jueves, 9 de abril de 2009

La levedad insoportable

A medida de que este gobierno se acerca a su fin, lo mismo que el romance original con el mismo, más me asombro de lo hipócritamente conservador que ha sido su carácter. No tengo nada en contra del término conservador; como ecologista extremo soy un conservador extremo, ya que no hay nada más estrictamente conservador que la ecología, y no es el único tema en que me podría definir así. Si me tiran de la lengua en términos de criminalidad -entendiendo el crimen como lo que efectivamente daña a terceros contra su voluntad o su capacidad de discernimiento- posiblemente algunas almas sensibles y progresistas se pongan rojas de asombro y no entren más a este blog. Y no son los únicos aspectos, claro está.

Pero el gobierno del FA ha sido puritana, complaciente e hipócritamente conservador, dirigido por un hombre -Tabaré Vázquez- que estrictamente es un empresario millonario que no tiene absolutamente nada de izquierda más allá de haber nacido en un barrio obrero; y su masa electoral, la que bregó durante cuatro décadas sufridas para llegar al poder o la que es continuadora cultural o incluso filial de esta, valoró y valora tanto el triunfo -entendido (en el caso de las mejores voluntades, aunque haya de las otras- como una oportunidad y capacidad de hacer cosas y modificar la realidad, que ha soportado estoicamente el que esencialmente no se haya cambiado nada, y que de los cambios que se hicieron haya un buen número realizados en dirección exactamente opuesta a la libertad.

En estos días se debate una nueva disposición del MSP que arremete una vez más contra las tabacaleras por haber cometido un tremendo crimen: usar la semiología más básica, y a la vez la más abstracta -la cromática-, para que sus clientes voluntarios los entiendan. Me explico; dentro de las mil y una disposiciones contra el cigarrillo instrumentadas por Tabaré Vázquez, algunas de ellas sensatas pero utilizadas como excusa para aprobar otras arbitrariamente represivas, se encontró la de prohibir el uso de la palabra light en cualquier marca de cigarrillo, por considerar que se engañaba al consumidor. La teoría es la siguiente: los fumadores adultos (la venta de cigarrillos está correctamente prohibida a los menores) son retrasados mentales y a pesar de la abundante propaganda que informa sobre los daños del cigarrillo, estos van a pensar que si son light son inocuos y van a fumar el triple. La palabra light significa, como todo el mundo sabe, "liviano" o "leve" (además de "luz", pero esa es una polisemia que no viene al caso y no me sirve de un carajo en esta argumentación), y cualquier fumador sabe por qué hay cigarrillos así denominados: porque son más suaves, porque su gusto es menos intenso, porque irritan menos los conductos por los que pasa el humo e, indudablemente, porque tienen una carga menor de nicotina. Traten de darle un cigarrillo light a un auténtico tabacómano y el efecto apaciguador o estimulante de la nicotina -tal vez la única sustancia que puede dependiendo de las necesidades psíquicas es estimulante y sedante al mismo tiempo- le va a ser casi imperceptible e inatisfactorio, por lo que, además de la diferencia de gusto, es evidente que los cigarrillos light son menos adictivos.

"¡Todo engaño! ¡todo falso!" bramó igual el gobierno, que como todos sabemos jamás engañó a nadie en sus propagandas y sus presentaciones publicitarias -y cuyos candidatos, como todos sabemos, no están haciendo propaganda ilegal en estos momentos-, y las compañías tabacaleras, que ya tienen la prohibición más bien insólita de hacer publicidad de cualquier tipo, tuvieron que eliminar el concepto light de sus cajillas. Pero resulta que estos pérfidos mercaderes del cáncer inventaron una triquiñuela que motivó las iras del buen doctor: comenzaron a vender sus antiguos cigarrillos light diferenciándolos del producto standard mediante el color de las cajillas. Qué hijos de puta, qué atrevidos. Usar colores.

(Breve paréntesis: una de las mentirosas y exageradas publicidades gráficas que ocupan tres cuartos de las cajillas de cigarrillos es un ejemplo notable de efecto boomerang. Se trata de una foto -suponemos tratada porque no queremos imaginar a los publicitarios estatales dejando fumar a un menor- de un bebé algo ojeroso fumando bajo la pregunta "¿Se parece a vos?". No, no se parece a mí porque yo soy un pussy que por cuidar mi salud dejó de fumar hace casi diez años, obteniendo un sobrepeso inmediato que posiblemente sea para mi salud más peligroso que el cigarrillo. Me gustaría parecerme a ese bebé porque me acuerdo lo bien que me quedaba el cigarrillo en la boca, pero no me parezco, no soy tan varonil. Ese bebé que fuma por la comisura del labio se parece a Humphrey Bogart en The Big Sleep. Le chupa todo un huevo, "vos dale al chupete", parece decir, "que yo estoy bien así hasta la hora de la teta. De mi madre y de la tuya, maraca...". Es el bebé más carismático de los últimos años, es parecido al bebé fuma-puros de Roger Rabbit. Estoy seguro que en la nursery ese bebé lo surte a trompadas a cualquier nieto de Tabaré Vázquez y le llena la cara de dedos a cualquier hijo de Chris Namús. Realmente los felicito a los diseñadores de esa campaña, volvieron a alegrar las cajas de cigarrillos. Go Baby Humphrey, go).

Es así que ahora el MSP va en busca de prohibir el uso diferencial de colores en las cajas de cigarrillos, obligando a que unificar todos los productos de una sola marca, por lo que, además de todos los costos extra que le implica a las tabacaleras y que seguramente trasladarán a los fumadores, los antiguos fumadores de Nevada o Coronado light van a tener que conseguirse un mapa para saber cómo carajo se llaman los cigarrillos que ellos quieren fumar, porque además al estar prohibida la publicidad de cigarrillos, las compañías no van a poder informárselos. No tengo ganas de defender a las tabacaleras, empresas malignas que durante décadas hicieron lo imposible para ocultar o relativizar el daño que el cigarrillo hace a sus usuarios, pero sí el derecho inalienable de no ser insultados en su derecho de autodeterminar lo que quieran hacer con su salud y el resguardo de las libertades esenciales. Como las de usar palabras y colores.

Lincoln Maiztegui, un férreo defensor del derecho a fumar y la no-estigmatización del fumador, comparaba la campaña anti-terminológica del MSP con la prohibición pachequista de nombrar a los tupamaros a principios de la década del 70. Un ejercicio de opresión linguística que obligaba a los diarios a denominar a los guerrilleros como "subversivos" o "terroristas", y que algunos driblearon con elegancia llamándolos "innombrables". Una forma de control comunicacional que además de represivo e ignorante de lo contextual es terriblemente histérico, ya que supone que lo que no se nombra no existe. Esta guarangada es en definitiva una muestra de supresión de información, justificada paternalistamente en nuestro propio bien. "¡Pero qué tendrá que ver y cómo vas a nombrar al facho de Maiztegui!", me pueden decir, "¡los cigarrillos no lo dicen y matan gente!". Bueno, los tupamaros también mataban gente, y tampoco suelen decirlo.

Me parece ocioso seguir dando vueltas sobre esto, que es evidentemente un ejercicio de histeria publicitaria basada, más que en la salud de los uruguayos, en la explotación publicitaria de su defensa y del miedo al cáncer imbatible. El cáncer es una enfermedad terrible -con más de la mitad de mis antecesores inmediatos y hasta mi perro muertos por la misma alguna idea tengo- pero no para todo el mundo es algo exclusivamente negativo. Por de pronto el cáncer hizo presidente a Tabaré Vázquez, hombre que ha basado su popularidad e imagen de bonhomía en su condición de oncólogo. Por de pronto el no haber abandonado esta profesión a pesar de tener que encargarse del detalle de gobernar un país le permitió aumentar su patrimonio -el personal, porque no se han hecho cuentas del de sus familiares empresarios de la medicina- en un 180% en estos años de presidencia. El cáncer garpa.

Pero hay cánceres y cánceres, porque el mismo MSP que se comporta como un cigarrillo pudiera matar a un supuesto fumador pasivo en un ambiente abierto como si fuera un camión a 180 kmph, es el que impidió la importación por parte de un hospital privado de un equipo de detección pronta de cáncer (PET) al Hospital Americano porque consideró que era competencia deshonesta con la salud pública, que está esperando a que se termine el Centro Uruguayo de Imagenología Molecular (Cudim) para poner a Henry Engler, el tupamaro científico, al frente del mismo. Tampoco serían cánceres tan cánceres los de los enfermos oncológicos del hospital de Rivera, dónde todas las operaciones están siendo postergadas una y otra vez porque el MSP no pudo instrumentar un número adecuado de anestesistas para realizarlas (por el simple motivo de que no los hay, ya que este y todos los demás gobiernos cedieron siempre a la presión corporativa de mantener la formación de anestesistas -una especialidad particularmente redituable- en números bajos y evitar el exceso de competencia). Y en planos menos cuantificables serían tan jodidos los posibles cánceres producidos por la ingestión de carne roja en exceso, que el estado promueve de todas las formas posibles, o los cánceres producidos por la contaminación de los cursos de agua capitalinos (en realidad serían cánceres mucho más benignos los producidos por cualquiera de las decisiones ambientales de este gobierno que, definitivamente, ha demostrado que la ecología no es una de sus prioridades). O los que producen la utilización del uso casi sin vigilancia de agrotóxicos. O los que podrían producir la utilización de energía atómica, sueño húmedo de los dirigentes que quieren soluciones rápidas para el déficit energético.

Pero en fin, prohibamos colores y palabras, que es más fácil, se nota más y los afectados lo van a aguantar, ya que si bien la costumbre de fumar es cada vez más perseguida, la de fumarse decisiones autoritarias está en pleno ascenso. No veo por qué habría que asombrarse: cuando líderes como Obama o Zapatero -en cierta forma emblemas de cambio progresista en sus países conservadores- asumieron el poder, lo primero que hicieron fue estructurar una serie de medidas libertarias a favor del derecho del aborto, la investigación científica y la igualdad de géneros, en el entendido de que -más allá de sus objetivos y posibilidades últimos- era necesario no sólo decir -como reclamaba Nanni Moretti en Aprile- algo "de izquierda", sino además hacerlo para que la gente que los llevó al poder sintieran un poco de aire fresco simbólico en sus pulmones. La primer acción simbólica notoria de Vázquez fue emplazar un monumento al criminal Karol Wojtyla en un sitio de privilegio de Montevideo la laica. Si los uruguayos se fumaron eso, ¿por qué no fumarse esta guerra semiótica?

De más está decir que fumar es muy malo para la salud, sea tanto tabaco, pasta base o, sobre todo, puro autoritarismo hipócrita.

80 comentarios:

robertö dijo...

Hace poco paré en un kiosko y reparé en esa publicidad antitabaco decididamente agresiva. Me pregunté por que si algo es tan probadamente malo para la salud no se prohíbe sin más. Es una pregunta, ¿por qué no se prohíbe el cigarrillo?

Lo otro es que no sabía que Maistegui era facho. Pero la palabra facho tirada al boleo por gente corta y poco preparada me ha hecho considerar que haya cobrado una nueva acepción: "razonable".
Me trajiste a la memoria viejos momentos estudiantiles donde si alguien trataba de pensar por si mismo de repente era encasillado de ese modo por un equipo de borregos claramente aleccionados y con marcada actitud intolerante frente a ideas diferentes, de cualquier tipo.

No digo que Maistegui no lo sea,por que no lo conozco, pero me gusta leerlo y me parece un tipo mayormente razonable, lo que incluye la posibilidad de no estar de acuerdo con lo que opina.

Creo que estoy de acuerdo en todo lo que dijiste en el post menos en que por culpa de dejar el cigarrillo estás gordo. No creo que sea bueno para el corazón estár más delgado por fumar como un murciélago, pero es solo una percepción.

maic-di dijo...

La historia del PET del Americano es tal cual, me da escalofríos y cuando me enteré de primera mano (es tal cual lo decís vos) fue la primera vez que casi reconsidero no votar más el FA. Hay muchos detalles morbosos y probablamente delictivos ahí. Engler la puta que lo parió! no ví la pelicula, ahora no la veo una mierda. Paradigma infame de investigador científico purista que le importa una mierda ayudar a la gente ahora mismo!!

(hoy para hacer un PET se paga mucho mas y se envia todo a Buenos Aires, generalmente). Se descontaría esa inversión en media hora, mas o menos, y hay que acordarse que el Americano es FEMI, o sea todo el interior. Es Criminal lo de Maria Julia y TV.

el tramo que mencionás de "aprile" es genial, y me pregunto si no deberíamos tomarnos las cosas a la nanni moretti al final (la escena de la pastelería y todos bailando) y rescatando que "aprile" es la historia del nacimiento de su primer hijo. Pocas veces vi una pelicula tan honesta y directa al estómago. Otra imagen inolvidable es cuando se tapa con toda la cantidad de diarios pegados, todos bastardos, que no sirven para nada.

Digo, en medio de la semana de reflexión (cristiana o no, pero siempre viene bien), está toda la mierda de Tab, OK, pero hay miles de cosas mas que nacen y están muy bien. No me interesa que dragon lieder sea un canto a la alegría (y por algo te leo, siempre pesimista, mucho bajón pero mezcado con dosis geniales de humor y muy consistente con eso, lo cual está muy bien y es muy poco frecuente).

Está tan fiera la cosa que mejor acariciemos un perro o un gato, o a la persona que tengamos al lado, por un rato (antes de que se muera de cáncer). Y hablemos, que hace bien. El otro día vi a divididos (increible) y a los piojos en BA. Iba con cero expectativa con los piojos, y me sorprendí. Todo River era una misa. Y ver la cara de los pibes felices, cantando todos a coro, me quedará por mucho tiempo.

Perdon por la naiveté, filosofía o poesía barata, o whatever: tu post me generó un poco de alegría, increíblemente.

benito dijo...

robertö: evidentemente, si el cigarrillo es muerte segura e inevitable, debería ser prohibido. O, si uno le hace caso a la publicidad, deberían cultivar tabaco para hacer armas para la policía.

Maiztegui, por lo que lo conozco, no es "facho" ni nada por el estilo. Es un liberal de derecha o de centro-derecha. Pero siempre ha estado ligado a medios de derecha y yo estaba imitando ciertas argumentaciones bestias que suponen que alguien así es, inevitablemente, un "facho". Por supuesto que es un hombre inteligente con quien difiero en muchas cosas, pero que escribe muy bien, y al que he terminado dando la razón en temas con los que no estaba para nada de acuerdo (su profunda aversión -por no decir aborrecimiento- de Mariano Arana y su gestión, por ejemplo).

Lo del cigarrillo y la gordura es una hipérbole pero con un pie en la realidad: aunque tenga eventualmente efectos sedantes o estimulantes según el estado de ánimo, la nicotina es estrictamente un estimulante y como tal acelera el metabolismo. Esto produce que el cuerpo de un fumador se acostumbre a quemar calorías más rápido que el de un no-fumador, y esta es la auténtica razón por la que todo el mundo engorda mucho al dejar de fumar. Generalmente se atribuye exclusivamente a que el cigarrillo disminuye el hambre y al desaparecer, esta se hace más aguda (además de la ansiedad oral), y que los ex fumadores se comen todo y por eso engordan. Pero esto es sólo una parte del asunto e incluso los que aprovechan el dejar de fumar para retomar algunas prácticas deportivas no pueden evitar el subir de peso. Por supuesto que son fenómenos reversibles, pero como nunca se cuentan los beneficios del tabaco, a mí me gusta hacerlo. Siempre recuerdo un capítulo de House -que están siempre bien basados en hechos científicos- en el ese doctor maligno le recetaba a un paciente el que fumara para equilibrar ciertos desbalances de su organismo. Y otro capítulo en el que un joven casi se mata -y de hecho queda severamente dañado físicamente- a causa de un tratamiento para dejar de fumar.

No soy idiota y soy consciente de los daños que hace el cigarrillo -por algo dejé de fumar-, pero el fundamentalismo niega cualquier matiz y hasta la evidencia científica, cuando no inventa descaradamente datos (sobre el asunto de los "fumadores pasivos" se ha exagerado y mentido a cara de perro).

maic-di: en realidad recién ahora, revisando algunos datos, me enteré de lo del Cudim y Engler. En realidad no podría afirmar que Engler haya presionado para evitar la competencia privada, y sinceramente me extrañaría: Engler, sin dejar de tener sus opiniones públicas, es de los tupamaros notorios el que, en mi opinión, optó por una forma de activismo social más desinteresado y, en mi opinión, de más bajo perfil. Y de hecho, por lo que sé, no tiene militancia política efectiva en este momento. Pero teniendo en cuenta su antigua militancia, y su inevitable identificación, no me extrañaría nada que hubiera otras manos alentando el derecho de pernada del Cudim por encima de los privados. Tal vez esto no tenga nada que ver en realidad ni con Engler ni con el MLN, pero sí con la forma más monopólica y cruel del estatismo puro y duro. Por otra parte, el silencio de TV respecto a este tema -que es de su especialidad- es muy sospechoso teniendo en cuenta lo activo que estuvo contra sus competidores Leborgne.

En realidad yo estoy de lo más contento en esta Semana de Turismo (hablemos en batllismo laico), sólo gruño un poco para no perder la costumbre.

El Profe dijo...

Si, es verdad . En esos aspectos el gobierno está muy lejos de ser una Holanda y mas cerca de una dictadura. Me da la impresión general, en otros aspectos también, de que Vazquez y sus colaboradores creeen tener la autoridad para decidir sobre la vida privada de las personas , pasando por arriba de su libertad, de su esfuerzo y de sus capacidades o talentos. Te doy otro ejemplo : la ley de union concubinaria. Si yo me junto con una mina y no me caso....es por algo ,no ? es porque no quiero compromisos legales o a veces... de ningun tipo. Pues no, viene el gobierno y me dice si te juntás con esta mina ... estás comprometido legalmente. Dejame vivir, por favor. Dejame vivir tranquilo.
Ahora, siguiendo el orden de lo que escribiste, hay cosas en que no estoy de acuerdo.No tiene nada de malo ser un empresario millonario,si la rentabilidad fué lograda con honradez, con habilidad y con ganas. Lo otro no es ser millonario, es ser delincuente.Si se piensa que alguien es delincuente, se lo llama delincuente y punto. Empresario millonario es otra cosa.
Serlo inhabilita a la persona para gobernar ? Pienso que no. Al revés, lo capacita. El gobierno no puede ser ocupado por alguien que no conozca de empresas.La actividad empresarial es la base de la vida del mundo.Me refiero a ser empresario en terminos generales, no especificamente a los empresarios de la salud,porque ese es un tema aparte. Un amigo siempre dice : debieron ser corredores de bolsa y no medicos , si les gusta tanto la guita.
Llegando al tema del cigarro, comparto tus opiniones y agrego : en la práctica no se está haciendo nada para proteger al fumador pasivo. Dentro de las empresas , en ambientes cerrados, se fuma y nadie controla nada. Y si es el patron que fuma....

D.I.T dijo...

No sé si esto fue por decretazos o por propia decisión de la tabacalera, pero quienes solían fumar Marlboro Lights tienen que directamente cambiar de marca.

Cuando salió lo de que no se podía usar más la palabra 'light', Marlboro nombró a ambos cigarrillos de la misma forma y dejó que los usuarios lo diferenciaran por su color. Cuando esto vino mal, sacaron al Marlboro rojo de circulación.

Ahora, aparentemente, es al revés: vuelven a vender Marlboro rojo y sacan al Marlboro dorado (light). No sé si es que van a ir sacando uno y otro aleatoriamente (lo cual estaría bueno) o si efectivamente el gobierno les dijo algo parecido a 'che, no se hagan los vivos, siguen vendiendo el light, dejen de hacerlo'. No lo sé.

Lo único que sé es que el otro día, en Maldonado, encontré un kiosko que tenía un cartón de Marlboro Lights y no dudé en comprarmelo todo, ahí, en el acto. La mujer me dijo, mientras me iba, que volviera al día siguiente que ella iba a intentar conseguirme más. Como si fuese... no sé.

Todo me suena muy raro. Si hay más gente que está haciendo lo mismo que yo, sin duda que esta medida les acaba de hacer un toco de guita a las tabacaleras. Además, y no sé si a los demás fumadores les pasa, el tener más cigarrillos a mano indudablemente termina haciéndome fumar más. No me preocupo por racionar esos cigarrillos finales de la caja porque, total, tengo otra esperando en el cartón.

A mí me parece que el gobierno, siempre es su afán de 'cuidarnos' a las patadas, y en especial con el tema del cigarrillo, terminan beneficiando SIEMPRE a las tabacaleras. Ellas siempre se las ingenian.

El andar diciendo lo difícil que es dejar de fumar por todos lados lo único que hace es que cada uno tenga menos ganas de dejar de fumar. Digo, si realmente es tan tortuoso el dejar de fumar... ¿entonces por qué someterme a ese sufrimiento? ¿Por qué dejar hoy y no dejar mañana, cuando posiblemente esté más tranquilo?

Dejar de fumar es publicitado como un acto masoquista en pos de un bien de salud, pero masoquista al fin. ¿A quien beneficia esto? A las tabacaleras, porque siguen vendiendo.

No conozco a una persona que haya visto las advertencias en las cajas de cigarrillos y haya dicho 'ya está, es cierto, no puedo fumar más'. Lo que sí he visto es a muchos fumadores convertirse en immunes a las imágenes más fuertes. A mí sólo me dan más ganas de fumar. No sé por qué.

En definitiva, mi punto es que o 1. el gobierno no se da cuenta que con sus prohibiciones directamente contra las tabacaleras - por más bien intencionadas o no que estén - lo único que generan, a largo plazo, es un beneficio hacia las tabacaleras o 2. el gobierno coordina estas medidas con las tabacaleras o las tabacaleras les pasa las ideas. Yo creo que es la primera opción, pero andá a saber.

La única medida que quizás entienda, y hasta apoyo, es la prohibición de fumar dentro de espacios públicos. Quizás también le vea el lado bueno a la prohibición de las publicidades.

Pero prohibir el uso de la palabra light o el uso de una diferenciación de colores que supone dicha distinción, me parece una medida pensada con una mentalidad de viejo que se quedó en la historia. El argumento de 'light' vs. 'normal' es el típico argumento de seminario anti-tabaco en la escuela.

Y para terminar, porque esto ya me quedó demasiado largo... ¿alguien tiene alguna estadística que respalde la medida? Por ejemplo, el número de adolescentes que comienzan a fumar se encuentra en alza, o en tal país hicieron esta medida y lograron que un x% dejara de fumar, etc etc.

galochas nuevas dijo...

Me encantó lo que escribiste de la muerte de Alfonsín y me pareció brillante la nota de Bazán, una crónica acelerada de los 80 que hoy velamos.
También en los 80 yo era más joven, fumaba sin culpa y era flaco, Mujica era un desconocido para la política que él también desconocía y además odiaba y su mujer atendía en la cantina de la facultad de arquitectura. Nos pasábamos yendo a Buenos Aires, igual que ahora, pero antes estaba lleno de casos y cosas sorprendentes para encontrar. Fue con ellos que aprendimos a viajar en serio a otros lados del mundo sin hacer grandes papelones, y también a fumar. Me acuerdo de un Ronson que me compré por casi nada hace mil años, el resto de las compras fueron cigarrillos largos, libros y discos, elegidos previamente de los consejos de la revista Pelo. Soy mayor que vos Benito.
Ahora tampoco fumo, salvo puros de vez en cuando, comprados en un mercado negro que mantienen los cubanos radicados acá para mantener a sus parientes de allá, los viajeros a la isla que se hacen una diferencia y los delirantes impuestos de este gobierno custodio de nuestra salud. Creo que son pocos los lugares dónde el precio de origen se multiplique por cuatro o cinco.
Cargo con mis quilos de más y tengo la certeza de que mi salud depende de mí y que el uruguay no sólo no me protege sino que no se ocupa para nada de nosotros. Lo próximo que harán cómo inversión en salud será darle varios millones más al casmu para que paguen los sueldos. Por favor.
El hijo de un amigo fue atropellado por un borracho y sufrió una lesión en la cabeza que lo dejó para siempre dependiente de sus padres y hermanos. Nadie les ofreció un mínimo tratamiento decente ni indecente, no hay tratamiento, las consultas serias fueron todas en clínicas de Buenos Aires y hoy está en España gracias a la suerte de tener una familia con recursos.
Este país lo que tiene para ofrecerle a sus pobres es cigarrillo y alcohol caro, salud de mierda, aborto en un sótano, carritos a tracción a sangre o a caballo y contenedores para revolver. Ni una puta idea tenían salvo las computadoras gratis, que fiasco resultaron. Al menos los pendejos se pueden enterar ahora de qué mierda pasa fuera del cante y ocuparse, si quieren y los dejan en un futuro de otro cambio mejor que éste.

benito dijo...

g.n.: últimamente trato de no leer las noticias sobre el CASMU, porque me dejan irritado durante todo el día. El que una institución haya sido fundida por la horripilante administración de sus empresarios /médicos dueños a pesar de ser la que tienen mayor número de afiliados es de por sí bastante ofensivo. Pero el que el Estado no pare de meterle millones de dólares públicos para sanearlo y estos mismos administradores no se bajen UN SOLO PESO de sus sueldos que rodean en algunos casos los 10.000 dólares mensuales porque según la pauta son salarios legales -de una empresa fundida-, mientras que los únicos salarios que reajustan son los del personal no-médico es, por lo menos, digna de una novela proletaria mal escrita y exagerada. La única cosa similar que se me ocurre es lo de los bonos a los ejecutivos de la aseguradora AIG. De hecho es el mismo tipo de pensamiento de sucio depredador que no tiene ni la menor idea acerca del concepto mínimo de responsabilidad.

Pero a la hora de hacer mierda a la salud, no sólo los de arriba ponen el hombro: en este momento el hospital de ojos del Saint Bois, tal vez el mayor acierto de la política de salud de este gobierno, está paralizado porque los funcionarios no-médicos -que se mandaron tremenda cagada yendo a paro por haber leído mal el convenio de calificación de ASSE (literalmente y parece joda: en el mismo decía "hospital de ojos" y no "Saint Bois", entonces pensaron que los habían dejado afuera de la recalificación que habían convenido)- quieren remover a la directora de dicho hospital, porque se ven venir que les va a cobrar semejante cagada. Y acusan represión sindical porque se les pidió la nomina de los empleados de paro). En realidad es difícil entender exactamente los motivos del paro del Saint Bois -aunque todo apunta a desinteligencias internas del gremio de funcionarios no médicos-, porque todos los días lo voceros dan un motivo distinto. Incluso alegan que quieren que se equipare el salario de los oftalmólogos al de otras dependencias públicas, lo cual sería la primera vez en mi puta vida que veo a los funcionarios no médicos haciendo paro en nombre de especialistas (...), pero sobre todo está eso de la nomina de quienes hacen paro. Lo cual resulta un poquito difícil de entender, porque en cualquier organismo es la cosa más sencilla del mundo saber quién hace paro y quién no, a menos que sea esa ilegalidad del "paro de brazos caídos" que consiste esencialmente en ir a trabajar y no hacerlo (pero cobrar la jornada). Escuché en la radio hablar al vocero del gremio y definitivamente no era alguien como Beatriz Fagián o Alfredo Silva (dos de los sindicalistas más hábiles y lúcidos que hay visto), sino un hombre que lo único que hacía era repetir "porque la diginida' del trabajador no se negocia", sin poder explicar por qué putas estaban de paro. Bueno, si se elije a alguien así como vocero, ya se está en el horno desde el principio. Pero los que están en realidad en el horno son los 1.500 pacientes pobres que están esperando a que los operen de una puta vez para poder hacer cosas como volver a ver y vivir como los demás (capaz que eso no es digno).

resina dijo...

Saludos Benito. Ultimamente me habia acostumbrado a fumar Malboro Lights luego de varios años de disfrutar del rojo. La otra noche llega a casa un amigo con su novia, y ella venía fumando una cajetilla de rubios California. El cartelito de Nevada Lights había sido sutituído por una muy poco inspirada pincelada en tres colores bajo el logo "California". Me hizo instantáneamente acordar al perfume "Vorago" que pasaban en television cuando era más chico. "ven a Vorago, ven a California...". En fin. Me fuí hasta el kiosko de la esquina porque necesitaba reeabastecerme, mientras me reía para adentro del absurdo de esta guerrita antitabaco. Pedi mi acostumbrada caja de Malrboro Lights y ahi mismo me informaron que mis cigarillos simplemente habían dejado de existir. Les pregunte si tenian algun cartón en el depósito pero por algún motivo insospechado eludieron mi pregunta. Me fui con una caja de Marlboro rojo y la verdad que fue muy agradable volver a fumarlos después de tanto tiempo.

mastodonte dijo...

Las publicidades locales de cigarrillos son con veta artística-publicitaria. No son tan hardcore como esta de Brasil:

http://1.bp.blogspot.com/_dN9fY-ryfsE/SMRegaBtfJI/AAAAAAAAAz4/Fc9Fxcu_B0c/s320/publicidad-no-fumar-01.jpg

Personalmente lo banco a Lincoln. Me importa tres rabas la gente que le dice facho porque sea Blanco. Lo que sí, no he leído sus libros "Orientales". Además Lincoln es hincha de Nacional y férreo combatiente de la mentira de Peñarol como institución desde sus albores.

Anónimo dijo...

Qué prohiban las publicidades de comida chatarra que, con el agravante de dirigirse en especial a los niños, insitan hábitos alimenticios que desencadenan en sobrepeso, hipertensión, problemas cardiovasculares...

Soy fumadora y bastante impresionable. Debo reconocer que la imagen del bebé prematuro todo entubado me produce incomodidad cuando me prendo un cigarro. No voy a dejar de fumar por eso, ni por los nombres, ni colores.Estas medidas solo sirven para romperme las bolas. Entiendo plenamente los daños que causa a mi salud el cigarrillo y fumo igual porque en este momento dejarlo implicaría, posiblemente, más perjuicio para mí.

De hecho, creo que si es una forma -mala, tiránica, criticable, paternalista o lo que sea- de "cuidar" a la población, no funciona y atenta a las decisiones personales. Además de tratarnos de tontos que libramos nuestra voluntad de fumar o no al nombre o color de la caja.

Hace unos meses leía un artículo español que decía que a pesar de restricciones y campañas y de que la población en general tiene más conocimiento que antes de lo nocivo del tabaco, cada vez los jóvenes fuman más!!! Entonces?

La salud les importa un carajo. Los niños prematuros nacen más por falta de alimentación, cuidado y salud -física y emocional- de la madre que por ser hijos de fumadoras. Los niños se desnutren o tienen que acceder a leche donada porque sus madres no tienen la calidad de vida suficiente para poder amamantarlos.

El cáncer? El cáncer de cuello de útero es uno de los más curables, si se tiene acceso a controles médicos adecuados. El de mamas, también. Y sin embargo las mujeres siguen muriendo por estas causas. Los controles preventivos deberían ser anuales y gratis. Eso es una gran mentira. Deberían darte un día libre para hacerlo y tampoco. Si no estás en salud pública, lo cual no significa que tengas suficiente dinero como para pagar la mutualista y las costosas órdenes para acceder a un médico -ejemplo: trabajadores y jubilados-, tenés que contar con un aproximado de 500 pesos para ambos exámenes.Si, si, ya sé que hay otros servicios que lo hacen pero implican trámites y demoras y el tiempo, para alguien que labura, también es plata. Esto sin nombrar la parte educativa, porque la salud sexual incide en el cáncer de cuello de útero pero hablar de salud sexual y reproductiva en este país está vetado.

Y el cáncer que mata a los trabajadores rurales que tienen que estar en contacto con pesticidas y agrotóxicos o las trabajadores del vivero -no recuerdo ahora el nombre, está en Río Negro- que trabajan con litros de agua jane y productos tóxicos a diario? Y la mugre de las calles?Y la necesidad de consumo constante que se impulsa por todos los medios? ... Todo es cuestión de salud pero solo se atiende a los pobres fumadores porque queda lindo y parece bueno. Una buena opción para evitar ocuparse de los problemas de salud reales -y no elegidos como el hábito de fumar- a los que estamos expuestos.

Sebastián dijo...

Si bien comparto plenamente la idea general del post, algunas cosas no me cerraron.
Primero que nada, por más que aclarás que no te interesa defender al cigarrillo ni a las tabacaleras, queda un poco esa sensación ante el mucho más fuerte ataque a sus opositores. No dudo que no es la intención, pero el término "malignas" es excesivamente suave con una de las industrias más retorcidas del mundo moderno, y que a pesar de estas persecuciones se acomoda más que bien, y en cierta forma hasta se favorece de ellas, como decía algún comentario.

Me parece que esa evocación nostalgiosa y romántica del acto de fumar tiene más que ver con una nostalgia de época que con cualquier virtud real del tabaco. Una visión que puedo llegar a entender, pero no compartir. La época de consumo masivo de cigarrillo tenía mucho más de modas adolescentes que de expresión personal de carácter.
Lo cierto es que los fumadores apestan, tanto sus ropas, como su pelo, como su aliento. Y hacen apestar a los demás a su alrededor. En este sentido se puede discutir tu afirmación de que es un crimen sin víctimas, por más que sea un crimen menor. Si bien yo mismo fumo marihuana cada tanto (cuyo olor me molesta mucho menos), me jodería mucho que mi pareja fumara tabaco u otra cosa sistemáticamente (por suerte dejó hace años).

Por último, me parece poco feliz tu ejemplo de la energía atómica como posible agente cancerígeno. Estamos a años luz de la época de Chernobyl, y te aseguro que aún en la improbable eventualidad de que se instale una planta nuclear acá, seguimos teniendo muchísimas cosas más de las cuales preocuparnos antes en términos de riesgo a la salud, empezando por gran parte de nuestras dietas.

Así y todo, estoy totalmente de acuerdo respecto a las arbitrariedades, imposiciones, incoherencias y omisiones de este gobierno en temas sanitarios y ambientales, entre otros.

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

Nunca fumé un cigarro en mi vida, hasta el punto de que me da un poco de asquito sostenerle uno a alguien mientras, suponete, se ata los championes.
De la misma manera, nunca me atrayeron cualquier tipo de propaganda o productos derivados de los cigarros, pero curiosamente a partir de estos avisos morbosos he empezado a coleccionar las cajas (algo que me parecería completamente incomprensible hace unos años). De cierto modo me parece entretenido tener esas fotos, la de la rata empachada en raticida, la del bebé-Bogart, la del cigarro/falo flácido, la de los dientes/ceniza, la de la garganta quemándose.
Es algo así como el álbum de figuritas gore que nunca tuve y siempre anhelé tener cuando era chico. En cierto modo me hace acordar a la imaginería religiosa mexicana, que por momentos es un crossover entre Rivera y Darío Argento. En mis años mexicanos, me encantaba entrar a la iglesia para ver a Jesús Crucificado. Ya sólo de la corona de espinas le brotaba sangre como el agua turbia de esos caños de OSE rotos que tapan las bocas de tormenta. Supuestamente cuando veía a Jesús tenía que pensar "lo que sufrió por nosotros...", pero en esos momentos sólo pensaba "Pah, genial, cuánta cantidad de sangre".

benito dijo...

Sebastián: mi problema es un problema de libertades, no de efectos y consecuencias. Si el día de mañana un par de honestos hippies deciden plantar tabaco y hacer cigarrillos artesanales que vengan con un librillo de advertencias de uso, están sometidos a la misma legislación.

Ojo, hay cosas que tienen mucho sentido: la primera vez que me topé con una prohibición de cigarrillo fue en NYC, y era exclusivamente para restaurantes y recintos públicos cerrados (aunque no corría para boliches nocturnos), y me pareció muy sensata aunque yo fumaba en aquel entonces. De más está decir que también estoy de acuerdo con la información acerca de los daños que produce el cigarrillo (los daños reales, no esas metáforas visuales ruidosas y exageradas), con la prohibición estricta de la venta a menores y con toda la prevención al respecto que se pueda hacer en las escuelas y liceos. Y en lo personal le recomiendo a todo el mundo que no fume y que para mí fue muy bueno el dejar de hacerlo.

Pero hay un gran problema cuando se autoriza de facto el derecho de entrometerse en la conducta privada de los fumadores mucho más allá de los límites aceptables. Y también cuando se apela a la discriminación a los fumadores. Para mí el derecho de hacerse pelota de la forma que a uno le resulte más placentera es uno de los derechos sagrados de los adultos.

De hecho tu frase "los fumadores apestan, tanto sus ropas, como su pelo, como su aliento. Y hacen apestar a los demás a su alrededor", me parece muy desgraciada: a vos no te gusta fumar y el olor del tabaco te resulta desagradable. Otros tienen otro punto de vista. A mí me dejó de gustar ese olor -y el olor residual del cigarrillo nunca es agradable- pero si pensás que la chica con la que salgo, y que fuma considerablemente, "apesta", evidentemente no la conocés. Y hay cientos de olores a los que se relaciona voluntariamente el ser humano y que algunos consideran "apestosos". Algunos directamente le atribuyen ese calificativo a algunas razas o a los pobres.

Por último: no estamos a años luz de lo de Chernobyl, estamos a 23 años -y son básicamente años sombra-, los incidentes en las usinas atómicas siguen produciéndose, ninguno tan grave como aquel, es cierto, pero aquel fue gravísimo y hasta el día de hoy buena parte de Ucrania sigue envenenada y haciendo que la relación riesgo-beneficio sea delirante. Además hace poco tuve una discusión con gente allegada al ámbito de las ciencias, en el que soy un neófito total, defensores de la energía atómica. No hubo uno que me dijera un argumento medianamente razonable respecto a qué hacer con los deshechos que producen ese tipo de centrales. Yo paso.

Sebastián dijo...

benito: 100% de acuerdo, el tema son las libertades personales. Yo me limité a remarcar puntos donde mi apreciación es diferente. Y capaz a vos el humo del cigarrillo no te molesta, pero si estás al lado mío, y ni siquiera tiene que ser un lugar cerrado, me estás pegando un olor que a mi sí me molesta. Y ahí entramos en una zona gris entre tus libertades personales y las mías.
Pero así como te digo esto, también te digo que yo no trazaría esa línea donde la trazó TV, y que defendería a muerte el derecho personal de cada uno de fumar lo que a uno se le cante aunque le exploten los pulmones, mientras no me jodas a mí. E incluso me banco que me jodas un poco, porque vivir en una sociedad implica bancarse ciertas cosas molestas, porque eso legitima mi derecho a hacer otras cosas que capaz molestan a otro.

Debatir sobre la energía nuclear desvirtuaría el tema del post, y aunque me he interesado por el tema desde que está en el debate público, tampoco soy ningún experto como para poder convencerte. Sólo digo que en esta área, 23 años sí son años luz, y que, considerando riesgos y costos, yo creo que compraría, aunque seguiría estudiandolo más antes de firmar.

Anónimo dijo...

no estuve nunca en contacto con esos cambios en las cajas que comentás porque fumo nevada y siempre es igual desde hace un tiempo, solo cambian las figuritas. Las anteriores a mi me gustaban; había una bomba que estaba buena, un lindo frasquito de veneno y.... lagunas mentales.......otra cosa que olvido.....ah ya sé, ¿nevada va a seguir siendo nevada o cómo va a ser? esa parte no la entendí.(¿o justfuckinggoogleit.com?
che, qué fuerte lo que escribís y lo cierto que es, me a t e r r a .
me estoy pudriendo en este país, me quiero ir a la mierda, demasiada gente cercana ha emigrado. Y yo acá fumándome todo esto esperando algún día iluminado que me lleve hacia una revolución, conseguir lo que merezco y lo que merecemos todos. Yo digo: es ahora. Yo Soy la Justicia. Hagamos algo. Propongan. No tengan miedo, de esto (por ahora) no se entera nadie.
Soy muy buena en estos asuntos.
Yo estaría en el área de la investigación, por ejemplo, (soy detective privado). Pero debido a mi gran inteligencia puedo cubrir casi cualquier área.
Cambiando de tema..
Cada vez que iba a la parada antes de mudarme, y veía al baby fumador me quedaba rato mirándolo como una enferma. Y tampoco se parece a mí, empezando por el color de ojos.
¿Llamaron al 08004444?
ah gracias benito por compartir. Saludos a todos, muy divertidos sus comentarios. Aur revoir.
Dora.

robertö dijo...

Respecto a deshechos nucleares y sabiendo nada del tema me remito a alguien que se ha preocupado en estudiarlo, aunque admito que en el mundo científico tiene muchos detractores, que es James Lovelock. El tipo hizo los números y dice que si se sustituyeran los generadores de energía actuales por generadores de fisión nuclear los residuos resultantes de la generación de la misma cantidad de energía, anualmente, entrarían en un cubo de 16 metros de arista. La suma de los residuos en todo el mundo,recalco yo, contra millones de toneladas de CO2.
De cualquier modo y afortunadamente se está avanzando tan rápido en materia energética que cuando uno se pone a discutir acerca de algo y la discusión toma mucho tiempo, el objeto de debate ya pasó a ser obsoleto. Seguramente nunca veamos en Uruguay una central nuclear a lo Springfield.

Según J.L. la catastrofe de Chernobyl a demostrado que la naturaleza prolifera mejor que antes en un ambiente cargado radiactividad. El tipo propone enterrar deshechos en las selvas de modo de prohibir el avance humano hacia ella. Reconozco que es muy radical y no se va a aplicar nunca, pero me imagino que si un gorila de lomo plateado pudiera elegir entre habitar en un ambiente con una concentración de electrones un poco mayor y una manada de homo sapiens hambrientos elegiría la primer opción sin ninguna duda.

Afortunadamente se está abriendo el abanico y tal vez no haga falta recurrir a los chijetazos de los átomos para generar calor. En cualquier caso en nuestro país natural se está remodelando la Central Batlle para seguir quemando derivados del petróleo unos cuantos años más y se está pensando en una central de carbón.

galochas nuevas dijo...

Les recomiendo, ya que estamos en esto de la salud entrar al suplemento adn de la nación y leer a Ivonne Bordelois en http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1116234
Si hay algo a lo que no se parece la medicina en el uruguay es a un arte, así que vamos viendo todo lo que falta. Queda claro que por ahí en otros países no se la llevan de arriba, te lo digo a vos Dora la exploradora que te querés ir a la mierda. Mierda abunda así que no será difícil.
Sebastián, hay gente que huele a pucho, y otros a muerto, a viejo, a sobaco, a alcohol, a remedios, a ayudín y desodorante de ambiente, a pescado, a pichí, a bebé, a nafta, a chivito canadiense y hasta a gomina. Leete el perfume de Patrick Süskind. No sé a qué olés vos y si vas o no pegando tu olor a otros, a lo peor no tenés olor a nada que es cómo una maldición bíblica.
Vos Benito tenés razón en casi todo, la energía nuclear en este país puede terminar en manos de marita muñoz que ya vemos que muy bien no maneja.

la petisa dijo...

Me encantó eso que puso galochas nuevas al final, de que tenés razón en casi todo. No se si será así, pero que coincido en casi todo lo que escribís es cierto, y al menos, veo que somos unos cuantos.

El tema del cigarrillo lo conozco bastante de cerca, por cuestiones laborales indirectas. Puedo asegurar que las tabacaleras están saliendo medianamente perjudicadas de esto. Lo que si, es que no son todas en la misma medida. La que campeó mejor esta pelotudez de los nombres y los colores ha sido Montepaz (nevadas, coronados y afines) que, como ya tenía esos horrorosos nombres registrados (léase: Madison, Ocean y California) lo único que hizo fue utilizarlos, manteniendo los colores de las cajas para que los fumadores sepan que lo que están fumando ahora es lo mismo que fumaban antes. Otro cantar ha sido el de Marlboro, que, al ser una multinacional, tiene esos nombres en todos lados, sin alternativas viables en Uruguay para realizar la tramoyeta del nuevo nombre que sí utilizó Montepaz. Creo que se perfila por allí un juicio al estado.

De todas maneras, ese es un tema que les compete a ellos, ver cómo se las van a ingeniar para seguir vendiendo cigarrillos….consumo que no ha mermado a pesar de las absurdas campañas anti tabaco que salen de no se qué obtusa cabecita. Por ahí alguien habló del consumo en los jóvenes….en esto sí que pegaron las campañas publicitarias: los jóvenes lo que más compran es coronado de 10. Es muy raro que los jovencitos pidan otras marcas de cigarrillos.

En referencia a las cajas, muy pocas son las personas a las cuales les afectan esos pictogramas ridículos. A pesar de que el bebé en nada se parece a un fumador, no es de las cajas que producen más rechazo. La foto de la rata es la más resistida por los fumadores, sobre todo las mujeres…. ¿Tendrá algo que ver en eso la cantidad impresionante de estos roedores que pueblan Montevideo?

En cuanto al resto de lo que escribiste en tu post, merece que todos recordemos que, si bien la primera acción de Tabaré Vázquez ha sido la de dejar el monumento al papa polaco en el medio de bulevar artigas, la segunda fue destituir (y ya de paso) desprestigiar a su colega ( y a su vez competencia laboral ) Leborgne, de la mano de una de sus ministras preferidas….hoy Leborgne sigue trabajando en su clínica, y no creo que esa historia del Pereira Rossell lo haya afectado mucho (es más, mi mutualista manda a hacer las mamografías en su clínica, y yo no tengo queja alguna de cómo se hacen allí). Sin embargo, hay muchas cosas del ambiente oncológico que no saltan a la palestra y sin embargo tienen a los Vázquez metidos en todo….si el patrimonio de Tabaré creció un 180 %, el de sus hijos lo hizo de seguro muchísimo más. Vos Benito, que sos periodista, averiguá sobre alguna que otra inauguración que ocurrió hace poco, y quiénes están detrás de ella….

Pero lo que más merece consideración no son las tabacaleras ni cómo van a driblear estas medidas absurdas, sino lo que tan bien escribiste, acerca de tratarnos a nosotros de tarados. Todos los que escribieron antes que yo lo vienen repitiendo: es la propia persona la que debe discernir acerca de cómo manejar su vida. La información existe, todos sabemos los inconvenientes que nos produce fumar, pero creo que, como adultos, somos capaces de decidir acerca de nuestra vida. En definitiva, el cigarrillo le hace daño al que lo fuma. Los daños colaterales son escasos (léase: olores más que nada….y antes que alguno me salte, no todos los cánceres de pulmón están directamente vinculados al humo del cigarrillo…por si alguno me dice: yo conozco alguien que murió de cáncer de pulmón y no fumaba!). En cambio, hay otras medidas sanitarias que se deberían tomar, por que la conducta individual SI afecta al colectivo, y, sin embargo, no se hacen. Hoy la Argentina vive una epidemia de dengue. ¿Alguno de ustedes ha visto a los famosos inspectores de salud pública recorrer la ciudad en busca de criaderos de mosquitos? No, no lo hacen….pero sí salen a romper los cataplines a los comercios buscando fumadores escondidos…. Claro, la multa es jugosa…. Sin embargo, si mi vecino tiene criaderos de mosquitos, los mismos no sólo lo van a afectar a él, también van a picar a toda la gente que vive en la cuadra…

Dos consideraciones finales: no creo que Engler esté metido directamente en el affaire PET, y Maiztegui fuma Marlboro

Saludos a todos

benito dijo...

Sebastián: nunca vi que un fumador le pegara -a no ser que se dedicara a soplarle el humo directamente en el pelo o la ropa- olor a tabaco a nadie en un lugar abierto, te estás yendo un poco al carajo. Sí, y es notorio, en espacios cerrados donde el humo queda flotando en el ambiente, pero yo no estoy en contra de la prohibición de fumar en espacios cerrados -aunque creo que se deberían existir lugares específicos para fumadores, a los que se les cobre un gran impuesto extra cuyas ganancias se dediquen exclusivamente a los centros de oncología públicos.

El asunto de los olores es, por otra parte, muy relativo; es sabido que en muchos países de la muy civilizada Europa, la tolerancia al olor de la transpiración humana es mucho mayor que en nuestra sociedad, que es particularmente crítica al respecto. Todos los que han estado en contacto con indios (de la India) o con marroquíes han notado que ellos mismos desprenden un olor parecido al de las especias con las que cocinan, particularmente a curry, pero he leído que para los orientales nosotros también tenemos un marcado olor, que ellos encuentran similar al olor a bebé.

Por otra parte hay enormes mitos referidos al daño a los fumadores pasivos, y los mismos están apoyados en lo difícil que es cuantificar ese daño, así que los enemigos del tabaco dicen cualquier cosa. En todo caso nunca puede ser peor que el de la polución cotidiana en la vida de ciudad; yo vivo sobre una avenida de tráfico mediano, y una vez por semana limpio una capa de hollín puro que se forma sobre la caja del timbre y que, evidentemente, estoy respirando todos los días.

Dora: en realidad la ofensiva contra el tabaco es mundial, no sé si vas a ver muchas diferencias al mudarte, pero acá fue EL punto con el que se quiso marcar una diferencia social notoria, justo con una medida represiva. Yo insisto y repito como un loro que no estoy en contra de todas las medidas, sólo de la exageración de las mismas y de la hipocresía fundamental de muchas. Estoy seguro de que si ANCAP tuviera una tabacalera, la actitud sería muy diferente: estamos hablando de un Estado que ataca el cigarrillo pero fomenta la producción agropecuaria moderna (es decir, con uso extensivo de agrotóxicos y transgénicos), la instalación de empresas contaminantes y -summum de la hipocresía- los juegos de azar y la ludopatía. Por otra parte el tratamiento a los fumadores como enfermos antisociales ha tenido enormes ribetes discriminatorios. En los fumadores el gobierno encontró un grupo humano al que dio piedra libre a la ciudadanía para maltratar, y es le encanta a la gente.

robertö: Lovelock es un tipo medio complejo, y desde que dijo que las centrales atómicas no sirven para producir armas, hay que agarrarlo con pinzas (no obstante lo cual yo comparto el concepto de Gaia, el cual el tipo defiende). Por supuesto que el uso de combustibles fósiles es terriblemente contaminante, ya lo estamos viviendo, pero para mí no es ni una cosa ni otra. Para mí es el aprovechamiento de las fuentes renovables (energía eólica, solar etc.) y, sobre todo, el establecimiento de un nuevo paradigma de conducta que haga entender que, lo mismo que hoy en día no se puede (bueno, excepto en algunas maquilas y fábricas tercermundistas) tener esclavos, el desperdicio de energía en el que crecimos ya no puede seguir más.

petisa: por lo que tengo entendido, Leborgne tampoco es precisamente el más ético de los competidores en este negocio -ya lo dije: el cáncer es tremendo negocio-, pero es totalmente inadmisible el que el presidente tome partido en algo que lo afecta económicamente en forma tan directa. Claro que también era inadmisible el que siguiera trabajando cómo médico (por no hablar del trabajo de los dos lados del mostrador del Presidente Gonzalo), y pasó, como pasa todo.

Esta claro, desde que TV era intendente, que el poder político de Vázquez le ha venido muy bien económicamente a su familia. Pero eso parece ser una constante en la clase política uruguaya al menos desde la presidencia de Bordaberry. Hay que decir que el FA no ha sido tan hábil para esconder sus irregularidades como el Partido Colorado, ni tan torpe como el Partido Blanco, pero han tenido suerte -supongo que será suerte- con la lentitud del poder judicial, que ha tirado para adelante, posiblemente para después de las elecciones, algunos casos que seguramente terminen con algún procesamiento de algún jerarca. Aunque hay que recordar que en Uruguay no existe la figura penal de "enriquecimiento ilícito": si no se puede explicar un aumento patrimonial, qué se le va a hacer.

Yo, como dije arriba, tampoco creo que Engler esté metido en la demora del equipo PET; Engler está en Suecia y no es un orgánico de ningún partido. Pero sin dudas hay mucha gente interesada en que Engler sea pionero en su tierra y en el uso de su imagen.

Anónimo dijo...

benito, ese es otro aspecto terrible del asunto.
Un ejemplo, cuando comenzó esta campaña contra "el fumar" (creo que en 2005) yo vivía con mis viejos y hasta ese entonces no había drama con el pucho en casa, mi vieja fuma, yo fumo, pero mi hermana y mi viejo, que no fuman, nos echaron al patio a fumar, afuera, o sea: acataron la orden. chau

Es obvio que no me quiero ir por el tema del cigarro.
Prefiero conocer un poco la mierda de Berlin.
Dora.

Sebastián dijo...

Bueno, si estás en un lugar abierto pero con mucha concentración de gente (ej. un recital), y muchos fuman, algo de olor se pega. Pero ese no es el punto. Ya sé que hay mucha gente que huele mal, o raro, y que hay otros miles de olores ofensivos. También odio el olor del queso parmesano. Pero ese tampoco es el punto. El punto es que el olor del humo es bien específico en su origen, relativamente fácil de aislar, casi universalmente considerado desagradable (aunque muchos fumadores se vuelven insensibles al mismo), y particularmente propenso a "pegarse" y permanecer largo rato en objetos aledaños.
(Por otro lado, me encanta el olor del tabaco fresco, antes de prenderse).

En gral. estoy de acuerdo con que cada lugar público debería tener cierto margen para manejar el tema a su criterio. Ya sea poniendo zonas de fumadores separadas, u obteniendo un permiso especial que lo habilite explícitamente como lugar "smoker friendly", como los coffee shops holandeses.

Y sobre el tema de las cajas y los colores que motivó el post, totalmente de acuerdo. Una payasada y un insulto (uno más) a la inteligencia y capacidad de criterio de la población. Pero tengo entendido que no se inventó acá la idea, que en otros países se dieron restricciones similares (habría que corroborarlo).

Ama-gi dijo...

En esto estoy bien de acuerdo contigo Benito, y con todo lo que ha dicho sobre el tema el católico Maiztegui. En otras cosas no, pero en esto, y en lo del Casmu, y lo de Pluna, y lo de los casinos, y la seguridad y la intendencia, y los agrotóxicos y un montón de cosas más que a vos te queman y a mi también. Pero a la gente no. A la gente le chupa un huevo. Vive sin que nada de eso le importe. Y va a votar sin que nada de eso le importe. Y eso es el principal problema. Pero ta. No importa.

Walter Hego dijo...

Recuerdo una polémica postal que mantuve hace años con Maiztegui en la sección de cartas de los lectores de "Búsqueda", en la que el tipo sostenía que, a los efectos del asunto de la prohibición de fumar en espacios públicos cerrados, un bar equivalía a un espacio abierto.

Le rompía los huevos que no le permitieran fumar en ciertos ámbitos (igual que me las rompía y me las rompe a mí), y decía cualquiera.

Walter Hego dijo...

Anónima: Más que hábito, a lo de los fumadores lo llamaría adicción. Y nadie elige hacerse adicto a algo. Eso de la elección, en este asunto como en muchísimos otros, es un mito.

benito dijo...

Dora: una frase que siempre me impactó de Primo Levi -el escritor italiano sobreviviente de Auschwitz- fue una que decía: "si se me hubiese dejado filtrar un mensaje desde el läger (el campo de concentración) hacia el exterior habría sido el siguiente: no dejen que les hagan en sus hogares lo que nos hicieron aquí dentro".

Quiero decir; la comparación puede ser exagerada, pero a lo que se refería Levi era a la cotidianización de lo inadmisible, al ingreso del autoritarismo en el hogar. Si vos me dijeras que hace tiempo en tu casa los no-fumadores llegaron a la conclusión de los fumadores les estaban rompiendo mucho los huevos, sería una especie de pacto interno de una micro-comunidad y como tal válido, pero el interiorizar una disposición gubernamental es medio, digamos sin ofender a tus familiares, terrible.

Yo soy un gran defensor del núcleo familiar -esté estructurado como esté estructurado, no necesariamente el modelo de familia barbie que en mi caso jamás me tocó vivir-, entre otras cosas como santuario ante el resto de las regulaciones sociales. Me impresionó mucho una cosa que aprendí en un curso de literatura nórdica sobre las eddas islandesas, y allí aprendí que los vikingos no tenían la figura legal del homicidio, y era habitual que se mataran en la calle por cualquier pelotudez. Pero sí tenían una disposición férrea de condena al asesinato dentro del seno de una familia, no tanto por tabú sanguíneo, sino porque pensaban que, viviendo en un entorno tan violento en el que la vida tenía que ser defendida por las armas a cada rato, un hombre tenía que tener al menos un sitio en el que pudiera relajarse y estar tranquilo, y ese sitio era el hogar, el seno familiar.

Sebastián: insisto, le estás atribuyendo al olor a cigarrillo poderes excesivos. Una de las cosas que recuperé al dejar de fumar fue el sentido del olfato, y el olor a cigarrillo en el pelo o la ropa me resulta extremadamente desagradable. Sin embargo jamás se me ha pegado en lugares abiertos y ni siquiera se lo he sentido encima a fumadores que fuman en esta clase de espacios. Sí sucede -o sucedía porque ahora está prohibido- en espacios pequeños y saturados, pero eso sucede con cualquier vapor o humo oloroso, sea de cigarrillo o de la cocina.

WH: Por desgracia estoy totalmente en contra de tu concepto de "nadie elige hacerse adicto". Sé que tenés tendencia al determinismo y a negar el libre albedrío, y puedo compartir que hay estructuras psíquicas y hasta físicas que predisponen a ciertos tipos de adicción. Pero mientras las adicciones sean actos volitivos, uno siempre va a poder elegir fumarse un cigarrillo, darse un saque, tomarse un trago, jugar al 21 o dejar de hacerlo. A pesar de haber lidiado, en algún caso sin éxito, con varios tipos de adicciones y sabiendo lo difícil que es el superarlas, o para ser exacto el sustituírlas, estoy totalmente convencido de que no hay nada más sobredimensionado en la cultura actual que las adicciones. Las adicciones son demonios berretas y aventuras chiquitas en sociedades en las que ya no se lidia con grandes demonios ni se viven aventuras de verdad. Las adicciones son la excusa universal de sociedades compuestas por individuos incapaces de derrotar a sus debilidades e incapaces de asumir el concepto mínimo de responsabilidad.

M dijo...

Iba a escribir algo, pero mejor que esto imposible :

http://wellmedicated.com/lists/40-gorgeous-vintage-tobacco-advertisements/

Walter Hego dijo...

Benito: Sí, sé que tenes tendencia a creer que existe el libre albedrío. Y digo "creer" porque me da la impresión que se trata de una profesión de fe, más que una posición basada en razones.

Ya me ha pasado otras veces que, ante la afirmación de mi determinismo, se me respondan cosas del tipo de "Ah, no, porque eso sirve de excusa para la inacción / el dejarse estar / el atorrantismo, etcétera". Y es verdad que cualquier idea puede servir de excusa para algo, pero no es menos cierto que ello no tiene absolutamente nada que ver con la verdad o la falsedad de la idea en cuestión.

En cuanto a lo de las adicciones, dije que nadie elige hacerse adicto, y me decís que "las adicciones [son] actos volitivos, uno siempre va a poder elegir fumarse un cigarrillo, darse un saque, tomarse un trago, jugar al 21 o dejar de hacerlo". Te concedo que podría decirse que alguien, en un momento determinado, es capaz de elegir fumarse un cigarrillo o no hacerlo; tomarse un trago o abstenerse; etcétera. Pero fijate que lo que yo afirmé es que lo que no es voluntario es el hacerse adicto, cosa que es muy diferente.

Por otro lado, no cabe duda de que de "las adicciones" suele hacerse un demonio, al igual que suele hacérselo de "las drogas" y otras cosas. Y estoy de acuerdo con vos en que se trata de demonizaciones berretas, pero ¿acaso existe alguna que no lo sea? Demonizar algo es signo de ignorancia y cortedad intelectual, y aunque yo no me la tiro de nada, creo venir zafando bastante holgadamente de esa burrez específica.

benito dijo...

Para mí el determinismo no es más que calvinismo vestido de ciencia, y no creo que haya mente alguna -a no ser de un ser omnisciente- que pueda evaluar remotamente la multitud de variables que construyen una psiquis humana, y eso sin entrar a considerar en términos filosóficos qué tipo de constructo es lo que entendemos como mente humana, como ego o como alma.

En todo caso el determinismo, como todos los fatalismos, ha sido siempre utilizado para sostener prejuicios (todos los que crecen en un asentamiento son chorros, todos los educados como musulmanes odian a las mujeres, todos los que miraron a los Tres Chiflados son psicópatas) o el status quo, por lo que soy un declarado enemigo del determinismo, que es -aún más que el libre albedrío- un acto de fe en la invariable de la condición humana a partir de estímulos muy básicos.

Y tengo que refutar también la afirmación de que las adicciones no son construcciones voluntarias. Más allá de la cantidad enorme de actos volitivos que hay que acumular para desarrollar una compulsión de las que entendemos como adicciones -incluso las sustancias más adictivas, como los opiáceos, necesitan una ingesta diaria de más de un mes para que se generen los primeros síntomas de hábito-, el concepto mismo de "adicto" es una construcción romántica -te recomiendo los trabajos de Antonio Escohotado al respecto- que funciona tanto como generador de aura maldita como justificador de irresponsabilidades patológicas. Yo he visto a personas generarse lentamente adicciones para poder jugar al junkie, he visto personas generarse adicciones para llamar la atención de su entorno, he visto personas generarse adicciones para no tener que vivir la vida de adulto, he visto personas generar adicciones para matarse y complacer sus instintos suicidas pusilánimes, he visto personas generar adicciones para después superarlas y sentirse el equivalente a un veterano de Vietnam.

Sin dudas que hay adicciones que se generan en forma más o menos inconsciente o por lisa y llana ignorancia, pero la proporción es mucho menor de la que se cree. Lo que pasa es que el concepto de adicto -un concepto que no siempre ha existido y que no deja de ser una construcción cultural- gira alrededor de la victimización, y a nadie le gusta reconocer la propia responsabilidad de una victimización.

Emily dijo...

Yo creo, si se me permite, que el problema de fondo acá es que este presidente –además de no ser de izquierda en varios aspectos, para mi escenciales, como puede ser por ejemplo la agenda posmaterialista o los llamados derechos de tercera generación– tiene un profundo delirio mesiánico –probablemente derivado de años de pacientes oncológicos convencidos de que fueron sus manos salvadoras la diferencia entre la vida y la muerte, lo que le ocurre a muchos médicos–. Delirio que ya tenía pero que se profundizó con el convencimiento en todo el FA, tanto dirigentes como militantes, de que él podría y luego fue el único artífice de la victoria de la llegada del FA al gobierno, lo que además de ser una monstruosa mentira histórica es una imbecilidad reduccionista. Le permitireron hacer cualquier cosa antes y después de ser presidente y el tipo que ya venía en esa se convenció de que él sabe lo que es mejor para nosotros los descarriados que necesitamos de su ayuda. El objetivo principal de la ley del cigarrillo –digan lo que digan– nunca fue que prohibir el consumo en lugares cerrados, el objetivo era un poco lo que dice Benito aislar a los fumadores y convertirlos en seres inmundos para obligarlos a dejar de fumar porque a Vázquez no le gusta el cigarro. Y no le gusta porque es un capricho y no por cuestiones sanitarias –o al menos no solamente– porque si fuera así entonces como se explica que se haya dedicado a fomentar la práctica de un deporte como el boxeo que está demostrado es perjudicial para quienes lo practican en innumerables modos.
En general los médicos, y Vázquez muy en particular, están acostumbrados a cerrar un debate usando argumentos de su profesión como si fuesen verdades irrebatibles cuando claramente no lo son. No olvidemos que fueron colegas del presidente los que no hace muchos años mandaban a la gente a fumar o decían que el aceite de oliva era veneno.
Yo también estoy a favor de la idea de que existe el libre albedrío, el problema es que mucha gente que dice pensar eso en la más profunda intimidad de su mente cree que solo algunos están capacitados para ejercerlo. A mi juicio, uno es el presidente.

emehache dijo...

Perdón que abra un paréntesis pero lo voy a cerrar enseguida. Es sólo para hacer un comentario.

Es al respecto de la nueva ideota de los jerarcas de la IM de Rocha de poner más alumbrado en Valizas, a la que sus pobladores se opusieron firmemente. Soy medio chicuelo y tengo poca memoria, pero creo que es de los pocos casos en que hay alguna manifestación de ese tipo, y de pensar un poco, ya no en términos de lo que representan esos balnearios, sino en términos de negocio mismo. Por fin se ve un poco que tenemos a imbéciles tomando decisiones y que de alguna manera hay que hacerlo ver.
(Cuando se prohibió fumar en lugares cerrados, el dueño de un boluche salió a decir que se podría seguir fumando en su local, y que no iba a pagar un sorete de multa, no es lo mismo, pero es el otro caso que recuerdo más o menos del tipo).

En definitiva es lo mismo, creo. Es idea de este gobierno el que el progreso y los avances vayan por un lado que es erróneo, y que plantea contradicciones en su misma línea, lo que lo hace incoherente. Ejemplos pusiste de sobra, la preocupación por algunos elementos perjudiciales para la salud (que involucran a la persona y a los que la rodean) y la despreocupación por otros que involucran a un par que se hacen toda la teca y al resto de la sociedad que se ve altamente perjudicada; una supuesta preocupación, excesiva, por la salud de los ciudadanos, y porque no sean víctimas de publicidades engañosas (¿cuándo no lo será?) y una total indiferencia a los problemas reales de la salud en este país, como los que anotaste.
Y acá agrego el de recién: la obsesión por explotar al mango lugares cuyo atractivo es no haber sido explotados, y cagarse en aspectos como la ecología o las características de los balnearios.
(Reconozco que puede ser un poco obsesivo esto, ya que aumentar la cantidad de focos tampoco destruye al balneario, pero bueno, por algo saltaron así).

emehache dijo...

Ahora quería decir algo siguiendo la línea de los comentarios.
Venían hablando de determinismo y actos volitivos.
Un razonamiento estúpido pero lógico:
si las leyes no fueran tan estúpidas, seríamos más respetuosos de las mismas. Y si fuéramos más rigoristas no se vendería cigarros a menores, por ejemplo, por lo que el fumar sería un acto exclusivo de los adultos, personas que son conscientes, que saben que si empiezan a fumar sin moderación se van a volver adictos. Queda en evidencia que nos están tomando por adultos incapaces de que tomar decisiones, que esos "pensalo" que hay en las cajas de puchos (después de una lista de los daños que hace el cigarro) no son más que una tomadura de pelo, y paradójicamente, están subestimando nuestra capacidad de pensar.

Yo qué sé, hay gente que se hace mierda fumando, o con el consumo sin moderación de drogas. Y ahí me entra la duda, si pensar que hay que aprender que hay decisiones que hay que tomarlas con cuidado porque nos podemos hacer mierda, y tener que jodernos después; o si pensar que realmente tamos en el horno y no podemos ni decidir qué hacer con nuestro cuerpo.
También está el tema de los gastos que le causan al Estado algunos tratamientos de rehabilitación, pero esto último podría ser otra cuestión a advertir en las propagandas anti tabaco, o lo que dijiste de que haya lugares que paguen impuestos destinados a centros oncológicos. Que sería una buena forma de trasladar esos gastos a los fumadores (que sería injusto también).

Una vez me dijeron, y me dejaron desacomodado, que el matarse no es algo que involucre sólo al individuo, si a todo el mundo se le ocurre matarse es un problema. Pero el fumar no tiene indefectiblemente la muerte prematura como final, sí genera problemas de salud, que pueden afectar a terceros, la falta para con el trabajo, el costo para las sociedades médicas, pero es lo mismo, que el fumador se haga responsable eso, darle la oportunidad al menos.

No sé pero por lo menos para mí, este es un tema en el que no se puede decir nada sin un pero después.

benito dijo...

Emily: aunque parezca una contradicción con el tema central del post -la hipocresía conservadora de TV y sus obsecuentes-, en cierta forma este lineazo del presidente es uno de los pocos gestos de izquierda -o de autoatribuciones de izquierda- que se le conocen al tejano. Quiero decir, es un buen ejemplo de lo borroneado que está el concepto de izquierda-derecha, porque si lo represivo de estas medidas pueden identificarse con el pensamiento de derecha (al menos en estas latitudes), el auto-convencimiento de que alguien (TV) tiene la autoridad moral como para modificar conductas profundamente arraigadas en sus eventuales gobernados es bien propio de las teorías del hombre nuevo de la izquierda.

(dicho sea de paso, la teoría de "hombre nuevo" es una de las más defenestradas hoy en día por el aún victorioso pensamiento neoliberal de derecha, que la ha colocado en el estante de las fábulas que desprecian la naturaleza del hombre, pero yo en lo personal también tengo una tendencia a creer y promover un concepto similar al del "hombre nuevo", pero que en realidad sería algo así como el "hombre viejo" o el "hombre recuperado", porque no hay nada natural -mal que les pese a los teóricos morales del neoliberalismo- en el materialismo consumista, impotente de espiritualidad y enemigo de la naturaleza que se ha implantado como modelo apenas hace unos 150 años -un suspiro en la historia de la humanidad-. Yo creo que la única opción de supervivencia de la humanidad es el reflote de un concepto de hombre diferente al del modelo capitalista, que tal vez no sea el "hombre nuevo" de las izquierdas latinoamericanas, ni el übermensch nazi, ni nada por el estilo, sino simplemente un modelo de hombre que no se considere a sí mismo la medida de todas las cosas ni el centro del universo).

En el muestrario de afiches de propaganda de cigarrillos que linkeaba mastodonte hay varios en los que un médico, tan serio como TV, recomienda fumar tal o cual marca. Yo recuerdo las propagandas de Galaxy, con Giacosa demostrando que algunas marcas eran sanísimas y otras no. E insisto que el dogmatismo anti-tabaco sigue negándole algunas de las virtudes innegables del cigarrillo -en mi opinión ninguna de ellas tan necesaria como para jugarse la vida, pero no por ello inexistentes-, que en determinadas circunstancias pueden ser muy necesarias.

Hace un tiempo en un debate en este mismo blog sobre algunos aspectos canallas del ejercicio de la medicina en Uruguay, unos aspirantes a galenos con menos educación que Julio Ribas y más dogmáticamente corporativos que un masón del S.XI, se indignaban porque les recordaba que Mengele había sido un médico brillante, lo mismo que Aribert Heim o uno de mis ídolos -Kevorkian- que para muchos es un criminal desaforado. La profesión, aún la de metas más altas y espirituales, no hace a la persona ni a su praxis necesariamente buenos. Un maestro puede enseñar a leer y escribir, pero un maestro de una madrassa puede enseñar a odiar y a reventar con un cinturón de bombas. Un soldado puede asesinar y mutilar, pero también puede ser el único capaz de evitar que esos crímenes sean sufridos por inocentes. Yo creo que los médicos tienden a creer que tienen ya comprado el cielo y la inimputabilidad por el mero hecho de serlo.

Hace poco escuché uno de los discursos más repelentemente clasistas e imbéciles que haya oído en mi vida, y fue de parte de Gustavo Malfatto, uno de los principales urólogos del CASMU -esa institución que se tragó en forma inexplicable decenas de millones de dólares- y el tipo estaba ofendidísimo porque Ernesto Murro había estado comentando acerca de los enormes sueldos de los especialistas y los directivos del CASMU. Y Malfatto le decía al periodista que lo entrevistaba al respecto "¿usted se piensa que yo puedo debatir con alguien como Murro? Yo soy un tipo con educación..." Vale la pena recordar que Murro fue docente de primaria y secundaria, preso político de la dictadura y sindicalista maderero, no precisamente la clase de persona a despreciar por parte de alguien que -si uno se pone guaso- no ha hecho más que estudiar pijas.

Pero tal vez Malfatto, aunque hable como un imbécil, sea un gran urólogo y haya salvado cientos de vidas, y sea una persona admirable (en la entrevista no se notaba mucho porque esencialmente no hizo otra cosa que hablar de todo el dinero que merecía). Pero en todo caso lo que está claro es que no es un hombre que pueda opinar sobre otra cosa más que pijas, lo cual es importante (las pijas son importantes, me parece), y aún así si a Malfatto se le ocurriera dictaminar dónde y cuando puedo utilizar mi pija en particular, lo mandaría a chupar objetos de estudio. Algo así es el caso de TV, sin dudas uno de los principales oncólogos de Uruguay, mérito que sin embargo no lo facilita -o no debería hacerlo- a dictaminar las conductas preventivas de cáncer de sus gobernados. Apenas a hacer sugerencias de cuidado y precaución.

emehache: sobre lo de Valizas tengo algo medio escrito como parte de un post que pienso subir en los próximos días, así que prefiero no ahondar el asunto.

galochas nuevas dijo...

Es así Benito.
Se puede pasar por esta vida con la suerte de no tener que ver nunca a un médico o muy poco y eso es una ganancia.
Pero no está muy bueno pasar por aquí sin saber leer, entender un poco el mundo y su gente, escuchar música, habitar un sitio y demás asuntos que dependen de la existencia de poetas, artistas, arquitectos, carpinteros, enólogos, cocineros, jardineros y demás. Y ninguno de los que ejercen estos oficios rompen tanto las pelotas a los demás cómo un médico o un político.
La izquierda es la mano del reloj!

Emily dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Benito. Malfato es un maravilloso ejemplo del grado de mesianismo al que ha llegado la medicina en Uruguay y de los cuasi ataques de histeria que entre los médicos está provocando el cambio indefectible en la relación entre ellos y los pacientes. Los mismos tipos que hacen gárgaras con que no pueden debatir con alguien porque le falta educación formal son los mismos que no soportan encontrarse enfrente con un paciente que al tener un grado de formación suficiente y acceso a ciertos medios se permite discrepar o apenas discutir con lo que ellos desde la cima del monte sagrado diagnostican. En Uruguay la gente opina históricamente de cosas que no sabe y más de en particular de ciertas cosas (fútbol, periodismo, política, educación, etc.) y no me parece del todo mal pero la medicina fue un área que se mantuvo fuera de esta conducta y es claro que los médicos recién ahora empezaron a enfrentarse a la idea de que el cuerpo que tienen enfrente no tome lo que dicen como una verdad revelada y se atreva a pedir una segunda opinión. Muchos de ellos, me consta, toman este gesto como una ofensa gigantesca cuando nunca vi a un plomero ofenderse porque uno pida otro presupuesto y la verdad los conductos de mi cuerpo son bastante más importantes que los de mi baño o cocina.
Pero también es cierto que en este asunto subyace una división profunda que para el Uruguay es nueva y que se está profundizando en el último tiempo y que tiene como prueba palmaria el hecho de que el escenario más probable de balotage sea Mujica - Lacalle.
Quiero decir, el desarrollo de una clase que desprecia la educación universitaria per se y el conocimiento como un valor y considera que vale lo mismo la opinión de un experto en un tema que la de un tipo que no terminó la escuela confundiendo el hecho de que esas dos personas son iguales en derechos y obligaciones con que un mecanico tornero pueda participar en el diseño de políticas energéticas más que como usuario y su opinión tenga ese valor y no otro.
Del otro lado, están los Malfatos y su idea de que son seres superiores elegidos para ocupar lugares de poder simplemente por cuna o herencia divina. Seres que posan de creer que somos todos iguales pero que en su intimidad desprecian a cualquiera que no tenga tres apellidos o pertenezca a un linaje de profesionales universitarios que se heredan el despacho o consultorio. Gente que nunca creyó –como el propio Lacalle– en el valor de la escuela pública como elemento integrador porque en el fondo nunca les interesó ni les interesará integrarse con nadie.
Afuera quedamos los que creemos que alguien que se rompe el culo estudiando 20 años un tema tiene una opinión que merece un lugar especial sobre ese área pero también creemos que todos tienen derecho a decir cosas y que fundamentalmente todos somos iguales y la cuna y los apellidos no valen una mierda. Bah, el famoso concepto de que la diferencia pasa por nuestros defectos y virtudes y no por otro lado. Esos, si las cosas se dan como parece, no tenemos –seamos de izquierda o de derecha si se quiere introducir esa variable– a nadie que traduzca esto en ideas políticas.
Algo de esto esboza Caetano en una buenísima entrevista que le hicieron en Voces hace un par de semanas y creo que es un problema más grave que cualquier otro que se esté debatiendo porque los permea todos y porque como cualquier cambio cultural es infinitamente dificil de modificar una vez consolidado.

El Profe dijo...

Emily...es asi como como vos decís.Asi tal cual.Esa "clase que desprecia la educación universitaria per se" es la misma que lleva a un tipo como Murro a un puesto para el que no esta calificado.Perdoname , Benito, pero por mas "docente de primaria y secundaria, preso político de la dictadura y sindicalista maderero" no tiene ni idea del peso que tiene del organismo que dirige sobre la vida de la gente y de las empresas. Es otro resentido que ejerce una presion fiscal sin precedentes sobre gente que apenas si puede pagar.
Esa division profunda a la que te referís es, si, el mas grave de todos los problemas . Porque está en la base de casi todos los demás, está en la base de la reforma tributaria, en los impuestos que cobra la IMM, en la reforma de la salud. Está en la base de ese nivel cultural desastroso en el que está nuestro parlamento hoy en dia.Nos permea a todos , es cierto !! Llega a la cabeza de Astori , a quien vi el otro dia manejando un Gol...un Gol.El ministro de economia manejando un Gol.Nos condiciona la vida.
Pero...en que momento empezamos a creer que esta bien ser un linyera?

Es cierto que del otro lado tenemos al patriciado. De toda la vida. Como cualquier colectividad son cerrados y se defienden entre ellos a muerte, asi como los armenios o los judíos.Con la diferencia de que esas colectividades no juzgaban a sus compatriotas , ni se dedicaban mucho, salvo casos de extrema necesidad, a meterte la mano en el bolsillo , con la excusa de que pague mas el que tiene mas. Bah...el que trabaja más.
Si ganás mas de 30.000 pesos...agarrate. No importa que a eso llegaste despues de 15 años de laburo, de 8 años de estudio que estés pagando a posteriori con el maldito fondo de solidaridad.No importa, va de nuevo. Te vamos a bajar un poco los ingresos para redistribuirlos entre la gente que lo necesita, por ejemplo los funcionarios publicos o los pelotudos que mientras vos estudiabas a ellos "no les daban las bolas" y vivían de los padres.
Ya me calenté..

benito dijo...

Emily: creo que el caso de Malfatto es bastante extremo, y entre otras cosas implica más que nada un desprecio a lo comunicacional. Sí, los especialistas son tremendos estudiosos y científicos que salvan un montón de vidas, pero evidentemente no son intelectuales ni son vivos en todos los aspectos, porque hasta el más ganso de los gremialistas universitarios sabe que no puede ser representado mediáticamente por alguien que hable mal y que predisponga a los oyentes contra su causa. Pueden agarrarte por sorpresa, pero yo -de ser parte del gremio de especialistas del CASMU-, lo primero que hago después de escuchar a Malfatto hablar es plantear en la asamblea que todo bien con el compañero, pero que se llame a silencio porque nos van a llenar la cara de dedos.

Es evidente que la corporación médica tiene en estos momentos un problema de imágen que a veces hace pensar en el de ADEOM, y es un fenómeno multicausal, y en parte muy injusto, ya que buena parte de la corporación sufrió años de saturación laboral, malos pagos y condiciones infraestructurales espantosas, no obstante lo cual mantuvieron el sistema de salud sin mayores colapsos. Pero hay parte de ese recelo que tiene muy buenas causas y que surge de la simple constatación de estar prisionero en mutualistas pobres dirigidas por médicos ricos. Y en una cobertura corporativa que por momentos se parece a la omertá (el otro día me enteré que un amigo no puede filmar el parto de su hijo, porque es un acto médico y la corporación prohibe los registros de los actos médicos para cubrirse contra las pruebas de malpraxis. Es decir, no tratan de combatir los casos de malpraxis sino sus pruebas. Y en el medio no podés registrar la llegada al mundo de tu hijo).


Profe: Un salario de 50.000 pesos son aproximadamente unos 2.000 dólares, lo mismo que se pagaba habitualmente en el 98 a cualquier mozo en NYC. Evidentemente no es una cifra multimillonaria, y evidentemente puede ser una remuneración muy justa para un profesional de carrera, sobre todo si se tiene en cuenta que en el Legislativo consideran que un tipo que sirve café merece ganar casi dos tercios de ese salario. Y nos lo hacen pagar a los demás.

Murro decide poco y nada sobre las cargas impositivas, que son una potestad de decisión exclusiva de presidencia y el Ministerio de Economía (en consulta con su fuerza política, se supone), y por lo que sé la práxis de Murro en el BPS no ha sido en absoluto peor que la de gente "preparada", un concepto bastante discutible cuando se habla de cargos políticos (en el buen sentido de la palabra). En todo caso alguien como Murro merece ser tratado con respeto por alguien como Malfatto, y tal vez con un cierto plus de respeto en relación a sus precedentes sindicales en el ámbito privado, un ámbito en el que dicha actividad tiene cientos de riesgos y muy pocas recompensas. El término "resentido" referido a él me parece tan mal usado como de costumbre.

No tengo nada en contra de los empresarios, ni tampoco a favor; me parece un concepto de clase muy amplio y difuso. No creo que sea un delito ni algo reprobable el hacer dinero y disfrutarlo, y soy de los que piensan que el IRPF en la forma en que está aplicado a la renta salarial es realmente injusto, y no hace otra cosa que generar resentimiento de arriba hacia abajo. Pero hay áreas particularmente delicadas en las que la mentalidad empresarial de ampliación de ganancias puede interponerse con los derechos mínimos de todo el mundo. El (enorme) negocio de la medicina es una de esas actividades, y el problema del recelo de la sociedad uruguaya hacia parte de la corporación médica es la evidencia de ciertos monopolios y áreas de control totalmente desreguladas y susceptibles de abusos. El caso de los oftalmólogos fue un caso evidente de esto: vos podés ponerle el precio que quieras a tus habilidades, pero no si al mismo tiempo estás controlando el número de competidores posibles. Y no si además de tu habilidad aprendida gratuitamente en este Estado depende el que haya personas que ven o no porque le pusiste un precio de 2000 dólares a cada ojo.

Y por otra parte hay una regla -que esquivan con notable cintura y frecuencia los grandes empresarios del mundo- del mundo capitalista y es que no hay ganancias seguras, y que la renta de una empresa depende de su éxito. El conflicto de Murro con Malfatto se debía a la observación del primero sobre los sueldos médicos de mutualistas -como el CASMU- fundidas hasta el tuétano. Eso no tiene una mierda que ver con el resentimiento y sí con la justicia: si tu empresa es rentable, legal y en competencia de mínima ética, todo bien, ojalá te hagas millonario y negocies buenos sueldos con tus trabajadores. Pero si tu empresa se fundió porque sos un zapato -o un ladrón- administrando, como en el caso del CASMU, no pretendas seguir cobrando 200, 50 o 30 mil pesos por tu gestión y habilidades, y que además el Estado te lo pague. Es así de simple.

Con respecto al pésimo nivel cultural de los legisladores, no puedo estar más de acuerdo, con el agregado de que se ha olvidado el concepto mismo de legislador -es decir, el ser capaz de hacer leyes-, y el Parlamento está lleno de personas que ni siquiera entienden el concepto de ley, y que no parecen muy preocupados por asesorarse al respecto.

El Profe dijo...

Benito, yo no dije que Murro decide sobre el monto de la carga fiscal, yo dije que ejerce la presión fiscal . Me refiero concretamente a las inspecciones abusivas, a la clausura de pequeñas empresas, a que van a tu casa o empresa no a controlar sino a encontrar si o si una irregularidad.
De todas meneras Murro debe participar en la toma de desiciones sobre cargas sociales, estoy seguro. Como estoy seguro que define como se instrumentan y "controlan".El siempre fué el especialista del FA en temas de seguridad social.
Respecto a los empresarios tenemos que saber que la amplia mayoria de la actividad economica es desarrollada por pequeñas empresas.Las grandes empresas son minoría. En las pequeñas empresas uruguayas se da la triste realidad de que es imposible pagar buenos sueldos, porque si les aumentás 30% el salario te quedás sin margen. Y quien va a tener abierta una empresa para perder plata?
Es como las empleadas domesticas, a mi me encantaría pagarle 15.000 $ por mes, pero no puedo ni a palos.Mas si tenés en cuenta que arriba de esos 15 va el BPS,aguinaldo , salario vacacional y la mar en coche.
Esa actitud de Murro, sacando del olvido decretos que nunca se aplicaron por abusivos, impopulares, ordenando clausuras a empresas que venden 1.000 $ por dia, es lo que yo encuentro como la actitud de un resentido.Las administraciones anteriores , en ese aspecto y en otros también , hacian la vista gorda. Logico se fueron para el otro extremo.

El Profe dijo...

Con respecto al tema de la medicina como negocio creo que el problema de base justamente es ese que decis vos . No se trata de un capitalismo limpio, porque no respetan aquello de que no hay ganancias seguras.
Con el Estado entrando y saliendo del negocio, con los usuarios como rehenes, ya se trata mas bien de un capitalismo "sucio".El capitalismo en su forma pura hace rato que les hubiera dado a esos medicos ladrones su justo merecido:La quiebra.Y el Estado en un capitalismo limpio solo se hubiera ocupado de darle debida atención a los usuarios que quedaran temporalmente sin cobertura.
Pero no..dale con embarrar la cancha.
Una ultima cosa , ya que hablaste de habilidades aprendidas gratuitamte del Estado.Hay que recordar que el Estado brinda educacion primaria, secundaria y terciaria en forma gratuita. Dentro de la terciaria tenemos varias : la UTU, el IPA y la UDELAR. Sin embargo este gobierno entiende que solo deben retribuir los profesionales egresados de la UDELAR. Con ese criterio todos debemos retribuir , o no ?

El Maik dijo...

Profe:

Querría señalar algúnas cosas en las que discrepo contigo.

Primero.
Me parece un tanto exagerado teñir las inspecciones que realiza el BPS con el tinte de "abusivas". Yo no me encuentro en condiciones de afirmar que el BPS siempre actúa de forma "impecable" en sus procedimientos -es más, seguro que muchas veces no es así-. Pero esa enumeración de: "inspecciones abusivas", "clausura de pequeñas empresas", etc, es a mi parecer francamente exagerada.
De hecho, hace un tiempo trabajé en en dos empresas que fueron inspeccionadas por el BPS, y debo decir que de abusivas y de intentar encontrar si o si una irregularidad, no les ví nada.
Lo que puedo decir es que el BPS solo va a encontrar las cosas que la empresa haya hecho mal, punto. Después podemos discutir si esta bien, mal, o más o menos la legislación laboral. Que es un tema mucho más amplio.
También me parece que ese malestar un tanto generalizado por las inspecciones, es producto de lo que era el desempeño anterior del BPS, que como bien decís hacía "la vista gorda" por todo el tema de la flexibilidad laboral, la crisis etc.
Sí reconozco que muchas veces percibo algo similar al "resentimiento" sobre el cual hablás dentro de las filas de lo que se supone es "la izquierda". Pero más que resentimiento a mi me parece que es demagogia o simple ignorancia. Sin embargo, por otro lado, desde la derecha todo es tachado como una "caza de brujas".

Después, sobre el tema de la salud que es lo que más tiene que ver con el post, lo siguiente: El capitalismo "limpio" no existe. No hay ningún país del mundo que practique eso que por ahí se denomina capitalismo "puro", que supongo es más bien liberalismo. Ni en EEUU que es justamente lo más liberal que hay sobre la Tierra sucede así, y por algo es. Ejemplo: la política de subsidios agrícolas.
En el caso del Casmu el tema para mí es complejo, y más que dejarlo fundirse de repente el Estado tendría que reglamentar verticalmente medidas básicas para que siga funcionando -creo que algo de eso ya es así en la letra, pero no en la práctica-. O directamente intervenirlo, porque esta más que claro que ha sido administrado por unos inútiles. Inútiles por no decir otra cosa. Los sueldos son alucinantes. Hay gerentes de empresas que facturan millones de dolares, y no alcanzan los 200 mil pesos que ganan los del Casmu.
Por otra parte, dejar que el Casmu se funda así nomás a mi parecer causaría más daño que beneficio. Aunque pueda sonar "justo" que si una empresa hizo el negocio mal, entonces que se joda. En este caso para mi, hay que tener en cuenta la cantidad de gente que la misma emplea, y lo jodido que resultaría que todos ellos quedaran sin trabajo. Por más que muchos seguramente podrían ser absorbidos por otras instituciones, otros muchos seguro que no y entonces para mí no esta buena la idea de dejar que la institución se vaya al tacho. Eso supongo que sería algo propio del capitalismo "limpio", que para mi es una cagada.
Claro tampoco está bueno que cada vez que a algún privado le pasa algo vaya a quejarse al Estado. Pero ese es otro tema.

Oldboy dijo...

Benito, de la actuación de Zapatero con el tabaco, se puede decir que fue una de las tantas acciones "progresistas" al inicio de su gobierno - como el matrimonio homosexual, o la ley de igualdad de géneros -, que tuvieron creo yo un alto componente simbólico.

Con acierto la campaña televisiva de la lucha al tabaco se centraba el objetivo de en evitar el daño a los fumadores pasivos los cuales siempre eran representados por niños en los anuncios.

No obstante se podían escuchar por boca de los portavoces del gobierno defensas de las medidas con el discurso de "esto lo hacemos por la salud de los fumadores" o lo que sutilmente puede querer decir también "como ustedes no pueden cuidarse, nosotros que sabemos lo que es mejor cuidaremos de ustedes".

Las medidas no fueron tan restrictivas como las de Tabaré de prohibición total, sino que se obligó a clasificar a los comercios como de fumadores o no fumadores cosa que para alguien como yo que siempre sale a pasear con niños se agradece.

De todas formas la critica de la gente de la calle se arropaba en una defensa de los derechos a la libertad individual – de forma burda -, con frases como “es que yo tengo derecho a ir a comer a un lugar y fumarme un purito con toda mi familia después de comer”. Iguales argumentaciones tontas se escuchaban también cuando redujeron el nivel de alcohol en sangre permitido para conducir, la gente decía “pero estas medidas son propias del tercer mundo, es que yo con una copita controlo”.....

También la implementación de la ley ha dado casos un poco tontos como que en un bar de fumadores el que atiende el bar ha de salir afuera a fumarse un pucho para no quebrantar la ley.

La jugada del tabaco le salió bien a Zapatero, pero después agarró viento en la camiseta e hizo unos amagues de hacer una ley contra el consumo de vino la cual tuvo tanto rechazo que tuvo que arrugar.

En resumen creo que éste tipo de medidas desde el punto de vista del político tienen mas un carácter simbólico que una verdadera preocupación por la salud de los ciudadanos.

Mención aparte de que la preocupación del estado por mi salud se me antoja muy paternalista, y más viniendo de un presidente-médico.

En todo caso para mi siempre sería más comprensible realizar un estudio económico de las consecuencias de que la población de un país fume (horas no trabajadas para asistir al medico, pago de tratamientos de salud pública, bajas laborales, etc.) que es un argumento mas defendible – o sea el costo estatal de los fumadores - por quien es el administrador del estado y no el padre de los ciudadanos.

Off-topic: Hay una broma buenísima con respecto a la marginación de los fumadores y su presentación con seres repulsivos y feos en un capitulo de la segunda temporada de “I.T. Crowd”
...

Profe: En escencia la retribución que tienen que pagar los egresados es una matricula – si, esa mala palabra que Mujica no quiere ni escuchar – aplicada al final de la carrera.

Personalmente estoy a favor de la matricula, pero me parece injusto que el pago de los egresados – hasta donde se - se tenga que hacer durante toda la duración de su carrera profesional.

Si tu fueras a España o Estados Unidos y tuvieras que pedirle un préstamo al banco para pagar la matricula contraerías una deuda por un monto estipulado durante un tiempo determinado.

En todo caso con tu queja parece ser que te quedarías mas contento si los del UTU e IPA también pagaran, lo cual me parece mas un pataleo que un argumento.

Si hay algo que achacarle al gobierno podría ser no haber tratado en profundidad el tema de la matricula – cuando en realidad la está aplicando pero con otro nombre – o la concepción de que la universidad es para todos (indirectamente con la retribución estarías pagando por toda la gente que no llegó a recibirse), o esa idea un poco estrafalaria de que después de recibirte seguro que tienes trabajo bien remunerado para pagar la retribución.

Esto que quizás es otro aspecto más del desprecio a la cultura universitaria que se viene comentando o a la idea reiterada de que la clase media siempre puede aguantar mas cargas fiscales.

El Profe dijo...

Maik :

Vos sabés que por ahi tenés razón. Lo que pasa es que cada uno es esclavo de su propia historia, de lo que vé, y en menor medida de lo que no ve pero se informa.Me refiero al tema de la presión fiscal.
Respecto al tema de la salud...y si...los modelos no existen en su forma pura en ningún lado.Pero cuanto mas los gobernantes se empeñan en alejarse de un capitalismo limpio mas curitas le ponen a una herida infectada.
Esas curitas cuestan plata y esa plata sale de nuestro bolsillo.
Si se quiere subsidiar el desempleo que se haga transparentemente.
Es injusto que todos paguemos por las ineficiencias de un grupo de ladrones. Esta bien pagar para solventar la educacion publica.etc, pero esto...ok, muchos van a perder su empleo, van a pasar por meses embromados...pero uno que culpa tiene ?
Yo estuve sin empleo en 2 ocasiones,gallito luis y vamo'arriba y a partir de eso, con mucho esfuerzo hice todo prolijito para que no me vuelva a pasar.
Uno se tiene que forjar su vida y no andar exigiendo plata de los demás.

Pero, ojo, como vos decís una intervención del estado radical que "limpie la herida", eso puede andar, ojo.Borrón y cuenta nueva , reducir costos y arrancar con la minima inversion de dinero publico.

El Profe dijo...

Old boy:

No quise que sonara como un pataleo.Lo que quise decir es que con el criterio de cobrarle una matricula diferida a los profesionales universitarios egresados de la UDELAR, también se les debería cobrar a los profesionales egresados del IPA o de la UTU.Yo quedaría contento si ninguno pagara, porque de todas formas no estoy de acuerdo con el cobro de una matrícula. Si es publica debe ser gratuita, de lo contrario es como una universidad privada mas.
Incluso tengo mis dudas acerca de su futuro, en virtud de que ante la obligacion de autofinanciarse, tendría que empezar a "vender" sus servicios y autogestionarse como una empresa real. Está preparada para eso ? Nadie lo sabe.

benito dijo...

Profe: coincido con Maik en que un capitalismo "limpio" es casi un oxímoron. Y es una utopía tan delirante o más que cualquier loca idea de rousseau y compañía. Hay sociedades más éticas, integradas -y, sobre todo, reguladas- en las que horrores como los del CASMU son menos frecuentes, pero cuando se sube en la escala social es inevitable encontrarse con que en algún lugar las reglas limpias del capitalismo se vuelven sucias. ¿Por qué? porque ahí arriba es dónde se deciden, y nadie mea en su propia piscina. Los casos de millonarios que quiebran o que son procesados, como Maddof o los Peirano, sólo se dan cuando algunas de sus víctimas también son millonarios. El capitalismo es tan brutal e impune en su sistema de clases como el sistema de castas hindú, o la realeza en la Edad Media, y no tiene nada de limpio: el permanente reclamo de "respeto de las reglas", no es más que un eufemismo para decir "respeto de los privilegios otorgados en forma abusiva e ilegal". Nada más

Creo que, aunque vaya a ser disimulado por legiones de periodistas obsecuentes que siguen repitiendo las cantinelas de Oppenheimer, Montaner y demás idiotas útiles, si algo está demostrando -hasta que la gente se olvide- la gran crisis actual es, justamente, la mugre intrínseca del capitalismo moderno y el descontrol absoluto de sociedades sin límites de acumulación económica y sin concepto de responsabilidad o solidaridad mínima. Si el concepto de capitalismo limpio se desmoronó en el país modélico del mismo (aunque ahora a los dogmáticos del neoliberalismo les está gustando mucho el modelo de dictadura china), es muy difícil establecer la propuesta de un capitalismo "limpio". A mí da vergüenza lo del CASMU, pero no me parece menos lamentable que lo de las empresas aseguradoras yanquis, repartiéndose en bonos de premio los dineros públicos que acababan de inyectarles para que no quebraran.

El área de la salud no tiene un desempleo significante y no creo que el mantenimiento con vida del CASMU se deba al deseo de mantener los puestos de trabajo. De hecho lo que yo creo es que el CASMU debería seguir existiendo como lo que es en la práctica gracias a los millones de dólares irrecuperables que todos nosotros hemos metido involuntariamente ahí adentro: una mutualista pública. Pero eso no lo quieren ni sus médicos dueños ni los empleados de Afcasmu querrían algo así, entre otras cosas porque implicaría una baja de sus retribuciones, algo lógico en una empresa fundida pero no para esta gente privilegiada (con todo hay que diferenciar el hecho de que los de Afcasmu, que justo son los de menores entradas, fueron los más dispuestos a bajarse sueldos temporalmente para hacer viable la empresa, mientras que los médicos a lo sumo propusieron que sus bajas de salarios -sin contar actos médicos- fueran como un "préstamo" que le hacían al Estado y que el Estado luego se los devolvía (!!!!!!!!!)).

Me tocó trabajar en una empresa de salarios infinitamente más humildes que los del CASMU en la que durante una crisis los trabajadores nos reunimos con la administración y, con los números en la mesa, decidimos entre todos bajarnos los sueldos, porque era la única forma de que la empresa subsistiera, lo cual para muchos era importante. Entonces hubo alguno a quién no le servía y renunció sin que a nadie le pareciera mal, y los demás nos bajamos los salarios, lo cual se hizo en forma progresiva exactamente a la inversa de lo de CASMU: los que cobrábamos más nos bajamos un porcentaje mayor que los que cobraban menos. Y los de la escala más baja de salarios directamente no se bajaron nada, porque ya eran salarios muy bajos.

Al ver a estos sujetos, que además tienen la mayor cantidad de clientes cautivos que se haya en Uruguay (tal vez con la excepción del COMCAR), seguir quemando billetes públicos sin que jamás se les pase por la cabeza el elegir el usar sus sueldos como variable hasta que se sanee su empresa, que está fundida, la verdad me da un poquito de rabia.

Oldboy: a mí el argumento de los costos médicos como motivo de atacar a los tabacómanos siempre me pareció un poco canalla. Pero por otra parte me parece que hace mal los cálculos porque hay un cálculo que nadie hace y que es decisivo: la mayoría de las personas a las que el cigarrillo les acorta la vida o los mata son pasivos. Es decir; cada jubilado o anciano -las personas más costosas para el sistema médico- que el cigarrillo mata prematuramente es un ahorro enorme de dinero. Pero nadie va a hacer esa encuesta, esa estadística. De más está decir que también me parece canalla justificar el cigarrillo en base a esa economía, pero la misma también existe.

Nunca fui amigo de la matrícula, sobre todo por el motivo simbólico de que me parece esencial el que haya cosas decisivas como la educación que sigan siendo gratis. En cambio simpatizo con la idea del examen de ingreso (tal vez con facilidades especiales para los estudiantes que estén trabajando).

Walter Hego dijo...

Benito: Coincido con casi todo lo que decís en el primer párrafo de tu respuesta al comentario que le dirigí a Anónima, y con partes de lo que afirmás en el resto de la misma. A Escohotado lo conozco sólo de nombre, pero voy a tener en cuenta tu recomendación.

En cuanto a lo que decís al final, eso de que "a nadie le gusta reconocer la propia responsabilidad de una victimización", creo que, si acaso existe la autovictimización, aun parcialmente, esa tendencia a hacerse víctima de uno mismo es producto, como todo, de la historia (mayormente de la historia personal, si hablamos de individuos). Me parece que quien se autovictimiza fue primero víctima de otro(s). O sea, que la autovictimización (repito: si es que eso existe) también está determinada.

Si acaso querés llamarme "Calvino", todo liso. Pero creo que voy a seguir mereciendo el apodo hasta que alguien me demuestre que ese concepto tan atractivo que se ha dado en llamar "libre albedrío" es algo más que eso, una linda idea.

Oldboy dijo...

Benito, solamente me parece mas propio con la tarea de administracion del estado realizar una acción en base a un cálculo de costos de los fumadores.

Los argumentos sentimentales por parte del estado me rechinan de la misma manera que como cuando el Banco dice que se preocupa por mi.

Seria interesante tener un calculo completo que incluya tanto los costos que comentaba como los tan politicamente incorrectas estimaciones de esperanza de vida de los fumadores.

Podria ser un buen argumento - uno no tan paternalista - a favor de una campaña contra el tabaco, aunque tampoco tengo una opinion muy formada sobre si la reducción de costes del estado justifica las restricciones a los fumadores, pero a primera vista suena a canallada como comentas.

...
off-topic y solo replico una vez.
De la matricula se podrian hablar horas, pero quitando toda la paja y quedandonos con solamente el aspecto monetario el problema se reduce a lo siguiente:

Si tienes un presupuesto educativo fijo con una poblacion que crece es muy probable que la cantidad de gente que entra a la Universidad aumente año a año con lo que la cantidad de dinero invertido en cada estudiante disminuye año a año, ésto implica que la calidad de la enseñanza que recibe cada persona disminuye.

Para que la cantidad de dinero invertida en cada estudiante no disminuya, o se incrementa la cantidad de dinero (cobrando matriculas o aumentando el presupuesto (una cosa dificil y estatica)), o se restringe la cantidad de gente que entra (via examenes de ingreso) o se hace una combinacion de ambas.

Para preservar la gratuidad se puede becar la educacion de la gente que no puede pagar una matricula.

Finalmente mi punto es que la retribución universitaria "es una matricula" o sea un pago por la educacion recibida y es algo que ya existe y se cobra (o sea que no es gratis).

Es como si el estado nos estuviera otorgando un prestamo por el valor de nuestra educación el cual tenemos que pagar a posteriori.

Esto por si solo es un poco injusto pues todas las personas que el estado les ha brindado educación y no llegaron a terminar la carrera no pagan.

Ama-gi dijo...

Desde hace años que no entiendo nada. El capitalismo libre es imposible y nunca se aplicó en ningún lado pero sin embargo destruye todo y ahora se está desmoronando.

El examen de ingreso es una idea seductora por lo gratuita para los estudiantes, pero quizás como se dijo en otro blog beneficiaría a los estudiantes que pudieron procurarse una mejor educación secundaria y a los que tienen mas recursos para conseguirse profesores particulares en el período inmediatamente anterior al exámen. La matrícula (que como bien señala OldBoy hoy se cobra de forma tapada) parece más grosera pero es mas justa, sobre todo si se paga después de egresar. El tema son aquellos que entran a la facultad y no la terminan. A esos les cobrarembargaría hasta la ropa interior, pero tengamos en cuenta que van a ser muchos menos que los que están ahora. El 65% del alumnado que quedó afuera en el primer semester cuando yo empecé la facultad estaba compuesto en su enorme mayoría por jóvenes desorientados de siempre que pululan por ciclos básicos varios con la esperanza de estirar el tiempo que queda entre encontrar su vocación y que sus padres les den un voleo en el culo si no arrancan para las ocho horas. Esos ni se van a aparecer si hay que pagar para ver que onda. Los otros, que vean que no es lo de ellos y se hayan equivocado sinceramente, pueden pagar ese semestre en cómodas cuotas y listo. En cualquier caso obliga a pensar mejor todo. Yo me inclino mas por la matrícula, aunque obviamente, en esta época para Uruguay es fundamental generar cabeza, y si eso impacta es preferible no cobrarla nada. Obviamente, con biólogos moleculares que ganan menos que un funcionario del parlamento nada de esto importa.

El Maik dijo...

Quiero agregar algo en cuanto al tema de la matrícula que me parece bastante peligroso.

Comparto tu opinión Benito de que simbolicamente es muy importante que ciertas cosas como la educación sigan siendo gratuitas. -También pienso lo debería ser la salud, en una medida mayor a la actual.- Pero bueno, a su vez para mi es también muy, muy importante que eso siga así por otra razón, que es la siguiente.

Desde mi perspectiva, si el Estado avanza por la senda de cobrar matrícula, o incluso si profundiza medidas como el Fondo de Solidaridad, puede que muchas personas -las de poder adquisitivo más alto- migren aún más hacia las instituciones privadas.
¿Porqué?. Porque en cierta forma el costo de adquirir una educación pública terciaria, va a ir equiparandose al de la educación privada. Y entonces, quien no tenga una consideración especial con respecto a la UDELAR y pueda pagarse una universidad privada, va a tener menos razones para permanecer en la primera. Y esto para mi es malo. Es malo porque entonces va a seguir profundizandose la brecha entre quienes tienen un alto, o medio-alto poder adquisitivo con el resto. Y esto significa un monton de cosas. Por ejemplo que siguen desapareciendo los lugares donde personas de distintas clases sociales interactúan, haciendo más difícil la ya complicada empatía entre ellas, y al final favoreciendo el abandono, la dejadez, del Estado con respecto a lo público. Porque al final, quien tiene poder económico, y en cierta forma "voz", deja de tener interes por estos servicios porque no los utiliza. Entonces, surje y resurje el "Achiquemos el Estado" de forma indiscriminada, y la falta de solidaridad o comprensión para quien no está en la misma que uno. La escuela pública es un ejemplo de esto que digo. Fué un lugar donde se podía encontrar el gurí que tenía un padre que laburaba en una fábrica, con otro que era hijo de un abogado, o incluso, dueño quizás de la fábrica. Hoy por hoy, eso en enorme medida se ha perdido, y vaya cagada que es.
La Universidad es un ámbito tremendamente distinto al del ejemplo, obvio. Pero también ya de por sí es bastante elitista, y por eso me parece bastante malo agregarle cosas que puedan llegar a marcar aún más diferencias.

benito dijo...

Ama-Gi: sin ofender pero eso es una falacia discursiva al pedo; el capitalismo autoregulado por el mercado es virtualmente imposible -tal como se puede dar cuenta cualquiera que tenga dos dedos de frente o medio curso de filosofía de secundaria- porque considera como invariables condiciones tan subjetivas como la simple avaricia humana, y porque se ha estructurado no a partir de la capacidad de producción de sus países líderes (EE.UU., China), sino de su capacidad política de guerra. Es un disparate que ignorantes absolutos matriculados en economía hayan convencido -con a little help de los magnates de los medios y de pensadores truchísimos como Fukuyama (que Perry Anderson haya gastado un libro entero retrucando a esta bestia asiática -o sea, James Joyce discutiendo con el cantante de Ráfaga-, es la mayor prueba de la sobredimensión que alcanzaron algunas ideas imbéciles pero bien promocionadas)- a media humanidad de cosas insostenibles desde todo punto de vista como la teoría de la copa que derrama o el fin de la Historia, es simplemente una prueba de lo bien que funcionó para un puñado de personas esta época de barbarie. Lo que se cayo ahora, y hasta por ahí nomás ya que los intereses de reconstrucción son poderosísimos, es la parte más grosera de su discurso, algo así como la caída de Ceauşescu como representante del socialismo, pero el corpus sigue intacto.

El capitalismo tal como lo entendemos -y tal como se promociona como camino único- tiene menos de 500 años (un suspiro en la historia de la humanidad), y las pruebas de su inviabilidad están en el cielo y en cada pomo de protector solar que nos compramos.

Si la humanidad sobrevive a esta época de animales capaces de matar por un par de Nike (los chorros asesinos son el ejemplo perfecto y simplificado de la mentalidad capitalista), de arrasar una selva para comprar un plasma o de dejar sin trabajo a cinco mil familias para poder tener la isla propia, entonces la segunda mitad del S.XX y los primeros años del XXI serán vistos como una época de bestias podridas, una nueva Edad Media sin justificativos espirituales, el punto más bajo de la historia de la humanidad. Una época que va a ser considerada como el tiempo del suicidio genocida, y que va a ser tan inentendible y monstruosa como el tiempo del nazismo o de la Inquisición. Pero sinceramente y como vienen las cosas, yo no creo que la humanidad sobreviva.

¿Muy dramático y grandilocuente? Hablá con cualquier científico serio -y no pagado por un laboratorio o una compañía petrolera- sobre el estado climático del mundo y después hablamos.

En relación al tema matrícula-exámen de ingreso, la argumentación de que un examen de ingreso como el vestibular brasileño discriminaría a los estudiantes más pobres y con menos tiempo de estudio se cae por la propia dinámica universitaria: en la universidad hay exámenes, y cada uno de ellos discrimina al estudiante que tiene menos tiempo para estudiar o menos medios. Un exámen de ingreso ayudaría no sólo a comprimir esa discriminación inevitable (¿quién dijo además que discriminar es algo malo de por sí? es algo que todos hacemos cada vez que elegimos hablar con una persona en particular) y reducir los enormes costos de desperdicio que producen los estudiantes permantentes o los que no tienen el mínimo de condiciones como estudiantes terciarios, sino que además ayudaría a revalorizar la enseñanza terciaria como lo que es y nunca dejó de ser: un camino difícil de autosuperación. Y los cretinos como Mujica incapaces de pasar un examen de orina se tendrían que morder el labio (partido de una trompada) antes de batatear a la gente que le dedica seis años de su vida esa autosuperación.

En cambio tanto la matrícula como las cuotas "solidarias" a los egresados implican, como dice Maik, que toda la educación terciaria ingrese en una dinámica materialista en la que el valor simbólico del dinero sea tan importante como el del conocimiento. A mí no me jode -dentro de las demenciales cuotas impositivas de este país en el que ni siquiera la derecha habla de bajar impuestos- el pagar como ciudadano los costos de una universidad gratuita que ya no voy a disfrutar (así como no me jode pagar la primaria y secundaria gratuita), pero no puedo soportar el desperdicio, la quema de dinero público, sólo porque la enseñanza tiene tanto pánico a la exigencia y el rigor formativo que ha decidido ir a la velocidad de sus beneficiarios más lentos, que en Uruguay son directamente inmóviles.

El pensamiento que hay detrás de la matrícula es totalmente empresarial y filosóficamente enfermo: no se puede soportar que algo valioso no tenga valor representativo monetario. Es, para esas cabecitas, un símbolo peligroso que atenta contra la necesidad de ponerle precio en pesos a todas las cosas. El que me produza un odio enorme el que gente educada en su especialización gratuitamente luego no tenga la más puta solidaridad hacia la sociedad que le pagó esa educación no quita el que me vaya a morir defendiendo el derecho de ese hijo de puta a ser educado gratuitamente, porque por lo menos me da el consuelo de ser mejor que esa rata.

Off topic: la referencia de Ama-Gi a los salarios de los biólogos y los de los funcionarios del legislativo debe estar, lógicamente, inspirada en el llamado a concurso del Parlamento para servir café por más de 1000 dólares mensuales. Ese asunto es de los que más me ha indignado en los últimos tiempos; no es que crea que 27.000 pesos sea un sueldo irracional, pero sí lo es en el contexto no sólo de los salarios uruguayos en general, sino incluso dentro del ámbito privilegiado del empleo público. Pero esto no es nuevo y tiene que ver con las dinámicas demenciales de los salarios del Legislativo, el más privilegiado de los ámbitos públicos. Un recinto en el que la simple proximidad con los representantes del poder ejecutivo les ha significado una serie de prebendas totalmente inexplicables; los sueldos de 27.000 pesos por servir café sólo se entienden si se coteja la planilla general de sueldos del Legislativo, en la que se pueden encontrar cifras totalmente dementes.

Tengo conocimiento personal de un grupo de personas allegadas a mi familia de las cuales solamente una no estudió ninguna carrera, y fue porque su padre lo hizo ingresar como funcionario del Legislativo. La cantidad de dinero que ese hombre hizo sin tener ninguna especialidad, habiendo pasado por todos los gobiernos -incluida la dictadura- sin que se le moviera un pelo es demencial. Basta decir que, además de ser propietario de dos casas en Mdeo y una (enorme) en Punta del Este, es un hombre que viaja prácticamente todos los años a Europa, que pudo comprarse un par de locales de cobranza, que le pagó los estudios en un país nórdico a una de sus hijas, y que colocó a otra en un trabajo similar al suyo dentro del Legislativo sin que ella pasara por ningún tipo de concurso.

Si yo insisto e insisto -puede ser la formación académica la que habla por mí- en la importancia de lo simbólico -de las acciones simbólicas, no lo iconográfico- en la política como elemento indispensable y frágil de la constitución de una comunidad, no se me puede ocurrir una señal peor que la de este llamado a concurso que ya recolectó más de treinta mil aspirantes. Es tan representativo de la nube de pedo total en la que viven los legisladores uruguayos, tan insultante.

Mientras tanto ese mismo Estado que le regala 1000 dólares por mes a un pelotudo que sirve café, le acaba de pedir 280 millones de dólares más al BID, para que no se note la falta de cash en un año electoral, una nueva suma a la deuda que nos obliga a soportar una carga impositiva demente que se lleva un tercio de lo que generamos por año.

Mientras tanto los miles y miles de empleados de COFE, nuestros empleados, planean hacernos juicio a todos porque suponen que los aumentos -diferenciales y mayores que los de los privados, por supuesto- que les dieron no son lo bastante altos como les gustaría, y como el precedente jurídico del juicio que nos hizo a todos ADEOM (y que perdimos y que nos costó el equivalente a un año de presupuesto municipal) les juega a favor, y por supuesto saben que no van a ser despedidos, ya que están, la apuesta a hacerle juicio a los demás compatriotas parece una buena apuesta.

Yo, que soy el tipo menos patriotero del mundo, los juzgaría por traición a la patria, y los metería en el pabellón de violadores del penal de Libertad.

DEG dijo...

Benito:

Decís:

"El que me produza un odio enorme el que gente educada en su especialización gratuitamente luego no tenga la más puta solidaridad hacia la sociedad que le pagó esa educación no quita el que me vaya a morir defendiendo el derecho de ese hijo de puta a ser educado gratuitamente, porque por lo menos me da el consuelo de ser mejor que esa rata."

Estoy de acuerdo con vos, aunque hay que reconocer que las ideas que expresás ahí revelan lo complejo del asunto. Yo soy estudiante de psicología, y me pregunto qué integrantes de la sociedad pueden pagar, por ejemplo, una terapia, siendo que todos contribuyen, a través del dinero público, a la formación de los psicólogos (razonamiento que puede ser extendido a otras carreras y profesiones). Es decir, visto así, no sería injusto que pagaran por su formación profesionales que, en las actuales condiciones, luego de recibidos no van a beneficiar con su práctica profesional a gran parte de las personas que pagaron sus estudios.

benito dijo...

DEG: el problema es que la solidaridad es algo que no existe cuando se ejerce en forma obligada. Una solidaridad coercionada es un oxímoron, algo que este gobierno parece ignorar y sigue desgastando el término (y el concepto que representa) al utilizarlo como eufemismo de impuestos obligatorios.

Tengo opiniones diversas y un tanto conflictivas sobre la psicología y su aplicación generalizada, pero más que preocuparme sobre cuántos pueden pagar una terapia y por qué el Estado debe financiar una especialidad tan elitista, me preocuparía para ver de qué formas se pueden extender los servicios psicológicos al ámbito de la salud pública, para que así los psicólogos tengan la oportunidad de devolver en trabajo su formación terciaria gratuita.

Anónimo dijo...

¿Qué pasa con una economía basada en los recursos?

Otro tema; yo me atiendo con un psicólogo y artista plástico que tiene su consultorio en Pocitos y muchos pacientes. En estos cinco años de terapia (yendo varias de las veces dos días a la semana, incluso domingos) jamás le di dinero, jamás me lo pidió.
Una amiga se atiende hace años con una psicóloga en una policlínica de salud pública, totalmente gratis, y desde hace unos años.
Sólo como ejemplos agradables. Saludos. Dora.

Walter Hego dijo...

Benito: Acerca del asunto del determinismo y el libre albedrío, te recomiendo un interesantísimo artículo (que probablemente hayas leído) de Tom Wolfe: "Sorry, but your soul just died".

Ama-gi dijo...

No me ofendés Benito. Partimos de puntos de vista diferentes. A vos te molesta más el materialismo, en sentido coloquial, que a mi. Eso es evidente. Sobre el capitalismo puro yo considero que el que una persona pueda llevar adelante una transacción económica sin joder a nadie, y sin interferencia externa, a mi me parece un ideal totalmente saludable. Al igual que la igualdad de oportunidades. No voy a dejar de pensar que este segundo ideal es algo a buscar por más que haya variables subjetivas que también lo hacen imposible del todo y que se haya intentado instrumentar de maneras represivas. Soñar a mi no me cuesta. Lo que le cuesta a mucha gente, como por ejemplo los que vos nombrás, es diferenciar cuando están soñando de cuando están despiertos.

A mi no me preocupa tanto el tema de la mercantilización del conocimiento. No es una cuestión capitalista, y yo diría que si hubo una época en la humanidad en la que el conocimiento (todo el conocimiento, no solo el académico) fue más accesible fue de la modernidad para adelante. Por otra parte, hay bienes muchísimo más básicos que la educación universitaria, como el agua o la vivienda, y yo en mi vida escuché a nadie decir que tendría que ser bienes gratuitos.

El exámen de ingreso me parece que corta y discrimina de un saque. Una matrícula que pudieras pagar con las mayores facilidades es algo que podés administrar con más facilidad a lo largo del tiempo. Pero como te dije anteriormente, creo que dada la necesidad de cerebro que tiene este país es mejor no cobrarla nada. No tengo una posición totalmente definida al respecto.

Y la humanidad si va a sobrevivir, y el capitalismo se termina en el 2060. Espero vivir para verlo.

El Profe dijo...

No conocía el término oximorón, pero siempre se puede aprender, es lo bueno del intercambio de ideas.En cambio si manejaba el concepto de la Sra Moria Casán : helado de pollo -una cosa que no existe-.
Bueno, espero que no se haya entendido que pienso que es viable el capitalismo puro o limpio. Tengo claro que detrás de los barcos de guerra vienen los barcos mercantes.Estoy de acuerdo con que el capitalismo autoregulado por el mercado es realmente impracticable.
Solo hay que entender algo que este gobierno y el de la vecina orilla no han entendido : el capitalismo está en la base de la conducta de la gente. Todos queremos contar con libertad para hacer negocios y ganar mas plata.Por eso no es bueno meterse a controlar precios o salarios.Mediar si. Fijar no.

Con respecto a la cuestión de la matrícula y el examen de ingreso , yo pienso como Benito. Hoy por hoy me gusta la idea de un exámen de ingreso, donde además se pondere la escolaridad liceal.
Obviamente que el alumno que cuente con mas recursos económicos se va a preparar mejor. Eso es inevitable como en todas las cosas de la vida.Pero también será determinante el conjunto de valores que le transmita su familia, su propia voluntad, su inteligencia y su carisma.
A nivel universitario creo que el peso de la situación económica no influye tanto, sino que ya determinó el futuro del estudiante varios años atrás, cuando era un niño o preadolescente , en la escuela o liceo.
Creo también que se le deben dar varias oportunidades para rendir la prueba , es decir, si la pierde la puede dar de nuevo en otro período, de tal manera que la desventaja económica a lo sumo provoque una pérdida de tiempo para el que verdaderamente tenga la voluntad de ingresar y emprender el "camino dificil de autosuperación".

Cacho_vela_crush dijo...

la sicología esta agazapada siempre esperando el momento correcto de hacernos creer que hay unos iluminados que son dueños de la verdad y que te pueden etiquetar de enfermo, basados en lo que se le cantó al señor que anota en el cuadernito fosforitos saltando un muro, y que así nos haya recomendado introducirnos pilas VARTA en desuso en el ano, jamás podrá ser emjuiciado por mala praxis, pero además estos señores son referencia en juicios de relevancia trascendental para la sociedad, además los formamos gratis, no se apoyan en la ciencia, solo alguna corrientes, pero si quieren seguir la corriente del padre armando ayala lo podrán hacer porque nadie controlará lo que mierda hacen en sus sesiones, pero claro están institucionalizados, podrán decir a doña juana que hacer con su vida o hacerle ver con rara habilidad cuales son sus traumas. Chantas institucionalizados en general, por más que es obvio que hay algunos que se tratan de apoyar en la ciencia y tienen buenas intenciones, no son otra cosa que un gurú institucionalizado, charlatanes aceptados como tales, opinologos calificados.

Bueno nada, siempre examen de ingreso nunca matrícula, sino vamos a terminar como en chile, pagando millones solo por estudiar en la publica y zanajando más las diferencias sociales

Walter Hego dijo...

Ama-gi: Te cito casi literalmente: "La humanidad sí va a sobrevivir".

Me parece que te estás haciendo demasiadas ilusiones infundadas.

Pero quizá debería empezar por preguntarte qué querés decir exactamente. Porque se sabe que la humanidad es cualquier cosa menos inmortal. Es más: la vida sobre este planeta, y el planeta mismo, tienen los milenios contados. ¿O realmente creés que podríamos sobrevivir a la inevitable "muerte" del sol? (Digo "inevitable" porque todas las estrellas "mueren". ¿Por qué la nuestra sería una excepción?)

Pero sin irnos tan lejos, dado que parece humanamente imposible preocuparse por una perspectiva tan impensablemente lejana, ¿qué te hace pensar que vamos a sobrevivir siquiera unos siglos más? ¿No creés que todo hace pensar que, de una manera u otra, nos estamos "suicidando"? ¿Y qué signos hay de que vayamos a dejar de hacerlo?

Sea como sea, no veo lo trágico de ese final. El proceso sí es lento, doloroso y trágico, pero ¿qué tiene de lamentable que un día, por lejano que sea, no vaya a existir vida en la Tierra? ¿Quién va a lamentarlo? ¿A quién le va a doler? ¿Quién va estar de duelo?

mch dijo...

Yo no añoraría tanto el fin del capitalismo ( sí del neoliberalismo que esta lejos de ser la misma cosa) porque me da la sensación de que lo que puede venir en sustitución no va a ser la sociedad sin clases ni la utopía autogestionaria. Sin un margen, aunque sea muy regulado, de libertad económica siempre nos queda el Amo, el Tirano y los mercenarios hobbesianos que sacarán provecho a pura fuerza bruta. Seguramente estos jinetes del apocalipsis se pasarán por el culo muchos conceptos que hoy algunos se dan el lujo de despreciar como puro teatro burgués:legalidad, estado de derecho, libertades individuales etc. Y aclaro que esto no tiene nada que ver con alguna "naturaleza humana" inherentemente capitalista, es solo tener conciencia de lo que es preferible ante lo que es despreciable, como decía Raymond Aron
En cuanto a las universidades , me pregunto si una universidad más "inclusiva" implica necesariamente un descenso de su nivel "académico", entre más alumnos, más profesores, y entre estos estarán los de primera, segunda, tercera y entre más alumnos calculen hasta donde se puede llegar, ¿cuál es el tope de la "inclusividad" ¿se pueden crear más opciones de formación que garanticen una vida digna y que no necesariamente pasen por un título universitario?

ana dijo...

Cacha_vela_crush, toda está discusión empezó por un científico que nos dice qué hacer con nuestras vidas. Y justamente lo puede hacer -entre otras cosas por supuesto- porque el colectivo asume como palabra sagrada lo que dice la ciencia. Con tu criterio la universidad no debería disponer presupuesto en artistas o comunicadores, pues en general no siguen el método científico para alcanzar sus realizaciones. ¿En qué se basa la ciencia actualmente? En la guita, por eso te hacen comer transgénicos. No tengo ni mayor ni menor afinidad por los psicólogos, pero abandoné mi carrera científica, en gran medida por el tipo de pensamiento que esconde un comentario como el tuyo. Ana

ana dijo...

Cacha_vela_crush, toda está discusión empezó por un científico que nos dice qué hacer con nuestras vidas. Y, justamente, lo puede hacer -entre otras cosas por supuesto- porque el colectivo asume como palabra sagrada lo que dice la ciencia. Con tu criterio la Universidad no debería disponer presupuesto en artistas o comunicadores, pues en general no siguen el método científico para alcanzar sus realizaciones. ¿En qué se basa la ciencia actualmente? En la guita, por eso te hacen comer transgénicos. No tengo ni mayor ni menor afinidad por los psicólogos, pero abandoné mi carrera científica, en gran medida por el tipo de pensamiento que se esconde en un comentario como el tuyo.
Ana

galochas nuevas dijo...

Quiero que me expliquen por qué en un sitio de reflexiones sensatas y de argumentación obligada a la hora de defender cada postura, aparece periódicamente un graciosillo como éste que se puso Cacho vela crush (ja, ja!...)
Querido amigo, estás en tu derecho de ser una bestia, pero no queda bien frente a los demás que presumas de eso. Por ahí estás necesitando un psicólogo que te oriente. Acá no podemos ayudarte.

Cacho_vela_crush dijo...

ana: no fue un científico el que nos dijo como actuar, fue un opresor, un político, un producto de la democracia el que prohibió fumar. No importa si se basó en algún estudio cientifíco, hay estudios científicos que avalan cualquier cosa presentados cuidadosamente con tendencia. Hay ciencia para todo, y a lo único que apelé con esa palabra es a una forma de demostración de algo, cosa que a los sicólogos no les interesa en lo mas mínimo, no hay forma alguna de juzgar si lo hacen bien o mal.
También me parece ridículo pensar que un artista es aquel que fue a la universidad del artista y que comunicador es el que estudió ciencia de las comunciaciones, pero son cosas diferentes porque de última no van a decidir la suerte de una persona en un jucio basados en su libre albedrío, los sicólogos SI.
Evidentemente hay 500 tipos mas preparados que yo que ya escribieron sobre el tema, pero no es tan claro todo lo que debe enseñar el estado, porque donde te descuides terminamos enseñando astrología para evitar los chantas como boris cristoff e institucionalizando a cualquier charlatan, creo que de eso se trata la escuela de periodismo, pero , de todos modos no niego que sea interesante la sicología, como también lo es "120 días en sodoma" pero todo en su medida.
galochas: perdón andaba medio alterado me quedo todo muy desordenado, me sulfuro un poco hablando de sicólogos, nada, me molesta que estén institucionalizados, preferiría que ocuparan el mismo lugar de la gemoterapia, pero bueno son opiniones, quizás tu sos tan sensato que por ahí compraste la verdad. salu2

tío garza dijo...

Ultimamente, por una cuestión de salud mental, no leo mucho los diarios ni veo la tele y no tenía idea de lo del americano.
Es muy loco, hace un par de meses mi vieja se tuvo que ir a hacer uno a Buenos Aires y salió muy caro.
Si bien me parece bien que no se pueda fumar en lugares cerrados (yo no fumo y nunca me agradó el tema de tener que bancar el humo ajeno), comparto que no es la manera y que si se es así de tajante con respecto al cigarro se debería ser igual para todo el resto de los "males".
En definitiva, nuevamente de acuerdo contigo. Salú

El Profe dijo...

Estimado mch : la Facultad de Ciencias Económicas se encuentra en estos momentos analizando un cambio en su plan de estudios apuntando entre otras cosas a incrementar la diversidad de opciones , pero todas van a pasar por cursos de grado universitario.
Los títulos intermedios -al menos en esa facultad- resultaron ser un fracaso , por dos razones: primero que al persona que accedia a uno ya seguía de largo 2 años mas y lograba el titulo de grado,y segundo que los "exámenes de ingreso no oficiales-filtros-" están en 1o y 2o año, o sea operativos tanto para los titulos intermedios o de grado.

Cacho vela crush , lamentablemente tengo que coincidir con Galochas nuevas.Quizás me equivoque , pero creo que , por su manera de escribir y pensar-poco-, que debe andar alrededor de los 19 o 20 años, por ahi viene un poco la mano.Pienso que tenés que levantar un poco el nivel, buscando ser mas sensato y releer con tiempo lo que estás escribiendo.
Solo espero no estar ofendiendo a alguna persona joven que haya tenido recientemente una mala experiencia con algun familiar en alguna mutualista, si llega a ser asi desde ya aclaro que no fue mi intención.En general trato -en cualquier discución- de no descalificar a la otra persona, sino centrarme en el tema en sí y los argumentos, pero esta vez hago una pequeñisima exepción.

El Profe dijo...

Justo acabo de leer la columna de Jorge Caumont en Economía & Mercado de El País y habla justamente de lo que veníamos debatiendo.Según este conocido economista la ignorancia del publico en general -que citando a Gary Becker es "desestabilizadora" en si misma- ha llevado a pensar que el orden economico basado en el libre mercado se aproxima a su fin. La inexistencia de un control preventivo que siempre debió estar-conociendo que el mercado tiene fallas- fue la causa de la crisis y no el mercado, en su opinión.

Cacho_vela_crush dijo...

profe:si si tengo que releer más, mal yo fuera de joda, prometo estar a la altura y no vomitar mas tecleos inentendibles, pero no hagan leña del árbol caído, aparte fue un off-topic.

tengo de 19 o 20 años pero de borracho drogo e inútil, por eso no encajo ni en el nivel ni en la sensatez de todos estos excelentes comentaristas.

salu2

El Cuervo dijo...

En general de acuerdo, pero...¿A quien mató Juan Pablo II?

benito dijo...

Ama-Gi: el problema del capitalismo no es tanto su praxis de intercambio, que al menos en teoría (y no pocas veces en la práctica) puede ser realizada en forma ética o razonablemente justa, sino sus presupuestos de crecimiento y consumo en progresión geométrica, algo solo posible en un mundo infinito o con la posibilidad de viajar a otros planetas. El problema para mí es, más que el materialismo, el consumismo, que es algo bastante inseparable de la concepción misma capitalista.

Por otra parte; a mí no me importa tanto la humanidad, me parece una especie bastante repugnante al ser la única que no puede autorregular su relación con el entorno. Pero creo que el apocalípsis ambiental está posiblemente a la vista, en una de esas en mi propio lapso de vida. Y de cualquier forma, antes de que llegue eso, la calidad de vida va a haber descendido -por mera codicia, imbecilidad y locura consumista- a niveles infrahumanos. Curiosamente, en mi opinión, las únicas posibles soluciones para la humanidad -y demás especies mejores- es justamente el abandono del humanismo. Pero esto es otro asunto.

Volviendo a lo del examen de ingreso, repito lo que dije antes: en todas las carreras hay decenas de exámenes de ingreso. Cada exámen es un exámen de ingreso, o de permanencia, o lo que sea. Pero un exámen de ingreso serviría tanto para que la gente no pierda el tiempo en actividades para las que no está capacitada, como para descomprimir las clases, abaratar costos y mejorar la calidad de la enseñanza, y, como plus, mejorar el concepto de la enseñanza terciaria, tan vapuleado ultimamente por futuros presidentes que no pisaron una universidad más que para reclutar partidarios.

Una matrícula se volvería otra variable más para engordar al Estado y otra posibilidad más de impuesto encubierto. Además, reconozcamos que en la mayoría de las carreras -o las que tienen esa opción-, los que podrían pagar una matrícula ya lo están haciendo, porque optaron por la enseñanza privada.

Cacho et al: sin suscribir al tono en particular en relación a los psicólogos, yo también tengo serias dudas acerca del cientificismo real de la psicología, especialidad que en mi opinión está ocupando lugares otrora religiosos sin haber variado mucho las técnicas. Esto no entraña que considere que no debería ser enseñada, al contrario.

Cuervo: Bueno, entre otras cosas Wojtyla y los suyos fueron parte activa en desacreditar a los condones como forma de prevención del SIDA, esparciendo conceptos con datos científicos falsos (la iglesia ha promovido el concepto de que los condones no sirven para detener al virus en cuestión) en los momentos de origen de la epidemia, cuando los datos que se conocían sobre la misma eran muy relativos. Y además predicando esto entre sus feligreses, que no son precisamente las bombitas de luz más brillantes de la ferretería y que suelen creerle a estos apoderados de los amigos imaginarios todo lo que dicen.

El asunto, por supuesto, no era más que un nuevo capítulo en la lucha por el control sexual que la Iglesia Católica viene manteniendo desde hace siglos, y dentro de la cual cualquier método anticonceptivo es pecado, incluyendo, claro está, a los condones, por lo que su uso estaba para la Iglesia condenado desde el pique. Pero la publicidad de la Iglesia no hizo tanto hincapié en cuestiones dogmáticas para atacar al condon -lo que al fin y al cabo estaría dentro de los preceptos de su puta secta- sino apelando, como ya lo dije, a una campaña sucia de pseudo-ciencia. Hace poco Ratzinger intentó seguir esta campaña anti-condón en África y lo mandaron a cagar en todos los idiomas, pero en los tiempos de Wojtyla todavía no había tanto consenso. Aunque la Iglesia sabía que mentía. Como siempre.

Nadie sabe de cuántas muertes es responsable ese polaco de mierda. Yo no sé si alguna vez Wojtyla mató a alguien en persona, pero en lo que a mí respecta es como si le hubiera pegado un tiro en la frente a cientos de miles de personas (por no mencionar a las decenas de miles a los que condenó a meses o años de tortura por su oposición férrea -y política- a la eutanasia).

El Cuervo dijo...

Me sospechaba algo así. Realmente esa argumentación de que la Iglesia es culpable de las muertes por sida en África (donde los católicos andan por el 15%) hace agua por todos lados.

En primer lugar, Juan Pablo II jamás dijo que no había que usar preservativos, te desafío a que encuentres una sola declaración al respecto. No solo eso, sino que la Iglesia recomienda que los contagiados de sida utilicen preservativo si mantienen relaciones.

En segundo lugar, te recomiendo que mires un mapa de África y vas a ver que los lugares de menor difusión del sida coinciden con los de mayor influencia de la Iglesia. Es decir, que por lo menos por evidencia empírica tendrías que reconocer el disparate que escribiste.

benito dijo...

Yo no dije que la Iglesia fuera la única culpable de las muertes por SIDA en África, creo que es la ignorancia en general -de la que la Iglesia Católica es la más firme abanderada- la culpable. Y no sólo en África, también en cualquier país donde la maldición católica se haya extendido (particularmente Brasil, por ejemplo). Lo de África en particular lo dije referido a la última y vergonzosa gira del ex-nazi Ratzinger.

La última ofensiva del catolicismo, que está a punto de cambiar su dogma acerca de los condones es, como siempre, mentir y ahora resulta que Juan Pablo II jamás habló en contra de los condones. Bueno, ahí te mando algunos ejemplos al voleo de que sí lo hizo. Y no una vez.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/JUAN_PABLO_II/Papa/cree/uso/preservativos/blasfemia/Dios/incluso/prevenir/SIDA/elpepisoc/19881114elpepisoc_4/Tes/

http://www.theaustralian.news.com.au/story/0,25197,25206351-32682,00.html

http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/articles/A29404-2005Jan22.html

Pero claro, tanto el Washington Post o El País, que son medios muy anti-católicos, deben estar mintiendo. De los ejemplos referidos a Ratzinger ni me voy a molestar en enumerarlos.

Hay decenas de otras atrocidades cometidas por Wojtyla -o atrocidades condonadas por él-, la del SIDA es una más, y las refutaciones de sus partidarios son más bien tristes. Son tipo: "ah, pero en los países no católicos hay más SIDA". Bueno, en la legislación de muchos países el tener sexo desprotegido con una sola persona sabiendo que se tiene SIDA es considerado un crimen. Para mí el que Wojtyla haya convencido tan sólo a una persona que el condon no servía para nada y que esa sola persona se haya contagiado y muerto ya lo hace responsable. Pero no fue una persona, fueron miles. Fueron miles de trancas y demoras legales impulsadas por grupos religiosos mientras la gente seguía infectándose y muriendo. No sólo en África, en Brasil, en Italia, en Uruguay... ¿Qué la gente que se inyectaba con la misma aguja ha diseminado más la enfermedad? Yo qué sé, puede ser. No estaría de más saber cuántos se niños se infectaron tras ser parte de la extendida red de abuso sexual que establecieron los párrocos católicos en EE.UU., y que fue cuidadosamente protegida por Wojtyla.

Pero me cansa hablar de lo evidente. No se puede tapar el sol con la mano ni con una puta estatua en Tres Cruces. Prefiero dejar a Terry Eagleton y a Polly Toynbee (el primero uno de los académicos más respetados del Reino Unido, la segunda simplemente editora de The Guardian) que dicen lo que tengo par decir sobre Wojtyla mejor que yo.

http://www.guardian.co.uk/world/2005/apr/04/catholicism.religion14

http://www.guardian.co.uk/politics/2005/apr/08/election2005.catholicism

Te recomiendo sumarte a la causa del creacionismo o el anti-darwinismo, te va a resultar más fácil de probar que la inocencia de Juan Pablo respecto a la renuencia al uso de condón.

galochas nuevas dijo...

Qué pasa cacho!
La verdad no está en venta, una pena.
Te pido que argumentes y no pretendo tener la razón ni en esto ni en nada.
Es el tono de este blog y lo que hace que muchos de nosotros pasemos por aquí leyendo y algunas veces dejando opinión.
En cuanto a los curas queda claro que no usan condón, sino pregúntenle a Lugo

Ama-gi dijo...

Walter:Siendo un poco más concreto, me refiero a que efectivamente, la humanidad va a sobrevivir en los próximos siglos. Si bien podemos hacer mucho daño ambiental, y lo estamos haciendo, no creo que tengamos capacidad para hacer de este planeta un lugar inhabitable para la especie. Y ahora que Benito y vos lo trajeron a colación, creo que el gran objetivo a largo plazo que tiene la humanidad, es justamente irse de La Tierra. Si hay algo que sabemos con certeza es que tiene fecha de vencimiento. En el larguísimo plazo tenemos que preocuparnos más por irnos que por cuidarla porque a la larga se hace mierda sola. Obviamente, mientras no podamos irnos, es claro que hay que moderarse, pero los intentos de ir hacia atrás y dar vuelta la modernidad lo único no solo no van a lograr nada sino que justamente, retrasarían nuestro necesario exilio.

Yo no se si la posibilidad es imposiblemente lejana. En unos diez años vamos a tener computadoras capaces de generar más computos por segundo que las sinapsis cerebrales en el mismo lapso. Quizás podamos crear inteligencias artificiales que nos ayuden con eso. Obviamente la ingeniería genética va a aumentar exponencialmente nuestras capacidades intelectuales, y en la segunda mitad del siglo XXI vamos a alcanzar la singularidad tecnológica, lo que probablemente termine el capitalismo, y por ende, espero, con la acumulación consumista y las tecnologías dañinas para el ecosistema. Yo todavía tengo esperanza en el progreso. No la esperanza ingenua de los positivistas pero si creo que todo va a estar mejor.

Entiendo que el sentido apocalíptico es un componente fundamental del pensamiento occidental, que tiene raíces antiquísimas, y que a nosotros nos llega como legado del cristianismo. Una de las cosas que trato de rescatar del Iluminismo (filosfía ante la cual también tengo reservas) es el rechazo a esa concepción que tanto cristianos como ecologistas comparten. Los segundos heredándolos del primero, obviamente.

El Archivista dijo...

¿Alguien tiene fuego?

benito dijo...

Ama-Gi: debe haber pocas cosas menos cristianas que el auténtico ecologismo -que en todo caso tiene raíces pre-cristianas- y el sentido apocalíptico del mismo no tiene que ver con un milenarismo futuro, sino con una constatación diaria. De hecho no son pocos los científicos que sostienen que el apocalípsis ya ocurrió y que simplemente estamos viviendo los estertores de la especie y el ecosistema tal y como lo conocemos. Yo también soy un gran admirador de los iluministas, y creo que no hay un heredero serio de ese pensamiento que no esté más o menos alineado con el pensamieto ecologista. Por desgracia el tabú del humanismo -entendido como el hombre como medida y justificativo de todas las cosas- hace que las voces sigan siendo tímidas. Por ejemplo no existe un país, ni siquiera China, en el que se haya discutido medianamente en serio la necesidad urgente de combatir la sobrepoblación mundial -posiblemente la mayor amenaza ecológica-, sino que incluso en los países lo bastante civilizados como para que sus habitantes hayan reconsiderado las (des)ventajas de reproducirse en forma indiscriminada, las políticas oficiales son las de estimular el crecimiento demográfico artificialmente o con premios económicos, para mantener los números de mano de obra abundante y por ende, barata. En todo caso el que el planeta ya es incapaz de lidiar por sí solo con la contaminación humana es algo evidente, y el que hasta gobiernos tan anti-ecológicos como el de EE.UU. -o el de Uruguay, estén reconociendo el cambio climático es como reconocer que te están violando cuando el violador número 180, de los que te la pusieron, te acaba en la cara.

Me gustaría ser tan optimista como vos en referencia a la ciencia saliendo como deus ex machina para salvar al planeta. Lo cierto es que en menos de un siglo el daño ya realizado es posiblemente irreparable, y que la ciencia -tan veloz en el arte de la comunicación y de la guerra- no ha generado un solo recurso capaz de revertir la acción humana, y apenas ha sido capaz tímidamente de aminorar algunos efectos, nunca en proporción lo bastante importante como para equiparar el deterioro. Por otra parte y sin ser un ludita, el descontrol de la velocidad en la que la tecnología se está aplicando en la vida cotidiana, posiblemente termine generando otro tipo de apocalípsis, puro y exclusivo de la clase humana.

No soy un hombre viejo, y sin embargo no conozco un sólo lugar en este país que no esté peor en términos ecológicos que hace tan sólo 20 años -es decir, un suspiro en la historia del hombre e incluso muy poco en términos científicos-, así que en lo que a mi me respecta no es la ciencia la que puede salvar a las personas -y a los demás habitantes del planeta- a corto plazo, sino un cambio en la concepción de la expansión humana -en todos sus aspectos- como un bien.

(Curiosamente, y como han reconocido algunos pensadores sindicalistas modernos, este -que no es un pensamiento de izquierda a priori- se está convirtiendo en un pensamiento de izquierda, al darse cuenta de que el control del número de la mano de obra es un instrumento de revalorización del trabajo frente al capital, pero eso es otro tema).

Por otra parte, recomiendo leer la nota de Natalia Uval sobre las plantaciones de soja y el glifosato incluída en este pdf de la diaria (http://www.ladiaria.com.uy/files/ladiaria_20090421web.pdf). Me parece muy representativa del pensamiento hipócrita de este gobierno referido a la salud: todos podemos ver a la gente fumando, todos podemos evitar fumar, pero sin embargo los guardianes férreos de esas acciones voluntarias nos dejan en pelotas ante lo que consumimos en forma involuntaria, ya sea como elemento químico adherido a nuestro alimento (pero sin advertencias al respecto) o simplemente por tener la desgracia de vivir medianamente cerca de una plantación de soja.

Ah, pero la inversión de soja ayuda a mantener los precios del campo altos y los (relativamente pequeños en relación a los impuestos salariales) impuestos de esta producción le viene bárbaro a las arcas del Estado, así que Agazzi y la DINAMA se van a seguir haciendo los giles hasta que aparezcan "pruebas concluyentes" (es decir, algunas que no vengan de universidades de porteños putos, supongo).

Ahora y sin ser un biólogo y, supongo, estar totalmente desautorizado a hablar sobre el tema teniendo en cuenta mi ignorancia científica: ¿hace falta ser un biólogo especializado en embriones para sospechar al menos que una sustancia que mata todo -insectos, yuyos y demás plagas- excepto un tipo de soja modificada genéticamente para resistir esa sustancia en particular, no puede ser algo precisamente inocuo para la salud humana?

El Profe dijo...

Benito : el campo paga poquísimos impuestos , el IMEBA que es solo 2%, mas lo adicionales 0.5%y0.2%, y después lo mas relevante es la contribucion inmobiliaria rural que no es tanto. Es así en todas partes del mundo porque está en el inicio de la cadena agroindustrial y ocupando el "lugar de privilegio" donde caen con todo su peso los riesgos climaticos y de precios de mercado. Bueno , ya sabés que incluso se lo subsidia.
Ahora, vos sabés que lo que decías al final -que tenés razón- es un tema que siempre me generó esta duda: acaso esas tecnologias tan nocivas para la salud humana no son también las que posibilitan niveles de producción de alimentos acordes a las necesidades actuales del mundo ?
Los medios de transporte en base a combustibles fósiles : no son los que permiten que los alimentos lleguen a lugares alejados del planeta ?
De no ser así....que pasaría ...?
Digo esto porque me da la impresión de que la humanidad cuenta hoy con una disponibilidad de bienes con las que antes no contaba.

Cuervo : no veo bien que califiques o descalifiques las argumentaciones de los demás, por mas enojado que puedas estar.Se trata de hablar sobre las ideas, con altura, con la máxima altura que cada uno pueda.
Mas bien que Benito, por la forma en que se expresa, se expone a calentar a mas de uno, pero el tipo banca paradito.

Perl dijo...

Según tengo entendido, en el proyecto de regulación de la actividad de los cyber-café, va a estar (o ya está, no sé si ya entró en vigencia) "expresamente prohibido" que se llamen CYBER-CAFÉ, ya que en esos establecimientos no se vende café (!?); como verán, la estupidez no se limita solamente a las campañas publicitarias de los cigarrillos :)

Ama-gi dijo...

La humanidad vivia en comunión con su entorno, pero sus deseos desmedidos la hicieron caer en desgracia y la llevan a la destrucción apocalíptica que solo puede evitar arrepintiéndose y limitando sus impulsos.

Disculpame Benito pero yo eso lo escuché en otro lado.

benito dijo...

Ama-Gi: aplicando ese tipo de paralelismos no hay nada que no puedas relacionar con La Biblia. La concepción paradisíaca original puede ser bíblica, rousseaniana o anarca, y a mí me chupa un huevo porque esencialmente no creo en ella, para mí el hombre es un depredador ambiental desde el principio y son pocas las civilizaciones humanas que no lo han sido en forma extrema.

Cualquier concepción apocalíptica puede ser acusada de milenarista, pero para mí es realismo básico. Capaz que porque sin ser viejo soy lo bastante viejo como para acordarme de lo que era ir a la playa sin protector solar. Pero no hay forma -que no sea una chicana del tamaño de la poronga de Moby Dick- de relacionar el ecologismo con las religiones abrahámicas, las organizaciones menos ecologistas y más enemigas de los animales y el entorno de la historia de la humanidad.

Ama-gi dijo...

Como decía Braudel, estar en contra de un pensamiento es estar en su órbita, y perfectamente puede haber continuidades macroculturales como la concepción idílico apocalíptica en ideologías totalmente contrarias a nivel discursivo, cosa poco relevante a nivel personal.

Si querés no me concedas eso, pero concedeme que no estoy chicaneando sino argumentando. Y con sumo respeto.

jardinero escéptico dijo...

Para empezar por lo primero, la denominación “Light” en el tabaco está prohibida en toda la comunidad europea y por la propia OMS.
No creo que sea por puro “autoritarismo hipócrita” sino apuntando a defender un derecho de los ciudadanos bastante desvirtuado en nuestro país como es el derecho del consumidor a no ser engañado por la publicidad de las grandes empresas tabacaleras. Lejos de ser menos adictivos, los Light, ultra-light, mild, low y demás inventos, llevan estadísticamente a un mayor consumo para adecuar el organismo a los niveles de nicotina del organismo.
Por otra parte, el uso de imágenes chocantes en las cajas como parte de la campaña antitabaco, tampoco es invento del tirano Tabaré. En países con admirables grados de desarrollo como Canadá se puso en práctica desde el año 2001 y sus resultados se han evaluado positivamente. ¿Cual es el tema, si se permite o no una diferenciación por color?, ok, capaz que se pasaron de rosca con eso, te concedo que hay un grado de limitación a la libertad de elegir con qué tipo de color te la vas a dar, pero me parece un tema muy menor frente a lo que verdaderamente importa.
Lejos de ser una campaña oscurantista anti-terminológica como astutamente propone Lincoln Maiztegui, se trata de conceptos menos pelotudos, como son los de defensa del consumidor o publicidad engañosa que muy probablemente no tengan cabida en su mentalidad ultraliberal, pero que hacen a aspectos clave en una sociedad que pretenda salir del subdesarrollo.

Ya cuando te metés con “los posibles cánceres producidos por la ingestión de carne roja en exceso” o “los cánceres producidos por la contaminación de los cursos de agua capitalinos” se te va la moto al carajo como a habitualmente sucede con quienes adhieren de manera “extrema” a la religión green. ¿Estás segurísimo que la ingestión de carne roja produce cáncer?. Yo no sé nada del tema, pero tengo leído de hace poco que en un estudio del American Journal of Clinical Nutrition, entre mas de 50.000 británicos una de las observaciones que llamó la atención es que los vegetarianos tuvieron un mayor índice de cáncer colorrectal que los carnívoros (http://sl.farmonline.com.au/news/nationalrural/agribusiness-and-general/general/colorectal-cancer-incidence-higher-in-vegetarians/1473998.aspx.
Además, me llama la atención lo de lo cursos de agua, ¿tenés noticia de al menos un caso confirmado de cáncer producto de “los cursos de agua capitalinos”?.

Creo al contrario que vos, que la relación entre el mainstream del pensamiento ecologista y el método científico está lejos de ser armónica, y mas bien se llevan a las patadas. Es muy triste que una causa más que noble como la defensa del medio ambiente se haya ido desvirtuando en manos de las big green ONGs, que manipulan los datos y deforman la realidad hasta grados grotescos, con tal de llevar agua a su molino, asegurando así la continuidad de sus poderosas fuentes de financiamiento, con lo cual buena parte de esas expresiones se fueron transformando en una manifestación patética de fanatismo conservador anti-desarrollo. Todo sirve para demostrar que nos vamos al tacho, que el Apocalipsis está a la vuelta de la esquina.

Nada mas apropiado que tu frase “el fundamentalismo niega cualquier matiz y hasta la evidencia científica”, sólo que se te vuelve en contra ya que muchas de estas organizaciones son esencialmente fundamentalistas. No da para pudrirla con ejemplos, están todavía a la vista a pocos kilómetros de acá los ridículos carteles “NO A LAS PAPELERAS, SI A LA VIDA”, que son una ofensa a la inteligencia (de un supino). Poco importa lo que digan los informes técnicos sobre el monitoreo del Rio, ya sean del INTI, de la UBA o de la NASA. Al igual que la más deleznable de las religiones todo dato que contradiga el dogma es rechazado y considerado una blasfemia.

Me sorprende muchísimo tu visión en este tema, alineada con ese catastrofismo verde. Decís “no conozco un sólo lugar en este país que no esté peor en términos ecológicos que hace tan sólo 20 años (!) …la pucha, me quedo pensando y tengo exactamente la impresión contraria. Mantengo grabado en mi memoria el basural endémico que tenía en la esquina de mi casa, acá en salterain y rodo, pero digo basural posta, no me vengan con cuatro bolsitas caídas del contenedor, digo montaña de basura del volumen de un auto grande digamos, con olor nauseabundo, ratas y el cartelito clavado al árbol PROHIBIDO TIRAR BASURA al que nadie daba pelota. Y de esos veías uno cada diez cuadras por decir algo y sin exagerar; me acuerdo clarísimo el denso olor a huevo podrido al cruzar el arroyo Carrasco, y las bromas de mi abuelo “respiren hondo así se acaba rápido”, o el estado de las playas de Montevideo, que ahora son una especie de paraíso del pacífico en comparación a lo que eran, ¿no llegaste a ver en la playa Pocitos los soretes flotando y decorando la orilla al costado de condones usados…o me habré imaginado todo esto?. Te estoy hablando de hace mas o menos eso, veinte o veinticinco años.
No creo que hoy pueda alimentarme pescando en el arroyo Carrasco, ni se ven cisnes de cuello negro en el Miguelete, pero decir que estamos peor es sencillamente insostenible.
Por otro lado, ¿se puede hablar del estado ambiental de la ciudad sin considerar algo tan elemental como la extensión de la red cloacal que se hizo, vía plan de saneamiento III y IV (éste aun en curso), materia en la que se hicieron progresos tan importantes en los últimos años?. (Tema por cierto sin prensa, y olímpicamente omitido cuando se dispara sobre la administración municipal, muchas veces por simple ignorancia -la mayoría de esas críticas las hacen personas que en su puta vida vieron ni una sucia foto de barrios como Casabó, Casavalle o Peñarol,- y en otros por simple mala leche).

No estoy diciendo que todo está bárbaro. Hay muchos temas en los que estamos muy retrasados como país (el de contar con una legislación rigurosa en materia de control de productos tóxicos de uso agrícola por ejemplo); hay tendencias globales preocupantes como el calentamiento global o el deterioro de la capa de ozono. Pero no estamos a un paso de la debacle ni mucho menos “viviendo los estertores de la especie y el ecosistema tal y como lo conocemos”.

Reivindico el sentimiento optimista hacia la especie, sobre la base del combate a la ignorancia, del predominio de la razón sobre la fe y del desarrollo científico y tecnológico. Y sin llegar a especular en el larguísimo plazo hasta la extinción del sol (en cuya perspectiva quizás sí sea pensable abandonar el planeta o bien modificar el curso de su órbita para evitar quedar abrasado por el incremento de radiación previo la explosión de supernova), creo que en períodos breves en términos históricos, podrán revertirse esas tendencias negativas, como en cierta medida ya ocurre en algunas áreas.
Es indudable que el aire que se respira hoy en una ciudad como Londres (para ir al corazón del mundo desarrollado) es infinitamente más limpio que el que se respiraba en los años cincuenta. Basta con ver lo que es hoy el río Támesis como área de recreación (o casi cualquier otro río en Europa) y recordar que hace apenas ciento cincuenta años era una gigantesca cloaca a cielo abierto para visualizar lo absurdo de esas visiones apocalípticas, lo disparatado de frases como “la ciencia … no ha generado un solo recurso capaz de revertir la acción humana…” (supongo que la acción de deterioro del ambiente) y para medir la potencialidad enorme del desarrollo a partir de la conciencia colectiva y un férreo contralor estatal (ese que a veces machuca alguna libertad individual en función del beneficio colectivo).
Al mismo tiempo, con la reducción de la cantidad de plomo de las naftas hasta su eliminación total, se dejará de lado uno de los componentes mas graves de la contaminación del aire, y la propia tendencia histórica, con el paulatino agotamiento de los combustibles fósiles y el consecuente desarrollo de tecnologías alternativas (autos eléctricos con celdas de hidrógeno, energía solar, etc) apoyan una visión optimista en la materia.

No creo que exista tal cosa como una naturaleza prístina e inmaculada con animalitos felices –natgeo- sobre la que una humanidad depredadora vino a romper equilibrios sagrados. Al menos habría que admitir que el concepto de “equilibrio” es una abstracción que parte de la mente humana, tan resbaladizo y engañoso como las bondades atribuidas ingenuamente a lo orgánico y natural por parte del discurso verde. No hay nada más natural que una erupción volcánica, un huracán o un tsunami, y no me parece que las consecuencias que quedan a su paso sean algo precisamente apacible y equilibrado. Si un enorme cometa no hubiera abortado el equilibrio natural en el que venían viviendo los dinosaurios hace 65 millones de años, muy probablemente este blog no existiría, porque el homo sapiens nunca hubiera evolucionado. El equilibrio está en todo caso en que el pez grande se come al chico, un virus del Ébola nos provoca la fiebre hemorrágica, y el ser humano come churrascos (cuando consigue evitar la castración vegetariana) y modifica el territorio para poder asentarse y alimentarse.

Me gusta más imaginar que algún día se podrá recomponer la capa de ozono por acción de la nanotecnología (como imaginaba recientemente Guillermo Foladori) que imaginar que la especie se salva con la negación del desarrollo, y la reivindicación de la Pachamama.

benito dijo...

Ama-Gi: sí, todo bien, pueden no ser chicanas, pero no hay una forma de pensamiento occidental que no se relacione con los textos abrahámicos en cierta forma -aunque más no sea un formato-. Sin embargo creo que el ecologismo es uno de los pensamientos más alejados que pueden existir del pensamiento monoteísta abrahámico. Podés encontrar algún paralelismo edénico o asumir que Gaia sea otra encarnación del dios único, pero es estirar demasiado la cuerda. De hecho los grupos ecologistas europeos suelen relacionarse con los neo-paganismos, es decir con las concepciones religiosas anteriores a la invasión de lo abrahámico vía el cristianismo. Sostener que el ecologismo es una suerte de milenarismo monoteísta por la concepción apocalíptica es como la gente que asimila a los fascismos del Siglo XX al pensamiento de izquierda porque tenían raíces en los socialismos nacionales. Es excesivo, y no es cierto.

jardinero: no, la concepción de light no es una mentira y si creés que es así es porque nunca fumaste. Puede ser que un tabacómano realmente adicto termine fumando más cigarrillos light para suplir su necesidad metabólica de nicotina, pero también existen los fumadores exclusivos de cigarrillos light, que prefieren un sabor más suave y se conforman con él. En todo caso y como ya dije, es un acto de interpretación excesiva y que va más allá de cualquier potestad estatal -de hecho es un acto de censura- el prohibir que algo se presente como light. Yo podría entender que se prohibiera una publicidad que asegurara que los cigarrillos light son inocuos o no adictivos, porque sería mentira, pero aquí lo que se prohiben son connotaciones. Es decir, ni siquiera lo que se dice sino lo que se supone que se puede interpretar. Si ese tipo de cuidados se aplicara a cada producto a la venta que tenga algún uso peligroso potencial, no se podría hacer publicidad de nada en absoluto.

Con respecto a lo de la carne roja: escribí "posibles" muy a propósito, porque hay cientos de versiones contradictorias, incluso en el caso específico de los cánceres colorrectales. Vos citás a los ingleses, y los americanos (para ser exacto el American Insitute for Cancer Research) dice lo contrario, que la carne roja sí favorece el cáncer colorrectal (http://www.aicr.org/site/PageServer?pagename=res_report_second). No siendo un experto no puedo asegurar nada, pero hay un buen número de estudios que aseguran que es así. Si vamos a ser los grandes enemigos del cáncer, ¿no habría que informar aunque fuera en forma precautoria al respecto? En relación a lo de los cursos de agua, supongo que tenés una cierta idea de los índices aterrorizantes de plombenia que hay en Montevideo, especialmente entre los pobladores de las riberas de los cursos de agua. Todo el mundo sabe los efectos de la plombenia, entre ellos una mayor disposición a ciertos tipo de cáncer, pero ¿cómo hacés para ligar uno de los casos de cáncer de esas comunidades con la plombenia? ¿qué medidas conocés que se hayan tomado -más allá del desplazamiento de algunas familias- desde que el caso tomó estado público? Yo sé que este gobierno ha tomado algunas medidas que no sólo no han ayudado a limpiar esos cursos de agua, sino incluso que se han detenido medidas ambientales tendientes a ello por motivos de intereses enfrentados. Vos me decís que pruebe un caso de los enfermos de cáncer que se deba a la plombenia; no puedo hacerlo. De la misma forma que ni vos ni Tabaré ni todos los oncólogos del mundo pueden probar que todos los casos -o siquiera la mayoría- de cáncer de pulmón se deben al cigarrillo. No es cuestión de pruebas, es de sentido común.

También me asombra mucho el persistente martilleo de que "Tabaré no inventó esto, esto lo hicieron en Francia, en Timboktú, etc..." Bueno, en Francia se llegó a un grado de imbecilidad tal que llegaron a alterar las fotos de Jacques Tati interpretando a M.Hulot para que no apareciera fumando pipa. Hay mil cosas que hacen en otro países -como abortar, por ejemplo- y que Tabaré NO imitó o importó, y miles de convenios internacionales -como los que ahora tuvo que tragarse respecto al secreto bancario- que Tabaré NO habría suscripto. Es decir, la elección de llevar adelante esta política y de esta forma es absolutamente propia de este gobierno y este gobernante.

Puede ser que haya algunas mejoras ambientales en centros urbanos con buenos recursos. Yo he visto al Río Chicago -que atraviesa uno de los mayores centros industriales del mundo- lleno de patos y sin más olor que el del agua. Y también recuerdo el grado de mugre al que se llegó en Montevideo en tiempos del final de la dictadura, pero no hay que hacerse trampas al solitario: si los condones siguen existiendo y las bolsas de nylon se han multiplicado hasta el infinito, el que no las veamos en la playa inmediata o en el Támesis no quiere decir que hayan dejado de existir, sino simplemente que están mejor escondidas. Hasta que no se cambien los preceptos básicos de consumo, se comiencen políticas serias de control demográfico o se empleen exclusivamente recursos biodegradables, no hay que ponerse muy optimista. Todo bien con que el Támesis esté limpito, pero mientras tanto las zonas muertas en los océanos, zonas tan contaminadas que todo tipo de vida ha desaparecido de las mismas, siguen multiplicándose.

Siempre le reconocí lo bueno de la política de saneamiento a esta administración -a pesar de que cometió errores de preferencia-, pero esos logros, así como la mejora en la limpieza capitalina que se notó durante las dos primeras intendencias frenteamplistas, ya están lejos en el tiempo. Hoy en día la IMM es simplemente una empresa privatizada por sus empleados, carísima para sus usuarios y totalmente indolente en términos de ecología ciudadana mínima.

Yo no creo que haya "tendencias preocupantes" en lo ecológico, creo que hay realidades aterradoras y ya vigentes. Si los bichitos científicos de Foladori -que a mí me dan un poquito de miedo- vienen y consiguen limpiar todo, genial, pero que se apuren. Y además no creo que haya nanotecnología que pueda limpiar el principal agente contaminador de la Tierra: la gente.