fue el oso seleccionado por un jurado y, si no se le consideraba representativo o era una gran cagada, lo que correspondía era recriminárselo a quienes lo seleccionaron o a quienes eligieron a Cohen para pintar al mismo. Una vez expuesto y acreditado, es de una grosería criminal el echar para atrás y pedir un nuevo oso a otro artista, haciendo oficial la opinión de lo fea o inadecuada que era la obra de alguien que había sido previamente elegido en forma también oficial.

Desconozco a Cohen e ignoro cómo puede haberlo afectado este insulto institucional, pero es algo que no le deseo a nadie. A mí se me enseñó, en Uruguay pero tal vez por otra clase de personas, que hay que hacerse cargo de las malas decisiones que se toman, y que cuando las mismas exponen a un tercero -en este caso Cohen-, hay que estar a su lado hasta el final. Ya se había hecho bastante el ridículo en forma anónima con el problema del oso porteño. Ahora se traicionó a un artista nacional en forma oficial y explícita. La decisión fue de la IMM, ahora bajo la administración del MPP-MLN y los tupamaros no se destacan precisamente por su poder de autocrítica, pero uno supondría que al menos podrían identificar lo que en una fábrica sería una brutal carnereada. Y los plásticos no se destacan por su solidaridad o empatía entre su gremio, pero me hubiera gustado leer al menos una carta de protesta sobre la humillación sufrida por uno de los suyos.

Los osos se irán en algún momento, y los alrededores de la Plaza Independencia -preparándose para el retorno de la presidencia a la misma- están rejuveneciendo y recuperándose de la brutal decadencia y tugurización que sufrieron en los últimos quince años. Pero ninguna consideración estética puede superar la sensación de profunda fealdad que vengo sintiendo en relación a lo "uruguayo" desde hace un tiempo. No me reconozco en esa pequeñez mental, en ese chauvinismo de enano con zancos, en esa cultura de lo desagradable y lo mediano, en esos candidatos posicionandose para la carrera por el poder montados en lo peor y lo más degradado de lo que se asocia con esta comunidad. No me sentía tan deprimido en lo político desde 1989, cuando el voto amarillo me expuso con claridad la cara oculta y canalla de la orientalidad, y veo día a día al país caminando, como quién se encamina hacia el paredón, hacia una opción de modelos perpetuadores de lo bruto, de la petulancia ignorante y autosatisfecha, de la vejez espiritual, de la jactancia teórica de una educación y una cultura a la que se ha saboteado de todas las formas posibles y a las que se desprecia burlonamente a la primer oportunidad, de la ausencia de responsabilidad mínima o de respeto hacia los espacios comunes. Del machismo terminal de una sociedad de gestos grandilocuentes públicos y cobardías íntimas.

Porque el hombre (uruguayo) es como el oso: generalmente en cuatro patas y de aliento asqueroso.

221 comentarios:

«El más antiguo   ‹Más antiguo   201 – 221 de 221
benito dijo...

xopxe: claro, si eran tan guerreros como "Guerrilla Urbana" eran músicos, estaban en el horno.

A ellos les gusta mucho el considerarse militares, son muy miliqueros, pero lo cierto es que la única operación militar de importancia que emprendieron -la "toma" de Pando- fue un fracaso increíble. Es que hay que tener en cuenta además que, por muy valientes que fueran (no hay por qué ponerlo en duda, aunque sí se puede discutir esa concepción del "valor"), casi no había cuadros con formación militar entre ellos. A lo sumo alguno que estuvo en Cuba, pero la mayoría apenas habían leído un par de manuales. Es como salir a hacer una operación de cirugía habiendo apenas visto tres temporadas de House. En realidad eso es lo que más me asusta de Mujica y los suyos, y por lo que me parece pertinente hablar de su pasado guerrillero, es ese convencimiento de saber hacer lo que no se sabe hacer.

No quiero que este o el comentario anterior sean interpretados como con alguna clase de admiración hacia los militares que los derrotaron. Los milicos estaban entrenados y preparados para eso, pero lo hicieron con particular crueldad y, a no ser que se quiera hacer terrorismo de estado, cualquier militar realmente efectivo sabe que eso no es ni necesario ni deseable, porque debilita su posición pública y radicaliza comportamientos (el ejército alemán desmanteló a la RFA en esos mismos años sin tener que apelar a la tortura, lo mismo los italianos con la Brigadas Rojas).

Es parte del ego incomensurable del MLN el pensar que los milicos les tienen un enorme respeto porque son hombres de armas y no unos maricones civiles. Es parte del ego no menos inconmensurable de los milicos -y de su defensa legal- el referirse a ellos como un ejército peligrosísimo que amenazaba a la patria. Pero en la interna cualquier militar sabe que fue como si hubieran combatido contra los Tumanes. No son dos demonios, son un demonio y un familiar, o un súcubo menor.

robertö dijo...

Profe, yo apostaría como vos a que si gana Lacalle se las va a ingeniar para quitarte unos mangos menos a vos (y a muchos miles para no personalizar). Por eso no vas a escuchar en la campaña del PN hablar de justicia social, eso le espantaría la multitud de gente que persigue menos carga impositiva.
Desde mi punto de vista se busca repartir la torta entre menos cantidad de gente, y entre esa gente vamos a tener un poco más de chance de una ración los que tuvimos la buena estrella de que nos subsidiaran las herramientas para acceder a eso (educación). No me imagino otro modo de ofrecer esas posibilidades a los niños que redistribuyendo bajo la forma de impuestos, más allá de si la forma en que están implementados sea mejorable, que naturalmente lo es.
No está en los planes una sociedad más igual, sino la puta concepción del vaso lleno de la que hablaba Benito. El vaso lleno que nunca terminaba de derramar, como lo definió Kirchner cuando todavía no era tan conocido.

Me llama la atención que Lacalle se haya jugado al caudal electoral compuesto por los jubilados de privilegio y los sectores más castigados por el irpf. Si a eso le sumás su reunión a pasar el día en Punta del Este con Aznar y la camarilla de personajes tenebrosos que volvieron a aparecer de la nada en la escena pública provocaría,en condiciones racionales, que el tipo no pudiera pasar de un 70-30 en contra en el ballotage. Pero tuvo su golpe de suerte y Mujica es el candidato del frente. Lacalle tuvo suerte y como dicen, a la suerte hay que ayudarla. Y el FA le dió una mano bárbara.

El Maik dijo...

Benito:

Desde el punto de vista estratégico yo creo que están demostrando nuevamente, que al final, cuando realmente cuenta, son malos. Y lo digo porque de después de este largo proceso de crecimiento y coptación de espacios tan exitoso que el MPP ha ido desarrollando, se va a quedar otra vez sin el poder.

Y van a perder otra vez porque la sociedad uruguaya es conservadora, de centro y todo eso, pero además por otra razon: otra vez están subestimando (en el 60/70 fue el ejercito) a un factor fundamental, que en este caso es el rechazo enorme que han ido provocando gracias a esa misma táctica que tantos frutos les ha dado.
O sea, que quiero decir: Que Mujica se ha preocupado tanto por llegarle a un sector más o menos específico de la población (ese mismo que antes votaba a Pacheco, o a los colorados), que subestimó y despreció a otro igualmente importante. Y es ese otro sector, dentro del cual habemos unos cuantos de quienes comentamos aca, el que va a dejar afuera del poder otra vez a Mujica.

Y si el viejo no se hubiera apurado tanto, ni la barra se hubiera puesto tan ansiosa, tal vez (aunque solo tal vez) hubieran podido tener un lugar mejor si iba Mujica de vice de Astori, y entonces de repente llegaban a Octubre o Noviembre con mejores chances de las que tienen ahora. Seguro que entonces, en el hipotetico que caso de que ganara el Frente, no iban a tener tanto poder para desarrollar lo que sea que se les antojara desarrollar. Pero de todos modos sería algo mejor que lo que van a tener ahora, la derrota lisa y llana.
Y por eso, es un error que van a pagar caro. (Bah, que todos vamos a pagar caro lamentablemente)

P.D.: Recién leo el último comentario que haces donde mencionas el "convencimiento". Y estoy totalmente de acuerdo, 100%.

La intención misma de desarrollar un guerrilla foquista en un medio urbano montevideano (además de la escaza formación militar que mencionas), es para mi, aunque puedo estar equivocado, de hecho casi una expresión de deseo más que un análisis crítico lúcido, y una forma de autoconvencimiento. O sea, es muy grosso errarle por tanto a la manera de ver las cosas.

Y además el "convencimiento" lo noto muy similar al "voluntarismo" con el que está impregnado el discurso de Mujica. O sea, todo se puede hacer, pero además siempre va a haber alguien con ganas para hacerlo. -Aunque no sea el mejor-

Maru dijo...

el ñato tiene el sindrome de estocolmo. tenerlo de ministro de defensa va a ser una pesadilla. va a tener un monton de armas a su disposicion, y poder para armar un ejercito paralelo. en poco tiempo vamos a tener a los delincuentes armados en las calles matandonos como moscas.

roberto, no debe haber nada más desestabilizante que tener la certeza de que huidobro va a ser ministro de defensa, o la propuesta de mujica de una asamblea constituyente. este tipo que dice un dia una cosa y otro dia todo lo contrario quiere una asamble constituyente para cambiar qué?

no se dan cuenta que tienen demencia senil? vamos a dejar que estos viejos gaga gobiernen el pais? somos ingenuos o retardados?

a non y mus dijo...

Creo q para las elecciones de 1971 el mln ya estaba bastante golpeado por las fuerzas conjuntas, a partir de las medidas prontas de seguridad del gobierno de pacheco.
Incluso la policía, en los años 60, les había agarrado los puntos.
La aparición del ejército en el año 72, desde mi punto de vista de niño de 12 años, era para autojustificar su protagonismo y preparar el golpe. En realidad estaban pateando al caído.
La policía a la q se enfrentó el mln en los 60 era la q estuvo jaqueada x 3 chorros argentinos en el edificio liberaij, de una capacidad logística mínima.
Al comisario otero siempre lo ningunearon los propios políticos, pero no era ningún incapaz ni ingenuo.

Anónimo dijo...

No entiendo porque se dice que la militancia del MPP proveniene del pachequismo. Lo que puede decirse que hay parte-solo una parte- de la base electoral del MPP que proviene de barrios populares urbanos que generaciones anteriores provenian del pachequismo. Pero la militancia del MPP es de izquierda tradicional: hay mucho de extracción sindical de otros partidos de izquierda, tupas, pvp, etc.

Además hay otra parte del electorado mpp que proviene de esa izquierda independiente que rotaba su voto eleccio a elección. O sea, electoralmente el MPP esta lejos de ser el pachequismo.

Y hay que recordar que probablemente aún mas que Mujica, Vazquez reclutó muchas adhesiones entre ese electorado "popular". Y es quizas, el factor que explica el crecimiento del FA en la zona oeste de Mdeo (hay trabajos en ese sentido) desde comienzos de los 90, cuando el boom Mujica ni siquiera se preveía.

PAD

Marujita dijo...

No puedo parar de pensar que las opciones son Mujica o Lacalle. La idea del Cuqui presidente me parece cada vez más deprimente. No soporto comerme ese sapo otra vez. El tipo está agrandadísimo y más soberbio que nunca. Al menos el Pepe es más simpático. Y por lo menos va con Astori y no con el retardado de Larrañaga. Entre el oligarca soberbio y corrupto y el ex guerrillero senil, me quedo con el viejo senil.

Naori dijo...

Permiso....

Solo queria despejar una duda:

Es cierto que a Mujica lo aqueja una enfermedad jodida?, perdon la pregunta descolgada, pero es algo q vengo escuchando de hace tiempo y no pude verificar por completo.

Si por esas casualidades (remotas) el viejo llega a ganar, solo para rajar antes de tiempo, seria bastante ironico creo...

Excelente post Benito, y los comentarios lo hicieron aún mejor.

Walter Hego dijo...

Benito: No es necesario que publiques esto, ya que es simplemente un comentario para vos acera de una cuestión formal, si se quiere, y no tiene nada que ver con el contenido de la entrada ni el de los comentarios a la misma.

Se sabe que soy un rompehuevos con el asunto de la corrección lingüística, y así como no me fumo el bobísimo estilo "SMS" de la grafía de algunos comentaristas y lo he dicho más de una vez, te señalo (aunque seguramente lo sepas y el error haya sido producto de un dedo mal metido), que un "war puff acaso sea un asiento blando, normalmente de forma cilíndrica, sin patas ni respaldo, y con forma de conflicto bélico; pero, en inglés, al aficionado a algún asunto se lo llama "buff", no "puff".

Salú.

benito dijo...

Maik: hay otro punto y es que la solidaridad empática de buena parte de los votantes de izquierda hacia los sectores más marginales, se ha debilitado mucho por el problema de la delincuencia que la antigua clase media está asociando con esos sectores. Hace una década y media nomás, el ver a un chico pobre en la calle era, mal que mal, objeto de solidaridad y lástima, hoy en día es de miedo y no pocas veces de rechazo explícito. No quiero decir que esté bien ni nada por el estilo, lo que digo es que posiblemente haya muchos votos decepcionados ante la posibilidad de orientar nuevamente las políticas económicas hacia esa clase que mucha gente siente como "desagradecida" y que no es la mayoría -ni en pedo- de la masa votante (aunque sea importante). El tipo que decía con resignación "y bueno, me afanaron la bicicleta, pero hay un 20% de gente que ni tiene laburo", tal vez no sea tan comprensivo ante un guarismo del 7 (ahora 8 y pico) por ciento de desempleo (pero los mismos índices de delito) que no disminuyó sino aumentó los índices de delito. La solidaridad de los que además no tenían tanto, es limitada y se agota ante la falta de resultados.

(no estoy apoyando el individualismo social, sólo especulando en relación a cosas que veo. Hay un momento en que la pobreza envilece tanto a quienes la sufren como a quienes se acostumbran a verla).

A lo que voy es: si el FA va a orientar -como hizo Mujica para ganar en la chiquita interna- toda su campaña a ese grupo social, va a alienar del todo a otro que es aún más numeroso e influyente.

Maru: yo entiendo que Lacalle haga algo tan feo como esas declaraciones espanta-inversiones, pero la verdad es que las inversiones se espantan más por otras cosas, no por las declaraciones. Y es cierto, la imprevisiblidad de Mujica es una de esas cosas, aunque su praxis en el gobierno no debería darles miedo, ya que nunca se metió contra ninguna inversión.

Naori: he leído algunas cosas sobre una enfermedad crónica de Mujica, pero no se especulaba con que la misma fuera terminal o realmente grave a corto plazo. De cualquier forma es un hombre viejo -como Astori-, más de lo aconsejable para cualquier aspirante a gobernante. Pensemos que uno de los grandes motivos de la derrota de John McCain contra Obama fue la percepción pública de que era demasiado viejo, y es dos o tres años menor que Mujica y llevó una vida mucho más saludable.

benito dijo...

PAD: La referencia es a los votantes, no a los militantes. Sin embargo los cambios radicales (hacia la izquierda) dentro de la militancia pachequista son mucho más habituales que entre los antiguos militantes moderados de los partidos tradicionales. Un buen ejemplo -no hacia el MPP sino hacia mucho más allá en la izquierda- es el actual capanga de ADEOM, Aníbal Varela, que ingresó a la IMM siendo parte de una lista colorada-pachequista.

De cualquier forma me gustaría aclarar que -lo mismo que me irrita la mirada apocalíptica respecto a un posible nuevo gobierno de Lacalle-, tampoco soy apocalíptico respecto a uno de Mujica. Tengo la sospecha de que puede ser muy malo y muy inefectivo, pero tampoco va a ser Pol Pot. Creo, entre otras cosas, que uno de los peligros de que sea electo no es lo que haga, sino lo que hagan en su contra, porque ha despertado -y a propósito muchas veces, para conseguir el aplauso fácil del mataburgueses que nunca te falta en un acto público- grandes resistencias y hostilidades.

El Maik dijo...

Benito:

Estoy bastante de acuerdo con lo que planteas de como esa "solidaridad empática" de repente se va perdiendo.
Ahora, no sé si se da tanto en el sector de la "antigua clase media".
Yo lo veo verifico bastante más en la parte de la población que se ha visto "perjudicada" por el IRPF por ejemplo. Y que entonces se queja con el argumento de "lo que me sacan a mi se lo dan a estos atorrantes que después nos afanan, se drogan, y se toman un vino". Ese sector -dentro del cual el Frente tuvo algún votante en las elecciones pasadas- yo creo que ya está alienado desde hace rato, y esto último es el tiro de gracia nomás.

De todos modos, creo que también es posible que eso que comentás también suceda con la "antigua clase media", y que simplemente yo no lo este viendo.
En realidad, si ahora me pongo a pensar en mi por ejemplo (que culturalmente por lo menos, soy de clase media), mi tolerancia para con los chorros, rastrillos o como querramos decirles, está cercana al cero. Pero entonces parte de la historia es no caer en la generalización de asociar pobreza con delincuencia indiscrimanadamente -cosa que no hago-. Pero claro, si estás en la mala y te afanan la bici que usas para ir a laburar, de repente no te ponés a pensar en términos sociológicos.

Con respecto al tema de hacia donde se orientará el FA en la campaña, yo que se, esto que estamos viviendo esta tan raro que es como para pensar cualquier cosa. Pero, bueno, yo supongo que se va a enfocar en el famoso "votante de centro definidor de elecciones", tan pregonado por los politologos. No creo que Mujica y el Frente desarrollen una campaña centrada en los votantes de sectores socioeconómicos bajos. O sea, seguro que ese sector va a estar contemplado, y esta bien que así sea, pero ahí de repente tenemos que frenar en esta avalancha acusadora de miopia de los últimos comentarios, y pensar que el FA y Mujica van a estar más finos y van a pensar una campaña mejor y más inclusiva, me parece.
-Paradojicamente, en este caso particular la inclusión necesaria a asegurar sería la de los sectores medios o medio-altos, y no la de los bajos que en realidad ya estarían contemplados. Extraño, no?-

Saludos.

Emily dijo...

No quiero que esto parezca una personalización pero la pregunta de Naori es un fantástico ejemplo de lo que es parte del problema. La gente en Uruguay no se informa, no le interesa –por qué es un tema para otro día– lo que ocurre y después se forma opiniones, construye ideología y vota en función de rumores y comentarios de boliche. En serio con mucho respeto pero, ¿cómo puede ser que hayas intentado verificar sin éxito algo que en su momento salió en todos los diarios? Mujica estuvo internado cerca de un mes desde fines de 2004 hasta fines de 2005 si no me equivoco, producto de una descompenzación de sus riñones como consecuencia de una enfermedad autoinmune que le fue diagnosticada en ese entonces y que se conoce como vaculitis. Tanto no es ningún secreto que él hizo una conferencia de prensa cuando le dieron el alta y explicó lo que tenía.
La vasculitis, también llamada angeítis, es un proceso inflamatorio de los vasos sanguíneos que puede ser el resultado de una variedad de afecciones, incluyendo poliarteritis nodosa, nefritis aguda o enfermedades en la sangre. Los síntomas más frecuentes son la aparición de erupciones cutáneas, artritis, púrpura y fallas renales.
En la actualidad Mujica no tiene problemas renales porque la virulencia de la enfermedad ha cedido a consecuencia de la medicación que toma y de algunos cambios en su hábitos (por ejemplo que no puede usar nada en la piel, ni siquiera desodorantes comunes, si hipoalergénicos, igual no sé si alguna vez uso...)
Aclaro que todo esto que escribí no me lo contó una secreta fuente, sino que fue publicado por la prensa en ese entonces o el mismo Mujica lo dijo.

El Profe dijo...

Guerrilla Urbana, buen grupo, pero abusaban un poco del flanger.

El Profe dijo...

Roberto : me parece perfecta la idea de "repartir mejor la torta" y que se busque la justicia social.
El tema es como. Si es a través de regalar plata a cambio de nada, o rebajar impuestos a cambio de subirselos a otro , no estoy de acuerdo.
Si es a través de buscarle la vuelta para que la gente de menores recursos se eduque y aprendan por si mismos a salir del pozo donde han caido, ahi sí te la llevo.
Pero la verdad sea dicha, soy enormemente pesimista a ese respecto. Una amiga licenciada en Sociología me contaba que ninguna sociedad en el mundo entero ha logrado rescatar de la pobreza extrema a los sectores que han caido en ella a consecuencia de las crisis. Una vez que un individuo cae en la pobreza....

El Profe dijo...

Me llama la atención el uso y abuso de parte de algunos comentaristas de terminos como oligarca. Mujica tambièn es muy amigo de las adjetivaciones como "cajetilla" y otros de su autoría. También lo era Fidel cuando llamaba "gusanos" a los que no pensaban como él.
En general se utiliza la palabra oligarca para referirse al patriciado.Traten de entender que éste conforma una colectividad mas, como los judíos o los armenios, y se ayudan entre sí a muerte.Eso y nada más. Pero no se aferren a la teoría de las 200 familias -tan venerada por los tupas- porque no existe riqueza tal en este país.
Y menos piensen en ellos como los cuasantes de sus males, como si siempre la culpa fuera de los otros.
Yo vengo a ser un "cajetilla" como diría el viejo. Que represento yo para él ? un privilegiado, alguien que no merece lo que tiene ? un objeto de impuestos, un sujeto pasivo ? nunca lo voy a saber.

Anónimo dijo...

Creo que el lado que no cierra en la "derecha" es que es uan posicion tomada en realcion a un privilegio dado o heredado donde queda difuso el merito propio, por otro lado habria que ver si es conveniente inferir una moral en relacion al merito personal.
En lo referente al problema ecologico a mi entender es necesariamente un problema politico basicamente porque el grueso de la poblacion contaminante es cierta clase provilegiada en un punto el ecologismo es una forma de clasismo y negacion en cuanto se provilegia mas la vida del animal o vegetal en el sentido de la contemplacion estetica y sin enbargo se cierran los ojos para razas humanas enteras por ejemplo Africa.Es necesario plantear seriamente el planteo ecologico y su interrelacion con el politico sobretodo en lo que toca a la responsabilidad de los mas poderosos, sino se corre el peligro de llegar a absurdos como los que acontecian cuando vivi temporalmente en España en el cual había campañas para ahorrar agua al lavarse los dientes mientras que desperdiciaba millones de litros regando campos de golf para los ricos.

G.Samsa.

Bló! dijo...

Hola!

Paso a invitarte a formar parte de Bló!,
un directorio exclusivo para blogs uruguayos.

Pasá por soyunblo.blogspot.com
y si te interesa, envíanos tu web.

Se que es molesto que te dejen comentarios "spam",
pero es por una causa que nos favorece.
Abrazos!

Anónimo dijo...

Pasen por acá http://krahd.blogspot.com/ vean como Lacalle adula al Franquismo!! impresentable.

El Profe dijo...

El fin de semana ,observando el jardin de mi casa, las paredes, reflexionando sobre las fallas que empiezan a aparecer en el auto -hace 4 años "era" un 0 km- me vino a la memoria la razón por la cual empecé a generar la rabia que siento contra este gobierno.
Como profesional independiente antes no pagaba Irpf y ahora pago al año una suma considerable.Esa era la guita que yo usaba para mantener o a veces mejorar mi nivel de vida o a veces para generar algun negocio . Esos eran mis ahorros.Mi fuente de tranquilidad económica.
Ahora no lo tengo más .Como no he querido bajarme del carro vivo al limite de mi capacidad de generar ingresos. Esa holgura de la que disfrutaba ya no existe.
Entonces lo que siento es que alguien decidió que estaba mal que yo viviera como antes y se entrometiò en mis cosas , quitandome una parte de lo logrado con mi esfuerzo, y sin darme nada a cambio.Una apropiación forzosa, un atropello a parte de mi propiedad.
Entonces - y miren el disparate que se me ocurrió- le encuentro mas sentido a las noticias que llegan de Honduras o Bolivia acerca de a lo que puede llegar una sociedad fracturada, dividida en dos, en donde los gobiernos parecen mirar y contemplar solo a una de las partes.

vorgabe. dijo...

Pienso igual.

«El más antiguo ‹Más antiguo   201 – 221 de 221   Más reciente› El más reciente»